Hola a todos esta es mi primera historia de la serie Ladybug. Espero que os guste, los personajes no me pertenecen, pero si la historia que cree con ellos. Se agradecen comentarios y / o sugerencias, gracias y que lo disfruten
… ...

Capítulo 11 La esperanza perdida.

Aquellas copias eran realmente molestas para su vista, odiaba a cada una de ellas, pero no podía borrarlas de la faz de la tierra. Sobre todo, cuando veía las caras de pánico que ponían cuando se acercaba a ellos. Le atraían amargos y dolorosos recuerdos que quería borrar de su memoria para poder pasar página. Demoillustrator de la era Ahora. Sin embargo, por verse reflejado en esas copias baratas, inconscientemente no podía eliminarlos, él también tuvo miedo, o mejor dicho, Nathaniel fue quien tuvo miedo. Un miedo constante camuflando un inmenso dolor al ver que nadie le ayudaba cada vez que esa Chloe le recordaba cuando estuvo akumatizado. Pero era gracias a ella era por lo que estaba ahí y había resurgido de la oscuridad, con el fin de hacer finalmente justicia. Su lápiz digital se deslizaba por la tableta, creando lentamente un Chat Noir perfecto, no tenía ninguna intención de darle a "Le Papillon" el verdadero. Debía de vengarse de ese gato también por engañarle, por no creerle,… Una sonrisa maliciosa apareció en sus labios, su obra maestra estaba lista, había logrado poner un poco de su corazón y de su alma al pintarlo. Dos ingredientes esenciales para crear algo único e irrepetible, un dibujo que podía llegar a transmitir sentimientos. Ahora le quedaba llegar a ese hotelucho, pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar. su maestra estaba lista, había logrado poner un poco de su corazón y de su alma al pintarlo. Dos ingredientes esenciales para crear algo único e irrepetible, un dibujo que podía llegar a transmitir sentimientos. Ahora le quedaba llegar a ese hotelucho, pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar. su maestra estaba lista, había logrado poner un poco de su corazón y de su alma al pintarlo. Dos ingredientes esenciales para crear algo único e irrepetible, un dibujo que podía llegar a transmitir sentimientos. Ahora le quedaba llegar a ese hotelucho, pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar. pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar. su maestra estaba lista, había logrado poner un poco de su corazón y de su alma al pintarlo. Dos ingredientes esenciales para crear algo único e irrepetible, un dibujo que podía llegar a transmitir sentimientos. Ahora le quedaba llegar a ese hotelucho, pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar. pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar. su maestra estaba lista, había logrado poner un poco de su corazón y de su alma al pintarlo. Dos ingredientes esenciales para crear algo único e irrepetible, un dibujo que podía llegar a transmitir sentimientos. Ahora le quedaba llegar a ese hotelucho, pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar. había logrado poner un poco de su corazón y de su alma al pintarlo. Dos ingredientes esenciales para crear algo único e irrepetible, un dibujo que podía llegar a transmitir sentimientos. Ahora le quedaba llegar a ese hotelucho, pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar. había logrado poner un poco de su corazón y de su alma al pintarlo. Dos ingredientes esenciales para crear algo único e irrepetible, un dibujo que podía llegar a transmitir sentimientos. Ahora le quedaba llegar a ese hotelucho, pero debería acudir a su cita con Ladybug y con ese par de arpías. La maldad fue guiando su inteligencia y astucia hasta idear un plan que ni el mismo "Le Papillon" hubiera podido imaginar.

−Que empiece el juego. −Susurro tenebrosamente mientras una sonrisa acompañaba a su fría mirada.

Ese hermoso día que amaneció sobre París, en donde un cielo celeste dominaba todo el cielo sin el rastro de una misera nube, estaba cambiando. Las elevadas temperatura que hacen que se produce un hecho al medio día junto con el cambio de la dirección del viento, lograron formar unas que anunciaban la llegada de una tormenta a medida que pasaban los minutos. Lentamente toda la ciudad del amor estaba cediendo ante esa oscuridad. Y tras una chimenea el héroe felino había estado espiando al pelirrojo anaranjado, con el fin de vigilarlo mientras Ladybug iba a descubrir la manera de salvar a Nathaniel. Sentía la necesidad de ir enfrente suyo, de disculparse como era debido de igual forma que se disculpo con su otro yo en el cuaderno. No tenía por qué cometer ningún crimen, no tenia porque sucumbir a la oscuridad porque iba a estirar el brazo para tomar su mano y sacarlo de las tinieblas. Solo debían de esperar un poco más, unos miseros minutos que se estaban volviendo eternos. Sin embargo, su cabeza no paraba de darle vueltas a las palabras que Nathaniel le dijo; "Los sentimientos de un corazón pueden cambiar". ¿Cómo podía cambiar los sentimientos de alguien? ¡Era imposible! Los que eran akumatizados eran dominados por esos malos sentimientos que nadie podría cambiar a no ser que capturasen los akumas y los liberasen. Volvió a centrarse en su parte del plan al ver como Evillustrator estaba con un doble suyo eso sin mencionar que estaba con… ¡¿Ese era otro Chat Noir?! ¡¿Se dio cuenta de que desapareció del cuaderno?! ¿Qué era lo que estaba tramando? Su cabeza fue inundada de preguntas a las cuales no tenia respuesta. Tenia que informar de ello a Ladybug, el factor sorpresa ya no iba a funcionar. Tomando su basto para llamarla inmediatamente y contarle todo lo que estaba pasando. Pero para su mala suerte no paraba de comunicar, sin dejarle otra opción que dejarle mensajes. Iba a seguir al original, aunque desconociese para que estaba usando a esos dobles, mas al ser unas copias no podrían hacer daño a nadie ¿Verdad?
Eso fue lo que creyó hasta que vio como tras alejarse esas copias del Evillustrator aparecía una mariposa de "Le Papillon" hizo que todo cambiara. Sabia que el portador de Nathaniel iría al arco del triunfo a esperar a Ladybug, porque dejo bastantes mensajes de ello e incluso la televisión lo retransmitió a pesar del caos que cundía en la ciudad y los parisinos aguardaban impacientes que sus héroes les salvaran de esa catástrofe . Ante toda esa situación no podía evitar estar preocupado, los ciudadanos que fueron convertidos en la viva imagen del "villano" podrían intentar llevarse a Chile ya Marinette ante "Le Papillon" oa Evillustrator con el fin de que los devolviera a la normalidad. Porque la gente cuanto estaba enfadada o tenían miedo eran capaces de cualquier cosa y no se detenían a pensar en las consecuencias con tal de sobrevivir. Nuevamente marco a Ladybug con la pequeña esperanza de que le contestase, tenia que decirle lo del akuma y que su "enemigo" estaba planeando algo, posiblemente junto con "Le Papillon". Al mismo tiempo no perdía de vista a esas copias que iban directos al hotel del presidente de Paris.

−Bichito, estoy siguiendo a una copia que llevaba un falso Chat Noir. No sé que está planeando Evillustrator, pero no es nada bueno y no se si se ha unido a "Le Papillon". Pero date prisa, dudo que Nathaniel pueda aguantar mucho más. Te dejare mi ubicación activa para que sepas en donde estoy en cuanto termines de hablar con el maestro. Pero si ya sabes como desakumatizar un corazón, ves inmediatamente al arco del triunfo y salva a Nathaniel… por favor. -

Dejando aquel mensaje antes de quedarse viendo la azota del hotel. Ahí fue donde salvo a la persona que ahora amaba de su final… ¿Cómo pudo ser tan idiota de darle de lado cuando mas le necesita? Él mismo se prometió que le cuidaría, que le protegería e impediría que fuera akumatizado… Había fallado en sus promesas, pero iba a remendar ese error, iba a disculparse, iba a dejar que todo el odio, todo el dolor que pudiese albergar el corazón del ojiturquesa cayera sobre él y le ayudase a llevar su carga. Estando a punto de saltar a la calle y correr tras esas copias para impedirles su cometido e ir ante Evillustrator, cuando una silueta que reconocería en cualquier lugar, apareció en aquella azotea. "Le Papillon" Pensó Chat Noir, atónito e saber que estaba pasando. Dudaba que el pelirrojo anaranjado se hubiera aliado con el peor villano de la ciudad y posiblemente del mundo entero, pues en primer lugar no compartían los mismos propósitos ni los mismos principios. Entonces… ¿Qué era lo que estaba planeando? ¿O de verdad se había unido a tal repugnante ser? ¿De verdad desde un principio pensó en entregarle a "Le Papillon" para que se hiciera con sus prodigios? Eso explicaría porque le encerró en el cuaderno en el lugar de borrarle, pero si eso era así… ¡Ladybug se dirigía directamente a una trampa! ¡Demoillustrator no solo se vengaría de Chloe y Marinette, también de Ladybug! ¡Tenía que avisarle antes de que fuera demasiado tarde! Tomando su bastón para llamarla apartando la mirada de las copias y de "Le Papillon", escondiéndose tras el tejado de una ventana saliente del edificio.

–¡Bichito, no vayas al arco del triunfo! ¡Todo es una…! –Vio como todo se volvía negro tras sentir un golpe en la nuca, no le dio tiempo a avisar a su compañera y no pudo preocuparse por mas al caer inconsciente.

–Buenas noches, gatito. –Dijo Evillustrator con una maquiavélica sonrisa en sus labios viendo un héroe de Paris perecer ante un simple golpe.

La casa del maestro Fu siempre era tranquila a pesar del pánico o del caos que recorrieran las calles de París. Pero su dueño no siempre estaba igual de tranquilo a pesar de confiar ciegamente en los portadores de los prodigios. Y hoy era una de esas situaciones en el cual no estaba para nada tranquilo, una tranquilidad que fue perturbándose y alejándose más a medida que Marinette le contaba todo lo ocurrido. Incluso la cara que puso el kwami del guardián fue única, llegando a perder ese característico color verdoso por uno mucho más pálido. Algo que no paso desapercibido para Fu, quien ya intuyo que este sabía algo de lo que estaba pasando. La situación parecía ser mucho más grave de lo que imagino en un comienzo, pero espero pacientemente hasta que su aprendiz terminara de contarle esa historia y se calmara un poco si aquello era posible. No tenia conocimientos de que algo así pasara, se sintió perdido, pero le sorprendió que el poder de Ladybug no creara algo capaz de terminar con ese akuma. Quedándose pensativo al mismo tiempo que le prestaba atención a Wayzz, pues parecía mucho más inquieto de lo normal.

Fue a la casa de Fu sin haber usado su poder con el fin de obtener algo de orientación, algo que le permitiera salvar a Nathaniel, aunque era consciente de que tal vez estaba perdiendo el tiempo. Pero nunca antes escucho nada parecido, un akuma que nacía en el corazón de una persona y se volvía independiente de las órdenes de "Le Papillon". Era todo muy confuso, y cuanto más lo pensaba menos sentido estaban, solo podía hacer ideas descabelladas, pero tampoco entendía porque surgía ahora ese poder oscuro y no antes. Estaba empezando a angustiarse a medida que le había ido explicando a su maestro y percatarse de las caras que ponían todos, a excepción de Tikki, quien parecía algo preocupada. Sin embargo, no tardo en sentir la mirada de Fu haciéndole salir de todos esos pensamientos que le llevaban a la desesperación.

–Marinette… –Llamo el anciano a la muchacha antes de negar con la cabeza. –No sé cómo podemos salvar a tu amigo, pero… ¿Y tú, Wayzz? ¿Sabes algo al respecto? -

La peliazul miro extrañada al contrario. –Pero maestro, los kwamis no saben nada para así si son capturados y caen en malas manos, no pueden obtener esa información ¿Verdad? –Contesto Marinette mientras dirigía su mirada a las pequeñas criaturas, notando en sus caras que algo pasaba.

–Y de normal es así, pero al parecer en esta ocasión, han sido los kwamis quienes han ocultado algo a los guardianes ¿Correcto? –Hablo el maestro Fu con serenidad esperando una respuesta.

Tikki miro al prodigio de la tortuga y le mostro una pequeña sonrisa. –Debes contarlo, Wayzz, Nooroo era uno de tus amigos más cercanos. Se que ocultabais algo… pero ninguno insistió a parte de Plagg. –Recordando lo pesado que se puso sin dejar de molestarles para que les contaran el secreto, pero todos sabían que el prodigio de la destrucción, tenia la boca demasiado grande y que intentaría sacar provecho de ello.

–Está bien… –Susurrándoselo para sí mismo, para después ponerse enfrente de Marinette y de su portador. –Fue hace mucho tiempo, cuando fuimos creado, o mejor dicho, cuando Nooroo fue creado. El don que se le concedió fue el poder de potenciar los poderes de los portadores de Kwamis, pero una vez eso resultó imposible. Todos en el pueblo estaban akumatizados. Pero había un extranjero de viaje, y tuvo que darle una de sus mariposas para que ayudase a los portadores. Creando así un nuevo héroe. Un héroe que gracias a su manejo del tiempo con relojes pudo salvar a la antigua Ladybug ya todos los demás. Pero su corazón era justo, sincero… no conocía la maldad y siempre se movía por las buenas intenciones y la amabilidad. –Respirando profundamente para poder seguir contando. –Fue entonces cuando un nuevo Kwami nació. El gran guardián le dio el Kwami a ese señor, encerrándolo hasta que el tiempo decidiera cuando podría resurgir. En cuanto a Nooroo ya mí, nos prohibió hablar de ello, nos ordeno no contar nada a nadie hasta que fuera necesario saber de esa existencia. –Explico Wayzz con la cabeza agachada. –Lo siento, maestro, debimos contarlo antes. -

–Entonces… ¿Por eso está el akuma en su corazón? ¿Iba a nacer un nuevo Kwami? –Pregunto Marinette viendo como la tortuga asentía con la cabeza. –¿Y cómo puedo liberar a Nathaniel de ese akuma? -

–Eso es algo que solo Nooroo sabe, lo siento… - Dijo Wayzz apenado por no poder ayudarla más.

Todo empezaba a ir por un camino que no le estaba gustando a la muchacha. –¿Qué… podemos hacer maestro Fu? –Pregunto desolada en un intento de encontrar una ultima esperanza.

–Marinette… si tu poder no encuentra la solución, tendréis que tomar la decisión de usar Cataclysm en él. - Suspiro pesadamente, no quería arriesgar más vidas y sin embargo, el mundo parecía ponerse en su contra.

-¡NO! –Gritaron todos al unisonó al escuchar esas palabras del guardián.

Mirándolos con gran tristeza ante su negación. –A veces un héroe se enfrenta a una decisión terriblemente difícil, Marinette. Y esas decisiones son las que elijas lo que elijas siempre habrá una víctima. - Suspirando pesadamente antes de mirar por la ventana, viendo como el cielo se ennegrecía cada vez más por unas nubes de tormenta. –Ojalá no tuvieras que tomar una decisión así, ojalá nada de esto hubiera ocurrido, pero… debes tomar una decisión: Destruir a Evillustrator y salvar al mundo entero, o dejarle vivir y que todo el mundo sufra su ira y apacigüe su sed de venganza . -

–¿No hay otra forma guardián? ¿No podemos dejar de hacer sentir ese odio? –Pregunto Tikki al ver la cara de su portadora sin ninguna esperanza. - Nathaniel ya demostró que no seguía las normas de "Le Papillon" cuando fue akumatizado por primera vez ... tal vez ... podamos. -

Negando levemente ante todas esas preguntas. - No, Tikki, los que son akumatizados por la oscuridad son dominados por completo. Si el Lucky charm de Ladybug no encuentra la solución para desakumatizarlo, no podremos hacer nada más. –Apoyando la mano sobre el hombro de su aprendiz. –Marinette, esto no es culpa tuya, tu no tienes culpa de nada. Ahora ve a salvarnos… elijas lo que elijas sé que harás lo correcto. -

Asintió con la cabeza teniendo en su corazón un gran pesar, el plan que hizo con Chat Noir no iba a poder cumplirse, no iba a poder cumplir su promesa ni tampoco disculparse con Nathaniel. Pero lo que le hacia sentir peor era que no iba a poder salvarlo, y el corazón de su compañero… ¿Cómo iba a poder pedirle que matara a la persona que amaba? Era como si a ella le pidieran a Adrien, nunca podría hacer tal cosa, antes prefería morir ella en su lugar. Sin mencionar que si lo hacían, Chat Noir nunca le perdonaría y las probabilidades de que se uniera a "Le Papillon" para traer de vuelta a Nathaniel eran demasiado altas, porque por amor uno podía llegar a arriesgarlo todo y por el dolor de la perdida de un amado se tomaban decisiones de las cuales no se podía volver atrás. Debía de explicarle a su compañero lo que el maestro le dijo, la difícil y terrible decisión que debían de tomar, porque la tomarían together, no iba a dejarle solo en ese momento. Rezaba para que su Lucky charm pudiera encontrar la manera de traer de vuelta a Nathaniel, pero si el maestro Fu había dicho que los akumatizados no podían cambiar, que sus sentimientos siempre estarían sumergidos en la oscuridad. Saliendo de la casa asegurándose de que nadie les había seguido y que nadie les veía, para automáticamente esconderse en un pequeño callejón, viendo como los parisinos habían sido transformados y tenían la apariencia de Evillustrator. Debía de reunirse con su compañero lo antes posible. Rezaba para que su Lucky charm pudiera encontrar la manera de traer de vuelta a Nathaniel, pero si el maestro Fu había dicho que los akumatizados no podía cambiar, que sus sentimientos siempre estarían sumergidos en la oscuridad. Saliendo de la casa asegurándose de que nadie les había seguido y que nadie les veía, para automáticamente esconderse en un pequeño callejón, viendo como los parisinos habían sido transformados y tenían la apariencia de Evillustrator. Debía de reunirse con su compañero lo antes posible. Rezaba para que su Lucky charm pudiera encontrar la manera de traer de vuelta a Nathaniel, pero si el maestro Fu había dicho que los akumatizados no podían cambiar, que sus sentimientos siempre estarían sumergidos en la oscuridad. Saliendo de la casa asegurándose de que nadie les había seguido y que nadie les veía, para automáticamente esconderse en un pequeño callejón, viendo como los parisinos habían sido transformados y tenían la apariencia de Evillustrator. Debía de reunirse con su compañero lo antes posible. viendo como los parisinos han sido transformados y tenían la apariencia de Evillustrator. Debía de reunirse con su compañero lo antes posible. viendo como los parisinos han sido transformados y tenían la apariencia de Evillustrator. Debía de reunirse con su compañero lo antes posible.

–Tikki, ¡Puntos fuera! -

Tras decir esas palabras la transformación dio comienzo y en cuestión de pocos segundos ya era Ladybug. Era consciente de que tenia que seguir hablando con Chat Noir, pero aun en su mente buscaba las palabras adecuadas. Además, no pensaba tomar una elección si no era con su aprobación, iba… a ser algo realmente duro para su compañero. Aunque tristemente no había mucho que elegir y se veía intentándole convencer de que no podría poner al mundo después de Nathaniel, debían de destruir a Evillustrator y darle la paz que merece. Sin embargo, aun rezaba para que su poder pudiera sacarles de ahí, que podrían salvar a todos sin ninguna baja. Suspirando pesadamente mientras tomaba su yo-yo y poder llamar al felino, pero en el buzón de voz había unos mensajes que no tardo en escuchar, tal vez había pasado algo de gran magnitud o su compañero dio con la solución. Al mismo tiempo que escuchaba el primer mensaje pudo apreciar la ubicación del felino, ¿Estaba en el hotel del presidente de Paris? ¿Acaso Evillustrator dio con Chloe? Las preguntas comenzaron a surgir en su cabeza, no tenia mucho tiempo que perder, seguiría oyendo esos mensajes mientras iba hacia allí porque dudaba mucho que se le hubiera enviado la ubicación por mero gusto. No iba a permitir que otra vida fuera arrebatada porque desconocía si su Lucky charm era capaz de traer a aquellos que borro, ahora todo era nuevo, no era un simple akumatizado y no podía arriesgarse tanto. ¿Estaba en el hotel del presidente de Paris? ¿Acaso Evillustrator dio con Chloe? Las preguntas comenzaron a surgir en su cabeza, no tenia mucho tiempo que perder, seguiría oyendo esos mensajes mientras iba hacia allí porque dudaba mucho que se hubiera enviado la ubicación por mero gusto. No iba a permitir que otra vida fuera arrebatada porque desconocía si su Lucky charm era capaz de traer a aquellos que borro, ahora todo era nuevo, no era un simple akumatizado y no podía arriesgarse tanto. ¿Estaba en el hotel del presidente de Paris? ¿Acaso Evillustrator dio con Chloe? Las preguntas comenzaron a surgir en su cabeza, no tenia mucho tiempo que perder, seguiría oyendo esos mensajes mientras iba hacia allí porque dudaba mucho que se le hubiera enviado la ubicación por mero gusto. No iba a permitir que otra vida fuera arrebatada porque desconocía si su Lucky charm era capaz de traer a aquellos que borro, ahora todo era nuevo, no era un simple akumatizado y no podía arriesgarse tanto.
Su corazón al igual que su cuerpo se quedo completamente paralizado al escuchar el último mensaje que tenía, tuvo que rebobinar un poco para asegurar de que no hubo sido imaginaciones suyas. La preocupación comenzó a inundarla por completo, nublando su mente por unos segundos, no podía creérselo, ¡No podía estar pasando eso! ¡¿Qué iban hacer ahora?! El nombre de su compañero escapo de sus labios en un pequeño grito en un mero intento de escuchar su voz y que nada de eso estaba ocurriendo. Pero fue en vano, solo el silencio reinaba. Llamo desesperadamente, queriendo una contestación, aunque ni si quiera escuchara su voz, solo quería saber que se were well. Mas ahora todo lo tenia mas claro al carecer de una respuesta y que simplemente le comunicara. ¡Debía de ir a salvarlo! ¡Ella era Ladybug! Pero no se dejaría guiar por sus sentimientos, debía mantener la mente serena y ser todo lo precavida que pudiese; Si estaban en el hotel, seguramente ambos villanos estarían esperándole para hacerse con su prodigio… ¿Tendrían el prodigio de Chat Noir? Esperaba que no, muchas otras veces alguno de los dos había sido capturado y "le Papillon" nunca tomo sus prodigios, era como si quisiera ganar los dos de golpe. Al llegar finalmente a un tejado de enfrente del hotel se quedo escondida intentando ver desde la lejanía alguna silueta en el interior. Debía pensar minuciosamente e idear un plan que les permitiera la victoria o al menos una en donde no hubiera mucho daño. Iba a ser muy difícil, ni si quiera sabia si estaba preparada para enfrentarse a algo como eso. Le gustara o no iba a tener que entrar en el hotel e ir con mucho cuidado para que no fuera atrapada. Estaba mas que dispuesta a saltar cuando de repente vio una sombra de más a su lado. Rápidamente se giro para ponerse a la defensiva estando más que dispuesta a luchar. Ya había pensado que le harían alguna encerrona pero que Evillustrator fuera así de impulsivo yendo inmediatamente a por ella fue con algo con lo que no contó, ya que pensaste que iría Arco del Triunfo o tal vez allí había otro tipo de trampa que no fuera una emboscada.

–¡¿Dónde está Chat Noir? ¡¿Qué le habéis hecho?! –Medio grito Ladybug mientras hacia girar su arma para crear un escudo.

–Tranquila, Ladybug. Solo soy una copia, no soy tan idiota como para presentarme, menos aun si "Le Papillon" esta conmigo en el hotel reunido. No habría forma de engañarlo con algo tan absurdo. –Comento el falso Demoillustrator.

Su ceño seguía fruncido intentando saber que era lo que tramaba el contrario. –Entonces, ¿Qué planeas? ¿Te has unido a él? –No tardo en escucha runa risa proveniente del pelirrojo anaranjado haciendo que se molestase. –¡¿De que te ríes?! -

–Oh, querida, creo que no habéis entendido nada. Se que "Le Papillon" quiere vuestros prodigios por algo en especial y quiero saber el por qué. Pero el tonto de Nathaniel libero a Chat Noir y lo estropeo todo. –Enfadándose con su otro yo, el cual era un inútil sentimentalista.

–No es un tonto, fue un héroe por salvarlo, por aguantar tanto tiempo, por no suicidarse, ¡Te estuvo reteniendo! –Protesto Ladybug sin bajar en ningún momento la guardia.

Una risa escapo de sus labios a carcajada limpia por tantas palabras durando unos escasos segundos antes de volver a su frio rostro. –No me hagas reír, ¡El no paraba de sufrir! ¡¿Y tú donde estabas?! ¿Acaso no ayudas a la policía? ¿Por qué no paraste a Chloe ya Mari…? - Mirandola de abajo arriba, su cuerpo era más delicado que la compañera de Nathaniel, pero sus ojos, su cabello… - No puede ser… ¡Tú eres Marinette Dupain! ¡Ahora todo tiene sentido! ¿Cómo he podido estar tan ciego? Todas esas veces que Nathaniel te dibujo junto con Chat Noir… Era tan obvio. -

–No, yo no soy Marinette. - Se había sorprendido por unos segundos, no esperaba que una copia de Evillustrator le reconociera y si eso era así, no quería saber cuánto tardaría el original, le había subestimado completamente.

–Y yo soy el David de Miguel Ángel. No me engañas Marinette. –Frunciendo el ceño completamente.

Suspirando pesadamente, se daba por vencida le había descubierto por completo. –Evillustrator… yo lo siento, no fue mi intención que os pasara eso. Pero ahora solo puedo destruirte y no quiero, porque eso significaría que Nathaniel moriría. Y antes me gustaría disculparme con él, no puede irse sin saber que quiero pedirle perdón. –Dejando de hacer girar su arma para que viera que estaba hablando en serio.

No esperaba que la chica se disculpara, desviando la mirada hacia el hotel respirando profundamente notando cierto alivio a pesar de ser una simple copia. –Están subiendo a la azotea. Chat Noir no está físicamente con ellos, no te preocupes. –Viendo como lentamente se desvanecía, mas se giro para ver a la heroína por ultima vez. - Mari… Ladybug, para salvar a Nathaniel solo te diré una pequeña pista: Cuando un artista crea una obra ¿Qué es lo que pone en ella? -

Sin entender a que se refería, pero le mostró una sonrisa antes de ver como se desvanecía del todo. –Gracias por ayudarnos, te prometo que salvare a Nathaniel ya Chat Noir. -

...
Notas de Shifty Braginski (autor):

Después de mucho tiempo y gracias a ciertas personas que me devolvieron el aliento y me hicieron recordar el placer que sintió al escribir, he decidido continuar este fanfic de Ladybug, sé que ahora Nathaniel lo juntan con otra persona pero puede que escriba algún fin de esa ship tan hermosa, mas tengo otros tantos pendientes que me gustaría acabar además de un libro que tengo en mente desde hace mucho. ~ Y espero que os haya gustado este capítulo, os estoy muy agradecido a todos aquellos que leen mis historias a pesar de que me demore.

Como he dicho anteriormente los personajes de Miraculous Ladybug no me pertenecen, pero si la historia que cree con ellos.