Este fic participa en el minireto de junio para "La Copa de las Casas 2016-17" del foro La Noble y Ancestral Casa de los Black.

Reto: escribir sobre un Michael Corner torpe.


Slow motion


.

Tus ojos sonríen. Te mueves con gracia, me desafías con cada movimiento de tu cuerpo. Es un juego nuevo para mí que no logro comprender. Me invitas a entrar en él. Es casi una danza llena de fuerza y energía.

Potter da la señal y lo escucho lejos, aunque está a un par de metros de mí. Los rayos rojos iluminan la estancia donde podría entrenar un verdadero ejército. Los estudiantes a nuestro alrededor fallan uno tras otro, pero no les presto demasiada atención.

No te mueves, ignoras por un instante que estamos en un duelo. Tus ojos llenos de picardía se divierten al darme estos nanosegundos de ventaja. Podría desarmarte en este momento, sería fácil lanzar tu pequeño cuerpo al otro lado de la habitación.

O eso desearía. El aire se niega a circular por mis pulmones y mi mirada no logra desviarse de la tuya. Observo tu cabellera pelirroja brillar con furia e imagino su olor. Como una Amortentia, recreo mis olores favoritos concentrados en uno. Cuento tus pecas y me sonrojo al imaginar que beso cada una.

Suspiro. Dejo caer mis hombros. Pierdo mi oportunidad, la cedo. Sigo la ruta del rayo que lanza tu varita en dirección a mi pecho. Te apunto con la mía para que quede constancia de que intenté luchar. El sudor de mis manos me traiciona, mi varita se resbala. Cierro los ojos un segundo antes de recibir el impacto.

Ganaste, sí. Conoces bien tu juego. Pero te falta entrar al mío, Weasley. Y no te mostrarás tan segura cuando lo hagas.


Lo sé, lo sé. No es Luna Lovegood. Pero es que cuando los personajes son sorteados es más difícil que me salga. xD De todas maneras no es la primera vez que escribo sobre Corner. No sé qué tan cursi me ha salido esta vez. Ya me dirán...