Comentarios al final.

Este fic participa en el reto drabble "De la A a la Z" del foro Multifandom is the new Black".

¡Zelda no me pertenece!

¡Disfruten!


Batalla

Ya fueran internas o externas, salir victorioso de una contienda siempre requería del esfuerzo equivalente a lo que se ganaba tras librarla. Link lo sabía muy bien.

Antes de que todo ocurriera, Link siempre había luchado consigo mismo, de manera interna. Los conflictos y complejos de aquel entonces solo le limitaban al plano personal y él siempre buscaba la forma de esfumarlos sin que nadie se inmutara de aquello, para no molestar a nadie con lo que acontecía a sí mismo.

Las batallas externas, por otro lado, siempre daban como resultado lo contrario. La primera vez que Link enfrentó a alguien, aunque fuera en defensa propia, comprendió que el precio de su victoria no era solo la derrota de su adversario, sino la pérdida de un ser importante para otro. El hombre con el cual combatió era un asesino a sueldo, tenía esposa e hijos, y él lo había escogido como víctima creyendo a Link una simple presa, cuando la verdad era que el muchacho lo superaba por mucho en esgrima.

Ese día también aprendió que a partir de entonces cargaría con el peso de la vida del asesino por el resto de la suya. Comprendió que no se podía olvidar a quienes se asesinaba, así como las victimas nunca olvidaban quien los mató.

Un año más tarde, cuando Link se transformó en héroe, vio convertida su vida en un permanente campo de batalla, en donde él arrancaba vidas malignas a cambio de mantener otras; benignas. El peso de la vida de aquellas bestias, aunque no tan aplastante como el de una persona —experiencia que no había vuelto a repetir— igualmente terminaban haciendo mella en el alma del joven héroe. Aquella carga era acrecentada por la vista del rojo manchando su espada y el peso de un cuerpo inerte cayendo al suelo. Link, que siempre se había considerado pacifico, encontró en él una agresividad que no creía poseer. La batalla lo transformaba, no le nublaba el juicio, pero le borraba los escrúpulos de la mente, acompañado de la sensación de adrenalina corriéndole por las venas, los vellos erizados y el cosquilleo en el estómago.

¿Y por qué tenía que ser así durante la batalla, si al final de ésta, todo le resultaba tan mortificante? Link no tuvo que indagar mucho para encontrar la respuesta, la había tenido en la punta de la lengua todo este tiempo: porque él no batallaba por el simple acto de hacerlo, sino por las causas que lo movían a enfrentarse una vez tras otra.

A partir de eso el peso fue poco a poco disminuyendo, el principio era simple, solo debía de recordarse el motivo que lo impulsaba. Pero eso no significaba que Link olvidara las vidas que se había llevado en batallas pasadas y futuras. Y es que al final de cuentas parecía que Link era llamado héroe no por salvar vidas, sino por ser capaz de cargar el peso de las batallas que nadie más podía librar.

Que triste era.


¡De nuevo otro enfoque distinto! Nunca había escrito de Link de esta forma, es decir, en anteriores fics en donde hablo de él, me había encargado de resaltar sus virtudes, mas no este otro lado de ser héroe, como han visto ahora. Es la parte fea, la pesada, la que muchos negamos o la de que no hablamos. Tampoco hay que olvidar que este es solamente un enfoque del personaje, es obvio que hay mucho más, sobre todo siendo un personaje como Link, pero ya saben, en este caso solo me he recargado en este aspecto.

Espero les haya gustado :)

Cuídense~