Los Juegos Del Hambre y Terminator no me pertenecen. Disfruten la historia, les agradecería mucho dejar un comentario.


Dicen que el futuro no está escrito, que siempre hay tiempo para cambiar las cosas, que el futuro depende de las acciones que se llevan a cabo a lo largo de la historia. Pues en este mundo, ha habido acciones atroces, devastadoras para muchas personas, divertidas para otras. Lo que antes eran Los Estados Unidos hoy se le conoce como Panem, que básicamente consta del El Capitoleo, el lugar central y más poderoso de Panem, y los doce distritos que hay a su alrededor. Antes hubo un treceavo distrito, el cual fue destruido durante la rebelión de los distritos contra la esclavitud del Capitoleo. Tristemente, no tuvieron éxito. Y además de desaparecer al distrito 13, el Capitoleo como castigo para los distritos, y diversión para los capitolinos, establecieron una competencia que se llevaría a cabo cada año, en la que de cada distrito, serían elegidos dos personas, un chico y una chica, jóvenes de entre 12 y 18 años, a los que se les conoce como "tributos". Estos tributos son puestos en una arena controlada por los vigilantes del Capitoleo, en donde una vez adentro sólo existe una regla, el último en quedar gana, los demás, mueren. A esto se le conoció como Los Juegos Del Hambre.

Durante 75 años, los ciudadanos de los distritos han sido obligados a ver cómo sus hijos son enviados a los juegos, para matarse entre ellos, sin poder hacer nada para evitarlo. Se eligen un total de 24 participantes, y de los cuáles sólo uno puede salir con vida. Y cuando esa persona sale, si no se ha convertido en sólo otra pieza de los juegos del Capitoleo, sabe que en los juegos nadie gana en realidad. No hay ganadores, sólo sobrevivientes.

Lo bueno, es que toda esta masacre finalmente ha terminado. Gracias a dos personas, que a pesar de todos los obstáculos, supieron apoyarse mutuamente y lograron vencer a los juegos del Capitoleo, terminando con ellos y con Los Juegos Del Hambre.

Lo malo, es que nadie jamás pudo predecir que aparecería algo aún peor. El futuro no está escrito, y al parecer es verdad, porque esta historia está a punto de reescribirse.

Una nueva amenaza ha aparecido en un futuro no muy lejano, una amenaza que cambiará la historia ya conocida.

Las vidas de todos están a punto de cambiar, pero sobre todo, la vida de un chico, un chico que una vez no tenía nada y a la vez lo perdió todo. Un chico que siempre puso la vida de los demás antes que la suya. Un chico que fue la mayor razón de una chica para seguir adelante. Ahora, la historia de ese chico está a punto de repetirse, pero con un nuevo comienzo, uno para el cual él jamás habría podido estar preparado sólo. Pero no estará sólo, pues habrá alguien que estará ahí, y lo preparará para lo que deberá enfrentar, proteger a la persona que será la clave de su futuro.