Comenzaba el tercer año en aquella nueva escuela... Howgarts, para Harry Potter aquel castillo siempre sería más su casa de lo que pudo haber sido la casa de su tío Vernon y su tía Petunia. No fue fácil esas últimas vacaciones ya que se metió en problemas al inflar a tía Marge y salirse de su casa... aún no asaltaban los recuerdos de aquel enorme perro negro y la incógnita del por que lo seguía.

Severus que estaba dirigiéndose hacia el Apotecario le pareció muy extraño ver a Harry por el Callejón Diagón tantos días antes del comienzo del curso , se quedo pensando '' humm Potter que hará aquí'

Lo siguió un par de cuadras viendo como aquel niñato paraba cada pocos pasos para quedarse embobado observando las tiendas del callejón. Lo siguió hasta que lo supo a salvo de cualquier peligro y cuando entró a la habitación en el Caldero Chorreante, puso un par de protecciones para que Potter no pudiese escaparse y se dirigió al Castillo para informarle a Dumbledore de lo que ocurría.

Severus se dirigió hacia la oficina del director con el ceño fruncido como siempre , cuando llegó ante la gárgola esta le pidió la contraseña

- ¿ Contraseña ? - preguntó esta

-Caramelos de limón- era increíble que el director mantuviera ese tipo de contraseñas, con un dejo de fastidio avanzó para subir las escaleras que se abrían frente a él .

Dumbledore ya le estaba esperando sentado en su sillón , con su fénix Fawkes por detrás , abriendo un rico caramelo de limón.

-Severus, mi muchacho. ¿gustas un caramelo de limón?

-No. He venido a hablar sobre Potter

-Severus ... Severus... no siquiera ha comenzado el nuevo curso y ya ienes a hablarme de Harry, que ha hecho el pobre?

-tu pobre alumno anda paseándose por el callejón Diagón sin supervisión alguna. ¿ acaso es alguno de los privilegios de los que goza?

-¿fuera dices?- el anciano de quedó pensativo por unos momentos. - no recuerdo que hubiese programado algo semejante-

-por supuesto que no lo hiciste. Potter se ha ido por su propia cuenta, esta en mucho peligro y tu sabes a lo que me refiero

-sé lo que han dicho severus pero honestamente no creo que Sirius...

-no me menciones el nombre de ese perro sarnoso! Potter no puede quedarse sin supervisión alguna y tu bien lo sabes./p

¿qué podemos hacer? No puede volver aún al colegio

-ya lo sé albus pero no pretendes que se quede en el callejón ¿verdad? Con alguien tiene que quedarse, ese niñato no puede ir por la vida haciendo lo que se le pegué la gana.

- tienes razón... Y creo que he encontrado la solución perfecta. Se quedará contigo.