Este fic ha sido creado para los "Desafíos" del foro "La Noble y Ancestral Casa de los Black"

DISCLAIMER: los personajes pertenecen a JK Rowling, la historia es mía


Andromeda y Ted Tonks habían decidido que su hija tuviera educación muggle hasta que ésta fuera a Hogwarts así que la llevaron al colegio del barrio muggle donde residían, la llevaron al primer año del colegio, en preescolar de cuatro años. Le habían lanzado a su hija un hechizo para que no mostrará sus poderes de metamorfomaga y asustara a sus compañeros y a sus profesores.

La pequeña se había sentido traición por parte de sus padres porque la habían hechizado para que no mostrará sus poderes en el colegio. Sus padres le habían dicho que debía tener mucho cuidado porque con su edad todavía no controlaba su poder de metamorfomaga y eso asustaría a sus compañeros y a su maestra, nadie debía saber que era bruja y para ella era más difícil por su condición. Los muggles no creen en la magia y suelen rechazar cualquier cosa rara que vean, aunque fuera un niño.

Al principio la niña seguía enfadada con sus padres pero al cabo de una dos semanas de colegio se dio cuenta de que sus padres tenían razón, los muggles rechazaban cualquier cosa que estuviera fuera de lo común y se lo hizo saber a sus padres.