Este fic ha sido creado para los "Desafíos" del foro "La Noble y Ancestral Casa de los Black"

DISCLAIMER: Todo pertenece a JK Rowling yo solo he hecho la historia


Poción, esa palabra que hacía que tuviera Harry Potter escalofríos cada vez que la escuchaba desde que había entrado en Hogwarts a los once años. Odiaba la asignatura y más cuando era el profesor Snape el que la daba. No dejaba de respirar en la nuca de los alumnos cuando estos tenían que hacer cualquier poción, cosa que empeoraba cuando eran los exámenes.

A el jamás le había gustado esa asignatura pero al querer ser Auror debía aprobar esa asignatura todos los años pero los cursos más imprescindibles y con los que había una not de corte eran los de quinto y los de Séptimo. Por lo que haciendo un gran esfuerzo, se puso a estudiar más a fondo.

Finalmente, al año siguiente de terminar la guerra, Harry Potter pudo hacer el Séptimo curso y de ese modo hacer la asignatura y así poder ser Auror. Consiguiendo en este curso un Extraordinario ya que tenía al profesor Slughorn que no le intimidaba ni al él ni al resto de alumnos.