Hola mucho gusto. Soy un poco nuevo en esto de escribir fanfics sobre Evangelion. Espero que les guste esta pequeña historia la cual espero que cumpla alguna de sus expectativas. Estaré intentando que todos los personajes puedan aprovechar su tiempo y su espacio para verlos. Principalmente es un AsukaxShinji desde aquí lo digo y también abarcare dos parejas más con respecto al joven Ikari. Bueno sin más que decir lo dejo.

Deseo anhelado.

Capítulo 1.

¿Me disculpas?

Ella no podía dormir no después de lo que le hizo a él. Toda su vida ella creo una armadura para que nadie lograse entrar a su corazón y la lastimara nuevamente. Se movía de un lado a otro en la cama intentando dormir, pero no lo conseguía.

Shinji. – Mencionó ella mientras lentamente sus ojos se abrían.

Se incorporó lentamente en su cama mientras apretaba su sábana. Ella miró todo a su alrededor, estaba desordenado y había muchas cosas rasgadas en la habitación.

Estúpido Shinji. – De un segundo a otro ella comenzó a llorar desconsoladamente. - ¿Por qué te sacrificaste? –

Sus mechones rojizos cubrían su rostro impidiendo ver como aquellos orbes color azul eran inundados por lágrimas llenas de tristeza y un corazón roto. ¿Por qué tuvo que ser él quien tenía que morir contra el ángel?

¡Estúpido! – Gritó con furia para después abrazar sus piernas y llorar aún más. – Te extraño Shinji. –

Ella no podía creer que el chico al que tanto odiaba ver salvando el día no regresaría jamás. Ya no podría verlo nunca más ya que le venció y por vencerla desapareció.

No quiero estar sola. – Decía ella en voz quebrada. – No quiero que te vayas, perdóname. –

Ella se lamentaba cada segundo que pasaba por la actitud que le había mostrado al joven. La chica piloto, la alemana orgullosa que siempre se mostraba valiente ahora sólo era una máscara mostrando a su verdadero ser.

Deseo verte una vez más. – Mencionó ella antes de caer rendida a los brazos de Morfeo.

.

Ya había amanecido, la joven que hace un par de horas estaba llorando desconsoladamente yacía en su cama mostrando signos de agotamiento por haber estado toda la noche en pena. Los rayos del Sol entraban a su habitación mostrando todo el lugar.

Ella lentamente se incorpora, sin lugar a dudas ella estaba cansada de haber llorado toda la noche.

¿No regresarás? – Se preguntó ella mientras algunas lágrimas amenazaban con salir.

Asuka. – Una voz la llamó desde afuera. - ¿Puedo pasar? –

La chica la reconoció inmediatamente como su tutora, de ambos y con un pequeño audible sí la puerta se abrió. Los ojos azules de la pelirroja miraron a quien ingresó.

Misato Katsuragi, la mayor de NERV.

Ella no estaba muy diferente de la joven alemana. La mujer había llorado todas las noches al ver que el chico que había cuidado tanto tiempo se sacrificó por ellos y no podría regresar nunca más.

¿Qué quieres? – Preguntó cortantemente la joven a su tutora.

Lo mismo que tú. – Respondió Misato tristemente.

La pelirroja soltaba algunas lágrimas mientras cerraba sus manos formando un par de puños para apretarlos fuertemente. Ella anhelaba volver a verlo entrando al departamento y disculpándose por cosas que él no hacía, pero eso ya no podría ser.

¡¿Por qué esa cosa me quito a mi Shinji?! – El grito fue audible para su tutora.

La alemana había estallado en rabia y dolor revelando un secreto que ella tenía oculto muy a dentro. La peli morada le miró, no entendía cómo es que la chica que siempre era ruda podía llegar a ser tan frágil. Entonces comprendió que Asuka no era muy diferente a ella.

No lo sé, quiero saberlo al igual que tú. – Contestó la mujer quien tampoco evito derramar lágrimas. – Quiero verlo de nuevo, saber que es feliz. –

Asuka en ese momento le miro y frunció el ceño. Era una mentira lo que su tutora le dijo.

Él no era feliz.

¿Feliz? – Preguntó con sarcasmo la chica mientras seguía llorando. – Él no era feliz, él odiaba lo que le hacíamos, él me odiaba por todo lo que le hacía. –

Misato sabía a lo que se refería y las veces en que ambos jóvenes discutían surgían heridas que lastimaban a ambos. Ver a la joven llorando y sintiéndose culpable sin duda le apretaba el corazón. Ella fue junto a Asuka y la abrazó fuertemente dejando que la joven se desahogara.

Él te amaba. – Fue todo lo que pensó Misato haciendo que la alemana llorará más fuerte.

Mientes. – Decía ella en voz quebrada aferrándose a su tutora. – Él me abandonó. –

No lo hizo, él jamás te abandonaría. – Misato lloraba también.

No quería admitirlo, pero ella también pensó que él las abandonó a las dos. Él saber que regresó para salvarlos a todos aun cuando él no quería pilotear el arma más poderosa creada por el hombre, él demostró que tenía el valor y coraje para luchar por quienes ama.

Quiero a mi Shinji. – Dijo Asuka antes de caer rendida en el cálido abrazo de su tutora.

Yo también. – Agrego Misato mientras recostaba a la joven en la cama.

La mujer miró a la chica la cual estaba destrozada. Sabía que ella quería en el fondo a Shinji Ikara, el piloto de la Unidad 01, pero el verla tan frágil por la pérdida de su compañero y posible amor lo golpeaba muy duro. Ella también lo amaba y esa bondad que tenía la hacía sentir culpable.

Shinji, te necesito. – Expresó Misato mientras le daba un beso a Asuka en la frente antes de salir. – Perdóname por todo. –