My Girl

Capítulo 4

Tengamos una cita.

¡Por fin hoy es el día! Mi primera cita.

Vestido de saco gris, playera de color negro por dentro, pantalones de tela negros, zapatos urbanos de mismo color. Se encontraba Alibaba esperando a su cita.

He invitado a mi ángel de entre tres billones al cine.

El rubio sonrió mientras miraba hacia la nada. Su mente estaba en estos instantes divagando.

Este es un pequeño paso para mí, pero un gran salto hacia mi futuro.

Cerró los ojos y amplió su sonrisa mientras estiraba los brazos hacia los lados.

Primero, disfrutaremos de los postres de frutas en una famosa cafetería, para disipar cualquier tensión.

Alibaba se imaginaba a él y Morgiana comiendo postres mientras charlaban animosamente, luego de eso le tendería una servilleta y limpiaría la comisura de los labios de la chica.

Luego, al cine, ahí empezará una historia de amor de dos horas. Que despertará en ella una ardiente pasión oculta.

Imagino estar a oscuras con Morgiana, acabándose la película ella lo vería con unos ojos tiernos y amorosos, él pasaría su brazo alrededor de ella y le devolvería la mirada con la misma intensidad como ella lo veía.

Y lo mejor de la noche será una cena francesa de primera clase. Ya hice las reservaciones en un restaurante cinco estrellas en un sitio web gourmet.

En su mente pasaba la escena en que ellos se encontraban cenando plácidamente y en ocasiones sus ojos se encontrarían y una sonrisa de complicidad se marcaba en el rostro de ambos.

Esto provocará que el amor se eleve como burbujas en su corazón. Pero esas burbujas, jamás se deberán de reventar. Nuestra historia de amor comenzará esta noche.

Aún con los ojos cerrados y divagando, el rubio con una amplia sonrisa en su rostro entrecerró sus brazos simulando que abrazaba a alguien y luego sus labios hacían el movimiento como si estuviese besando, todo esto claro fue extraño para las personas que solo se limitaban a verle desde la distancia o pasaban rápido al frente de este.

Pero…

Abrió los ojos abruptamente, miró el reloj de su muñeca, luego puso una cara de preocupación.

A este paso jamás se realizará, hace mucho tiempo que pasó la hora en que nos encontraríamos.

Cayó de rodillas, apretó los puños y después colocó una expresión de tristeza en su rostro.

No me digan… Me ha dejado plantado.

No, no es así a lo mejor se tardó porque está arreglándose aún. Después de todo es una cita tiene que arreglarse bien.

Se puso de pie y alzo el puño en señal de victoria, mientras.

Si, ella de seguro se tardó porque vendrá muy despampanante.

En su mente se imaginaba a la chica venir en una mini falda jean, con una blusa blanca y un chaleco jean azul con un sombrero amarillo y unas sandalias doradas. También la imagino que vestía una blusa gris de mangas arremangadas, unos jeans ajustados rasgados y unos tenis negros con cordones blancos.

Sonrió, cerró los ojos y después los abrió mirando hacia un lado, en la lejanía y acercándose en una bicicleta venía Morgiana, traía puesta una gorra vieja descolorida, su cabello amarrado en una coleta con ligas, una holgada sudadera gris, unos pantalones negros de tela y unos gastados tenis blancos, además de una bolsa enorme que traía colgando de su hombro.

La cara del rubio era todo un enigma, por un lado estaba feliz de verle, por otro lado estaba decepcionado de que ella no estuviera tan bien vestida como se lo había imaginado.

-¿Llevas mucho esperando? –preguntó bajándose de la bicicleta.

-No, para nada pero ¿por qué vienes en bicicleta? –observo que la bicicleta tenía escrito en un letrero que estaba detrás "Entregas a domicilio"

-Bueno siempre voy en bicicleta –respondió ella

-Ah… bueno debes de tener sed, si quieres podríamos ir a…

De repente la chica de su gran bolsa sacó un termo y un vaso, luego se sirvió té.

-Traje té, así que estoy bien –dijo ella luego bebió de su té.

La cara de Alibaba palideció, su cita perfecta se estaba yendo al retrete.

Apenas estamos empezando y ya nos estamos saliendo del plan.

-0-0-

Entraron en la sala de cine, muchas personas estaban muy bien vestidas y otras estaban muy decentes. Pero algo que pudo observar Alibaba era que muchas personas evitaban estar cerca de ellos, entonces fue que se dio cuenta que Morgiana estaba sudando, puesto que el venir hasta ese lugar en bicicleta y luego tomar té caliente le había hecho mucho calor, sumado a esto que estaba con una sudadera puesta, pues eso le conllevaba el transpirar.

-Ahmm… Morgiana, creo que tenemos tiempo de…

-La película ya está empezando –tomo ella asiento

Bueno mientras estemos viendo la película no habrá más problemas, además el aire acondicionado seguro que la refrescará.

Todo saldrá como estaba planeado al final.

El rubio tomo asiento al lado de la chica, la miró y sonrió, ella estaba completamente fascinada con lo amplio que era la sala del cine además de que miraba con mucha expectación a la gran pantalla.

Seguro Morgiana estará emocionada luego de ver la película, entonces la podré invitar a un restaurante muy elegante.

-¿Qué clase de película es? –preguntó.

-Es una historia de amor, escuche que ha sido gran éxito en China y en los países del oriente. –respondió el rubio.

Alibaba tomó lo que era un folleto del bolsillo de un asiento delante de él. En la portada del folleto se podía ver el fondo de una ciudad de noche con la luna llena y una pareja de enamorados mirándose el uno al otro con el título en el pie de la portada "Shanghai Love Affair"

Aladdin escogió la película perfecta para mi cita.

Abrió el folleto y lo primero que salto a sus ojos fueron unas palabras en grande:

Un deslumbrante mundo de sensualidad

Abrió los ojos sorprendido y rápidamente leyó otros encabezados que decían lo siguiente:

Una representación sexualmente explicita que desafía los tabús del cine en China

Escenas sexualmente prohibidas que se extienden por más 30 minutos

Alibaba tragó saliva y rápidamente se paró de su asiento, agarró la mano de la chica.

-Creo que cometí un error esta no es la película que…

Las luces de la sala se apagaron dando a conocer que la función estaba por comenzar, la gente que estaba detrás de Alibaba empezaron a molestarse puesto que el rubio aún estaba de pie.

-Ya comienza la película, siéntate –ordenó Morgiana.

En efecto la película comenzaba con una escena en que una mujer y un hombre estaban completamente desnudos besándose, luego de eso el hombre sensualmente besaba todo el cuerpo desnudo de la mujer hasta bajar hasta el sexo de ella, el cual lamió y posteriormente beso, haciendo salir un gemido de la mujer.

Alibaba se quedó de piedra y con la cara pálida, no se atrevió a ver a Morgiana la cual estaba más que sorprendida por ver tal escena.

Mientras en la película seguía la escena en que ambos actores estaban teniendo relaciones sexuales, la mujer gimiendo y respirando entrecortadamente, mientras que su compañero emitía sonidos placenteros por su boca y la penetraba con fuerza.

El rubio se puso ambas manos en la cara, no sabía qué hacer y lo peor es que estaba reaccionando con la película.

Un gemido sonoro proveniente de la pantalla daba a conocer que la escena finalizaba con un orgasmo de parte de ambos actores. Esto por supuesto saco de sus pensamientos al rubio.

Muy bien cálmate, primero debo de ver como esta Morgiana, seguro está furiosa.

Nervioso y temiendo lo peor miro a su lado, la chica de cabellos rojizos estaba completamente en silencio, por la oscuridad de la sala no se podría decir que estaba enojada o indignada o simplemente sonrojada.

Está muy callada, ahora sí que no será un malentendido, de seguro ahora pensara que soy un acosador sexual.

Si hace unos días por culpa de Aladdin, el traductor no paraba de decir "mi pene esta erecto" y con eso pude ver como se sonrojaba de la ira. Ahora que lo pienso Aladdin también escogió esta película.

-¿Qué te ocurre? Te ves palido –habló una actriz en la película que estaban viendo.

-Yo no lo hice no es mi culpa lo juro –respondió el otro actor el cual se notaba que estaba completamente nervioso.

-¿De que estas hablando? –pasó abrir la puerta y ver que del otro lado estaba sentado un hombre regordete, el cual tenía un clavo en su frente y con el cuello a medio cercenar y un montón de sangre salía. La mujer gritó horrorizada.

¡¿Pasó de una película erótica a una gore?!

Nuevamente Alibaba volteo a ver a Morgiana, pero ahora la chica tapaba su rostro con la gorra que traía.

¡Ya ni siquiera está viendo la película!

El rubio se llevó las manos a la cabeza y luego la bajo, cerrando los ojos queriendo que la función terminara de una vez.

Se terminó, esta cita ha sido un completo fracaso.

En el último tramo de la película, ahora se mostraban dos ancianos uno postrado en la cama y la anciana que estaba sentada al lado de él.

-¡No digas que se terminó! –Habló la anciana tomando ambas manos del anciano –los cargos falsos han sido levantados, ahora podemos vivir felizmente juntos

-Esperaste 20 años por mí, ahora podemos vernos una vez más –poco a poco con sus últimas fuerzas siguió hablando –Si pudiera nacer otra vez, nuevamente te habría escogido.

-No digas eso, podemos estar juntos nuevamente –lágrimas salían de los ojos de la anciana que solo podía ver como la vida del hombre que una vez amo se esfumaba.

¿Cuándo cambio a ser una película dramática y trágica?

Por una última vez volteo a su lado a ver a Morgiana, una gran sorpresa se llevo cuando la sala se había iluminado un poco para este tramo de la película, revelando que la chica estaba con los ojos llorosos mientras le prestaba total atención a la gran pantalla.

Morgiana, está llorando. Se ve tan hermosa.

El rubio no pudo apartar la vista de la chica, la cual estaba sollozando en silencio. Rápidamente sacó de uno de sus bolsillos un pañuelo y se lo ofreció a la chica, la cual al momento de tomar el pañuelo pudo tocar la mano del chico.

El suave tacto de Morgiana, sus hermosas lágrimas, esos sentimientos tan puros… estoy enamorado.

-0-0-

Tal vez ahora puedo regresar a mi plan, es hora de lo mejor de nuestra cita, la cena.

Alibaba caminaba cabizbajo junto con Morgiana, luego de salir del cine ninguno decía palabra alguna.

-F-fue una película muy buena no crees –habló para disipar un poco el ambiente.

Morgiana miró hacia otro lado.

-Definitivamente eres un Sé Guí.

-¿Se… gui? –Alibaba estaba confundido, no sabía que le habían dicho. –Ah, ya se el traductor –sacó rápidamente el celular de su bolsillo, abrió la aplicación y apresuró a repetir lo que le había dicho la chica.

De un vez en la pantalla del traductor apareció la palabra y su traducción: SÉ GUÍ = Pervertido.

Alibaba bajo la cabeza en señal de derrota y tristeza. Definitivamente ella ya no querría verlo más nunca.

-Pero me alegra haber venido, gracias –Morgiana apresuró el paso.

-¿Eh?

-En China, mi familia fue al cine, pero solo una vez juntos –Morgiana que estaba en ese momento dándole la espalda al rubio, volteo a verle –Hoy recordé un poco lo que sentí en aquel entonces, recuerdos felices y divertidos –sonrió ella.

Alibaba solo alcanzó abrir la boca, pero ninguna palabra salía, cerró su boca nuevamente y pasó su lengua por sus labios humedeciéndolos.

Ya veo, en estos momentos Morgiana está sola en un país diferente lejos de su familia.

Entonces yo…

-Yang Morgiana –la llamó

-¿Si? –La chica nuevamente volteo a verle

-¿A partir de ahora puedo llamarte por tu primer nombre?

Entonces yo, quiero estar aquí para ti.

-Claro, eres un amigo –sonrió

Como si hubiese ganado un mundial, como si hubiese recibido una medalla de oro, como si hubiera conquistado la cima del mundo, una gran alegría inundo su ser, el solo hecho de ahora poder ser su amigo le hacía tan feliz.

-Ah, por cierto… Morgiana, verás tengo reservaciones para nosotros en un restaurante, podríamos…

-Tengo cosas que hacer –Dijo ella cortante

-¿Eh?

La chica quitó la cadena de su bicicleta y montó en ella.

-Vuelve a comer arroz frito cuando quieras, Zái Jián –se despidió ella.

-¿Eh?, espera…

Cuando el capitán Armstrong del apolo 11 aterrizó con éxito en la luna dijo en una transmisión en la tierra: Houston el águila ha alunizado.

En mi caso sería: Capitán, el ángel se ha ido volando.

Alibaba en su mente estaba viendo como Morgiana le salían alas y se iba volando con su bicicleta en el horizonte.

Pero al menos somos amigos, esto sin dudas es un gran paso para mí.

-0-0-

-Disculpe señor ¿se encuentra bien? –preguntó el mesero trayendo un vaso de agua.

-Por supuesto, esto sí que sabe muy bueno –respondió Alibaba.

Y es que no le quedó de otra que comerse toda la cena para dos en ese restaurante ya que se enteró que no había devoluciones por cancelación.

Continuara.

Notas del autor:

La película que estaban viendo Alibaba junto con Morgiana trataba de una mujer de familia rica que fue obligada a casarse con un hombre que no amaba, en eso se enamoró de su sirviente, el cual mantuvieron una relación en secreto. El esposo de la mujer fue asesinado por un rival de profesión y culparon al sirviente del asesinato, luego de 20 años, todos los cargos fueron absueltos y ellos dos nuevamente pudieron reencontrarse, aunque fuese por última vez.

Y para terminar un gran saludo para Blue Kirito La cual al parecer es la única que lee y sigue la historia.