El primero de mi colección de Historias cortas inspiradas por músicas, todas de distintas parejas. Empiezo por mi favorita: Toothcup.

Título: Lo hecho está hecho.

Inspiración: La música de Shakira con el mismo nombre del título, aquí les dejo el link de la música.

watch?v=N31b8DrmzVM

Advertencias: Infidelidad y un poco de insinuación.

oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Lo que empieza aún no termina. Del mini bar, al Edén. En muy mala compañía

¿Cómo fue que paso esa noche tan impaciente? Aun recordaba las miradas disfrazadas que recibía por parte del chico. La fiesta de fin de año había pasado a segundo plano. Sabía lo que pretendía, y en fondo el también deseaba que continuara con las indecorosas insinuaciones a las que termino cediendo.

Era ese sabor en tu piel, azufre revuelto con miel. Así que me llene de coraje y me fui a caminar por el lado salvaje. Pensé "no me mires así" ya sé lo que quieres de mí.

Acabaron en una habitación de aquel lujoso hotel. Las caricias y los besos repartidos en su cuerpo lo volvían loco. Las sensaciones estaban a flor de piel. Sabía que estaba mal, pero poco les importaba. Después de haber coqueteado toda la noche, era inminente lo que pasaría después de todas las copas que habían tomado. Las prendas caían lentamente, y piel con piel, caliente se restregaba entre ellos.

Se siente también todo que hace mal y contigo nunca es suficiente. Nunca me sentí tan fuera de lugar, nunca tanto se escapó de mi control.

Toothless acostó lentamente en la cama a Hiccup, besando desde el cuello hacia el pecho. Manos salvajes que se adentraban en terrenos peligrosos. Sabía que estaba mal, pero no le importaba, no esa noche. No creyó caer rendido ante los encantos que mostraba el más joven, y aun así ahí estaba, rompiendo en pasión, llenando de suspiros y gemidos la habitación. Lo deseaba. Esa noche se desbordaron los sentidos y vio una faceta que nunca imagino en el pequeño y tímido Hiccup. Ese que se apenaba y sonrojaba por pequeños halagos.

No puede ser nada normal acabar eligiendo tan mal, no hay ceguera peor que el que no quiere mirar.

La tensión siempre estuvo allí. Quiso negarse y evitarlo. Pero fue imposible. Sabía que el chico tenía pareja. Pero esa noche nada importo. Nada los haría cambiar de idea. Se olvidaron del mundo y se entregaron al apetito que llevaban alimentando desde hacía meses. Adentrarse en aquel cuerpo le supo a ambrosía. Las embestidas iniciaron lento, saboreando el momento. Las esbeltas piernas de Hiccup abrazando el cuerpo del moreno, fundiéndose en un solo ser. La noche acabo, pero sus deseos no.

Para un mal como tú, no hay un cuerpo que aguante.

Creyó ingenuamente que sería un desliz de una sola noche. Pero los encuentros siguieron ocurriendo, y cada vez más se encontraba enredado en la telaraña que armaba el castaño. Comenzó con fines de semana una vez al mes, luego fueron dos al mes, terminando en encuentros de tres noches por semana o sesiones de oficina. Las noches eran de desenfreno, y las mañanas de arrepentimiento. Y cuando creía que pondría fin a eso, volvía a caer en los encantos de Hiccup.

Lo hecho esta hecho, volví a tropezar con la misma piedra que hubo siempre. Se siente tan bien todo lo que hace mal, y contigo nunca es suficiente.

La piel de Hiccup era como un veneno adictivo, sabía que lo estaba matando pero no se cansaba de él. Estaba a merced de sus deseos, solo bastaba una mirada, una caricia, un susurro y todo se iba al caño. Se movía a son de los hilos del castaño. Y por mucho que entendiera jugaba con fuego, se sentía a gusto derritiendo su alma en esa incandescencia que nunca paraba. Hiccup era la piedra con la que volvía a tropezar una y otra, y otra y otra vez. Y no había vuelta atrás.

Lo hecho, hecho está.

00000000000000000000000000000000000000000000

No sé qué tal quedo, espero les gustara. Tengo muchas canciones con las que me inspiro para escribir, pero si tienen peticiones con gusto la acepto, siempre y cuando sea con una música. Las parejas son al azar.

Gracias por leer.