Nimphadora Tonks acaba de terminar Hogwarts y estaba loca por saber el olor que adoptaba la poción Amortentia para ella, pero no la encontraba por ningún sitio y no se le había pasado por la cabeza hacerla ella misma. Hacía viajes continuamente al Callejón Diagon para entrar en tiendas de pociones y mirar si había alguna poción en los estantes pero nunca había, por lo que tras pensarlo mucho decidió comprar ella misma los ingredientes y hacerla por su cuenta en el laboratorio que su madre tenía en su casa.

Cuando decidió hacerla ella misma buscó la receta de la poción para ver los ingredientes y el tiempo necesario para realizarla, apuntó en un pergamino aparte los ingredientes necesarios y fue al Callejón Diagon y compró los ingredientes pertinentes.

Una vez lo tuvo todo listo, fue al laboratorio de su madre y con su caldero del colegio empezó a hacer la poción, la cual tardaría algo más de tres semanas en terminar pero no le importaba, al menos tendría la oportunidad de olerla y quién sabe, puede que incluso de usarla.

Finalmente llegó el día en el que la poción estaba correctamente hecha y por lo tanto lista, y decidió que ya era hora de saber a qué le olía la poción de Amortentia, y se sorprendió, le olía a Chocolate y a perfume de hombre, el cual le sonaba de algo pero no sabía de qué, ya averiguaría de donde recordaba ese perfume.