Había sido un día tan agotador, pero tan agotador que aunque estuviera en medio de un maldito terremoto ni en cuenta estaría. Lo peor es que ni sueño tenia y mañana tenia entrenamiento.

-Se movía de un lado a otro de su cama mientras más se tapaba con las cobijas, por más que se acomodaba no podía calmarse por lo que vivió ese día- Mierda. - Mascullo por lo bajo mientras se quitaba las sábanas y se incorporaba, una vez hecho miro a lado de su buro para tomar la laptop y entretenerse con lo que fuera. Mañana le echaría bronca Yakov y Lilia -

Y es que lo peor del todo necesitaba platicar con alguien. Aunque no quisiera admitirlo ese tipo infantil provocaba estragos en su persona y lo peor es que en cualquier momento enloquecería por culpa del anciano de sus estúpidos comentarios.

Ding*

-Salió de sus des variaciones sin sentido para fijarse, tenía un mensaje en su chat de Facebook. Pero el nombre se le hacía familiar así que sin pensarlo lo abrió- ¿Quién eres? -Susurro para leer lo escrito-

Hola!, ya a pasado bastante de la última vez que platicamos. Nos conocimos en la playa en Australia por tu amiga la peli roja=

-Y en eso su cabeza hizo un clic, ¿Como pudo olvidar a esta persona? - =Si, en especial cuando la bruja trato de ingresar al mar y por no fijarse se estrelló contra ti.. = -Eso respondió lo más rápido que pudo-

Si la pobre quedo inconsciente después de ello y tu no dejabas de convulsionarte por la risa =

-El no tenia la culpa de las estupideces que cometía su compañera - =Tu también te estabas riendo! Pero bueno, ¿Te parece si hacemos una video llamada? Sería más cómodo=

Me parece bien=

Y no tardó en hacer lo dicho, cuando el contrario acepto pudo ver a través de la pantalla al chico, prácticamente no había cambiado nada, eso dientes filosos que el chico poseía y su cabello tan rojo como el de Mila pero sus ojos se veían ¿Alegres?

Te has dejado crecer más el cabello pero siendo francos el aura de "Ángel" no queda contigo Yuri -Dijo el chico mientras sonreía de forma ladina, al fondo se podía ver una cama con las sábanas revueltas pues el chico estaba en su escritorio-

-Chasquea la lengua mientras mira, al contrario- Y yo creo que a filaste más esos dientes Rin, no por nada eres un peligroso tiburón en el agua - Decía se forma burlesca-

Fue un momento de silencio para que después ambos comenzarán a reír, para después comenzar a hablar de forma para ponerse al corriente ambos de lo que habían hecho en ese lapso. Yurio le ponía al tanto que al fin había ganado su tan ansiada medalla de oro siendo felicitado por Rin y este diciéndole algo que alegro al rubio.

Así que después de todo al fin dejaron su terquedad de lado -Miraba el rubio la sonrisa boba que había florecido de los labios del chico-

-Se alegraba en cierta forma que la habitación estuviera a oscuras pero para su mala suerte Yurio podía ver el sonrojó que tenía desde la webcam- C-Callate.. -Sólo atinó a decir mientras el rubio se burlaba de el-

Repentinamente el de ojos esmeralda guardo silenció extrañando al pelo rojo y vio como un ligero sonrojo aparecía en las mejillas de este.

Aunque creó que no estoy en posición de burlarme... -Sentía vergüenza por lo que estaría apuntó de a hacer, pero ni siquiera sentía la confianza suficiente para comentárselo a Otabek-

-Quizás no estuviera presente con el más joven pero si podía darle su apoyo aun en la distancia- Vamos Yuri..

El rubio más relajado sintió como la calma se apoderaba en el mientras se ponía serio y miraba a Rin.

Creo.. Que me gusta alguien -Dijo mientras miraba desde la laptop el gesto que se marcaba en el contrario-

El peli rojo solo atino a asentir mientras su semblante era serio, lo cual solo provocaba que Yurio se pusiera más nervioso de lo que ya estaba. En eso el mismo Rin comenzó a reír a carcajada suelta haciendo que el rostro del rubio se tornará tan rojo de la pena.

-Cuando pudo controlarse y con bastante esfuerzo, a decir verdad, miro a Yurio que ya tenía marcado su entrecejo, pero con todo el rostro rojo- ¿Solo eso?, pensé que era algo peor... -Secaba una lágrima traviesa que salió por el ataque de risa- ¿Ya te confesaste? ¿Ya se besaron? - Lo último lo decía con una mirada coqueta-

El joven solo sentía como su rostro se calentaba más si eso era posible de tan solo recordar ese "accidente", si lo consideraba así ya que ese fue su primer beso. Con el corazón latiendo con potencia suspiro necesitaba desahogar se por completó.

S-Si nos besamos... -Cuando se atrevió a mirar de nuevo a la pantalla y obteniendo de nuevo la atención del contrarió, porqué de por si ya era difícil tragarse su orgullo- Pero no es todo...

Así que calmándose más y volviendo su rostro a su color habitual continuó también en lo que sucedió en la cena.

( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~

Se sentía un poco tensó el ambiente, bueno en realidad solo provenía de dos personas, los cuales estaban tan enfrascados en degustar el plato que tenían enfrenté.

Esto es delicioso Yuuri~ -Decía el ruso mayor el cuál ignoraba de forma absoluta la situación, claro también divirtiéndose a su costa en cierta forma-

-Miro ambos chicos que comían en total silenció, le extrañaba ya que por lo regular Minami no paraba de hablar- También prepare un postre, iré a servir lo -Con ese comentario se levantó y llevándose también su plato ya vacío-

Solo se escucharon los pasos del japonés hasta que entro a la cocina, Víctor veía como los más jóvenes tenían un sonrojó surcando su rostro. Notó cuando Minami miro de reojo a Yurio y este al mismo tiempo voltio, el pobre chico de mechón rojo sintió su rostro enrojecer más, para tomar su plato y huir a la cocina.

Dime Yurio -Se acerco demás como era su costumbre al espacio personal del rubio- ¿Que le hiciste? -La mirada coqueta que le dirigía era suficiente para obtener lo que quería, ver aquel rostro lleno de irritación y molestia, sin embargo, el rubio no se alejó tampoco- Pobre Minami, ¿Tan rápido lo intimidaste?

-Apretó sus puños más de lo usual, trato de contar hasta diez, aunque sabía que eso no funcionaría- Por lo menos, no voy por la vida restregando que el Katsudon es mío

La expresión seria que puso el de cabellos plata lo hizo sonreír, no duro mucho cuando lo vio suspirar y alejarse de él. La sonrisa algo cansada en el ruso lo desconcertó ya que siempre lo ha visto de forma alegre y juguetona.

El primer amor siempre es maravilloso -Comenzó mientras veía a la pared- Minami me recuerda un poco a mi en eso, comprendo el porque se fijara en Yuuri -Cerro sus ojos un momento- Se que mi cerdito lo sabe, si te das cuenta a estado con el y poniéndose al corriente -Cuando abrió sus ojos lo miro tan fijamente que eso provocara en el contrario un respingo- A veces siento que es una ilusión de que nos casaremos, es una suerte de que fuera asimilando lo mucho que lo quiero y empezado a amar -Llevo su mano a la coronilla rubia la cual acaricio y después sonrió- Es buen niño porque lo es aún, necesitara de un buen amigo o de algo más -Se levanto de ahí para llevarse los pocos trastes que quedaban e ir a la cocina-

El rostro del de ojos verdes era de perplejidad, pues la costumbre de ver al pentacampeón de forma infantil y extremadamente feliz era normal por lo años de experiencia obtenida.

-Sonrió ya que incluso confiaba en el para esas cosas- Que parlanchín -Murmuro-

Y en eso el del mechón rojo salió disparado mientras corría a donde estaba el rubio.

Yurio-Kun, esto esta delicioso -Sus ojos brillaban mientras le extendía la taza, salía un poco de vapor pues estaba caliente- Ahora entiendo porque a Victor-San le gusta el arroz con leche de Yuuri-Kun

-Tomo la taza por inercia ya que se quedo un poco prendado por la actitud del otro, si era bastante tierno hasta eso. ¿Realmente tenia 18 años? – Si.. -Tomo la cuchara de la cual pobre el postre ya que el otro se tomo la molestia de llevárselo, como si lo que hacia un rato no hubiera sucedido-

Fue gracioso ya que Yuuri-Kun se sonrojo más cuando el dijo que me gustaría más el tuyo -Tomaba otra cucharada del postre que en verdad era un manjar en esos momentos, ya que el de el tenia un poco de polvo de chocolate-

Si.. -Volvió a responder como robot hasta escuchar lo ultimo dicho por el de orb es café- ¿Q-Que dijiste? -Por poco tartamudea mientras deja la taza en la mesa y se para-

-A punto de terminárselo lo miro con tranquilidad- Que a mi me gustaría más tu arroz con leche, no entiendo porque si tienen el mismo contenido y.. -Comenzaba a decir los ingredientes para elaborarlo-

El rubio estaba tan rojo que le ganaría sin duda a los jitomates pues el japonés no se dio cuenta del doble sentido de sus palabras, por eso el azabeche se avergonzó por lo dicho.

Y ¿Si les gusto chicos? -Era Katsuki el cual se asomaba con su taza respectiva, la que casi se le cae cuando un borrón amarillo paso por su lado y empujándolo en el trayecto- Eh!?

¡MUERE MALDITO ANCIANO¡

¡AUXILIO¡

Era el grito de los rusos, uno de furia y el otro de terror.

~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~)

-Estaba convulsionándose de la risa al escucharlo, incluso termino el suelo mientras ahora le dolía el estómago- Q-Que suerte l-la tuya -Se fue incorporando mientras tomaba asiento de nuevo y veía como el ruso estaba lo suficientemente serio como para que no se enojara con el- ¿Entonces quieres algo con ese tal Kenjiro?, porque si no fuera el caso no te habrías molestado en lo más mínimo con ese tal Victor

-Dejo salir un suspiro la verdad era cierto, pero tampoco le agradaba esos comentarios, ya tenia suficiente con Mila y eso ya era mucho- No lo se… Agh -Se despeino más su cabello de la exasperación- Me gustaron sus labios -Decía mientras sentía el hormigueo en dicho lugar-

Ya sabes como dicen "Si encuentras una belleza en tu cama, bésala primero y pídele explicaciones después", aunque en tu caso fue una caída y en el sillón -Lo decía con diversión sin son de burlar- Tienes la mejor carta de tu lado, ¿Le gusta tus presentaciones? -Al ver que el otro asentía un poco dudoso- Haz que te hable por las coreografías, lo que piensas en la pieza elegida y sobre todo en el tema, ya que sin duda Kenjiro puede quedar prendado totalmente ya que tu abres tu alma en la pista, dando todo tu amor en ello

La sonrisa de Matsouka le aseguraba eso como si ya hubiera vivido, lo que era lo más seguro. Comenzaron a hablar de más cosas que podrían ayudar al rubio con carácter parecido aun Limón agrio, era una etapa nueva en su vida, lo cual más seguro tendría un ritmo muy agitado, pero sin duda único.

Lo único que bueno que quizás después pondría de buen humor a la Hada ruso es que cierto pentacampeón paso la noche en la sala en llanto por pasarse de listo.

( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~

Han pasado meses ya que no sabía cómo proseguir con esta historia, tuve un problema con alguien que no le gusta esta pareja y aunque conociéndome como soy si me afecto ya que cada que abría el archivo solo escribía unas cuantas palabras y hasta ahí.

Una disculpa por la tardanza para las pocas personas que me leen y me han animado a que escribiera este capitulo. Ya me paso los mismo hace 4 años con un fic que tengo aquí en otro fandom pero ese esta finalizado.

Espero terminen bien con este año e inicien bien con el otro .

¡Hasta la próxima!