Capítulo 14.

.

El ciclo de la vida ¿interminable?

.

.

En las calles, el viento soplaba suave y relajante. El amarillo y frugal sol destellaba reflejándose sobre las paredes blancas de aquel hotel de Nagoya.

A diferencia de las calles y avenidas de la ciudad, dentro del lobby, el aire se tornaba muy denso, demasiado intimidante. El ambiente provocaba que sus sentidos lo hicieran permanecer muy alerta, principalmente el del olfato.

Cuatro alfas juntos podían fácilmente trastornar los sentidos de Souichi, más aun por que tres de ellos estaban en la edad perfecta para la fertilidad. Kunihiro rara vez había percibido el olor de un omega y nunca el de uno encinta, miraba discretamente a su nuevo cuñado y encontró muy agradable la atmosfera. Incluso, Hiroto como beta comenzaba a sentirse asfixiado ante las descargas de feromonas de los alfas y su sudor empezaba a sobresalir.

Tetsuhiro, observo que el rostro de Souichi se apreciaba pálido y un poco agobiado. Entendió que seguramente le costaba mantenerse tranquilo ante tanta feromona dispersa que le robaban la poca energía que aún conservaba. El omega todavía sentía demasiada tensión entre Morinaga e Isogai, y esto lo incomodaba mucho.

Incluso en ocasiones, Souichi sentía una mirada que lo inquietaba. El Señor Morinaga se contenía de verlo, pero en pequeños lapsos de tiempo el omega descubría aun algo de deseo detrás de esos ojos, que por lo menos en tres ocasiones se encontraron. Tetsuhiro notando todo lo anterior finalmente intervino.

- Lo mejor será separarnos en los dos autos para llegar, Souichi e Hiroto vendrán conmigo, Kunihiro, tu llevate a nuestro padre e Isogai -

.

Y ahí comenzaba el cuento de nunca acabar. Isogai no podía mantener cerrada la boca. Las esencias de ambos alfas chocaban inevitablemente como rivales, y las miradas desafiantes insistían.

- ¿Porque Souichi tiene que ir contigo? Llevate a tu padre y hermano, yo me voy con él e Hiroto -

Terminaron por hacer lo que Morinaga ya había dicho, pues las miradas de fastidio y hartazgo de todos fueron dirigidas a Isogai, que al parecer de la mayoría su presencia estaba de más con ellos. Souichi oprimiendo su frente solo había expresado:

- ¡No comiencen otra vez! -

.

.

Los atendieron al llegar, los mismos seis sujetos que la noche anterior los habían guiado a ese edificio.

Entraron por otra puerta y ya los esperaba el hombre inglés, Robert Ferguson y no estaba solo; con él se encontraban dos tipos más. Se trataba de japoneses que muy educados recibían a sus connacionales, no se detuvieron en presentaciones ni cortesías; todos partieron del lugar sin perder tiempo.

La intención de los que guiaban era utilizar dos grandes urbans ejecutivas y les informaron que el viaje duraría más de dos horas, pues debían salir de la ciudad y en un lugar poco habitado llegarían al complejo que usaban para llevar a cabo sus investigaciones. Sin embargo, Tetsuhiro y los otros no estaban de acuerdo ¿Cómo se moverían si dejaban abandonados sus autos en ese lugar? Por lo que volvieron a tomar su sitio en los vehículos tal y como habían llegado a ese edificio.

.

.

.

El enorme lugar al que llegaron, era una edificación con un diseño que visto desde las alturas tenia forma de círculo.

Los alrededores parecían abandonados y estaba rodeado de densa vegetación. Las aves causaban revuelo y esto resultaba en que el sitio no se sintiera tan solitario. El camuflaje era perfecto.

Cuando entraron, notaron que todo desde los botones de los ascensores, perillas de las puertas, pasillos y cualquier sitio visible; tenía un emblema. Souichi, Tetsuhiro e Isogai lo reconocieron, pues su pasión por la lectura los había llevado en alguna ocasión a leer algo sobre eso. Recordaban que en la universidad, algunos compañeros hablaban con entusiasmo de esos temas.

.

Intrigados leían el letrero de la puerta principal en una placa:

.

"LA MAYOR NECESIDAD DEL MUNDO ES LA DE HOMBRES QUE NO SE VENDAN NI SE COMPREN; HOMBRES QUE SEAN SINCEROS Y HONRADOS EN LO MÁS ÍNTIMO DE SUS ALMAS; HOMBRES QUE NO TEMAN DAR AL ABUSO EL NOMBRE QUE LE CORRESPONDE; HOMBRES CUYA CONCIENCIA SEA TAN LEAL AL DEBER COMO LA BRÚJULA AL POLO; HOMBRES QUE SE MANTENGAN DE PARTE DE LA JUSTICIA AUNQUE SE DESPLOMEN LOS CIELOS, AUNQUE SE DESMORONE LA TIERRA".

Cita de Ellen G. White.

También miraban el emblema, El Ouróboros o Uróboros, el cual ha sido un concepto empleado en diversas culturas a lo largo de al menos los últimos 3000 años.

Generalmente es un dragón representado con su cola en la boca, como devorándose a sí mismo. También, quienes lo conocen superficialmente lo han visto en forma de ocho, y le dan el significado de infinito.

Otras culturas lo representan como serpientes, devorando su cola; ambos muestran forma circular y representa la naturaleza cíclica de las cosas, el eterno retorno y otros conceptos percibidos como ciclos que comienzan de nuevo en cuanto concluyen.

En algo más general simboliza el tiempo y la continuidad de la vida. Se usa como representación del renacimiento de las cosas que nunca desaparecen, solo cambian eternamente.

.

Souichi miraba y al mismo tiempo se preguntaba el significado de usar aquel símbolo en aquellas instalaciones. El sitio era sorprendente, grande y no había mucha gente cuando ellos llegaron, sin embargo, conforme se adentraban al complejo veían muchas personas con batas blancas, portando el logo del dragón circular y en su mayoría japoneses, aunque también había extranjeros y no se trataba de solo hombres y mujeres alfas, algunos eran omegas. Las esencias los delataba y eso demostraba que no tomaban ningún tipo de inhibidor.

Los visitantes muy atentos y con desconfianza, miraban todo a su alrededor. Entraron a una sala, y se les invito a sentarse. Expectantes y un poco asustados esperaban información, explicaciones. Robert Ferguson, con su típico bastón dorado, se sentó junto a sus dos acompañantes; frente a los visitantes. El hombre mayor no esperaba más que la presencia de Souichi y Tetsuhiro. También miro que estaban nuevamente ahí Kunihiro y su padre, pero ahora, tenía a otros dos sujetos más ahí.

- A ustedes cuatro ya los conozco, pero, y ellos ¿Quiénes son? -

Pregunto el inglés observando a Hiroto e Isogai, Tetsuhiro de inmediato contesto:

- Él es Isogai Taichirou, un reconocido científico de Nagoya, y él es..., mi amigo Hiroto, mi ayudante y brazo derecho -

- ¿Isogai Taichirou? ¿Científico de Nagoya? Sí, he escuchado de usted y además es un alfa, un alfa muy capacitado en su ramo y también enamorado según puedo aspirar...

Dijo mirando de reojo a Souichi, este sujeto Robert Ferguson también era un alfa y su sensibilidad olfativa era superior, muy aguda y posando su vista hacia Hiroto menciono:

- ¿Un beta? Los betas ya no son útiles en el futuro, lo siento, pero no requerimos ni un poco de su presencia en este lugar. Yo prometí asilo y protección a esta pareja: Souichi y Tetsuhiro, pero..., huelo un interesante triángulo amoroso aquí, entre los alfas y el omega.

Bien, Isogai Taichirou puede ser de mucha utilidad también, tanto por sus conocimientos, como por sus genes. Podría haber una inesperada combinación, los demás deberán irse -

Souichi, no había abierto siquiera la boca para saludar. Pero lo que escucho le disgusto mucho, y contesto:

- ¡Inaceptable! Estas personas deberán permanecer con nosotros; ustedes saben a lo que se han expuesto por querer ayudar a evitar que el proyecto Entropía se lleve a cabo. Correrlos de aquí es como enviarlos directamente a la muerte. De todos modos no pensamos estar mucho tiempo en este lugar, al menos déjenos estar aquí a todos hasta que esto se tranquilice un poco -

El hombre inglés, miraba de forma intimidante a Souichi, pero este sostenía su mirada de manera desafiante. Frotando su barbilla y de manera tranquila respondió:

- Un omega bastante singular..., Tu actuar es el de un alfa y al parecer también tu carácter. Tu esencia marea y seduce hasta al más fuerte de los alfa, y tu apariencia es bastante llamativa. Con otros no hago concesión alguna, contigo la hare, hay algo diferente en tu esencia y me gustara investigar que es, tus genes parecen de la mejor clase.

Los dejare permanecer resguardados aquí, si, a todos; pero, si sus amigos no son productivos de algún modo, los echare sin ningún miramiento. Aquí tenemos mucho dinero y tiempo invertido, no podemos darnos el lujo de hacer derroches.

.

Uno de los japoneses que con el inglés cooperaban, continúo para darles instrucciones. Robert Ferguson se mantuvo observando las reacciones y gestos de sus huéspedes:

- Escuchen bien lo que se hará: El omega en cinta y su alfa, podrán tener todos los cuidados necesarios para su embarazo y nos aseguraremos de que él bebe se desarrolle bien, también los sustentaremos en todo, física, emocional y materialmente.

Usted omega, como científico nos apoyara trabajando en el laboratorio durante el tiempo que su estado lo permita, y usted alfa es un ejemplar de magnifico tamaño y fuerzas, luce como alguien capaz, nos ayudara en el área de seguridad, es una área indispensable y muy importante ante lo que enfrentamos.

También tendrán la libertad de permanecer juntos en una Escama para ustedes dos..., Escama le llamamos a cada departamento de nuestros huéspedes (como referencia a la piel de los dragones y serpientes). Y en estos tendrán todo lo que necesitan para estar cómodos y no carecer de nada.

En el edificio tenemos a otros 19 omegas, omegas únicamente de Japón. Solo usted faltaba por localizar, omega Tatsumi Souichi. Jamás pensamos que un científico del Centro de Investigaciones Genéticas, fuese un omega y menos que se tratara del vigésimo caso encinta del país.

En cuanto a sus amigos, les asignaremos tareas que puedan realizar, aun a usted alfa mayor y de igual manera cubriremos sus necesidades y ocuparan dormitorios que no son parte de las escamas; Si no de los que aquí trabajamos.

Concluyo el sujeto hablando las últimas palabras a Morinaga Takumi.

.

.

.

Nagoya. Edificio del proyecto Entropía.

.

Masaky nervioso entraba a un lugar que parecía más un área militar que otra cosa.

Lo guiaron a una zona que se asemejaba a un hospital y lo invitaron a entrar en una oficina. Fue recibido por un médico que le dijo que le realizarían un chequeo rutinario.

Le proveyeron de una bata esterilizada y le recogieron todas sus pertenecías. Aquellos médicos, lo trataban fríamente y le ordenaban lo que tenía que hacer. El prepotente omega ante aquel trato, los amenazaba con sus innumerables conocidos influyentes. Pero, nada le valía en ese lugar, en ese lugar ahora era solo un sujeto de prueba.

.

Masaky comenzó a sentirse muy confundido, se suponía que se encontraría con Tetsuhiro e iría a apoyar unas investigaciones, sin embargo a la vez estaba aliviado. No sabía absolutamente nada de ciencia y mucho menos de genética y si lo hubiesen puesto a trabajar como le habían dicho, solo habría resultado un ignorante e inútil. Pero eso no evitaba que se cuestionara ¿Porque revisar su salud física? Y a pesar de hacer algunas preguntas, no respondían estas, lo que logro preocuparlo aún más.

En momentos oportunos, la curiosidad lo llevo a recorrer las instalaciones sigilosamente, evitando las cámaras que ya había notado en todo aquel complejo. El mañoso omega había logrado ver algo.

.

Terror fue lo que sintió al descubrir varias cosas:

Las noches anteriores había logrado escuchar algunos gritos, y pensaba que era su miedo infantil a la oscuridad lo que le había hecho imaginar aquello. No, no lo era. Ahora había comprendido que ese lugar era un lugar donde experimentaban con los alfas y los omegas. Ante sus descubrimientos, comenzó a perder la esperanza de salir con vida de ese tenebroso sitio. No tenía su celular, ni dinero; todo se lo habían recogido.

Las puertas se abrían con claves numéricas y algunas más restringidas con lectura de scanner en los ojos.

Las perspectivas para él eran poco halagüeñas.

.

.

.

Hamamatsu.

.

Detrás de la línea, solo escuchaba que su llamada pasaría al buzón de voz. - ¡Maldito aparato! - grito repetidas ocasiones... ¿Porque Masaky mantendría apagado el celular? Odiaba tener que rendirse y rebajar su orgullo. Pedir un favor, ¡Va! Eso era para las personas inferiores, sin embargo, al Señor Junya ya le preocupaba bastante la falta de comunicación con su hijo y desconocer cual era exactamente su paradero.

Dejando su orgullo aun lado, marco al número que conocía de Tetsuhiro, la señal era pésima y después de muchos intentos, trabajosamente logro solo que el mensaje fuese enviado. La llamada jamás entro.

.

.

.

Tetsuhiro se extrañó de que en algunas partes de las instalaciones, su teléfono lograra captar recepción de los satélites. Su sorpresa aumento cuando vio un mensaje que era del día anterior, el Señor Junya no lo llamaba nunca a menos que Masaky estuviera en problemas.

Leyó en el mensaje:

.

Desde que Masaky salió a buscarte a Nagoya, no se ha comunicado conmigo. Te advierto que no estoy de acuerdo con las ideas de mi hijo y su insistencia absurda de tenerte como pareja, ya le dije que se olvide de ti, que estas lejos de merecerlo. Sin embargo, de su paradero desconocido ya tiene cuatro días, si está contigo, dile que me marque; que no me enfadare con él ni discutiré.●

.

Tetsuhiro se esforzó por ser discreto ante lo que leía en su celular. Cuatro días y otro más en lo que tardo en entrar el mensaje a su teléfono, lo hicieron pensar de modo fatalista. Pero sus esfuerzos de pasar desapercibido lo hacían lucir aún más sospechoso, miraba el teléfono y levantaba la vista en dirección de Souichi y al hacerlo varias veces provoco que la mirada de Souichi a sus movimientos raros se clavara en él. El alfa se puso tan nervioso que dejo caer su teléfono.

Souichi al verlo revisando su teléfono de manera tan insistente y en apariencia preocupado por lo que leía, además que el alfa parecía que estaba nervioso y trataba de ocultarlo; le causó extrañeza y caminando varias veces a su alrededor, pregunto:

- ¿Que sucede? ¿Alguna mala noticia? -

- No te preocupes tesoro, es un viejo conocido... Sin embargo, debo salir; al parecer está en problemas y necesita de mi apoyo -

- ¿Un viejo conocido? ¿Quién es exactamente? ?... Si no me equivoco, esos sujetos dijeron que no debemos salir de aquí -

- No lo conoces... Bueno, no personalmente; es, es el padre de Masaky, aquel con el que mi padre antes te menciono que estaba comprometido... ¡Ah! ¡Pero sabes que eso no era verdad! -

- Y ¿Porque dices que tienes que ir? Si es verdad que no tienes una relación con él; no deberías salir de aquí, sabes que debemos apoyar en este lugar y no arriesgarnos innecesariamente -

- Lo sé, lo se amor. Pero ¿Sabes? No puedo ser tan apático...Masaky, Masaky..., al final de cuentas es mi amigo, lo hemos sido desde hace años; no puedo abandonarlo a su suerte. Debo saber que sucedió con él, según su padre lleva cinco días desde que salió de Hamamatsu para buscarme en Nagoya y aún no sabe nada de él -

.

Un grave desatino de parte de Tetsuhiro, Souichi experimentaba una sensación desconocida y nueva para él. ¿Porque demonios le dolía tanto escuchar aquello? ¿Porque Morinaga estaba dispuesto a dejarlo solo para ir a buscarlo? ¿No se suponía que lo más importante en su vida era él? Su enorme orgullo opacaba su juicio y en completo descontrol dejo salir su esencia inestable y dijo:

- Bien..., Si te preocupa tanto, entonces ¡haz lo que te venga en gana! Pero si lo encuentras..., harías bien en quedarte ahí. Si los del proyecto Entropía te descubren, no quiero que nos pongas a todos en peligro por tu estupidez y mucho menos a mi hijo -

Tetsuhiro en un movimiento rápido ya había tomado la muñeca de Souichi para detenerlo, vio que sus intenciones eran las mismas de siempre; salir y dejarlo con la palabra en la boca.

- ¿Tu hijo? ¡Nuestro hijo Souichi! Por favor; no seas irrazonable. Te prometo que seré cuidadoso y no me descubrirá nadie. Sabes que es a ti al único que amo, por lo que, por favor no te preocupes por eso -

Souichi no escucho aquella respuesta como un aliciente para tranquilizarse, al contrario sintiéndose aún más provocado al ver que Tetsuhiro le reiteraba que de todos modos iría sin importarle su disgusto, porque eso fue lo que concluyo, que el alfa lo estaba relegando a un segundo plano. Por ello pensó en hacerlo sentir como él se sentía. Tenía que hacerlo experimentar lo mismo.

Porque aunque le parecía al rubio imposible, había algo en sus emociones que lo hacía sentir herido, muy, muy herido.

- Como dije..., has lo que quieras. Finalmente quien me ayude sobra, aquí están todos esos médicos alfas y también Isogai. Así que no te des prisa por volver, puedes tomarte todo el tiempo que desees o en su defecto no regresar -

Vaya que la táctica había hecho efecto, Tetsuhiro sentía hervir su pecho al escuchar aquella amenaza disfrazada de indiferencia.

Furioso, muy arrebatado y sacando la esencia dominante de su casta, se acercó aún más a él acorralándolo en una esquina de la habitación, miraba firmemente sus ojos, esos bellos mieles que ahora lo observaban sorprendidos por los bruscos y descontrolados movimientos del alfa, pero al mismo tiempo desafiantes y con el ceño fruncido.

- ¿Alfas? ¿Isogai? ¿Porque tienes que mencionar su nombre? ¿Qué me quieres dar a entender? -

- ¡Lo que quieras entender! Y hazte a un lado, me cortas el paso... ¡Dejame salir! -

- ¡Espera! ¡No escapes! Sabes bien que por mi te llevaría conmigo, que lo que más deseo es estar junto a ti, pero por tu estado es imposible, no estas para exponerte de esa manera... ¡Vamos! No seas tan obstinado. Además, ya antes de recibir ese mensaje había pensado en salir pues también quería hacer lo que a ti tanto me has dicho que te preocupa, ¿Lo recuerdas? Comprobar que tu familia este bien, principalmente el hermano menor que dices que también es un omega -

Tetsuhiro en un gran esfuerzo se relajó, aquella esencia agresiva que segundos atrás había liberado, comenzaba a cambiar en una que volvía más apacible a su omega. Cuando consiguió doblegarlo por completo tomo a Souichi firmemente hacia él y lo beso invadiendo por completo su espacio. Souichi resistiéndose en un principio, permitió que sus labios fuesen atrapados por los del alfa. Más tranquilo, seducido por ese relajante acto y olor, dejo ver lo que verdaderamente le preocupaba, lo que sin duda sentía.

- ¡No quiero que vayas solo! Que Hiroto y tu hermano vayan contigo. ¡Más te vale que nada te suceda! Que regreses entero o yo mismo te matare cuando te encuentre ¿Entiendes? -

La tensión que le había provocado enfado, cambiaba a una agradable sensación ¿Eh? ¿Estaba celoso? Si, Souichi estaba celoso, pero nunca lo admitiría. Sin embargo Tetsuhiro se sentía feliz, pues sus acciones y reacciones demostraban mucho más que sus palabras. ¡Su omega le dejaba ver una enorme preocupación por él! Y además ¡Estaba celoso!

.

.

Con más confianza y relajado Tetsuhiro se apresuró a informar a su hermano, y no se imaginó la reacción de su amigo que siempre parecía alimaña pegada con él. Hiroto al ser notificado estaba inconforme, muy inconforme. Le gustaba el trabajo que le asignaron en el complejo: ayudar en la cocina, esto lo relajaba bastante y distraía. Además que estaba aprendiendo mucha información interesante del proyecto Ouróburos y le habían mandado asistir en algunas cosas a Isogai.

- ¿Por qué debemos ir a buscar a ese antipático sujeto? ¿No su padre tiene lo necesario para hacerlo? Y ni me digas...Souichi está que se lo lleva el demonio y... ¿Sabes qué? Tiene toda la razón, pensara que vuelves a tus viejos hábitos con ese ofrecido. No, definitivamente ¡Estás loco! -

Burlándose e imitándolo, Tetsuhiro respondió:

- Pues... ¿Sabes qué? Souichi fue quien me dijo que te llevara conmigo. Últimamente pareces más su espía que mi amigo. Parece que sabe que odias a Masaky o tal vez confía en que con tu ayuda volvamos sin ningún contratiempo. Además, Kunihiro también vendrá con nosotros, así que quita esa cara y preparate -

Con el rostro mortificado Hiroto le hacía ver lo que parecía que el alfa no veía.

- Playboy kun no me gusta esto que haces..., a penas logras estar con Souichi, con la oportunidad de que estén bien ambos y finalmente esperar juntos la llegada de su bebe. Y solo a ti se te ocurre hacer estupideces, parece que siempre tomas decisiones para complicarte la vida y de paso la de los demás -

- Al contrario, quiero que ya no haya nada que nos impida estar juntos y bien ¡Quiero que este problema se acabe! También aprovecharemos para ver que sus hermanos a los que no ha visto por un tiempo estén bien y de ser posible traerlos aquí, al final de cuentas ellos también corren peligro y aunque poco me lo diga, sé que está muy, pero muy preocupado por ellos... -

.

.

.

La tía Matsuda dos días atrás había recibido un mensaje de Souichi, donde le pedía que redoblaran las precauciones al salir, principalmente Tomoe. El omega tuvo la oportunidad de recibir dos mensajes antes de perder la señal en su teléfono, al igual que él, sus hermanos estaban desesperados por saber dónde estaba y cuando regresaría a casa. Trato de calmarlos diciendo que estaba bien y que les tenía una noticia agradable que les sorprendería mucho.

Finalmente Souichi había decidido darles a saber que esperaba un bebe y que ahora tenía una pareja que se desvivía por él. También sabía que sus hermanos se burlarían un poco, pues siempre le escucharon decir que esas cosas relacionadas con el amor y formar una familia no le interesaba. Y ver que si existía alguien capaz de domarlo les parecería increíble y a la vez gracioso.

Souichi estaba muy preocupado de que los del proyecto Entropía al no encontrarlo a él, fuesen a buscar a su familia. Y era cierto que cuando trataba de dormir a lado de Tetsuhiro, el alfa se dio cuenta que algo le quitaba el sueño.

El omega siempre obstinado no le conto con detalle sus inquietudes, pero si le menciono:

- Es solo que extraño a mis hermanos y tía, los últimos meses poco he estado al cuidado de ellos y estaban acostumbrados a mi sobreprotección y quejas -

- Yo quiero que estés tranquilo, en los siguientes días hare arreglos para ir a verlos y traerlos para que estén contigo. Pero, por ahora descansa, trata de dormir un poco ne?... Te amo -

.

.

.

Nagoya. Edificio del Proyecto Entropía.

.

- No chico, la verdad es que no nos sirves para nada. A menos que tengas hermanas o hermanos omegas y estos sean fértiles; hasta aquí llego el linaje de tu familia. Eres completamente estéril -

- ¿Esta seguro? Debe haber un error. Yo debería tener descendencia... Es más, es necesario que tenga descendencia -

- No, no la tendrás, hicimos y repetimos todas las pruebas. Además de que nos engañaste usurpando la identidad del omega que buscábamos. Te hiciste pasar por Tatsumi Souichi y lo menos que te mereces seria castigarte, pero creo que con la noticia que acabas de recibir es suficiente -

- Si ustedes son científicos, deben ayudarme; les pagare lo que sea, pero necesito quedar en cinta. Y ustedes también me engañaron diciendo que mi pareja estaba aquí ¿Dónde está Tetsuhiro? -

- No tenemos ni idea, estúpidamente te encargaste de hacernos perder el tiempo. Al menos confirmamos con esto que ese alfa, Morinaga Tetsuhiro si es fértil y el omega que es..., bueno, no se quien sea la verdadera pareja; al parecer es un granuja ese alfa. Pero, el otro omega parece que si esta encinta según dices y es el que nos interesa. A ti te dejaremos ir, de todos modos no tienes ninguna información para nosotros que sea importante y retenerte más tiempo sería una perdida valiosa de tiempo y recursos -

Mientras ese medico contestaba una llamada donde le instruían a dejar ir a ese omega solo hasta que tuvieran a Tetsuhiro en sus manos y después se deshicieran de él. Masaky aprovecho la distracción.

El medico volteo la silla donde estaba sentado para hablar con algo de privacidad. Masaky logro guardar un tríptico que poderosamente había capturado su atención, lo metió dentro de su pantalón en la parte delantera.

Cuando por fin se desocupo el galeno, lo despacho y le dijo que en poco tiempo lo regresarían al lugar donde lo habían encontrado. De cierta forma Masaky se sentía aliviado, pero no confiaba del todo que cumplieran con su palabra.

.

.

Por su parte, Tetsuhiro, Kunihiro e Hiroto ya habían llegado al departamento que días atrás habían dejado Souichi y el beta al sentirse inseguros allí. Morinaga supuso que Masaky debía haber encontrado el lugar si de antemano averiguo que se encontraba en Nagoya.

Al alfa no le resultaba difícil saber cómo actuaba ese omega que llevaba conociendo desde hacía tantos años. Fácilmente podía adivinar sus movimientos.

.

Cuando entraron al departamento, confirmo que en efecto aquel presumido omega había estado ahí. El aire aún estaba viciado con su esencia; solo Tetsuhiro y Kunihiro la percibieron. Hiroto caminando y revisando el lugar con la vista, totalmente ajeno a esto, comentaba:

- Creo que todo luce tal y como lo dejamos Souichi y yo el día que nos fuimos, no parece que alguien haya entrado aquí Playboy kun, tal vez Masaky ya este con su padre y nosotros exponiéndonos a lo tonto -

- ¡Te equivocas Hiroto!, Masaky estuvo aquí y al parecer se encargó de que eso fuera muy notorio... Abre las ventanas para que se ventile este lugar, si Souichi viniera con nosotros y entrara encontrándose con este olor; cumpliría su amenaza de matarme -

Kunihiro muy divertido por ese comentario, a completo:

- Exageras hermano, tal vez solo te rebane en pedazos aquello Jajajaja...

Morinaga posando una mano sobre su miembro, como protegiéndolo ante imaginar la escena tras ese comentario, dijo a su hermano:

- Muy gracioso Kunihiro...Pero ahora que sabemos que Masaky estuvo aquí, deberíamos preguntar si algún vecino lo vio salir del departamento y con quienes lo hizo -

.

Los únicos que informaron fueron los inquilinos de a lado, y por la descripción que estos dieron de Masaky y los sujetos que con él se fueron, Hiroto de inmediato dijo a Tetsuhiro:

- Creo que llegamos tarde, será imposible dar con esas personas y no tenemos idea alguna de quienes exactamente eran. Lo mejor sería regresar al Ouroburus y llamarle a su padre para que él se haga cargo e investigue más -

.

No habían pasado ni dos minutos cuando los tres estaban por salir del departamento, y de pronto escucharon que alguien entraba. Se pusieron en guardia pensando que pudieran ser aquellos hombres que volvían para encontrar a Tetsuhiro y Souichi.

La sorpresa fue inesperada al ver que era Masaky quien entraba y de alguna manera se las había ingeniado para conseguir una tarjeta llave del departamento. El sobresalto del omega al verlos tan repentinamente fue peor que la de ellos, con una voz chillona y con los pelos de punta; grito al verlos.

- ¡Uwaaa! ¡Demonios Tetsuhiro! Casi me matas del susto... ¿Cuándo regresaste a tu departamento? -

- ¡Yo soy quien debería hacer las preguntas! ¿Dónde has estado? Y ¿Cómo conseguiste la llave de mi departamento? -

- La llave sabes que con algo de dinero se consigue fácilmente, y... Estuve en un complejo, edificio o que se yo; algo muy raro. Tenía personal militar, así como médicos. La verdad es que poco entendí, había muchas personas y esos sujetos no me informaron nada. Solo deseaban comprobar si estaba encinta los muy estúpidos, y al que en realidad buscaban era a ti y el imbécil que tienes preñado... Y por cierto ¿Dónde está el malnacido? -

- ¡Eso no es de tu incumbencia y evita hablar así de él en frente de mí! vine a buscarte por que tu padre está muy preocupado y me llamo para averiguar en donde estabas. Así es que, si estás bien; regresa a Hamamatsu. Yo no tengo más tiempo para perderlo en tus estúpidos caprichos -

- Solo si tú vuelves conmigo, aunque entendí poco; creo que esos sujetos son muy peligrosos y están locos. Hablaban de controlar todo y a todos ¡Mira! En un descuido les robe un documento y todo es demasiado enfermo.

Pienso que si te están buscando, no tienen buenas intenciones contigo ¡Cielos Tetsuhiro! Ya entiendo por qué este sujeto de cabello ridículo siempre esta tan estresado cuando está cerca de ti ¡Eres un imán para los problemas! ¡Cumple tu palabra de formalizar conmigo y ya deja de hacer bobadas!...Creo que todo esto te está pasando por miserable mentiroso -

.

Morinaga contenía una risa burlona al ver la reacción de Hiroto ante el comentario ofensivo acerca de sus cabellos rojizos. El pobre del beta hizo un puchero y se tocó el cabello, aguantándose las ganas de gritarle unas cuantas verdades que conocía del omega ofrecido.

Tetsuhiro tomo el documento y revisaba lo escrito en aquel papel. Demasiada información y sumamente terrorífica. Se sentó y junto a él Kunihiro del lado izquierdo e Hiroto del lado derecho. Masaky no había estado muy interesado en ese tríptico, demasiada pereza le daba tratar de entenderlo. Pero al ver el enorme deseo en los tres jóvenes de leerlo y lo absortos que parecían al hacerlo, se sentó a esperar que comentarían de eso.

Lo escrito parecía una especie de pacto y reglamento para los que se involucraran en el proyecto Entropía (El mencionado documento aparece al principio del capítulo 13)

Cuando terminaron de leer el tríptico, parecían mudos; ninguno articulo una sola palabra, no por lo menos unos segundos. Y ahora sobresaltados notaban que Masaky no había asegurado bien la puerta cuando entro...

.

.

.

Si no me extiendo demasiado, el próximo capitulo seria el final.

Saludos. Y quien desee comentar, siéntase libre de hacerlo.

.

.