AYUDANDO AL ENEMIGO

Nota: Hace mucho deje de publicar la historia, por que pensé que a nadie le gustaba, pero ver que otros empezaron a leerla, me levanto mucho el animo, seguiré como pueda chic s 3.

Estaba amaneciendo, cuando Goten abrió lentamente sus ojos, para saber que despertó completamente solo en su cama, no había ningún rastro de que Gohan aun estuviera en la casa, su Ki no estaba más presente. Su mirada se volvió vacía, mientras se sentaba,

-(Gohan….)- Fue el único pensamiento que cruzo su mente.

Se giro a ver la almohada de alado que le acompañaba, frunció el ceño y apretó sus puños momentáneamente para agarrar la almohada "extra" y arrojarla al suelo enojado.

Estaba a punto de levantarse para agarrar de nuevo con la almohada y desquitarse, cuando vio cerca de el, una hoja. Sentado en la cama, agarro la nota y leyó; era de Gohan, al principio de mala gana, pero poco a poco fue apaciguando su mirada ¿Verlo pasado mañana, esperando su respuesta? Sus ojos se abrieron con terror ¡¿Le estaba dando un día para que decidiera si le perdonaba, o no?! Y justo quería verle en, la ¿heladería?...- Gohan- Asustado murmuro para si mismo. Esto debía ser una tortura del karma, de eso estaba cien por ciento seguro…

Se levanto completamente nervioso de su cama, dejando la nota en la orilla de la cama, y camino sin rumbo fijo en la casa, mientras sus pensamientos comenzaban a atormentarle… -( ¿De verdad debo perdonarlo? El jamás me hizo nada malo, siempre vio por mí, pero, tampoco quiso decirme la verdad, eso no fue nada bueno, pero, el aun quiere estar conmigo, como un amigo; aun si lo quiero de otra forma, pero, ¿Esta bien? ¿No debería dejarlo de ver? ¿Esto no me ara daño? ¿O a el? No es que nos fuéramos a pelear o algo así….-Agacho su cabeza y puso su mano en su pecho, para después apretarle un poco -P-pero, mi pecho y mi corazón, aun duelen al pensar en el…-Cambio su gesto nervioso a uno molesto- Aun si le perdono…¿Irme por días? Mi madre enloquecería si desapareciera de un momento a otro por tanto tiempo, no soy papá, no correería la misma suerte…A menos, que le pida….-La preocupación volvió a invadirle- ….Es imposible.)- Sujeto más fuerte su mano a su pecho, mientras colocaba también su otra mano sobre esta; le empezó a doler más fuerte- (Ah…Por favor, corazón…para de doler….)- Lloriqueo en sus pensamientos…Hasta que..

-¿Qué haces Goten?-Pregunto Goku curioso. Estaba sentado en una silla del comedor…El comedor..Parpadeo… ¿Estaba en el comedor?...Y más importante, ¡¿Su padre estaba aquí?! -¡Papá!- Chillo Goten asustado, mientras se incorporaba.

-¡P-pensé que aun seguías en entrenando!-Medio grito nervioso.

- Estaba, hasta que Wiss prefirió mandarnos unos días a la tierra a descansar…- Dijo Goku algo disgustado, para luego suspirar, y sonreírle de lado, al final.

-Y… ¿Mamá?- Pregunto Goten nervioso, tenía que hablar con ella de esto.

- De compras, pero descuida, nos dejo desayuno-Dijo Goku alegre, mostrándole unos platos en la mesa, medio comidos por el – Hay más en las ollas- Dijo despreocupado

Oh bueno, no estaba… ¿A quien debería pedir consejo de esto? ¿Su hermano? Sintió algo amargo en la punta de su boca. No. Gohan, su verdadero hermano no tenia la culpa, pero, la palabra hermano, le desagradaba ahora… El señor Piccolo no sabia de estos temas, menos Dende….¿Su abuelo? No, estaba muy lejos. Trunks no le ayudaría mucho, su padre de el menos, la señora Bulma en estos temas también era muy excéntrica… ¿Entonces?...Giro su rostro hacia enfrente…. Los nervios empezaron a surgir-Papá….Alguna vez tú…Tú…Emm…. ¿Alguien te ha hecho mucho daño?...-Pregunto intentando controlarse ¿Hablar con el, de "ello", podría ayudarle?

-Bueno, cuando tenia casi tu edad comencé a tener enemigos cuando empezamos a buscar las esferas del dragón, y en las peleas- Comento vagamente Goku, mientras jalaba uno de los platos que había en la mesa enfrente de el, y comenzaba a comer.

-¡N-no! ¡No me refiero a eso!- Reclamo nervioso y algo molesto Goten.

-¿No? ¿Entonces?:…-Pregunto Goku sin entender, dejando de comer, poniendo su plato de nuevo en la mesa. Por alguna razón, la atmosfera se tenso.

Goten bajo la mirada nervioso… ¿En verdad era buena idea decirle a su padre?...

-¿Pasa algo Goten?- Pregunto su padre más curioso.

Ya no podía retroceder-He conocido a alguien- Dijo rápido y cortante, mientras cerraba con fuerza los ojos y los puños, junto que su cara se le subían los colores a la cara.

A tal respuesta de Goten, debía ser algo muy serio-¿Uh? Podría ser…..¿Es una niña, cierto?- Pregunto, suponiendo el extraño comportamiento de su hijo.

Goten abrió los ojos con sorpresa e indignación. Pero pudo contestar-No exactamente-. La idea de tener a una niña como persona "especial" le hizo tener un tic en el ojo,

-¿Una amiguita especial, cierto?- Volvió a preguntar en broma.- ¡Vaya picaron! No tienes que avergonzarte, solo-…Antes de que continuara fue interrumpido por Goten.

-¡No me gustan las niñas!- Le grito furioso, casi con rencor.

Goku quien se llevo una gran sorpresa por el grito, dio un pequeño salto en silla.

Goten quien empezó a respirar algo agitado, al levantar la vista y ver la cara que tenia su padre, le entro el remordimiento; el no tenia la culpa de que Gohan le hiciera sentir tan mal y confuso-L-lo siento…Papá….¡P-perdón!…No quería gritarte…Y-yo…Solo…- Se disculpo tartamudeando, bajando su mirada de nuevo.

Respiro hondo, tenia que ser lo más sincero que podía, sin decir toda la cruda verdad, si decía la, seria muy dañino para todos y para el mismo…No podía decirle, ¡Hey papá! ¿Adivina que? Conocí a mi un chico de una dimensión alterna, y no lo eso, ¡Sorpresa! Es mi medio hermano, pero eso no es lo mejor, ¿por que? ¡Me enamore de el! Pero me rechazo y me dijo la verdad. No. Comenzó a explicarle, lo mejor que podría- Hace un tiempo atrás; conocí a un chico algo raro, que en poco tiempo se volvió un amigo muy importante para mi…Un muy, muy buen amigo…Pu-puedo decir, que es incluso mucho mejor persona que Trunks en tantos aspectos, es amable, divertido, atento, inteligente, fuerte, confiable, cariñoso, dulce….- Su voz se suavizo con algo de cariño, mientras su mente divagaba en los buenos recuerdos que tenia con Goten.

Ante las últimas palabras Goku no pudo evitar levantar una ceja….- (¿Cariñoso? ¿Dulce?...)-Se pregunto el mismo confundido. Prefirió no darle importancia. Error.

-Desde que nos conocimos todo ha sido maravilloso….Y yo…Pensé que podría ser más unido a el…- El recuerdo de su declaración fallida, se puso frente a sus ojos-P-pero…P-pero….-Sus ojos se volvieron cristalinos- P-pero...-Frunció el ceño y sus mejillas se sonrojaron de nuevo-¡Me dijo una mentira muy grande!…Me enoje con el…Pero también me sentí muy triste…. Quiere que le de una segunda oportunidad, me dio un día para pensarlo…Pero no estoy seguro….Si mi respuesta es un si….Bueno….El….Me invito a su casa a pasar unos días en su casa-Explico nervioso-¡Oh! ¡Papá!- Gimió frustrado y atemorizado- ¿Que debería hacer?- Pregunto desesperado.

Procesando lo que había captado su atención, de tal ajetreada conmoción de su hijo, puso llegar a decir-Vaya enredo…Déjame ver si lo entiendo…Amigo nuevo, algo ¿extraño?, mentira….-Empezó a decir, contacto con sus dedos los problemas.

-¡Papá!- Chillo Goten sobresaltado-...Tengo miedo….De que me odie…De odiarlo….De ser amigos…. De…-Empezó hablar híper ventilándose. Su padre al notarlo, puso sus manos en sus brazos. Lo cual hizo que levantara la vista de repente.

-Si el, de verdad vale tanto, no solo como piensas, si no como me dices, no te quedes con los brazos cruzados, ve con el. Se que pueden arreglarlo- Dijo Goku amablemente.

Los ojos de Goten se llenaron de lagrimas, las cuales salieron fugazmente-¡Oh, papá!….- Exclamo al mismo tiempo en que saltaba para abrazarlo con fuerza. Su padre reacciona al instante, abrazándolo también. Las lágrimas que derramo, pasaron a la camisa de su padre, y se secaron inmediatamente, no podía llorar más, estaba muy cansado de hacerlo, pero prefirió no darle más importancia, a su tristeza, prefirió concentrarse en su padre, su calor corporal lo reconfortaba por completo.

¿Gohan de verdad valía tanto la pena?….No lo sabría hasta no estar de nuevo con el.

Su padre tenía la razón. Si, iba a ir. Y sabía lo que debía lograr para estar con el, de nuevo. No importaba si tenía que sacrificar…-(Papá, perdóname por lo que voy hacer….)- Pensó amargamente Goten, mientras abrazaba más fuerte a su Papá.

Estuvieron así por un par de minutos, hasta que su padre se animo a ser el primero en hablar - Ve, descuida, yo me encargo de tu mamá. Yo te cubro- Dijo Goku sonriendo confiado, mientras lo soltaba del abrazo y le veía a los ojos. En ese momento sin darse cuenta, una luz de sol que atravesó la ventana, iluminando calidamente su rostro.

Los ojos de Goten en ese momento recobraron brillo. Y algo, tal vez pequeño, pero "algo", adentro de él, como una calidez de verano, atravesó su corazón; haciéndole temblar y estremecerse muy fuerte, mientras sus mejillas se encendieron como cerezas. Y entonces, por un milímetro de segundo, creyó ver a Gohan, enfrente de el, y no a su padre. Bajo la mirada temblando. Para luego abrazarse a si mismo…. El, en verdad, era hijo de su papá…Ambos eran tan parecidos. Casi idénticos...Soltó una pequeña sonrisa.

Goku se vio confundido, ¿Acaso Goten estaba enfermo o algo así? Su cara estaba toda roja y temblaba. Antes de preguntarle si se encontraba bien, fue interrumpido por el…

-¡Papá, te lo agradezco, enserio!- Dijo agradecido con voz fuerte, aun con las mejillas algo sonrosadas- Pero yo me encargare de decirle- Aclaro algo nervioso, volteándose de espaldas, solo giro su rostro para….- Adiós papá- Despedirse con una gran falsa sonrisa, e irse de la casa, a buscar a su mamá, no tenia tiempo que perder.

-Nos vemos- Contesto Goku, ya no tan confundido, más bien, sorprendido. Mientras le miraba partir. Se quedo unos minutos viendo hacia donde se fue su hijo, para luego encogerse de hombros y volver a comer, sin importancia.

Goku debió haber apreciado más el tener a su pequeñín entre sus bazos, si hubiese sabido lo que en un futuro le acontecería; le hubiese detenido, ya que no sabía que ese diminuto tiempo de calidad decente, padre e hijo, seria el último que pasaría con Goten.

Tal vez en ese momento fueron palabras sin mucha importancia, con algo de desinterés, pero con mucho apoyo en cualquier cosa que hiciera su hijo. Este seria el momento en que el, dio inicio a todos sus futuros problemas. Nunca darle la espalda a un enemigo, mucho menos entregarle tu arma para dispararte enfrente de ti. En este caso, ¡No entregues tu hijo a tu propio enemigo! Ya que de aquí, se desataría el verdadero mal, el cual el nunca estuvo preparado, el cual seria su propia condena…..Pubertad.