Finalmente regresamos! Debo decir que si a alguien le interesa saber lo que viene, es a mí... Mi cerebro no me da spoiler :c si no estoy escribiendo no tengo absoluta idea de lo que se está cocinando aquí... en fin. Espero que disfruten esto, perdón la demora, pero no recordaba mi contraseña ni tenía ganas de abrir el documento para escribir

4567890'¿'09876543234567890'¿'0987654321234567890'

Theresa sabía que Max los había abandonado, mentido y atacado, pero no pudo resistirse a correr hacia él con los brazos abiertos una vez que lo vió, frente a todas estas personas, pidiendo perdón. Pero, apenas llegó a un pie de distancia, su hijo abrió los ojos y retrocedió.

Theresa: (deteniendose) Max, hijo, ven a abrazar a tu madre

Max: (sin parpadear) No puedo

Alex: (se cruza de brazos) ¿Sigues alejándote?

Cornelious: (suspira) Pensé que solo nos odiaba a nosotros

Justin: ¡¿Odiarnos?! ¡No tiene razones para odiarnos! ¡Nosotros si!

Max: (da un paso atrás) No los odio… pero no puedo tocarlos ahora

Lorf: (haciendo pucheros) Me prometiste un abrazo (con una mano en el pecho) ¿también romperás tu promesa? ¿Igual como lo hiciste con mi confianza?

Max: (riendo) Creo que has estado cerca de mucho drama

Lorf: (saca la lengua) Independiente de eso, el abrazo si lo prometiste

Max: (asiente) Lo recuerdo, pero no creo estar aquí como ustedes

Crombs: Bueno eso tendría sentido, si es que sigues allá

Ingerman: (delante de la pantalla) Lo hace. Está en dos lugares a la vez ¿cómo es posible?

Jerry: (sin mirar a Max) Tiene magia, claro que es posible

Nathan: (recorriendo el lugar) Pero eso no es lo que ocurre. Cornelious sigue muy distraído, menos que antes, pero aún así. Además de que yo mismo me estoy preocupando, lo cual no debería pasar

Julieta: (mostrando sus colmillos) Estoy de acuerdo con el hombre dragón. Mis instintos están en alerta máxima por el estrés, casi listos para la batalla

Alex: (toma la mano de Mason) ¿Y tú? ¿Estás bien?

Mason: (arruga la nariz) Es difícil decirlo, siento que debería estar en alguna parte

Al escuchar estos, los demás en la sala -excepto por Max- podían sentir algo diferente, invasivo que les rogaba por hacer algo, pero el no saber qué exactamente les dejaba un amargo sabor de boca. Ingerman, ahora más tranquilo, miró su entorno y al mirar el cuello del chico extraño que todos parecen conocer. Se percató de las ligeras marcas enrojecidas, marcas de garras. Flexiona su mano derecha y recuerda cómo llegaron aquí

Ingerman: (acusador) Es este lugar ¿verdad? Este lugar se ha estado metiendo con mis sentidos las últimas horas

Max: (tímido) ¿Tal vez? (toma asiento) No sé muy bien qué es este lugar, o cómo afecta a otras criaturas, porque nunca había venido nadie más. Estoy asumiendo que es una especie de limbo atemporal o algo

Justin: (extrañado) ¿Limbo atemporal? ¿Eres realmente Max o una especie de cambiaformas que lo está suplantando?

Nathan: (con una mueca) Dice palabras relativamente grandes, mientras toma asiento en una silla que no estaba ahí antes, como si supiera lo que hace, cuando realmente no. ¿Por qué pensarías que no es Max?

Alex: Porque Max no es así Pasa Idiota

Todos saltaron cuando la voz de Alex resonó en la habitación, sin que esta hablara

Max: (se frota el cuello) Sip, si fuera ustedes diría todo lo que les quiero decir a los demás o aprendería a pensar más bajo… Bloquearlo también funciona, pero nadie escucharía lo que sí están diciendo así que solo… si

Un momento de silencio

Alex: (frustrada) Como sea… el punto es que la pasa escamosa no tiene que hablar de lo que no sabe

Nathan: (acercándose a Alex) ¿A quién llamas pasa escamosa? Estafadora y pulguenta de segunda mano

Mason: (mostrando los colmillos) ¡No te atrevas a hablarle así!

La pelea estalló, insultos iban y venían. El grupo se gritaba entre sí y lo que no gritaban, resonaba en la habitación. Lorf estaba divertido, pero incluso él sabía que no era momento de divertirse… Además de que le comenzaba a enfadar escuchar todos esos gritos. Se acercó a un lado de Max

Lorf: (cruzando sus brazos) Podría entender por qué te fuiste, si esto es algo regular

Max: (inclina la cabeza con una sonrisa) Te dije que vivir en una novela no era tan divertido como parecía (volveó la silla hacía las pantallas) Los dejaré gritar otro minuto mientras me encargo de esto. Si empeora ¿Los detienes?

Lorf observó a Max mirar la pantalla y fruncir el ceño cada vez que el otro Max, o la lagartija clara, atacaba a alguien. Luego miró a los demás en la habitación. ¿Por qué Max no está enojado?

John escuchó esto y se detuvo un momento para mirar al chico. Era verdad, no estaba enojado. Estaba como sí nada ocurriera mirando esas pantallas… No era más que otro hechicero mirando como todos los demás salen lastimados… enfadado buscó a su alrededor y, al no encontrar nada, tomó su zapato y lo arrojó directo a la cabeza del chico. De repente todas las personas del local de comida estaban sobre él.

Max miró las pantallas. Parecía ser que el jefe Gorgo estaba comenzando su discurso malvado. Un zapato golpeó la pantalla frente a él y lo miró extrañado. Volteó a ver al grupo, justo a tiempo para que Lorf tomara el zapato y corriera hacia uno de los abuelos de Courtney? Y lo usara para para golpearlo repetidamente… En algún momento, del último minuto, las cosas llegaron a ser más físicas…

Max se concentró y pronto todos los demás estaban sentados, en diferentes grupos, con un cinturón sujetándolos en su lugar.

Max: ¿Por qué pelean?

Plinski: (con un ojo temblando) ¿Cómo que por qué peleamos? ¡¿Eres acaso idiota?!

Alex/Justin: ¡Hey! ¡Sólo yo puedo decirle idiota! ¡Y tú cállate!

Nathan: (entredientes) Ustedes los hechiceros no pueden dejar de atacar a otros, incluso en plena guerra ¿verdad?

Julieta: Eres uno para hablar

Cornelious: Al menos el sabe guardar sus colmillos para modular

Ingerman/Mason/Julieta/Nathan: ¡CÁLLATE!

Max: (con un dedo en la barbilla) ¿Cómo lo hace Harper?...

Max coloca dos dedos en su boca y sopla tan fuerte como puede, no funciona, por lo que lo intenta otra vez. El profesor Crombs lo observa y luego lo imita, causando un estridente silbido que hace callar a todos

Max: (sonrie) ¡Gracias profesor! Ahora, qué tal si tratamos de enfocarnos en la pelea que se ve en las pantallas ¿sí?

Cornelious: (mira furioso) Sería más fácil si no tuviera tus emociones rodeándome

Max: ¿Era eso? ¿Todos piensan eso?

Todos: ¡SI!

Max retrocedió en su asiento ante el grito. Ya no estaba acostumbrado a ese tipo de reacciones… cerró los ojos y respiró profundo, tal vez podría tratar de bajar el volumen de sus emociones. Cuando se sintió lo suficientemente amortiguado, abrió los ojos y notó a los demás más relajados, no tanto, pero al menos ya no era su culpa

Max: Creo que eso debería funcionar… Como dije jamás traje a alguien, así que no sé como funciona

Justin: (rodando los ojos) No esperaba menos

Max: (parpadea) Entonces ustedes hacen su magia de problemas y yo me concentro en el rey mono

Jerry: (ve a Max voltear la silla) ¿Rey mono? ¿Te refieres a Raimundo?

Max: Sip

Donald: Aguarda, creí que tú eras el tal Raimundo

Max: Eso también

Theresa: Mijo ¿estas bien? Lo que dices no tiene sentido

Ingerman: (desinteresado) Siendo justos, jamás lo tiene

Max: (inclina la cabeza) Creo que lo perdí cuando era pequeño, debe estar en mi habitación. Mi litera de arriba solía comerse mis cosas

Crombs: (asiente) Eso podría ser. Mi barba hace lo mismo

Lorf: (emocionado) ¡Pensé que solo a mi me pasaba!

Mason: (mira a los tres) Alex dijo una vez que Max era más poderoso de lo que decía…

Julieta: (imita al lobo joven) Si es así, tal vez no sea bueno ser tan poderoso

John: Nos estamos desviando… Yo quiero saber ¿por qué el chico raro no deja de ver las pantallas? ¿Acaso estas disfrutando esto?

Donald: Estoy de acuerdo. Me recuerdas a ese Juez muerto ahora mismo

Max se estremeció, pero no apartó la mirada. En la pantalla se veía que el jefe Gorgo tomaba la delantera, pero los nuevos refuerzos del mundo mágico estaban haciendo lo mejor que podían para mantener un escudo alrededor de la batalla.

Plinski: (observando atentamente) Si no me equivoco, como este chico era en realidad el otro chico molesto, podría estar causando las inconsistencias que observamos antes.

Nathan: (asiente) Todos vimos como controló a Cornelious antes, así que es lo más probable

Theresa: ¿Eso es lo que haces Max?

Max: (inclina la cabeza para el otro lado) Sip… puedo tratar de seguir, pero sería mejor si piensan en como resolverlo

Alex: ¡¿Nosotros?! ¡Tú nos metiste en esto! ¡Nos enterraste vivos!

Lorf: ¡No fue Max, fue el Rey mono! (le muestra su lengua)

Jerry: Max es Raimundo… pero eso no importa. Profesor Crombs ¿sabe de algún hechizo que podría detener a la criatura?

Crombs: (niega con la cabeza) Lamento decir que no. Si esa criatura está ligada al Juez Herbert, entonces es tan poderosa como yo. Si puede acceder a la magia, entonces es fácil que lo contrarreste

Donald: ¿Acaso no pueden hacer kumbaya entre todos los hechiceros y derrotarlo?

Cornelious: Esa criatura es un Gorgo y se está alimentando solo de esa apestosa magia, también de las almas de los nuestros

Ingerman: (mira a Lorf) La criatura linterna dijo hace rato que una combinación de ambos tipos de energía podía ser una opción.

John: Si es así, entonces tendrán que trabajar juntos

Nathan: Prefiero beber mi propio veneno, gracias

Crombs: (mira a Max) Jerry, cuando dijiste que conocías al Juez y a Ramirez, ¿cómo lo hiciste?

Jerry: Me dediqué a reunir información

Cornelious: (mira a Jerry) Puedes decir que trabajaste como una rata traidora, nadie te va a detener

Mason: Señor y señora Russo ¿cómo conocían este lugar?

Theresa: (sorprendida) Es primera vez que vengo, querido, y puedes decirme mamá

Alex: (roja) Mamá este no es el momento

Theresa: Entonces ¿cuándo? Podríamos morir si no hacemos algo ¿verdad Justin?

Justin: (se aclara la garganta) Mason ¿por qué crees que mis padres conocían este lugar?

John: (mirando a Lorf) Porque el enano que golpeó con mi zapato lo dijo

Plinski: Creo se están confundiendo de padres

Alex: No creo, solo tengo un par de padres

Crombs: (apenado) Alex, querida, creo que Max podría ser diferente a ti

Alex, Justin, Theresa, Mason y Julieta, de repente, recuerdan la historia de Raimundo y de como fue adoptado

Theresa: (nerviosa) Se equivoca profesor, Max es mi hijo. Yo lo tuve y lo crié y… es mi hijo

Jerry: (bajando la mirada) Theresa, chicos, creo que hay algo que deberían saber

Alex: No me digas, más secretos

Justin: (mirando entre Jerry y Max) ¿Es por esto qué estaban peleando tanto antes de que Max desapareciera?

Jerry: Así es. Yo… cuando trabajé con el juez y todo salió mal, yo no sabía lo que pasaría. La guerra estalló y una pareja escapó

Cornelious: Y esa pareja tenía un bebé… mi hija tenía un bebé

Theresa: (horrorizada) ¡Jerry Russo! ¡¿Le robaste su hijo a alguien?! ¡¿Cómo pudiste?!

Jerry: (sacudiendo la cabeza rápido) ¡No fue así! ¡Estaba en una bodega y esa pareja apareció! Todo fue muy rápido… En un momento estaban vivos, con un niño y al siguiente yo tenía al bebé en brazos y ellos estaban…

Nathan: Muertos. Asesinados por hechiceros para ser más precisos

Jerry: (suspiró) El bebé fue llevado a las instalaciones del concejo mágico. Lo examinaron y dijeron que el bebé no era a quien buscaban, el bebé tenía magia. El juez Herbert enloqueció, decía que todos eramos unos incompetentes al no poder atrapar ni siquiera a un Hache que no sabía nada mejor que chuparse el dedo. Mandó a Ramirez, con el bebé para acompañarme a casa… Nadie podía saber de esto, así que me entregó al niño y lanzó un hechizo para que todos pensáramos que era parte de la familia

Alex: (sarcástica) Y todo era color de rosa hasta que pasaron cuatro años, lo descubriste, y pensaste que era buena idea mantenerte callado

Jerry: Alex eso no es…

Justin: No, papás eso fue exactamente lo que pasó

Crombs: Chicos, dejemos que Jerry termine su historia

Lorf: (por lo bajo) Y vaya historia

Jerry: (mira a sus hijos) Alex tiene razón, cuatro años después descubrí que era mentira. Estaba cuidando a Max. Él era… era Max. Balbuceaba y tenía ese juguete extraño y era como si hablara con alguien más. Algo pasó con su conversación y los juguetes a su alrededor comenzaron a flotar. Max rió y habló de como todo brillaba igual que yo… Cuando le pregunté de lo que hablaba, me lanzó el juguete como si fuera toda la respuesta que necesitaba y recordé

Theresa: (con lágrimas en los ojos) Recuerdo ese día, apareciste en la cocina con la nariz sangrando y en lugar de repararla, dijiste que tenías que salir. Cuando vi a Max jugando con el juguete con sangre supe lo que pasó, así que castigué a Max quitándoselo y lo escondí. Lo guardé en su caja de recuerdos, no pensé que lo sacaría

Nathan: (riendo) El chico tenía sus cosas buenas después de todo

Jerry: (ignorando a Nathan) Ese día fui a buscar al juez. Ramirez me llevó con él cuando le conté… No fue la mejor idea que tuve… El juez me arrojó un hechizo, para que en caso de que le dijera a alguien la verdad, los lastimara a ustedes. Así que me lo guardé… Cuando Max se enteró, entré en pánico y reaccioné mal

Ingerman: (se aclara la garganta) Me alegra ver que una manada arregle sus problemas, pero estamos perdiendo tiempo valioso

Justin: Si el profesor Crombs no sabe que hacer, estamos perdidos de todas formas

Plinski: ¡No! ¡No vine aquí para rendirme! ¡Mucho menos ahora que es mi verdadera oportunidad de conseguir mi venganza!

Donald: Plinski tiene razón. (apunta a Lorf) El enano dijo que necesitamos de ambas magias y todos acordamos "rebobinar" las cosas

John: Así es. Ya encontramos al niño, ahora hay que encerrar a esa criatura otra vez

Justin: Eso no servirá de nada si no le arrebatamos esa "fuerza" que le dio el viejo enojado

Alex: Pero el viejo ya está muerto y dudo que podamos "desenojarlo"

Julieta: Quizás no podamos "desenojarlo", pero alguien podría romper el vinculo ¿No tienen una clase de contrahechizo?

Lorf: No sé cual fue el hechizo que uso ese chiflado, pero si cual era el hechizo que uso la chiflada

Plinski: (se agita en su silla) Agradece que estoy atada, enano

Nathan: ¿De qué sirve eso?

Crombs: Ese hechizo, si no me equivoco, es el que encerró el alma de sus guerreros

Nathan: Y si logramos deshacernos de su ejército, podríamos tener más probabilidades de derrotarlo

Donald: Aunque aún falta quitarle la fuerza

Justin: Por ahora deberemos trabajar con lo que tenemos

Mason: Estoy de acuerdo con Justin (diriguiendose a Lorf) ¿Sabes como deshacernos del ejército zombie-no-zombie?

Lorf: (sacudiendo su pierna) Era un hechizo poderoso, si tuviera alguna falla o contrahechizo de seguro habría algo en mi biblioteca

Alex: ¡Ugh! ¿Me estas diciendo que el futuro del mundo mágico depende de ir a la biblioteca?

Lorf: (sonríe) Digo que podría depender de ir a la biblioteca… Me esforcé mucho por decorarla para las visitas

Crombs: No lo dudo, viejo amigo, pero me temo que no tenemos tiempo para eso

Max: (mira sobre el hombro) Sus refuerzos lograron poner un hechizo congelante sobre el jefe Gorgo… debe tener frío, así que podría echar un vistazo al teléfono del rey mono

Ingerman: ¿Por qué revisaríamos su teléfono, señor Northwood?

Max: (pensando) El rey mono me pidió que le sacara una foto a un libro con información del hechizo prohibido cuando entramos de contrabando a papá en la biblioteca

Lorf: ¡Te dije que sin magia!

Justin: El teléfono no es magia… y no puedo creer que diga esto, pero Max tiene una buena idea

Donald: (mira a Max) ¿Qué esperas chico? Hazlo

Max se concentró en Raimundo y por un momento la apariencia de Max cambió. Las personas en la sala estaban sorprendidos cuando en lugar de Max, parpadeó la imagen de Raimundo. No era estable, pero fue suficiente para que el Max de la pantalla sacara su teléfono, viera algo y lo guardara, antes de mandar un montón de rocas hacia los hechiceros que mantenían el escudo.

Max: (respirando pesado) Eso fue pesado, incluso más que cuando traté de levantar a mi lagarto

Cornelious: (enojado) Si, pues fue inútil. No pudimos ver nada

Max pareció ignorar a Cornelious, a favor de jugar con la imagen en otra pantalla, que apareció de la nada. Pronto la pantalla de agrandó y se vio la imagen de un teléfono, mostrando la fotografía mencionada.

Alex: (asombrada) Debo decir que esas pantallitas son útiles

Justin: (leyendo) Según esto, el hechizo no puede deshacerse con otro, pero si se liberan las almas, entonces se anulara

Mason: (confundido) ¿Y cómo vamos a liberar…? (triste) Olvidenlo

Theresa: Profesor Crombs, esto tiene que estar mal, porque no voy a dejar que mis hijos sean asesinos

Donald: No creo que sea su decisión señora

Theresa: ¡Claro que sí! (mira a sus hijos) ¡Niños tienen prohibido matar a alguien!

Jerry: Theresa, tranquila, los chicos no matarán a nadie

Crombs: Así es. Eso que ve, no son más que cuerpos vacíos… Sin embargo, deshacernos de ellos no liberará sus almas

Theresa: ¡Qué estén vacíos no lo hace mejor!

Alex: (ignorando a Theresa) Entonces ¿qué? Les agendamos sesiones de terapia, para que se descarguen

Nathan: Al menos no sugeriste magia (mira a Theresa) Existen vasijas especiales que pueden capturar la esencia de una persona, pero tienen cupos limitados

Cornelious: Y por lo que vemos en la pantalla, solo seres con algún residuo mágico, pueden ser "aprisionadas" por este hechizo

John: Sugieres que nosotros, los mortales, tenemos que salvar el día

Donald: John, suenas como si no conocieras a los hechiceros

Plinski: ¿Y qué tenemos que hacer con estas vasijas? ¿Y por qué son importantes? Podríamos dejarlos volver a su querida sala de piedra

Lorf: No creo que eso sea buena idea… Si alguien me atrapara en una roca, por años, y luego me dejara solo en el aire, me gustaría volver a la roca… Al menos ahí estaba seguro

Nathan: El enano tiene razón. Lo más probable es que (le sonríe a Theresa) en cuanto masacremos esos cuerpos vacíos, como solo los asesinos despiadados lo hacen (mira a Plinski) Las almas regresen a la roca, lo que solo sería cuestión de tiempo para que alguien (mira a Max) piense que es bueno dejarlos salir a dar un paseo

Max: (con un puchero) En mi defensa, mi abuelo perdió la correa

Cornelious: ¡No me culpes niño!

Crombs: (mirando enojado a los hache mayores) Lo que sugieres es que reclutemos a suficientes mortales, para que puedan tomar esas vasijas y capturar las almas

Nathan: Así es. Nosotros hacemos el trabajo pesado y los inútiles, limpian luego

Jerry: ¿Y cómo planean terminar con los cuerpos vacíos?

Lorf: ¡Hay que acuchillarlos hasta morir! (nota la mirada de todos) O tal vez no… era solo una sugerencia

Crombs: Existe un hechizo, que extrae la fuerza vital, es poderoso, por lo que lo más razonable es que Lorf o yo lo lancemos

Lorf: Max también podría ayudar

Alex: (riendo) No, eso no es posible…

Justin: (asintiendo) Sí, si Max puede ayudar, entonces nosotros también

Lorf: (extrañado) Ustedes no son lo suficientemente poderosos

Crombs: (mirando a Max) Y no es algo que puedas hacer, cruzando hechizos

Jerry: (mira a Crombs) Pero Max es sólo nivel 7… Recuerdo que hace un año admitió mentir sobre sus exámenes de magia

Cornelious: (con chispas eléctricas en los dedos) Sin mencionar que a nosotros, ni siquiera nos dijo que tenía magia

Lorf: (con una mueca burlesca) Pues la tiene y a mi sí me lo dijo

Jerry: (confundido) Creí que tu detectabas la magia

Lorf: (le patea la pierna) ¡Shhhhh! ¡Ellos no saben!

Theresa: No me importa quién sabe qué. El punto es que Max no los va a ayudar con ningún hechizo

Justin: Además de que Max tiene que concentrarse en controlar a Raimundo

Ingerman: ¿No sería más fácil si el otro chico estuviera aquí?

Max: (se encoge de hombros) Tal vez si viene y lo todo nos fusionamos… aunque espero que no tengamos que cantar, siempre olvido la letra

Julieta: Eso suena como una buena idea. Si el pulgoso mayor hace el truco con el juguete, podríamos traer a no-Max hasta aquí

Mason: (asintiendo con entusiasmo) Y luego solo nos faltaría encargarnos de la lagartija gigante negra

Crombs: Si eso funciona, podríamos ganar ventaja sobre ese Gogo

Lorf: Es Gor-do, no gogo

John: (mira a N&C) No van a corregirlos

Nathan: No

Cornelious: Aunque, sanguijuela también funciona

Plinski: En resumen, los mortales conseguimos las vasijas, mientras que los monstruos hacen lo que hacen mejor. El pulgoso rabioso atrapa al chico raro con el otro chico aún más raro y luego nos encargamos de matar a esa lagartija y rematar lo que quede del juez

Jerry: Eso es un buen resumen, pero ¿quién m… quién se encarga de quién?

Lorf: D'ha. El profesor y yo nos encargamos de los cascarones, mientras que los demás los retienen el tiempo suficiente. Los mortales artificiales y naturales van por las vasijas… Por cierto ¿dónde están?

Nathan: Que Cornelious los acompañe, dudo que la criatura insolente le permita concentrarse

Cornelious: Me encanta esa fe ciega

Nathan: En su insolencia. Eso no es fe, es un hecho

Crombs: Haremos grupos para transportarnos. Yo mismo llevaré a los mortales de regreso a la aldea

Lorf: (balanceando sus piernas) Cuando todo esté hecho dejamos que Max se encargue

Justin: Ya dijimos que Max no puede

Lorf: ¡Y yo digo que puede!

John: Por lo que entiendo el chico es hache y hechicero

Donald: Y el enano digo que se necesitaban ambas magias

Lorf: (asiente) Además Max es como nivel 15, tiene la fuerza suficiente

Russo: ¡¿15?!

Todos miran a Max.

Max: (parpadea) Hola ¿qué pasa? (mira a N&C con la cabeza inclinada) ¿Alguien más notó que ellos tienen la cara hinchada? ¿Qué le pasó?

4567890'¿'09876543234567890'0987

Reencuentros, peleas, planificación y más peleas, pero aún no sé como va a terminar