Hola a todos esta es mi primera historia de la serie LadyBug. Espero que os guste, los personajes no me pertenecen pero si la historia que cree con ellos. Se agradecen comentarios y/o sugerencias, gracias y que lo disfruten

…...

Capitulo: El alivio de un corazón roto.

Ante sus ojos se hallaba aquel lugar que era conocido como la ciudad del amor,era irónico que viviera en tal sitio cuando que nunca mas iba a volver a sentir ese sentimiento,su corazón se rompió y su mente no paraba de recordar a aquella chica de la cual estuvo enamorado desde que la vio por primera vez. Pero su amor no era correspondido y ahora de percataba de porque era así,él no era famoso,era un dibujante mediocre,todos podían dibujar como lo hacia él,no era especial pero también se percato que Marinette,nunca le amaría pues su corazón no le pertenecería nunca y eso era realmente doloroso,ver como la persona que amaste durante mucho tiempo no te amaría. Era cierto que ese sentimiento cálido que te hacia amar era como un camino de rosas,hermoso ante la vista pero con punzantes púas que se clavaban en todo tu ser y cuando te querías dar cuenta ya estabas envuelto en ellas para ser destruido por el dolor y la tristeza. La suave brisa de la noche mecía sus cabellos rojizos,ese viento delicado le permitió sentir como su mejilla volvía a estar mojada por el recorrido de sus lagrimas. No había dejado de sufrir,pero aquella noche todo acabaría ya nadie se reiría de sus dibujos,ni seria usado como una marioneta por Le Papillon...pero sobretodo,dejaría de sentir ese corazón roto que aprendió la crueldad del amor. Mirando el cielo estrellado pero con la peculiaridad que a pesar de estar despejado estaba lloviendo,al menos sus ultimas lagrimas se unirían a las gotas de agua que caían del cielo y al igual que su cuerpo chocar contra el frio y duro suelo tras una larga caída en donde se sentiría libre de todo aquel dolor que le comprimía el pecho. Mientras sentía todo aquello sus pies fueron avanzando hasta subir al bordillo de aquel ultimo piso del hotel más famoso de París,había logrado colarse con éxito,a decir verdad nadie reparo en él¿Quien se fijaría en alguien como él?Nadie,ni si quiera sus compañeros fueron a su casa a preguntarle como estaba después de estar dos semanas sin ir a clases,tampoco lo habían hecho sus padres...siempre estaba y estuvo solo,así era como debía acabar todo,ahorraría el sufrimiento no solo suyo sino también de su familia que se desvivía trabajando y que nunca veía por culpa de sus trabajos...mirando por ultima vez aquel mundo que por primera vez le resulto hermoso,alegrando le un poco que así fuera pues seria lo ultimo que recordaría.

Estaba paseándose por las calles,custodiando aquella paz para que su enemigo no hiciera de las suyas aparte que quería probar suerte a ver si encontraba a Ladybug, anhelaba verla pues cada segundo que no estaba a su lado salvando París le reconcomía la impaciencia. Eso sin mencionar que aquel día no tuvo el privilegio de verla¿La razón?Era simple,Le Papillon no apareció,ni tampoco poseyó a alguien con sus akumas...pero aquello solo le hacia estar mas intranquilo,no le habían vencido y eso significaba que algo se avecinaba,era como la calma después de la tormenta o como en los videojuegos en donde el enemigo principal desaparecía haciéndote creer que lo habías vencido para luego resurgir de sus cenizas con mayor poder. Aquel pensamiento empezó a abrumarlo,si era así debía hablar urgentemente con su compañera y ambos se tendrían que preparar para lo que pudiese avecinarse,ademas tenían que dar con su guarida cuanto antes,tal vez si seguían a aquellas mariposas llegarían ante su dueño,pero tampoco era seguro que pudiesen dar con ello con aquel método pues todo el mundo sabia que las mariposas no tenían una larga vida y por muy akumas que fueran estaba convencido que seguían el ciclo de la vida. Sin embargo se vio obligado a salir de sus pensamientos cuando gotas de lluvia comenzaron a caer,que le quitaran una vida de sus siete vidas felinas si aquello no estaba siendo un fenómeno paranormal,estaba lloviendo estando completamente despejado,si incluso se veían las estrellas del cielo nocturno. Estaba convencido aquello simplemente se tenia que tratar de alguien poseído por Le Papillon, finalmente vería de nuevo a su amada y era esa noche cuando se le declararía,estaba decidido a ello pero...¿Como se lo diría?No quería hacer el ridículo y mas d una vez lo intento sin éxito alguno,tal vez ensayar un poco antes de verla funcionaria a que su plan saliera perfectamente.
-Oh mi dulce y hermosa,Ladybug,hace tiempo que deseo maullaros que mi co...ra...-Había empezado a actuar una de las miles declaraciones que pensó para confesar su amor eterno hasta que fue interrumpido,no solo por las sirenas y por la gente gritando sino por lo que estaba pasando ante sus ojos.

En el edificio de enfrente pudo divisar a aquel compañero pelirrojo que solía ir a su clase pero...¿Que hacia ahí?¿Acaso no se daba cuenta que podía caerse?...Su mente empezó a pensar en lo peor haciendo que su cabeza negara lentamente,no debía estar pensando en aquello porque...¿No estaría a punto de suicidarse,verdad?Trago saliva ante la imagen que le vino a la cabeza del chico muerto,pero al mismo tiempo que su imaginación se la jugo de aquella horrible forma su corazón se acelero pareciendo que iba a entrar en shock. Impulsado por cada latido sus piernas comenzaron a correr para poder llegar a tiempo ante aquel muchacho que estuvo pidiendo ayuda en silencio y no se percato de ello al estar centrado en impresionar a Ladybug pero termino dándose cuenta,su compañero no había ido a clases en mucho tiempo y lo ultimo que recordaba era que Chloe se metió con él aun así Marinette fue a ayudarle a recoger los dibujos que quedaron esparcidos por el suelo al ser empujado...¿Que paso en aquel momento que llevo al pelirrojo hasta tal punto? Ahora maldecía que la gravedad no le hiciera descender con mayor rapidez al saltar de techo en techo hasta poder llegar al hotel,no quería llegar tarde...no quería perder a nadie mas...En cuanto sus botas tocaron el suelo se echo a la carrera para alcanzarle,todo apuntaba que le vería caer al vació y eso era algo que impediría.
-¡ESPERA!¡NO LO HAGAS,NATHANAEL!...-Gritando aquellas palabras con todo el aire que quedaba en sus pulmones dándole un tiempo extra para terminar llegando hasta él.

Aquel grito hizo que se girase,sus ojos estaba acuosos a consecuencia de las continuas lagrimas que no dejaban de brotarle,aun así pudo ver de quien se trataba.-¡LARGATE,CHATNOIR!...Déjame...solo...-Su voz había comenzado a apagarse a medida que fue hablando,dejando que se notara la tristeza.

Algo dentro de él hizo que se le comprimiera aun mas el pecho al ver ese rostro llorando a punto de caer en la muerte pues ni si quiera sus ojos poseían ese brillo de vida,estaban completamente apagados como si se hubiera consumido al igual que una vela.-No...¡NO!-Se negaba a dejarle solo,quería ayudarle,quería cuidar de él...quería salvarlo de es trágico destino.

Sus puños se apretaron al escuchar aquella negación.-¡VETE!...-Volviéndoselo a decir esperando que se diera por vencido mas se termino relajando,no merecía la pena enfadarse con el gato.-No quiero que veas esto...-Soltó en un susurro que fue acompañado de un sollozo que no callo por mas tiempo.

No se iba a largar tan fácilmente de allí,su compañero de clase podía oponerse tanto como quisiera pero no permitiría algo así.-Por favor,Nathanael...no estas solo...estoy aquí contigo...intentando te salvar pero necesito que pongas de tu parte.-Nunca se había visto envuelto en una situación así pero se guiaba por lo que vio en las series y leído en libros,acercándose poco a poco acortando la distancia que quedaba entre ellos.

-¿Para que?...Tu no sabes nada de mi...mi vida es un infierno en donde siempre soy humillado y despreciado...-No pudo contener por mas tiempo aquella tristeza que le obligaba nuevamente a llorar sin control alguno.-Tu...nunca sabrás lo que es tener un corazón roto...¿Quien podría decirte que no?Tu lo tienes todo...en cambio yo,simplemente soy un dibujante de quinta que nunca llegara a nada...-Intento contener las lagrimas y mirar hacia abajo viendo la altura que existía entre él y la acera de la calle,era una muerte asegurada pero cuando iba a dar el ultimo paso y acabar para siempre con aquella tortura sintió una mano que le agarraba.

El ver como avanzaba hacia el vació hizo que su cuerpo se moviera solo,terminando por tomar su mano para agarrársela e intentar detenerle.-No lo tengo todo...la persona que amo siempre me evita...nunca me toma en serio cuando la halago o le digo mis sentimientos...y cuando vuelvo a reunir el valor para hacerle saber como me siento,ocurre algo que me lo impide...es como si no existiera...como si simplemente fuera una carga para ella de la cual es mejor deshacerse...es así como te sientes¿No?-Su mano agarraba fuertemente la del chico,no podía dejar de mirar aquel rostro lloroso que estaba sufriendo una agonía.-Por favor...Nathanael...te lo imploro,no como Chat Noir sino como la persona que se oculta tras esta mascara que no tiene valor de dar la cara...no lo hagas,no dejes que esas personas se salgan con la suya,...demuéstrales que con o sin ellos puedes sonreír,que puedes superar todo lo que te echen encima, que lo que haces no es para buscar su aprobación ni para contentarlos sino porque te nace del corazón y te hace feliz,demuéstrales que eres mas fuerte que ellos...porque tu tienes algo que ellos nunca tendrán...-Tiraba poco a poco de aquella mano queriéndole alejar de la parca,la cual debería aguardar por mas tiempo para recoger su alma ya que aun no había llegado su hora.

Por primera vez en mucho tiempo sentía que alguien le comprendía,en el rostro de Chat Noir solo vio la verdad en sus palabras y eso empezó hacer que se sintiera aliviado,ahora veía que si se suicidaba esa rubia sin corazón seguiría ganando porque seguramente ni si cambiaría su forma de ser a pesar que el hotel fuera de su padre y su reputación como mejor sitio para alojarse en París fuera manchado. Pero independientemente de eso estaban sus padres,puede que casi nunca les viera por culpa de sus trabajos y también que no vieran con buenos ojos el que fuera dibujante pero siempre le apoyaron a pesar de ver en sus rostros la decepción de no seguir la tradición familiar ni de tener un trabajo asegurado en el bufete de abogados de su familia. Dejo que las garras de Chat Noir le guiaran hasta alejarse lentamente de aquel bordillo,una ultima vez lo miro pero no porque tuviera pensado salir corriendo hacia el vació sino a modo de despedida pues la muerte debería aguardar por el momento ya que aquel gato le devolvió lo que tiempo atrás perdió,las ganas de luchar para seguir viviendo...No se atrevió a mirar el rostro de aquel héroe que le había salvado la vida,era irónico que ahora se sintiera avergonzado por lo que iba hacer aparte de apenado,tal vez hubiera cometido un error si se hubiese tirado...Su mano seguía siendo sostenida por aquel rubio que parecía negarse a soltarle pero fue en aquel instante cuando algunas preguntas pasaron por su mente,preguntas que nunca creyó que volvería a preguntarse como por ejemplo: ¿Desde cuando la mano de Chat Noir era tan cálida?¿O porque no dejaba de mirarle cuando otro ya se hubiera largado?...¿Porque le impidió tirarse al vació?...Pero no obtendría ninguna respuesta,unicamente el sentimiento de sentirse seguro y como si un gran peso se hubiese marchado de su cuerpo. Fue aquel bienestar que hizo que las lagrimas nacieran de sus ojos y volvieran a recorrer sus mejillas para mezclarse con las pocas gotas de lluvia que seguían cayendo,pero aquellas lagrimas no eran de tristeza y de dolor sino de alivio. Un nudo en su garganta le impedía pronunciar alguna palabra de gratitud o simplemente decir el nombre de aquel superheroe,llevándose la mano que tenia libre a donde se encontraba su corazón,hacia tanto tiempo que no sentía ese desahogo.

Su cuerpo se relajo al ver como el pelirrojo avanzaba hacia él alejándose del bordillo mas su mente pensaba en donde estaba Ladybug cuando mas hacia falta,ella era mejor en las palabras que él e incluso si Nathanael se hubiese tirado podría haberlo atrapado...¿Que hubiera pasado si hubiera ocurrido aquello? Si su compañera no hubiera llegado y el chico...ni si quiera imaginárselo porque se volvería en su peor pesadilla,solo aquella idea le desgarraba el corazón. Su atención recayó en el muchacho al ver como volvía a llorar,esa imagen hacia que algo dentro de él quebrara,¿Como la sociedad podía ser tan cruel?¿Como podían ser tan egoístas que no se preocupaban por nadie mas que no fueran ellos mismos?...No sabia porque ni tampoco comprendía la razón pero su compañero de clase estaba teniendo un hueco en su corazón,sus brazos comenzaron a abrazarle intentando hacer que se sintiera mejor,no soportaba verle llorar,quería ver en él aquella sonrisa que la mostraba con timidez. Haciendo que hundiera el rostro en su pecho para que nadie mas pudiera verle llorar,para que nadie viera la vulnerabilidad del chico porque en aquel cruel mundo existían personas que si veían algo de debilidad se aprovecharían de ello y Nathanael se merecía ser feliz dejando de sufrir el tormento de su corazón roto. Sin embargo a pesar de desear estar por mas tiempo así con él pudo ver de reojo como el marcador del ascensor que indicaba donde estaba empezaba a subir posiblemente alguien habría visto por las cámaras lo que había ocurrido o alguna persona que les vio dio la voz de alarma, pronto llegaría la ayuda que Nathanael necesitaba pero le resultaba extraño que Le Papillon no se hubiera aprovechado de la situación¿Acaso su poder estaba limitado?¿O en verdad estaba volviéndose mas fuerte para hacer una gran aparición? Ocurriera lo que ocurriese debía comentárselo a Ladybug,quien por primera vez le había defraudado pero antes quería hacer algo más por aquella persona de ojos de color turquesa.
-Van a venir unos doctores que te ayudaran pero...me gustaría que volviéramos a vernos,si te parece bien,claro...-Usando un tono de voz bajo mientras sus garras le acariciaban la espalda con lentitud intentando le calmar todo cuanto pudiera.

Le sorprendió oír esas palabras,parecía como si estuviera pidiéndole una segunda cita pero era obvio que solo lo hacia porque era el héroe y debía ayudar a todos,era su obligación impedir el intentar suicidarse de nuevo.-No tienes porque hacerlo...-Estar en sus brazos le reconfortaba y hacia que todo pareciese mas fácil de lo que parecía.-No intentare quitarme la vida de nuevo porque no quiero que personas como Chloe salgan ganando...-Sentía esa pequeña motivación por vivir que poco a poco incrementaba,apoyándose un poco mas en el pecho del rubio.

-¿Acaso crees que este gato lo hace porque piensa que eres un "emo"?No,yo Chat Noir, quiero ser tu amigo de verdad y quedar otra vez contigo porque el destino a unido nuestros caminos.-A medida que había ido hablando so tono se fue convirtiendo en la de un galán que seducía con su seductora voz aparte que en su rostro se veía aquella sonrisa picara dibujada en sus labios.

El oír aquellas primeras palabras le hizo darse cuenta que no pensó en esa posibilidad pero a medida que fue escuchándole aquella duda se fue disipando mas no fue lo único que se fue,también lo había hecho aquella sonrisa que con esfuerzo había logrado sacarle el gato.

Al ver de reojo como el rostro de Nathanael volvía a esa "oscuridad", a esa tristeza...hizo que se diera cuenta del daño que podían causar sus palabras si eran mal interpretadas,sobretodo las primeras. El sentimiento de culpabilidad se le fue adueñando lentamente, "Gato bocazas,mete patas",empezando a insultarse a si mismo pero haría todo cuanto estuviera en su zarpa para remendar el error que había cometido.-Perdona...no quería ofenderte,en cuanto a lo de quedar es solo si quieres,no te sientas obligado a quedar conmigo si no quieres no pasa nada...-

Le sorprendió oír lo que decía el superheroe¿Aquello había sido una confesión?Lo dudaba mucho mas su presencia le ponía nervioso pero al mismo tiempo le transmitía una paz,una tranquilidad y una seguridad que hacia mucho que no sentía. Negando con la cabeza mientras que al mismo tiempo se separaba de aquellos cálidos brazos para mirar directamente al rubio.-Me encantaría quedar contigo,Chat Noir,pero...¿Como podre quedar contigo?-

Parpadeando varias veces al escuchar aquella pregunta,el pelirrojo tenia razón y no podía darle su numero de teléfono porque sino descubriría quien era,ademas no podía contarle una mentira...no quería mentirle,ya estaba siendo demasiada tortura ocultarle quien era pero tampoco comprendía porque se sentía así con su compañero de clase. El típico sonido que hacia el ascensor cuando llegaba al piso marcado hizo que saliera de esos pensamientos,debían darse prisa si querían volverse a reencontrar.-Mañana en la noche iré a tu casa,pon un dibujo mio en la ventana,así sabre cual es y no te preocupes si me demoro mucho,me recorre todo París si es necesario para encontrarte.-Debía marcharse antes de que le atosigaran y se olvidaran del muchacho pues no solo apareció los médicos y la policía,también la prensa y el alcalde.

El sentir que se marchaba hizo que algo nuevo dentro de el resurgiera de sus cenizas,su cuerpo por si solo se movió hasta poder agarrar la zarpa de Chat Noir y así detenerle,no quería que se marchara,le debía la vida y tenia tanto que agradecerle por devolverle las ganas de vivir. Era todo confuso pues tampoco quería dejar de sentir esos brazos abrazándole,ni dejar de sentir esa calidez que emanaba del cuerpo del héroe a pesar de estar empapados por la lluvia.-Gracias...-Fueron las únicas palabras que pudo decir antes de liberarlo para que pudiese irse pues era consciente que sino no le dejarían en paz.

Sus ojos de color turquesa se quedaron mirando aquella silueta negra que se iba perdiendo en la lejanía,no le importaba que estuviera allí toda esa gente dispuesta a ayudarla porque era su obligación aunque el alcalde estaba ahí echándole la bronca o eso le pareció por como oía de fondo sus voces. Tal vez el destino le tenia algo mejor preparado pero iba a necesitar ayuda en primer lugar para salir de aquel pesar que le tenia medio prisionero,arrastrándole poco a poco hacia aquella muerte que debería esperar para reclamar su alma. Armándose de valor para responder a esas preguntas que le lanzaron los doctores,los cuales junto con la policía le habían echado la bronca al alcalde pues no era el momento idóneo para las reprimendas,el camino que le esperaba iba a ser una agonía,las cámaras le estaban grabando y seguramente sus compañeros de clase estarían al tanto del suicidio que intento llevar a cabo. Pero alzar la mirada para ver por ultima vez la lejanía en donde perdió de vista al ojiverde,pudo sentir en su corazón a pesar de la distancia como ambas miradas se reencontraban no era para decirse un adiós sino un "hasta luego", ambos esperarían volverse a encontrar mas él aguardaría con impaciencia a ese momento porque a pesar de ese dolor que estaba en su corazón sintió alivio ante las palabras sinceras del felino.

…...

Notas de Shifty Braginski (autor):
Es la primera historia de drama que escribo porque créanme que va a venir mas drama después de este capitulo,eso si decido continuarla porque tengo una idea de como sera la trama mas depende de ustedes lectores si quieren que la continué o si la dejo así como esta.
Por otro lado,los nombres están puestos como se dicen en francés ya que la historia se desarrolla en París,así que para quien no lo sepa "Le Papillon" es Hawk Moth.
Nunca dejen de leer y mucho menos,no olviden de imaginar,un saludo de parte de Shifty Braginski.

Muchas gracias por haber leído mi historia,espero que os haya gustado, Y seria para mi todo un honor el que dejaran su opinión sobre la historia. Muchas gracias y un saludo.