Disclaimer: personajes de JK Rowling. No gano nada haciendo esto más que divertirme y divertirlos.

Nota: este fic participa del minireto de junio para La Copa de las Casas, del foro La Noble y Ancestral Casa de los Black.

Cantidad de palabras: 395.


Amor a Hogwarts

Aquel año aparentaba ser interesante debido al Torneo de los Tres Magos y todo lo que aquello implicaba. Muchos estaban verdaderamente emocionados y querían que llegase de una vez el momento en que el cáliz dejara salir el nombre del campeón de Hogwarts, para así brindar todo su apoyo.

La gran sorpresa de la noche vino cuando en vez de un alumno por el colegio, fueron nombrados dos: Harry Potter y Cedric Diggory.

A raíz de eso se había creado un gran alboroto, con las diferentes casas tomando distintas posiciones respecto a los hechos y con muchos sin saber muy bien a quien apoyar.

—Potter sólo es un presumido que necesita ser el centro de atención en cada curso —exponía en esos momentos Eddie Carmichael, un alumno de quinto, dándose aires de grandeza con sus gestos, como si fuese un emperador romano en medio de un discurso a su plebe—. No creo que sea necesario recordar todos los sucesos de los años anteriores…

—Pues a mí me parece que no es posible que alguien de catorce años sea capaz de burlar a Dumbledore, que además de ser un mago extraordinario en su potencial mágico, es el director de este colegio —intervino entonces Marietta Edgecombe, desde uno de los sillones cercanos a las estanterías—, y seguro que algún que otro truco para evitar nombres falsos ha de tener.

—No vas a negar que el chico siempre ha tenido un rol protagónico en cada año que pasó, ¿o si? —dijo Eddie, aún en sus trece.

—¡Por favor! —replicó Marietta—. Lo mejor que podemos hacer es apoyar a nuestros dos campeones, ser leales con nuestro colegio y dejar de discutir tanto entre nosotros. Ni siquiera vamos a vernos a afectados negativamente y será divertido tener un año diferente.

Varios asintieron a sus palabras, ella apuntó con un dedo a su compañero.

—No te conviertas en un traidor al colegio, Eddie, todos nos debemos a Hogwarts.

Con eso dio media vuelta y subió por las escaleras a su habitación, en donde se encerró para estar a solas.

Ella amaba aquel castillo más que nada, porque se sentía muy a gusto con el lugar. Por eso no dudaba en apoyar a sus dos compañeros y ser leal con ellos, porque también formaban parte de aquel sagrado lugar, que tantas cosas le había ofrecido desde el primer día.


Este mes debía escribir sobre un personaje con una cualidad invertida. Ejemplo: Harry siendo cobarde.

Bueno, me tocó sobre Terry Boot siendo egoísta, pedí cambio de personaje y me quedo en Marietta Edgecombe siendo leal... entonces me di cabezasos contra la pared por haber cambiado... porque no se me ocurría NADA con Marietta, mucho menos cómo plasmarla leal.

Al final creo que lo he conseguido, más o menos. No estoy convencida en absoluto pero ya no puedo seguir atrasando la publicación, porque no falta mucho tiempo para que cierre la fecha de entrega y prefiero tener un par de días libres por si las dudas.

Espero que les haya gustado^^.

Besos, Ceci.