Capítulo 12

Sesshomaru despertó muy relajado, y empezaron a llegar su mente todos los recuerdos de esas tres noches y lo que su bestia y el habían estado haciendo, volteo a un costado y encontró acurrucada a Kagome, ella lo miraba tranquila y el solo pudo abrazarla y besarla con mucho amor, y empezó a pedirle perdón, el nunca lloraba pero esta vez no pudo evitarlo, Kagome era la única que lo iba a ver así de vulnerable, ella lo abrazo y comenzó besar y decirle que lo perdonaba, se calmaron y hablaron de pocas cosas como porque estaba en la cueva él y por qué ella estaba ahí con el…

Cuando Kagome termino de explicar por qué estaba ahí, el cachorro lloro más fuerte que otras veces y ella sabía que no era hambre.

-creo que el cachorro quiere a su padre. – le dijo a Sesshomaru.

Él se sorprendió, se levantó y fue a cargar al cachorro que estaba en su forma humanoide, cuando iba a levantarlo el dejo de llorar se le quedo viendo, luego olfateo y le tendió los brazos para ser levantado, el lo cargo y lo olfateo para tener su aroma en su mente ya que no había tenido tiempo, eso fue hace seis meses, estaba grande parecía un niño de dos años pero todavía necesitaba leche de su madre, pequeño para yokai, y muy vulnerable, él lo protegería de todos, se acerco a Kagome, y se sentó en las pieles, empezaba a tener hambre, y sentía que Kagome también, se iba a vestir para ir a cazar cuando se dio cuenta que ella estaba ya vestida y le decía que enseguida regresaba el se sorprendió por su velocidad y mas que dejo al cachorro con él, el cachorro no hablaba normal todavía, pero se comunicaba como un inu, entonces empezó a hablar con el entre gruñidos y sonidos estaban hablando, en eso él iba a preguntar su nombre cuando el cachorro se quedo callado y espero a su madre que venia entrando, ella le hablo con los mismos sonidos con los que estaba hablando y le dijo que le dijera a su padre que lo nombrara pues el era el que le debía poner nombre, Sesshomaru quedo de una pieza cuando vio a Kagome con un enorme jabalí, recién muerto y lo cargaba como si nada, además de lo que le dijo al cachorro.

-en serio lo puedo nombrar. -pregunto muy contento.

-claro que si es tu cachorro después de todo. -le dijo Kagome.

El cachorro esperaba que su padre le diera un nombre y Kagome estaba contenta ella solo le decía cachorro y sabia por instinto que el padre ponía el nombre, y solo lo hacia la madre a menos que estuviera sin compañero.

-tu nombre será Kiyoshi (hombre tranquilo y de gran corazón). – Sesshomaru lo nombro y el cachorro se rio contento y lo abrazo.

Después del abrazo, Sesshomaru se vistió y les dijo que después de comer irían a bañarse a las aguas termales que estaban a una corta distancia.

Iba a preguntarle a Kagome que si quería ayuda cuando ella ya había cortado la carne y la había puesto en platos y lo que quedaba del jabalí estaba a un costado, por si querían más.

-¿Vas a querer cocinarlo? -Sesshomaru le pregunto a Kagome…

-No es necesario, puedo comerlo así, después te diré porque, ¿está bien? -le dijo Kagome.