La familia más fuerte que la desgracia

Capítulo 1

Desde esa separación, hace ya 5 meses no había conseguido olvidarlo. Cada momento, cada hora pensaba en él y en su familia. Aunque no fuese su familia de sangre eran su familia de verdad y olvidarlos no era tan facíl. Pero había conseguido recuperar a su hija, lo había conseguido gracias a él. Sin él sabía que habría abandonado. Muchas veces estaba destrozada y soló al verlo tenía más fuerza. Porque si uno no tenía fuerza el otro estaba allí.

Ahora estaba sola con su hija, había conseguido alquilar una pequeña casa muy acogedora a las afueras de Valencia, no quería tomar el riesgo que padre o algunos de la familia las vieran si se quedaban a las afueras de Madrid.

Un día aunque estaba de tiendas con Blanca, una mujer conocida se acercaba a ellas... A primera vista Jimena no se lo podía creer pero vió que no soñaba y las abrazarían. Desde lo sucedido, fueron las mejores amigas.

Para él era la tercera vez que perdía a su mujer, bueno la segunda no había muerto pero sin ella era como si lo estuviera. Pero esta vez había decido ser fuerte, no quería que Carlitos le viese destrozado otra vez, ademas la última vez fue soló hace 2 meses.

Julia había sido un gran apoyo para él, en efecto fue gracias a ella que descubrió la verdad sobre padre, madre, la planta y el origen de los poderes. La había querido pero no tanto como a su mujer quíen murió hace años ni como Jimena. Con Julia era un amor más de agradecimiento, de amistad muy sincera.

Un mes desde el entierro de Julia, Mario y los niños estaban mejor. Todos "los malos" estaban muertos, Sandra y Culebra estaban juntos para desgracia de Mario que no paraba de tener ataques de nervios cada vez que se besaban, "Chicos por dios, si Rosa se entera de que dos de sus vecinos preferidos estan juntos aunque son hermanos se va a caer de las nubes" decía con sus gestos cómicos habituales. Lucas, él estaba más seguro de si mismo y seguía cuidando de los pequeños de la casa. Carlitos y Lucía, ellos estaban siempre más liados y no paraban de tener nuevas ideas para jugar o para encontrar planes contra Borja Ruano.

En VallePerdido todo parecía ir de maravilla pero en el fondo uno sabía que lo peor estaba a punto de llegar...