¿Quien puede salvarnos ahora?

Estaba sentada en la mesa de una cafetería, vistiendo una camisa manga larga con cuello de tortuga; color morado, un pantalón de vestir y unas botas negras, mirando a la nada, con sus ojos sin brillos y desorbitados. Su rostro entero reflejaba cansancio. En la mesa, enfrente de ella estaba una malteada de chocolate sin ser tocada aun. Incluso, juraba escuchar el verdadero sonido de la nada, hasta que creyó escuchar una pequeñita vocecita murmurarle -Mami….- Pero estaba tan perdida que la ignoro, pero nuevamente la misma voz volvió a decir -Mami- casi sentía volver en si, ya que la voz era algo más clara; entonces la voz con más fuerza repitió -Mami- hasta qué….¡Ma!- Medio grito la voz que tenia enfrente, parpadeo cómicamente, para luego refregarse los ojos con las muñecas de sus manos. Había vuelto en si. Enfrente de ella, al otro lado de la mesa, estaba su pequeño hijo, quien lucia un short y zapatos negros junto a una camisa verde oliva, viéndole con una cara llena de preocupación.

-¿Ah? ¿Qué…? Quiero decir… ¿Me decías?-Pregunto Goku, intentando componerse.

-¿Estas bien mami?-Pregunto Goten preocupado- Te veo muy desanimada….-Dijo al momento en que agachaba la cabeza con rapidez, mientras sus ojos se humedecían.

Goku al ver a tal reacción del pequeño, se levando de su asiendo sin dudarlo, se sentó en la silla vacía junto a Goten, quien rápido levanto la vista para captar como su mami lo agarraba del torso, para levantarlo, sentarlo en sus piernas, y abrazarlo. Sonriéndole tímidamente -Si, lo estoy. Lo siento, si te preocupo, solo estoy, algo cansada…-Contesto con la voz algo áspera. Goten cerró sus ojitos, disfrutando de la calidez.

Mientras Goku volvía a captar su vista en la nada, solo que esta vez, recordando…

Flashbacks:

Después de un largo lapso de tiempo sin encontrar la respuesta en los libros, aventó los libros en el suelo, gruño frustrada, y se dirigió al baño para estar limpia, usando la misma táctica anterior para hacerlo, solo que esta vez había un problema vergonzoso, tenía que usar su mano para limpiar "esa" zona, estando asustada ….

-Ah…-Soltó un pequeño gemido. Era tan suave, viscoso, tan raro…Agito con brusquedad su cabeza volviendo en si. La desesperación le invadió, empezó a lavarse con más agua, ocasionando que el agua se derramara, se resbalara y abriera sus ojos, haciéndole ver su no deseado cuerpo nuevo-….¡Maldición!...-Maldigo gruñendo, para después con su mano hacer un puño y golpear el suelo. Respirando entre coartadamente, apretando sus ojos y su mandíbula-...Milk…..-Sollozo, encogiéndose en aquel frío suelo. Después de un par de minutos de llorar en el baño, sus fuerzas se reincorporaron, terminando de bañarse, cubriéndose con la toalla y para dirigiéndose a su cuarto. Para su suerte, el pequeño dormía aun de forma pacifica. Sentándose en la orilla de la cama, acaricio el cabello de Goten, para suelo suspirar, alejarse y estar enfrente del espejo…Odio lo que vio…Y sin más busco una ropa sencilla pero lo suficientemente eficiente para cubrir todo lo que Milk había causado en su cuerpo; mordidas, moretones, chupones…Al estar lista, volvió a la cama y se quedo sentada en la cama, con la espalda recargada en la pared, viendo a la nada…

Estuvo en estado inconciente hasta que escucho la voz de Milk. Era elevada y molesta. Parpadeo. Giro su rostro en la dirección de la puerta abierta y se levanto, en silencio y sin que Milk le notara se posiciono detrás de una puerta. Podía escuchar a Milk pelear con quien fuera la persona que estaba por el teléfono, y la razón de ello era Goten, estaba hablando a la escuela. Apretó sus maños, giro a ver a Milk que estaba de espaldas hablando, la miro con cierto recelo y se regreso a la habitación. No era el momento de estar juntas. Volviendo de nuevo al cuarto, esta vez se acostó junto a el, acariciando su cabello, perdiéndose en su rostro, era tan pequeño, tan inocente, no había logrado protegerlo en ningún momento en que sufría, no podía darse el lujo de alejarse de el ahora, debía reparar sus errores…Justo en ese momento, el niño comenzó abrir los ojos, viendo de forma borrosa el entorno, frunció su carita. El rostro de Goku recupero un poco el brillo y con suavidad, saludo –Hola….-.

Goten quien al principio veía todo raro y oscuro, sin saber quien le acompañaba, reconoció la repentina voz, abriendo sus ojos -¡Mami!- Chillo de forma sorprendida.

Goku le sonrío de forma calida y tranquila, acariciando su mejilla.

-Mami- Dijo Goten sonriendo con brillo en sus ojos, sintiendo la suave calidez…Mami….-Repitió, al momento en que su sonrisa caía y sus ojos brillaban más fuerte y sus ojos se humedecían- ¡M-mami!-le llamo, mientras las lagrimas corrían de sus ojos, y apretaba los dientes con fuerza, tratando de ser fuerte enfrente de ella.

Goku se levanto momentáneamente solo para jalar su cuerpo cerca de ella, y abrazarlo con fuerza-Shhh….Estoy aquí, no pasa nada, estoy aquí…- Dijo con voz suave y cariñosa, reconfortándolo acariciando su espalda en círculos, hasta que poco a poco empezó a calmarse, soltando solo unos pocos sollozos.

Goten se sentía tan aliviado. Se había liberado de un peso de encima. Su mami se encontraba sana y salva en casa. No se había ido de casa por su culpa. Invadiéndose de la calidez del cuerpo de su mami, levanto su vista, y aprecio unas disgustante ojeras en el rostro de su mami. Lucia muy cansada y pálida. Pero decidió no preguntar eso, no se sentía cómodo con ello, al dirigir su mirada al techo vio el color de un día entre nublado y soleado. - (¿Ya será muy tarde?...)- Se pregunto nervioso, no quería irse del lado de su mami, esta muy a gusto en ese preciso momento, tenia miedo de volver, pero aun así, no podía esconderse para siempre en los brazos de sus mamás…. Viendo a su mami con los ojos aun llorosos le pregunto con amargura e inseguridad- ¿Qué hay de la escuela?-.

-Por ahora estarás con nosotr-…-Antes de terminar la frase se atraganto un poco con su propia saliva, pero componiéndose, concluyo con- Nosotras.

Goten aun nervioso y algo atemorizado pregunto-¿No es malo que no vaya a la escuela? ¿No me regañaran?- No quería que más cosas pasaran. No cerca de ellas.

-…Mamá, esta pidiendo permiso a la escuela para faltar unos días…-Mintió sin resentimiento, solo con disgusto por enfatizar - Así que esta bien…-Concluyo mientras le sonreía de nuevo calidamente, y pasaba su mano por mechones de su cabello.

Goten suspiro con alivio, y volvió a abrazar a su mami con una pequeña sonrisa.

-Goten….Vamos a salir- Le llamo la atención con su voz calida.

Los ojos del pequeño se iluminan de esperanza -¿A dónde?- Pregunto con emoción.

-Es sor-pre-sa. Vamos, ve a cambiarte- Dijo soltando una risita Goku, al momento que veía a su pequeño pararse de la cama y gritar -¡Si!- para irse a su habitación.

Al instante en que Goten se fue, la mirada de Goku volvió a ser fría y vacía, llenando el ambiente de la habitación con tensión. Cerró sus ojos con cansancio, y con su mano agarro el puente de su nariz y empezó a apretárselo, sus fuerzas se estaban alejando, no, se están escapando de su cuerpo y estando con Milk no era la opción ahora. Sin querer llegar a pensar en ella, se levanto de su cama y estando a punto de salir, se topo con Milk de repente en la puerta, haciéndola saltar a ella hacia atrás; pero ella simplemente no se inmuto ¿Pero quien no lo hubiese echo al ver la mirada de Goku? Era mortal.

Milk fijo su mirada al suelo. No se atrevía a verle al rostro, aun así, pudo encontrar el control suficiente para poder dirigirle la palabra a Goku, aun y si su voz sonaran vacía

-He hablado con la escuela de Goten…- Levanto momentáneamente la vista.

Goku quien escucho, y "vio" los ojos vacíos Milk, no le dio importancia, seguía molesta con ella, así que solo pregunto con insistencia, esperando la respuesta que solucionara todos los problemas-¿Y bien?-.

La mirada de Milk, se había vuelto dura-La directora no nos atenderá hasta dentro de tres días-Suspiro frustrada mientras se agarraba el puente de la nariz- Ella esta fuera desde la semana pasada, y al parecer el subdirector prefiere no meterse en este tipo de "casos", lo único que me quedo al alcance de las manos, fue el hacer una cita para ir hablar con ella el miércoles…- Concluyo molesta. Recordar eso era insoportable. Entonces se dio cuenta de algo. Goku no estaba vestida de forma "regular", estaba vestida de una forma tan seria y formal, que le llamo la atención de forma abrupta...

-¿Goku, acaso tú?...-Antes de terminar de preguntar fue interrumpida.

-Saldré con Goten- Corto de forma rápida- Volveremos antes de la cena- termino de decir, para darse la vuelta e irse con paso rápido y firme, pero entonces Milk levanto su voz y la detuvo con -¡Acerca de lo de anoche!- dejándola de piedra al instante.

-Goten no lo sabrá ¡Y, no dejare que lo sepa el, o nadie!- Le reclamo aun estando de espaldas, apretando sus manos con fuerza, sus uñas se clavaban en sus palmas.

-Goku….-Dijo Milk con sorpresa e incredulidad,

-Muchos menos tú….- Dijo Goku levantando su voz, siendo punzante.

-Goku, yo-….-Dijo entre un susurro Milk, sin saber que palabras usar.

En ese momento al intentar hablar, se volteo y se puso enfrente de ella-….¿Lo sientes?..-Pregunto encarándola, con fría voz y algo de rencor. Pero para su impacto, Milk estaba tranquila, con una mirada en blanco, y una sonrisa falsa, al momento en que decía -Les deseo un buen viaje- para después verla voltearse e irse casi corriendo a la puerta del armario y encerrarse en el. Goku quien relativamente volvió en si -¿Milk?- pregunto nerviosa al estar de un momento para otro sola. Sin pensarlo termino corriendo a la puerta del armario, golpeándolo y gritando alarmada -¡Milk abre la puerta!-.

-Esta abierta- Escucho claramente por parte de Milk del otro lado. Goku se sorprendió y respiro con dificultad. Su garganta le apretaba. Abrió y cerró su boca de inmediato.

Entonces Milk continuo hablando, aclarando sus acciones extrañas-Solo…Por, ahora, creo que esta bien….Estar así. Por ahora…T-tú sabes…. Darte tu espacio, con el niño….Yo no quiero detener, su diversión…-Dijo Milk con voz suave. Pero había algo más, solo que no pudo descifrarlo…Goku puso su mano en la perilla y….

-¿Mami, ya están listas?- Pregunto Goten confundido, al entrar a la habitación, llevaba su mochila sobre su hombro izquierdo. ¿Qué estaba viendo su mami en el armario?

Goku se quedo viendo el armario uno segundos más, esperando oír algo más. Pero no más palabras no lograron surgir, así que ya que no pudo escuchar nada más, se volvió a oscurecer su rostro, y se despidió con un audible y simple-…Nos vemos….-.

Al momento en que Goku se giro; al ver a Goten, su rostro se suavizo, su pequeño se había vestido de forma parecida a ella. Camino en su dirección, y al estar enfrente de el, le acaricio la cabeza con cariño junto que Goten sonreía alegre, seguido de agarrarle la mano y salir de ahí. Goten quien se extraño un poco, al momento de estar en la puerta de la entrada de la casa, le pregunto -Mami, ¿Mamá no nos acompañara?-.

Goku le soltó la mano, le puso sus mano en sus hombros, y negó con la cabeza lentamente - Esta muy le miro algo intranquilo y decepcionado.

En se momento Goku se agacho para estar de su altura y con voz tranquila le calmo diciendo-Hey, descuida- Sus ojos y su sonrisa se iluminaron- Ella dijo que nos divirtamos. Hagamos lo que ella dice- mientras su sonrisa crecía un poco más.

El estar "peleadas" no era razón para meter a su pequeño, había pasado por tanto dolor.

Goten quien recupero el animo, dio un fuerte y feliz-¡Si!-. En ese momento abrió la puerta su mami y le extendió la mano, la cual no dudo en agarrarla para después, girar su cabeza, y con voz fuerte, despedirse con un -¡Hasta luego mamá!-.

Goku cerró la puerta después de que el pequeño se despidió, sin ver atrás.

Fin del Flashbacks

-Mami…Tú y mi mamá…. ¿Están bien, verdad?- Pregunto Goten, acariciando el brazo de su mami, para levantar su cabeza….Por el silencio que le dio su mami, cuestiono

-¿No quieres decirme?... – y bajar su rostro algo desanimado.

- …Es complicado- Dijo Goku de forma corta.

-¿Puedo saberlo mami?...-Pregunto Goten, volviendo a levantar su rostro. Pero al ver que los ojos de su mami cambiaron, agrego de forma rápida y algo nerviosa- Es-esta bien si no quieres- intentando no sonar insistente… Se veía muy triste.

-No, no es eso Goten.- Dijo Goku recargando su cabeza en la de Goten-Incluso para nosotras es complicado entenderlo…-dijo de forma desanimada, sonriendo sin gana.

-No te entiendo- Dijo Goten desconcertado ¿Era como una adivinanza sin respuesta?

-Mucho menos yo, a mi, pequeño…-Suspiro, reincorporándose un poco emocionalmente- Pero no importa, ya pasara, no tienes de que preocuparte-Dijo Goku convencida, con un poco más de animo, al momento en que se levantaba del asiento, dejando a Goten en el, caminando y volviendo al suyo.

-….¿Enserio?- Pregunto Goten, dejándose convencer por las palabras de su mami.

-Te lo prometo-. Dijo con una sonrisa suave, agarrando su malteada.