"Parecía que habíamos llegado al final del camino y resulta que era sólo una curva abierta a otro paisaje y a nuevas curiosidades"

Cuando el Shinigami le quitó la vida a Misato, ella automáticamente sintió un terrible dolor en su cuerpo y luego, ya no sintió nada. Pero ahora sentía agua alrededor suyo y entonces se dio cuenta que estaba en otro lugar.

Misato abrió los ojos lentamente y se puso de pie trastabillando. Dio un salto asustada al ver de repente una presencia que había visto antes. Lo miró fijamente esperando que hablase.

– Definitivamente eres igual a Shiki – habló Rikudo Sennin – diste tu vida por tus seres queridos

– No olvidé lo que me dijo aquella vez – respondió Misato – sé que todas las decisiones que tomé tienen consecuencias, y si eso significa dar mi vida por los demás, entonces... – fijó su mirada en el Rikudo Sennin – ... así será

– Lo sé, sé que lo comprendes pero ahora tengo algo que decirte – dijo Rikudo Sennin – la razón de tu existencia en este mundo consiste en que tú traerás la paz a este mundo junto a Ashura e Indra, pero eso no significa que tu deber termina en esta guerra si no que debes reconstruir el antiguo hogar de Shiki, la aldea que alguna vez se llamó Uzushiogakure

– ¿Por qué yo? – preguntó Misato confundida – hay muchos otros Uzumaki en el mundo

– Hay algo que te diferencia de los demás Uzumaki – respondió el Rikudo Sennin – eres descendiente de los primeros Uzumaki, aquellos que nacieron para guiar y gobernar Uzushiogakure – suspiró levemente – por lo tanto, posees el chakra que alguna vez fue de Hamura Ōtsutsuki, mi hermano y padre de Shiki. Y aunque él fue antecesor de los Hyuga, su chakra fue para los Uzumaki

– Si soy descendiente de tu hermano y debo guiar Uzushiogakure, ¿mi madre quién era? – preguntó Misato confundida

– Kasumi iba a ser la Jinchuriki del Kyubi pero cuando Sandaime Hokage supo que se trataba de la heredera de Uzushiogakure, tuvo que traer a otra Uzumaki debido a que podría traer problemas entre aldeas, y al final, fue elegida Kushina Uzumaki – respondió Rikudo Sennin – al poco tiempo, Uzushiogakure fue destruida y Kasumi se quedó en Konoha, y vivió su vida como una kunoichi

– Al final, todo se trata del poder de las aldeas – dijo Misato frunciendo el ceño

– Ahora eso está por cambiar – respondió el Rikudo Sennin

– Tengo una pregunta, ¿por qué Madara quiere mi chakra? ¿es por tu hermano?

– Así es, el chakra de Hamura solo fluye entre los herederos legítimos de Uzushiogakure – respondió el Rikudo Sennin – y Madara lo necesita para revivir a mi madre Kaguya, así que no debes permitir que lo obtenga

– No lo permitiré – respondió Misato apretando los puños – protegeré a todos, no te defraudaré

– De verdad tienes el espíritu inquebrantable de liderar y guiar a las personas – habló el Rikudo Sennin – ahora ya comprendo por qué Shiki eligió reencarnarse en ti – sonrió para luego invocar a Hattori, quien miró a Misato – llegó el momento en que la niña de la profecía cambie el mundo – Misato sonrió ampliamente al ver a Hattori sano y salvo

– Misato, ¿qué quieres? ¿como deseas que termine esta lucha? – preguntó el Rikudo Sennin

– Lo único que deseo es proteger a todos, a mis amigos y familia – respondió Misato con la mirada seria – trayendo la paz a este mundo

– Levanta ambos brazos – ordenó Rikudo Sennin, Misato obedeció – a ti, la reencarnación de Shiki, una fiel amiga de mis hijos, te confiaré una parte de Ashura e Indra, tendrás el deber de ser un balance entre ellos y el hilo irrompible que jamás los alejará entre ustedes – la miró fijamente – a partir de ahora, serán ustedes los que decidan qué es lo que se debe hacer. Acércate – Misato se acercó y el Rikudo Sennin unió sus palmas junto a las de ella

En aquel momento, Misato sintió una gran oleada de poder que la invadió por completo. Era más fuerte que cualquier cosa, sentía su cuerpo romperse. Luego de superar la transferencia, sintió su consciencia desaparecer.

Misato yacía tendida en el suelo sin vida cuando Jiraiya acompañado de Itachi la vieron y fueron a ayudarla. Aunque Itachi ya había dado una parte de su energía vital antes, decidió volver a hacerlo para revivirla pero no estuvo solo. Jiraiya lo miró seriamente y lo acompañó otorgando su energía vital también. Juntos le devolvieron la vida.

Cuando Misato abrió los ojos, vio con sorpresa la presencia de Jiraiya e Itachi. Sonrió levemente, jamás se le hubiera ocurrido.

Para sorpresa de ambos, Misato se puso de pie luego de agradecerles a ambos. La kunoichi contempló los desastres de la guerra y cómo todos continuaban de pie.

Desde un costado, Itachi vio como dos símbolos brillaban en las palmas de Misato. Activó su Sharingan por instinto, y pudo ver una gran fuente de poder expanderse en ella.

Mientras Misato observaba el campo de batalla sintió la fuerte presencia de Madara peleando junto Gai. Frunció el ceño al ver que Madara continuaba con vida, el maldito la había engañado.

Jiraiya vio sorprendido cómo Misato desapareció en un flash extremadamente rápido. La joven kunoichi apareció al lado de un moribundo Gai que había dado todo su poder. Naruto se acercó y puso su mano en el pecho del ninja y Misato sintió que lo había salvado.

– Naruto... Misato... están un poco diferentes – habló Madara que esquivó la gedou a duras penas

– Sí, a mi también me parece raro – dijo Naruto dándose la vuelta para mostrar sus ojos de Modo Sabio – ¡Ahora creo que puedo cambiarlo todo!

De repente, Naruto se lanzó hacia Madara e invocó un gran Rasen Shuriken de Lava proveniente de Son Goku. El ninja esquivó el limbo de Madara, y pudo asestarle el jutsu con precisión.

El impacto de Madara contra el árbol había sido tan grande que el árbol terminó siendo cortado. Pero Madara absorbió una gran parte del Shinju.

– No puedes vencerme, ahora soy inmortal – rio Madara

– Idiota, yo no acabaré contigo – respondió Naruto ajustando su banda ninja – ¡nosotros lo haremos! – continuó luego de que Sasuke y Misato se posicionaran a su lado

– Te llegó la hora, Madara – dijo Sasuke mostrando su Rinnegan

– Será aquí y ahora – dijo Misato con una mirada de determinación y activando su Modo Sabio

– Esta será la última batalla – habló Madara formando un sello – mi poder contra el suyo... veamos quién es superior de una vez por todas

En ese momento, Madara ataca a Sasuke, Misato y Naruto con relámpagos pero Sasuke logra moverse rápidamente y evitar el ataque mientras que Misato se teletransporta con facilidad.

El ninja se sorprende, pero Naruto ahora es quien ataca para ser detenido por el Limbo de Madara, Sasuke se percata que se trata de otro Madara el cual es de otro mundo, y solamente el chakra del Rikudo puede afectarlo.

Los tres ninjas idean una estrategia para sellarlo, Naruto, Misato y Sasuke logran atrapar a Madara para sellarlo, pero cuando lo están logrando el ninja cambia con su limbo, y tras notar el cambio, Sasuke rápidamente lo persigue pero Madara quien tiene ventaja roba el Sharingan de Kakashi y logra transportarse a la dimensión de Obito en busca de su Rinnegan faltante.

Al ver esto, Misato rápidamente se dirige hacia Kakashi junto a Naruto y Sasuke. Naruto toca la frente de Kakashi y le devuelve su ojo normal.

Luego de aquello, Kakashi observa a sus antiguos alumnos mientras que Sakura estaba sentada curando sus heridas. Sonrió al ver a Naruto, quien deseaba ser reconocido por la aldea, ahora es considerado un gran héroe y aún así, continúa aspirando a ser Hokage. Observó a Misato que hablaba con sus compañeros, aquella joven llegó a cambiar al Clan Hyuga, salvar a Sasuke de la oscuridad, se convirtió en una heroína de Konoha y llegó a ser Hokage. Ahora miró a Sasuke, que nunca pudo entenderlo en su totalidad. Intentó preguntarle qué pensaba hacer pero no quiso responder.

De repente, Madara volvió a aparecer en el campo de batalla acompaño de Obito que estaba siendo controlado por Zetsu Negro. Ambos se burlaron del Equipo Siete. El increíble poder de Madara Uchiha podía sentirse en el aire. Misato entrecerró los ojos en el ninja. Era hora de pelear.

La kunoichi liberó su Byakugou no Jutsu para utilizarlo a su favor. Las líneas negras se expandieron por todo su cuerpo mientras que un halo de chakra dorado la cubría por completo.

Madara observó fijamente a la kunoichi. Ahora la chica era un problema grave, había evolucionado su chakra Uzumaki. Misato por fin había dominado la última fase del kekkei genkai Uzumaki, una fase considerada un mito. La fuente del poder, su chakra dorado que nunca antes había utilizado.

– ¡Síganme! – exclamó Misato teletransportándose frente a Madara

El poderoso puño de Misato impactó contra el Limbo más importante de Madara, quien se rompió a la mitad pero otras tres sombras lo apoyaban. Madara amplió los ojos sorprendido por el simple golpe que logró destruir su Limbo.

El legendario shinobi alarmado por lo sucedido decide no perder más tiempo y ejecutar de una vez el Mugen Tsukuyomi, para ello se eleva lo más alto posible y ejecuta el Chibaku Tensei como distracción para los ninjas.

Rápidamente, Sasuke usa el Susanoo para destruir la mayor cantidad de meteoritos posibles al igual que Naruto y Misato, sin embargo Madara abre un tercer ojo en su frente que se refleja en la luna anunciando que el Mugen Tsukuyomi ha comenzado.

Sasuke se percata rápidamente que en instantes el genjutsu iniciara por lo que, regresa donde están Naruto y los demás una vez allí los cinco se cubren con las alas del Susanoo.

En ese momento, la técnica de Madara inicia donde la figura de Kaguya se puede apreciar y la luna empieza a brillar como si fuese el sol e ilumine a todo el mundo shinobi.

Madara ahora usa el Mokuton para crear troncos gigantes que desprenden hebras que envuelven a todos los shinobis quedando como capullos, los Hokages empiezan a notar que los ojos de todos se tornan como si fuesen Rinnegan tras mirar a la luna, además de quedar inmóviles, pero los Kages revividos no son afectados por la técnica.

El Zetsu que está controlando al usuario que puede realizar el Mokuton se marcha y revela que era Yamato a quien estaba dominando. Naruto, Misato y los demás que están protegidos, gracias al Susanoo, esperan a que la luna deje de brillar.

– Con el paso de decenas de miles de noches, el chakra se fue extendiendo y desperdiciando entre quienes no lo tenían – relató Zetsu Negro – el humillante sello que tanto perduró se deshizo, y ahora, guiado de vuelta por la luz de la luna eterna, el chakra vuelve a ser uno solo usándome como recipiente para su espíritu, ¡despierta! ¡conviértete en dueña del chakra, diosa omnipotente! – gritó – aquí se completa la historia de su resurrección

Grandes cantidades de chakra explotaron del suelo y se absorbieron en el cuerpo de Madara.

– ¡Esto es muy peligroso! – exclamó Naruto – ¡Es mucho más chakra que el del Juubi!

– ¡Hay que pararlo! – exclamó Sasuke observando la escena

– ¡Vayamos! – dijo Misato

De repente, grandes hebras de cabello blanco tomaron a los ninjas sujetándolos sin poder librarse.

– Tres insectos saltando al fuego, ahora también absorberé su chakra – dijo Zetsu con voz siniestra

En ese momento, el cuerpo de Madara se deformó aún más perdiéndose en la masa blanquecina y liberando a Kaguya. La diosa levitaba mientras sostenía a los ninjas con sus largos cabellos blancos y al ver sus manos, los liberó bruscamente y procedió a atacar a los ninjas. Sasuke se defendió con su Chidori mientras que Naruto golpeaba las hebras y Misato utilizaba sus Cadenas de Diamantina pero la diosa Kaguya los empujó con gran fuerza y los tres chocaron contra grandes piedras.

– Esos son Hagoromo y Hamura, no... ¿Indra, Ashura y Shiki? – la diosa activó su Byakugan y pudo ver el poder en los tres – entonces, ese jutsu, ¿se los habrá dado Hagoromo? – los ninjas observaron por un largo rato a la mujer

– ¿Cuál es tu objetivo? – preguntó Kakashi

– Ninshu... no, se hicieron llamar ninjas – habló Kaguya – les hablo a ustedes que juegan con el chakra sin saber lo que significa. Esto es inevitable pero este lugar, es mi precioso semillero y no puede recibir más daño – miró fijamente a los tres – terminaremos esta pelea... aquí mismo

En ese instante, Kaguya envió a los ninjas a una dimensión de lava y cuando estaban cayendo directo a la lava, Sasuke pudo invocar a su águila y salvar a Naruto y Misato. Afortunadamente, Kakashi logra salvarse utilizando un pergamino como soga enganchado a un kunai y así salvar también a Sakura que estaba aterrada. Por otro lado, Obito inconsciente estaba colgado contra una pared sujetado por un kunai que Kakashi le lanzó.

– Miren hacia adelante – habló Sasuke seriamente – se los dejaré muy claro, si cualquiera de nosotros tres muere, este mundo estará acabado – continuó – solo con el poder del Yang de Naruto, mi poder del Ying y el poder de balance de Misato podremos sellar a quien tenemos delante – dijo haciendo referencia a Kaguya – si no lo conseguimos, será el fin de la humanidad. Pase lo que pase, no podemos morir. Y cuando pasó el Tsukuyomi Infinito, Kakashi y Sakura tuvieron la suerte de estar al lado de ustedes, ¿comprenden lo que quiero decir? – Misato simplemente lo miró

– Lo comprendo – dijo Naruto – pero... a veces el cuerpo se me mueve solo – sonrió – seguro que también sabes lo que significa

De repente, el pergamino que sostenía a Kakashi y Sakura se rompió y rápidamente Naruto los salvó. Kaguya aprovechó la distracción para atacarlos pero Sasuke y Misato hicieron un jutsu para detener las agujas. Sin embargo, el águila fue atacada y desapareció en una bola de humo.

Afortunadamente, Naruto salvó a Sasuke y Misato gracias a que podía volar y sostenerlos con las manos gigantes de chakra de Kurama. Invocó un clon para que sostuviese a Kakashi y Sakura mientras que el propio Naruto sostenía a Sasuke y Misato.

Kaguya está decidida a reunir todo el chakra para si misma y ataca a Naruto, Sasuke y Misato, quienes a pesar de usar lo mejor de sus técnicas se encuentran en desventaja.

Sin percibirlo, son atrapados por Kaguya quien los paraliza y comienza a absorber su chakra por medio de Zetsu Negro. La diosa llora pues ambos le recuerdan a sus hijos con quienes compartió el chakra, a su vez, que recuerda a la hija de Hamura.

Finalmente, Naruto logra librarse del poder de Kaguya y ayuda a Sasuke y Misato, y una vez alejados de ella, realizan un plan de ataque. Poniendo en marcha el plan, Sasuke ataca a la diosa con el Amaterasu, Misato lo apoya utilizando sus ramas de madera y cadenas para que Naruto utilice su Gyaku Harem no Jutsu logrando distraerla y asestarle el primer golpe.

El trío aprovecha la distracción e intentan sellarla pero Kaguya los traslada a todos a otra dimensión de hielo y montañas de nieve, y quedan atrapados en unas rocas.

Sasuke logra romper la roca con el Amaterasu y el Kagutsuchi, y Kaguya para evitar ser sellada separa al trío enviando a Sasuke a una dimensión de un desierto de arena y envía a Misato a una selva peligrosa.

Mientras tanto, Obito despierta y el clon de Naruto lo pone al tanto de los hechos, mientras que el verdadero Naruto continúa luchando solo con Kaguya. Al ver a Kaguya moverse a otra dimensión, Obito comprende que de esa forma debe usar su Kamui para traer de vuelta a Sasuke y Misato, por lo tanto le pide al clon de Naruto y Sakura que lo acompañen.

En otra dimensión, Misato recorría la selva rápidamente en busca de alguna señal de Kaguya. Frunció el ceño al darse cuenta que quería separarlos. De repente, un gran cienpies aparece y parece tener intenciones asesinas contra Misato. La kunoichi toma posición y se defiende de los ataques del gran cienpies, en él pudo sentir la extraña fuerza de Kaguya. Las horas pasaban y Misato continuaba luchando contra el cienpies que no podía ser herido y su chakra estaba siendo absorbido. Cuando tocaba al cienpies se reconstruía y su chakra desaparecía. Estaba segura que era obra de Kaguya.

De repente, pudo ver unas marcas negras en el aire y vio a Obito, Sakura y Sasuke gritando su nombre. Al verlos corrió hacia ellos mientras evadía los ataques del cienpies. El teletransporte a la dimensión se estaba cerrando y en un último instante con el cienpies a su espalda, utiliza sabiamente el Hiraishin no Jutsu. Mientras desaparecía, el cienpies logró asestarle un golpe en la espalda y apenas llegó a la otra dimensión, Misato trastabilló y gruñó de dolor.

Rápidamente, Sasuke vio la grave herida en Misato y amplió los ojos. La ropa que cubría su espalda estaba deshecha y el golpe del cienpies había dejado la columna vertebral al descubierto.

Sakura calló un grito de horror al ver su espalda y más aún al ver a Misato de pie y respirando con fuerza. Sasuke le ordenó a Sakura que la curase pero antes de que tomara la palabra, Misato ya había sanado con un extraño chakra dorado.

La pelea entre Naruto y Kaguya continúa, esta ha determinado que el original es aquel quien porta las Gedou Damas por lo que le ataca con su Tomogoroshi no Haikotsu, los demás clones se interponen y bloquean el ataque.

Mientras tanto, Kakashi se siente frustrado por no poder ayudar y en ese momento, llegan Obito, Sakura, Sasuke y Misato. Kaguya aprovecha la distracción para atrapar a Naruto y atravesarlo con uno de sus huesos, éste se convierte en cenizas y muere. Afortunadamente, se trataba de un clon de sombra a quien había traspasado sus Gedou Damas.

Kaguya comprende que ahora que Naruto, Misato y Sasuke están reunidos no hay otra opción y debe utilizar cuanto chakra sea necesario, por lo que les traslada a una dimensión con supergravedad. Los movimientos se vuelven complicados para todos, inclusive para Kaguya, quien vuelve a utilizar su técnica mortal para convertir en ceniza a Naruto y Sasuke logrando esquivar el primer ataque, a pesar de ello, ante el segundo se encuentran indefensos.

Kakashi piensa que quizá esa sea la última forma en que puede ayudar y corre junto con Óbito para servir como escudo, pareciera que ambos no llegarán a bloquear el ataque, pero el espíritu de Rin interviene, les toma de las manos y les da ese impulso que necesitaban para colocarse frente a Sasuke, Naruto y Misato.

Ambos están listos para morir, pero Obito, utilizando por última vez su Kamui, envía a otra dimensión el proyectil de hueso que se dirige hacia Kakashi, salvándole de una muerte segura.

En esos instantes, Sasuke al recuperar el poder de su ojo izquierdo inicia su ataque contra Kaguya, quien inmediatamente cambia a la primera dimensión para moverse con facilidad y recuperar más rápido su chakra.

Obito le dice a Naruto que se mantenga en el camino ninja que ha elegido sin importar las dificultades, al mismo tiempo que le dice que esta seguro que logrará convertirse en Hokage, dicho esto, se convierte en cenizas.

Zetsu Negro se burla de la muerte de Óbito lo cual no agrada para nada a Naruto e incorporándose a la batalla, en un solo movimiento, corta el brazo izquierdo de Kaguya en el cual se encontraba Zetsu.

Naruto incorporándose a la batalla ataca con su Senpo: Cho Bijuu Rasenshuriken produciendo explosiones de una tremenda magnitud que desestabilizan el chakra de Kaguya y la convierten en un monstruo que es más fácil de sellar, pero al mismo tiempo, rápido e impredecible.

Misato decide utilizar su poder, invoca su chakra dorado junto con el Modo Sabio y una gigantesca ráfaga de poder se propaga por el lugar llamando la atención de Kaguya. La kunoichi invoca gigantescas bolas de agua con fragmentos de tierra volando alrededor y las lanza contra la diosa.

De repente, Kaguya ejecuta un jutsu poderoso que destruirá a todos pero Kakashi invoca un gigantesco Susanoo protegiendo a todos los presentes.

El Equipo 7 está listo para su última misión, Sasuke, Naruto y Misato se apresuran a sellarla, a su vez, Kaguya ataca a Kakashi con su Tomogoroshi no Haikotsu pero, gracias al sharingan de Obito, este atraviesa su cuerpo sin daño alguno.

Kakashi contraataca con su Kamui Raikiri hiriendo el brazo derecho de Kaguya. Sasuke y Naruto avanzan con Misato, mientras Kaguya busca convertir a sus rivales en ceniza.

En esta ocasión dispara a Naruto, sin embargo se trata de un clon, el verdadero se encuentra utilizando la forma de Sasuke por medio del Henge no Jutsu.

Mientras tanto, Zetsu negro, en un intento desesperado por proteger a su madre, abre un portal y envía una estaca de hueso a Naruto pero tal acción es contrarrestada por Kakashi usando su Kamui.

Sasuke, esperando el momento oportuno, por medio de su Amenotejikara cambia de lugar con el clon de Naruto.

Kaguya, al verse acorralada, determina que la única opción es huir por arriba, pero Misato, con un fuerte golpe impide su escape. Kakashi observa orgulloso el trabajo en equipo de sus estudiantes. Finalmente, los poderes de Ying y Yang del Sabio de los Seis Caminos han hecho contacto con Kaguya.

Por la izquierda, Naruto apoya su mano sobre Kaguya mientras que Sasuke por la derecha, y Misato posa sus manos sobre ambos ninjas otorgando aún más poder y despliega velozmente el Pergamino Dorado de los Dioses. Una gran luz dorada impacta en el ambiente y los tres shinobi sienten el poder emanado que se introduce en ellos y refuerza el sello de manera increíble.

– ¡Rikudo Chibaku Tensei! – exclamaron los tres ninjas

Luego de sellarla, se alejaron velozmente al ver que la dimensión comenzaba a destruirse. Pero antes, Naruto se encargó personalmente de Zetsu Negro.

De repente, los ninjas y Bijuu fueron invocados de vuelta a la Tierra gracias al Rikudo Sennin y los demás Kages.

– Bienvenido, Naruto – saludó Minato

– Tou-chan – susurró Naruto

– Sí, todos regresaron – habló Rikudo Sennin – los otros cinco Kages y yo usamos la técnica de invocación para llamar a los Kages legendarios de la Tierra de la Pureza para que nos ayudaran – continuó – Naruto, Sasuke, Misato y los demás, gracias por salvar el mundo

Finalmente, Rikudo Sennin habla con Kakashi mientras observa a Naruto charlar con Kurama que se ve molesto y avergonzado por el ninja rubio. Mientras tanto, Hashirama habla con Madara sobre sus sueños y las generaciones siguientes.

– Ahora liberaré el Edo Tensei – habló Rikudo Sennin

Kurama al ver a Naruto mirar con nostalgia a Yondaime Hokage, le insta a que vaya con él.

– Tou-chan

– Tengo que decirte algo – habló Minato – feliz cumpleaños – sonrió – te hiciste todo un hombre, Naruto – Misato y Sasuke observan la emotiva escena desde la distancia

– Gracias – sonrió Naruto

– No somos de este mundo, así que no podemos quedarnos – dijo Minato – tenemos que despedirnos – Naruto asiente resignado mientras el cuerpo de Minato brilla – se lo contaré todo a Kushina – continúa mientras derrama lágrimas

– Dile que me va muy bien y que como mucho, que no soy quisquilloso con la comida. Que le echo miso y salsa de soja al tonkotsu – habló Naruto con emoción – y que no solo como ramen, me baño casi todos los días – Misato sonrió – a veces voy a las aguas termales, aunque dicen que así se bañan los cuervos. Además, tengo muchos amigos y todos son buenas personas – el ninja sonrió aún más – en los estudios no me va del todo bien pero no me deprimo por eso, debe ser porque me tengo confianza. Siempre escucho todo lo que me dicen Kakashi-sensei y Sandaime Hokage. Y los respeto mucho. ¡Ah! Sobre las tres prohibiciones ninja, cuando estaba con Ero-sennin aprendí muchas cosas y aunque no cumple con las tres prohibiciones ninja, Ero-sennin es el mejor de los Sannin y por eso los respeto mucho – Kurama lo miró atentamente – apenas cumplo diecisiete años así que no sé mucho de chicas ni de alcohol, pero mi kaa-chan me dijo que tenía que buscar una chica como ella pero es que... ¡puede que todo no vaya tan bien como dijo kaa-chan, pero me esfuerzo mucho! Tengo un sueño, ¡quiero ser Hokage! ¡como tú! ¡Incluso mejor! ¡Juro que lo seré! Así que dile a kaa-chan que no se preocupe por mí, ¡Que todo va muy bien! – exclamó Naruto llorando en el final

– Entiendo, se lo contaré todo – sonrió Minato con cariño

Finalmente, Naruto llora mientras observa los restos de ceniza donde alguna vez estuvo su padre.

– Les dejaremos el resto a ustedes, Sasuke, Misato, Kakashi, Sakura y Naruto – habló Sandaime Hokage

– Hermano, creo que esto resuelve las cosas entre Madara y tú – dijo Tobirama – hagamos como Saru, y dejemos que la nueva generación se ocupe de todo

– Naruto Uzumaki, Sasuke Uchiha y Misato Senju, ustedes pueden resolver esto de otro modo – dijo Hashirama – por favor, háganlo

Luego, los Bijuu charlaban sobre lo que harían ahora y volver a sus tierras, Rikudo Sennin les dijo que una parte de sus chakras residía en Naruto y que si necesitaban hablar podrían hacerlo a través de él, y Kurama podría liderar las reuniones.

– Naruto, Sasuke, Misato, ¿cambiaron sus respuestas al luchar contra Kaguya? – preguntó Rikudo Sennin

– Mi respuesta no ha cambiado – dijo Naruto – pero lo siento, abuelo, tras pelear contra Kaguya me di cuenta de algo. Me alegro de que Kushina Uzumaki haya sido mi madre. Kaguya era muy distintas a alguna de mis rivales, pareciera como si no tuviese corazón

– Al principio, el pueblo adoraba a Kaguya como a una diosa – dijo Rikudo Sennin – no sé que pasaría luego para llamarla demonio. En cualquier caso, tú no eres así y aunque tengas el poder de todos los Bijuu en tu interior, no creo que llegues a convertirte en ella. Ahora solo resta deshacer el Tsukuyomi Infinito

– ¿Necesitarán nuestro chakra? – preguntó Kurama

– No, solo necesitamos el Rinnegan de Sasuke, el chakra de ustedes que está en Naruto y el poder de Misato – respondió el hombre – al unir ambos extremos del sello y Misato como lazo, podrán deshacerlo totalmente. Por cierto, ¿cuál es tu respuesta, Misato?

– Vaya parece bastante fácil – reflexionó Kurama

– Mi respuesta es la misma – afirmó la kunoichi

– Sasuke, ¿tu respuesta cuál es? – preguntó Rikudo Sennin

– La misma, solo que ahora lucharé contra Naruto – sentenció Sasuke – es algo entre él y yo

– ¿Planeas volver a repetir la batalla en el Valle del Fin? – preguntó Misato con seriedad

– Arreglaremos nuestros problemas – respondió Naruto mirando fijamente a Sasuke

– ¡Sasuke-kun, espera! – gritó Sakura con desesperación

– No estorbes – respondió Sasuke poniéndole un genjutsu

Ambos ninjas se marcharon hacia el Valle del Fin. Misato se quedó de pie observando cómo se iban.

– ¿Irás tras ellos? – preguntó Kakashi

– No interferiré, necesitan encontrar una respuesta y yo no formo parte de ella – respondió Misato de espaldas – pero ahora curaré tus heridas y las de Sakura – Kakashi pudo ver la impotencia de su alumna

Ambos ninjas se observan desde las figuras de Madara y Hashirama listos para la pelea. La batalla comienza de manera estruendosa, sus poderes habían sido multiplicados a tal punto que desataban el caos.

Naruto y Sasuke hacen uso de sus técnicas más poderosas, y llegan a modificar la geografía del lugar, como consecuencia, han agotado casi todo el chakra con el que cuentan, por lo que ambos no tienen más remedio que pelear a puño limpio.

La batalla se prolonga hasta el atardecer, ninguno quiere darse por vencido. Kurama reúne una cantidad limitada de chakra y está listo para transmitírsela a Naruto, pero Sasuke antes que eso suceda, absorbe una buena parte del mismo haciendo uso de las habilidades de su rinnegan.

Luego, ataca a Naruto con su chidori pero este aprovecha una apertura en su defensa como producto de la desactivación de su sharingan y le contraataca con un gancho a la mandíbula.

En ese momento, Kurama entrega lo que queda de su chakra a Naruto y le insta a utilizarlo sabiamente. Así, ambos ninjas, se lanzan el uno al otro recurriendo a lo último de sus fuerzas en un ataque que definirá todo.

Luego del impacto de sus poderosos jutsus, ambos piensan que han muerto ya que son llevados a través de recuerdos que marcaron sus vidas. Sin embargo, solamente estaban inconscientes.

La noche cae cuando vuelven en sí, y se percatan de que no deben moverse pues de lo contrario morirán desangrados.

Sasuke pregunta a Naruto porque se interpuso siempre en su camino, este le responde que es porque le considera su amigo y desea que abra los ojos, por lo tanto, el Uchiha reflexiona sobre como en realidad siempre ha admirado la fuerza de Naruto y por ello camina delante de si como en su momento lo hiciera su hermano Itachi.

Al mismo tiempo, visualiza una serie de recuerdos que pertenecen a diversas etapas de la vida de Naruto, todo esto hace que Sasuke vea más ampliamente la vida y se despoje completamente de su odio. Ambos sobreviven la noche, y ya ha amanecido, Sasuke reconoce a Naruto como el ganador. Sin embargo, han perdido el brazo con el que lanzaron su ataque. Ambos descansan sobre las manos que pertenecen a las estatuas de Hashirama y Madara, ahora destruidas, las que curiosamente forman el sello de la reconciliación.

Misato siente que la batalla ha finalizado, por lo tanto, se dirige hacia allí y ve que perdieron un brazo. Sin más, se acerca y los estabiliza para poder sanarlos. Ambos observan a su amiga curarlos, y es allí cuando Sasuke toma su mano y le agradece todo lo que hizo por él. Unas lágrimas caen por los ojos de Misato entendiendo que había cumplido su deber, su sueño de salvar a las personas que quería.

Ahora solo quedaba deshacer el Tsukuyomi Infinito, por lo tanto, Naruto y Sasuke unen las manos en un sello mientras que Misato apoya sus manos sobre los hombros de los ninjas y es allí cuando liberan el jutsu.

Las miles de ramas que cubrían el mundo ahora comienzan a desvanecerse para liberar a todos los ninjas y salvarlos.

"Es igual que cuando mis padres e Itachi me transmitieron sus sentimientos. Y ahora tú, Naruto, me transmitiste tu sufrimiento como si fuera el mío. No me apartaste y te quedaste cerca de mi corazón. Y Misato... me enseñaste lo que es sentir el auténtico amor y me salvaste de mí mismo. No me habría sorprendido si me odiaban, pero siempre dijeron que me consideraban su amigo."

Finalmente, todos los ninjas volvieron a sus aldeas. Realizaron los homenajes por los shinobi que habían dado su vida en la guerra. Liberaron las tristezas por los aquellos shinobi caídos.

Naruto recibió muchos visitantes que viajaron desde otras aldeas que querían verlo para agradecerle por salvarlos, él se sintió sumamente feliz. Por otro lado, Sasuke estuvo en prisión unos días hasta que lo liberaron gracias a su gran aporte en la guerra y porque ayudó a liberar el Tsukuyomi Infinito. Mientras tanto, Misato se encontraba en un coma inducido ya que Tsunade se dedicó a quitarle el veneno que recorría su sistema, y fue todo un éxito.

Muchos viajeros habían llegado para saludar a Naruto, pero también llegaron muchas personas que proclamaban ver a Misato. Miles de personas se presentaron en Konoha como miembros del Clan Uzumaki.

El día que Misato despertó del coma vio que se encontraba en el Hospital y había varios ninjas médicos cuidando de ella. Tsunade apareció y pidió privacidad para hablar con su sobrina.

– Misato, has estado excelente en la guerra – dijo Tsunade

– Tu también – la kunoichi sonrió levemente – Tsunade-sama, tengo algo que decirte

– No hace falta, ya lo sé – dijo Tsunade – eres la heredera de Uzushiogakure – Misato la miró con sorpresa – verás, muchas personas del Clan Uzumaki han venido a verte

– ¿Dónde están? – preguntó Misato

– Están acampando fuera del hospital hasta la entrada de la aldea – respondió Tsunade

– ¡Por Kami! – exclamó Misato sorprendida

– Ve y salúdalos, han esperado por ti día y noche sin importar el clima – dijo Tsunade con una mirada determinada

Sin más, Misato se puso de pie y se colocó su vestimenta habitual shinobi. Luego de que se vistiera, Tsunade pudo ver cómo su sobrina se congelaba en el lugar, como si estuviese nerviosa. Entendiendo su situación, Tsunade tocó su hombro en signo de apoyo y Misato le sonrió levemente. Lentamente, Misato abrió la puerta de su habitación y pudo ver a muchos médicos de pie en el pasillo. Cuando estuvo a la vista, la saludaron con respeto. Ella correspondió el saludo y una vez en la puerta del hospital, miró atentamente a través del vidrio las miles de personas.

Sin esperar más, Misato abrió la puerta y los rayos del sol nublaron su vista brevemente. Y al despejarse, vio claramente muchísimas personas de todas las edades. Hombres, mujeres y niños del Clan Uzumaki.

Todos los presentes la observaron en silencio, Misato también lo hizo. De repente, alguien gritó.

– ¡Uzukage! – gritó un hombre

– ¡Misato-sama!

– ¡Uzukage-sama! – continuó otro grito

Y fue así, que la gente continuó clamando por la kunoichi. Al escucharlos, Misato caminó hacia ellos sonriendo mientras querían abrazarla y tocar su espalda. Desde los muros de la aldea, Hattori observaba la escena atentamente y con una mirada de orgullo.

Desde un tejado cercano, Sasuke observaba a su amiga ser aclamada por los Uzumaki. Su cabello rojo se perdía entre los demás, pero algo en ella resaltaba. Cada vez más personas se acercaban a abrazarla y saludarla.

En ese momento, dos hombres elevaron a Misato sobre sus hombros. Ella simplemente sonrió y continuó saludando a la gente que quería tocar sus manos.

La escena fue vista por los aldeanos y ninjas de Konoha, que también aplaudían pues había sido una de las heroínas del mundo.

Finalmente, Misato habló con mucha gente del Clan Uzumaki y jugó con los niños. La mayoría de los ancianos al verla lloraron debido a que no esperaban encontrar al verdadero heredero que reconstruiría Uzushiogakure. Por fin, volverían a su antiguo hogar que les fue arrebatado.

Las noticias volaron, Kakashi Hatake fue nombrado Nanadaime Hokage debido a que Misato Senju dejó el puesto para continuar su camino, Naruto sería ascendido a Jounin luego de completar sus estudios y exámenes, Sasuke estaba en libertad e Itachi también.

Se revelaron los archivos secretos de la Masacre Uchiha, la verdad sobre todo incluyendo que Itachi era un espía en Akatsuki para ayudar a Konoha.

La gran noticia de que Misato Senju reconstruiría Uzushiogakure se dispersó por todas las naciones, lo que trajo aún más miembros Uzumaki a Konoha. La aldea no daba abasto para sustentar a miles de Uzumaki, por lo tanto, Misato sabía que debía partir rumbo a Uzushiogakure pero antes debía asegurarse que su gente se instalara alrededor de Konoha hasta que confirmara de que no hubiera problemas en Uzushio.

Afortunadamente, Kakashi permitió que se instalaran alrededor de la aldea hasta que Misato volviera de su viaje. El día que la kunoichi partió en su viaje, Sasuke también debía partir para encargarse de algunas cosas y ver cómo estaba el mundo shinobi, formaba parte de su redención. Itachi decidió acompañar a su hermano menor en su viaje por el mundo y enseñarle algunas cosas.

En la puerta de entrada, los esperaban Kakashi y Naruto para despedirse de ellos. Naruto le entregó a Sasuke su antigua banda shinobi que había dejado en el Valle del Fin cuando eran niños, Sasuke se sorprendió de que aún la tuviese pero la aceptó con gusto.

– Nos veremos dentro de algún tiempo, ¿verdad? – preguntó Naruto

– Por supuesto – asintió Misato

– Probablemente – respondió Sasuke ajustando su mochila

– ¿Tomarán caminos separados? – preguntó Kakashi

– Ellos irán por otro lugar, yo debo ir directo a Uzushiogakure – respondió Misato asintiendo

– Nos volveremos a ver pronto – habló Itachi

Aunque Itachi anhelaba declarar sus sentimientos a Misato, decidió que primero cumpliría su viaje junto a Sasuke para aclarar su mente sobre todos los sucesos que ocurrieron en los últimos tiempos. Se abrazaron uno por uno, Kakashi y Naruto vieron partir al trío y a la distancia, ya se habían separado.

Y así fue, cómo Misato partió rumbo a descubrir el antiguo hogar de su familia. El hogar de su madre. Pero había algo más, allí encontraría las respuestas que necesitaba su corazón.

Una nueva etapa estaba por comenzar en la vida de Misato Senju, su vida como kunoichi tomaría un rumbo nuevo. Ella guiará a su pueblo a su gloria nuevamente, los llevará a tener la vida que merecen. Su historia continuará porque son las crónicas de una kunoichi.