Luna y Theodore

Luna Lovegood se encontraba caminando por los pasillos, dando pasos dulces y casi saltando con encanto. A oscuras de la noche admiraba con calidez a su encantadora madre, la que posaba brillantemente y que tenía su nombre, la Luna.

Theodore Nott no podía conciliar el sueño, las pesadillas se estaban volviendo constantes. No gritaban, ni hacia externo su tortura mental. Decidió tranquilizarse por los sombríos pasillos del castillo.

Ambos se encontraron sin buscarse. Sus miradas se atraparon y se leyeron los rincones menos explorados de su alma.

―Luna…

―Theodore…

Sin ser conscientes se abrazaron, se aprisionaron al otro con una gran necesidad. Se necesitaban con urgencia. ¿Cómo era posible que estos dos se hayan unido tan de repente? Sencillo. La Luna los rodeo y los unió. Porque sin saberlo encontraron la lumbre que sus corazones anhelaban.

O porque tal vez Luna le había buscado con la mirada desde hace tiempo.

O porque Theodore le descubrió y buscaba la oportunidad perfecta para acercarse.

Espero que les haya gustado este OS Me inspire luego de haber leído varios LunaxTheo y me enamore de la pareja.