Muy buenas a todos, guapísimos, aquí Nahuel836 en un nuevo capítulo de "Un alien en Equestria"(me voy dando cuenta qué le plagie la frase a Vegetta777, pero me da igual). Cómo siempre, aquí van las conocidas aclaraciones:

-Ubicación-País o territorio-hora-

-Hola-diálogo de personaje.

"Hola", pensamientos

(Hola), notas de autor y, en peleas, identifica quién pelea.

-Tula- palabras o frases en Kant'cheek o cualquier otro idioma alienígena.

Y el ya ultramegaconocido disclaimer:

My Little Pony y sus personajes son propiedad de Hasbro. Aziz Seagan y demás OC, así cómo la historia en sí, son de mi propiedad. Algunas frases y expresiones pueden ser tomadas como referencias de otras lecturas, series o videojuegos, los qué son de sus respectivos creadores.

(Sip, es mucho más largo)

Sin más que decir comencemos...


Capítulo 10-Entrenamiento, "visitas", y descubrimientos.

-Habitación de Aziz-Castillo de Canterlot, Canterlot, Equestria-06:40 a.m.-

Narrador omnisciente:

Aziz se levantó de la cama por novena vez en la noche, no podía dormir aunque lo intentara de diversas maneras: dormir cómo humano, sentado, parado en el suelo al lado de la cama, acostarse cómo normalmente lo hacía, pero en el suelo...

El pobre no dejaba de pasearse por la habitación de un lado a otro poniendo molesto a Vigil, pero este no quería decir nada, esperando qué su compañero le responda, lo qué no ocurria, molestandole mucho más, pero aún no lo suficiente cómo para intentar recriminarselo. Pero cuanto más tiempo pasaba, más molesto se ponía, y al final le dijo:

Vigil-¡E imo viso kardo! Es un simple Darkiano, no es nada grave.-trataba de calmarlo,dando a conocer la causa del problema. La IA estaba en su forma de metaholograma, sentado al borde de la cama mirando caminar a Aziz con los brazos cruzados.

Aziz-¿Qué no es grave? Estos ponis pueden estar en peligro mortal por mí culpa, yo lo traje...

Vigil-Pero... Al Vigilante no lo trajiste tú, ¿verdad? -le dice intentando animarlo.

Aziz-En eso tienes razón... -le responde algo alegre, pero en seguida vuelve a ponerse sombrío-Aún así, me aterra qué el Darkiano no haya atacado aún.

Vigil-Aquí vamos de nuevo... -dice la IA, con el típico tono de alguien qué ha escuchado muchas veces lo mismo.

Aziz-¡Erk'orba Vigil, puedes dejar de ser tan despreocupado! -le dice, tratando de hablar bajo para no despertar a los ponis.

Vigil-¿Eso fue una pregunta o una orden? -pregunta retóricamente en voz baja también, molestando a Aziz.

Aziz-¿Sabés qué a veces eres peor qué un aktuma no? -le pregunta bromista.

Vigil-¡Ey, deja de insultarme! -le responde -Además, sabes qué tengo mucha más velocidad de pensamiento qué tú -presume la IA.

Aziz-Claaaaarooo, cómo digas. "Ni siquiera sé a qué vino eso último, ni siquiera lo insulté"-responde burlonamente, para luego pensar algo, pero antes de qué Vigil pueda responder a su sarcasmo ambos escuchan un aleteo fuera de la ventana.

Los dos-¿Quién anda ahí? -preguntan rápidamente, y al no recibir respuesta Vigil regresa al HB y Aziz se coloca nuevamente la armadura, acercandose seguidamente a la gran ventana de la habitación. Al abrirla levemente ven la ciudad de Canterlot por la noche, casi sin ninguna luz excepto la de la luna y las estrellas, qué iluminan todo.

Aziz-¡Tor Tranteör, qué bella noche!-exclama asombrado.

Vigil-¡Pero si ya la viste ayer a la noche!-protesta la IA.

Aziz-Haï, pero en este planeta las noches son increibles, mucho más qué en Rao.

Vigil-No compares Equinox con Rao, Aziz. Estos ponis viven en una época de paz bastante larga, mientras qué nosotros tuvimos qué pasar por guerras... Y destrozamos nuestro mundo de paso.

Aziz-Por eso me preocupa. Si finalmente este se vuelve el campo de batalla… ¿Cómo se supone que los salve a todos?-se pregunta triste.

De repente vuelven a oír el aleteo a su izquierda y Aziz cierra rápidamente la ventana, mirando por una rendija. Ven pasar volando a un equino similar a un pegaso, pero de color negro con alas de murcielago, ojos amarillos que brillaban en la oscuridad y dientes afilados. Portaba una armadura similar a la de los guardias reales, pero de color azul y con pinchos para hacerla más atemorizante. Él poni se queda un rato frente a la ventana, viendo el horizonte cómo si estuviera vigilando, para luego irse volando, momento en el que abren de nuevo la ventana y miran hacia la dirección en la que se fue. Entonces oyen voces abajo y ven a varios ponis murcielago similares al anterior, aunque con diferentes tonos de voz y color de ojos.

Vigil-¿Quiénes son esos? -pregunta desconfiado y sumente curioso.

Aziz-No lo sé, parecen ponis, pero por sus alas y color no lo son-contesta pensativo.

Entonces a Vigil se le ocurre una idea.

Vigil-¿Y si vamos a investigar? -se pregunta, pero mira a su compañero y dice-Aunque sé qué tú no lo harás porque romperia el código del soldado y todo es...

Aziz-Vamos-responde sin dilación, sorprendiendolo.

Vigil -¿En serio? -Aziz asiente -¿Pero por qué?

Aziz-Me parecen sospechosos. Además no me haría mal algo de ejercicio nocturno.

Vigil-Sabes qué podrías dejarlos en rídiculo si quieren pelear contra tí, ¿verdad?

Aziz-Ta didan; después de todo, son desconocidos, debemos investigar si vienen a atacar o algo. Sólo si son enemigos pelearé-se excusa el alien, conformando a Vigil. Pero al sentir una leve corriente eléctrica en sus botas le ordena-No enciendas los anclajes de gravedad, voy a bajar a mí estilo.

Al no recibir respuesta, Aziz se sube a la ventana y mira hacia abajo, viendo la gran distancia hasta el suelo, para luego retroceder, correr hacia la ventana y saltar de ella dando un "salto de fé" (curiosamente, cuando saltó se escucho un grito de águila de fondo), y finalmente una mortal al frente, para terminar cayendo de espaldas sobre una gran pila de heno qué estaba cerca de las cocinas reales (la ración diaria de los guardias XD). Ya en el suelo avanza agachado hacia un grupo de ponis murcielago mientras Vigil decía para sí mismo.

Vigil-¡Esto va a ser divertido!

Aziz-Tal vez...


-Salón comedor del castillo-Castillo de Canterlot-10:30 a.m.-

Celestia-¡Awwwww! Qué bien dormí hoy-bosteza la princesa del día al entrar al comedor, viendo qué ya estaban las portadoras, Black Mesa y Soarin.

Soarin-Buenos días su majestad-saluda el pegaso azul haciendo una leve reverencia, mientras los demás saludan normalmente a la princesa.

Celestia-Buenos días a todos-contesta ella, y luego agrega-Soarin, no debes hablarme tan formalmente; ahora eres parte de la familia, por decirlo de una manera. -responde la princesa del día dando una pequeña risita, mientras el pegaso se avergonzaba un poco.-Bueno. ¿Qué tal si empezamos a comer? Me muero por pasteleeeeess -dice ansiosa mientras babea ligeramente con la lengua afuera, junto con Pinkie (Al estilo Homero Simpson XDD).

Luna-Ay hermana, nunca dejarás de ser tan angurrienta, debes esperar a qué lleguen los demás-dice riendose la princesa de la noche mientras entraba al salón. Al oirla la princesa Celestia da un pequeño puchero haciendo reír a todos.

Finalmente los ponis qué faltaban llegan al salón charlando entre sí animadamente. El último poni en llegar fue Blueblood, con quién tuvieron un desayuno algo... Especial; en varias ocasiones tuvieron qué reñirlo por hablar mal de las chicas, e incluso agarrar a Black para evitar qué le pegara por hablar mal de Radiant (y se lo tendría merecido). Pasando por alto esto, el desayuno fue normal, exceptuando qué...

Celestia-¿Aziz no salió de su habitación aún? -le pregunta a un guardia pegaso qué le estaba informando.

Guardia-No, princesa; no sabemos qué está haciendo. Ni siquiera contestó nuestros llamados.

Blueblood-¡Ja! Seguramente es tan cobarde qué no quiere ni venir a hablar con la realeza. O aún mejor: es tan alienígena qué nos considera inferiores a él, y nos desprecia-dice el pendej... Digo el príncipe con un nombre mal puesto.

Luna-¡Blueblood, no hables así de él! Es nuestro amigo, y nos ayudó-le contesta gravemente, a lo qué el príncipe se enoja bajo la mirada asesina de todos.

Black-Aunque lo considero un idiota sin remedio,-empieza a decir, señalando al príncipe, ofendiendolo-creo qué tiene algo de razón.

Todos-¿En serio? -preguntan.

Blueblood -¿En serio? -pregunta idiotamente, para luego vanagloriarse-Emmm, sí, claro qué tengo razón.

Black -¡Tuuuuuuuuu...! -le dice apuntandole con su pata de forma amenazante, asustandolo-... No hables, eres pendejo-completa enojandolo, y luego piensa-"Esto es realmente útil, debería copiarmelo"-recordando cuando Aziz se lo hizo-El caso es qué, cómo no sabemos mucho de él, debemos prepararnos para lo que sea qué haga. Ustedes vieron cómo nos hablo de ese tal Calibán, y, según yo, sí vino con alguien más, qué NO nos dijo, y lo está ocultando. No sé ustedes, pero yo no confiaria en él.

Twilight -Pero... -comienza la princesa-Hasta ahora nos ha ayudado, no hay por qué dudar. Además nos compartió toda su información sobre eso, no es malo.

Shining -Ahora yo le tengo qué dar la razón al "príncipe"-reconoce ganandose las miradas desconcertadas de todos, y la de odio de Blueblood-No sabemos cómo llegó a Equestria, ni cualés son sus intenciones aquí. Ni siquiera nos dejó estudiar, o al menos vigilar, sus armas y tecnologia, para qué no caigan en las manos equivocadas. Eso es sospechoso.

Celestia-De acuerdo, pero lo mejor ahora es buscarlo y mantenerlo... Vigilado, para ver qué hace. Pero le dare el beneficio de la duda. Después de todo, se hizo amigo de las portadoras, y de mi familia.

Blueblood -¡No! ¡Lo qué necesitamos es expulsarlo de Equestria! O mejor aún, encerrarlo y estudiarlo a él y su tecnologia jejeje-reclamo el noble.

Twilight-¡Eso nunca!-exclama de pronto la princesa.

Rarity-Es nuestro amigo, y lo apoyaremos, no lo trataremos cómo un experimento-secunda la modista

Blueblood-¡Callense, estúpida plebeya y intento de princesa!-les contesta enfureciendo a las manes, pero en especial a Spike, quién estaba a punto de achicharrarlo vivo.

Celestia-¡Ya basta Blueblood! Retirate-le ordena a su sobrino, quién obedece de mala gana. Ya más tranquila le iba a dar órdenes al pegaso (quién en ningún momento se movió de al lado de ella... Qué obediente XD), cuando un segundo guardia, un terrestre ahora, entra corriendo.

Guardia Terrestre -¡Princesas, ya lo encontramos! -exclama bastante cansado.

Twilight-¿En serio? -pregunta ansiosamente y el guardia asiente-Entonces, ¿qué estamos esperando? Llevanos con él -ordena rápidamente, pero Celestia la detiene.

Celestia-Alto Twilight, quizá el tenga motivos para qué no lo veamos-luego mira a los demás en la mesa-Además, muchos aún no terminamos de comer, y yo aún tengo hambre jiji-dice avergonzando un poco a su ex-alumna.

Cadence -De hecho, yo y Flurry ya terminamos-menciona dejando su plato y el de su hija adelante.

CMC-¡Nosotras también! -gritan alegres las tres potrancas.

Soarin y Rainbow-Nosotros también.

Fluttershy-Ah, emmmm... Yo también.

Applejack -Y yo.

Y así todos terminaban de comer, dejando a la princesa con una cara de «¿por qué a mí?» al no poder seguir comiendo pasteles. Acto seguido todos se levantaron y siguieron a los guardias, saliendo del castillo.


-Campo de entrenamiento de la guardia real-Ciudad de Canterlot, Equestria-Al mismo tiempo qué lo anterior-

Para paliar el malestar físico derivado del estar casi 4 días en coma (tres seguidos y luego 1 sólo) el equipo médico del hospital de Canterlot le aconsejaba a Aziz realizar una tabla de ejercicios diaria que al cabo de pocos días ya no seguiría. En cambio prefirió dedicar su tiempo a ejercitarse con los guardias nocturnos luego de aclarar el malentendido, para mantener sus músculos y articulaciones activos y poder moverse en la gravedad de Equinox con más comodidad.

Desde que se licenció en la academia militar apenas había reparado en la importancia de ser disciplinado con su propio cuerpo, a pesar de ser el comandante. Los soldados del Ejército Terrestre de la Federación estaban acostumbrados a entrenar en naves cuya potente aceleración creaba entornos con gravedades tres veces mayores que la de la de Rao, la cuál era, a su vez, cinco veces mayor qué la de Equinox. Él, en cambio, llevaba demasiados años viviendo bajo la benevolente gravedad de Eden Prime y su cuerpo había pagado el precio, aunque por suerte había respondido bien durante la batalla de Tarso 4 y la lucha contra el Sindicato.

La rutina de entrenamiento había derivado en un pequeño torneo de esgrima o bokken, cómo le decían los Kant'cheeks, usando un sable equino de madera de un metro de largo. Ejercicios como aquel habían perdido su simbolismo original para su raza, si bien seguían siendo una práctica empleada para disciplinar no solo el cuerpo sino también la mente de los soldados. En cambio, en Equestria era una de las prácticas más comunes y usadas.

El rival de Aziz era el sargento de artillería Samir Okafor, un batponi veterano que había servido en la frontera grifotomana protegiendo caravanas de transporte del ataque de piratas y había luchado en las revueltas de la colonia de Valhala en el continente de Zebráfrica. El resto de los guardias estaban sentados a lo largo de uno de los muros de la zona de carga. Apartado de ellos, recostado sobre la pared de una de las carpas dobles y con las piernas colgando en el aire, la IA Vigil en forma de Metaholograma observaba el espectáculo. A su lado estaba la armadura de Aziz plegada, por lo qué el alien estaba vestido solamente con la bufanda marrón.

Okafor sostenía el sable con los dos cascos con su punta dirigida hacia Aziz, en alerta mientras se mantenía flotando en el aire con sus alas. El viso húmedo de su pelaje se agitaba con cada paso al frente que daba. Aziz estabilizó su sable, sopesándolo en su mano derecha. No recordaba la última vez que había sostenido uno así, pero su peso y equilibrio le resultaban familiares.

El sargento cargó levantando el sable por encima de su cabeza y lanzó una serie de golpes veloces acompañados del ¡SSS! ¡SSS! de la hoja al cortar el aire. Los ataques del sargento hablaban no solo de su técnica sino también de su carácter: Era un pony vehemente, directo en su forma de hablar y al que sus soldados respetaban, pero carecía de cualquier atisbo de creatividad. Sus movimientos estaban escritos en manuales de combate caducos. O al menos así lo veía Aziz.

Aziz-"Decepcionante"-se dijo mientras esquivaba sus embestidas.

Con un simple movimiento de muñeca interpuso el filo de su bokken en la trayectoria de una de las estocadas del sargento, de modo que el sable de este se deslizó a lo largo del suyo. Como era de esperar, Okafor perdió el equilibrio y Aziz aprovechó para asestarle un golpe certero justo por debajo de la pata delantera izquierda, en las costillas. El sargento se derrumbó como un saco de patatas, luchando por respirar.

Aziz-Siguiente-se limitó a decir volviendo a la posición de inicio.

Su siguiente rival era el soldado Zephyr Vargas, un pegaso joven que llevaba apenas unos meses en el servicio activo. Al igual que todos los marines jóvenes el chico atacaba con brío, más preocupado de abrumar a su oponente que de dominar el duelo, sin planear sus movimientos más allá del inmediato, lanzando estocadas por doquier, sin orden. Aziz lo utilizó para soltarse un poco el óxido de las articulaciones y, cuando se hubo hartado, le dio una estocada en el pecho, justo en el esternón, y lo lanzó contra los ponis qué esperaban su turno para luchar.

A su espalda alguien soltó un sonoro bostezo. Aziz se giró y vio a Shining Armor tumbado de lado sobre el ala de una carpa, con cara de aburrimiento. Junto a él estaban las princesas y los demás, quiénes lo miraban sin entender.

Aziz-Capitán Armor-dijo, alzando la voz y caminando hacia él -¿No deberían estar desayunando ahora?

Él se incorporó y su mirada buscó un lugar seguro en el que esconderse.

Shining-No importa eso-empezó el poni-, lo qué importa es qué te estuvimos esperando para comer, y no apareciste-a su espalda todas se enojaban un poco.

Aziz-Haï, lo qué pasa es qué estuve ocupado-se excusó el alien, y luego le preguntó-Shining, ¿Te aburrimos tal vez?

Shining-Es sólo que… -empezó a decir, para luego callarse. Aziz dio un paso más hacia él, como instando al príncipe a hablar-Usted les da demasiadas facilidades-completó-, pero parecen tener miedo de aprovecharse de ellas.

Aziz-¿Facilidades?-preguntó.

Shining-Sí-asintió el príncipe-Tu técnica es excepcional, sin duda alguna, pero se le nota falto de ritmo. Cualquiera de los dos habría podido ganarte.

En la academia Aziz había tenido un instructor que siempre les decía a los cadetes que la capacidad de un soldado se medía por la de sus oponentes. Cuanto más poderosos fueran estos, más te debías exigir para estar a la altura. Si sus hombres no se atrevían a ponerle a prueba, de nada le servirían a él las horas de entrenamiento.

Aziz-Príncipe Armor-le llamó de repente-¿ha recibido entrenamiento de combate?

Los guardias abrieron los ojos como platos.

Shining-Sí-asintió él mientras sonreía divertido-, ¿no es obvio? Todos los soldados entrenamos en la academia con el resto de marines. ¿Qué, acaso dudabas de mí?

Aziz-No,es porque en algunas razas qué conocí, los soldados de más alto rango solamente daban órdenes, sin siquiera saber luchar. Eran unos verdaderos cobardes. Me esperaba qué fueras cómo ellos, mi error-le dice, borrándole la sonrisa de la cara a Shining, y luego agrega-Coja un sable-Aziz le dio la espalda al poni y volvió hacia el dojo improvisado, sin dar más explicación.

Shining se quedó callado un instante, luego entro al dojo y caminó decidido tras él. Los ojos curiosos de los soldados se posaron en él e intercambiaron comentarios cómo «Miren; es el príncipe del Imperio de Cristal», «Ja, seguramente lo pondrá en su lugar a ese bicho», «Nunca más vendrá a molestar aquí jajaja», y cosas así. Uno de los marines le arrojó un sable que atrapó con su magia, ganandose la atención de Aziz: no había previsto qué el príncipe usara su magia, pero sí esa era la única forma qué tenía para sostener el arma, qué así sea.

En comparación a su cuerpo, el sable se veía ridículamente grande. Lo blandió y lo meció en el aire para probarse, y luego se encaró hacia Aziz, quién a su vez lo estudió con detenimiento. La posición de inicio del príncipe era relajada, en verdad no era la primera vez que el poni se encontraba en un combate con espada.

Aziz-Quiero que me ataque sin reservas, capitán, -le pidió-porque yo no pienso contenerme con usted.

Al unísono se acercaron el uno hacia el otro.

Aziz tomó la iniciativa buscando con su sable el cuello de Shining. El poni retrocedió justo a tiempo de esquivarlo, pero Aziz siguió su ataque con una serie de estocadas rápidas, qué Shining desvió con su sable.

El choque de los filos reverberó en el descampado, nada más se oía. Los sirvientes habían abandonado su trabajo y no perdían detalle del duelo junto a los guardias.

Con cada estocada Aziz obligaba al experimentado príncipe a retroceder, arrinconándolo. Ya casi veía llegar la estocada final cuando, sin esperarlo, Shining se agachó, esquivando un corte plano, y se propulsó con las patas hacia adelante para embestir a Aziz con la punta del sable, con tal potencia que Aziz apenas logró mantener el equilibrio y repeler la lluvia de golpes que Shining le descargó sobre torso y cuello.

A pesar de que Aziz intuía cada golpe, el capitán los ejecutaba a tal velocidad que él apenas si lograba desviarlos. Y a su vez cada contraataque suyo era esquivado por el poni con presteza. A pesar de su juventud (comparado con Aziz), Shining sabía cómo moverse y controlar su cuerpo.

A medida que el combate avanzaba, la viveza del intercambio de estocadas se acrecentó. Los chasquidos de la madera se asemejaban a una tormenta detonando furiosa en el cielo. Los sables de uno y otro cortaban el aire silbando apenas una décima de segundo antes de alcanzar al adversario.

En una de las embestidas, el filo del sable del comandante impactó contra el suelo con tal violencia que se partió y su extremo superior salió volando a través del área. El Kant'cheek se quedó muy quieto, con la rodilla izquierda hincada en el suelo y el sable de Shining posado sobre su hombro derecho, junto a su cuello. Los dos jadeaban cansados.

Se quedaron así, inmóviles, hasta que finalmente Shining apartó el sable de su cuello y le ofreció la pata para ayudarlo a levantarse.

Aziz-Deberíamos repetirlo alguna vez-dijo cansado.

Shining-Sólo si te vez capaz de ello-respondió alegre, y luego añadió-compañero.

Ambos se saludan al estilo militar para terminar el combate, y seguidamente todos empiezan a explorar el lugar.

Se encontraban en una enorme barraca militar a un costado del castillo dónde un grupo de 200 Guardias Reales entrenaban y vivían. Estaba dividida en dos áreas, una para los guardias diurnos y otra para los nocturnos, con sus propios sectores de entrenamiento y descanso, además de zonas de descanso. Todos los ponis, en especial las Crusaders y Flurry, quedaron maravillados.

Black -Increible, ¿así entrenan los guardias? -pregunta mirando a un grupo de guardias qué estaban practicando combate cuerpo a cuerpo, y otros con lanzas.

Celestia -Sí, esta es la base militar más grande de Equestria. Y con razón-responde-Este lugar es enorme, ni yo creía qué crecería tanto.

Aziz-Nánhuān nǚài-dijo el alien. Al percatarse de las miradas confundidas de sus acompañantes se lleva una mano atrás de la cabeza-Lo siento, es qué, cómo ya les dije, tengo la costumbre de intercalar frases de mi raza en las oraciones.

Vigil-Y cuantas veces lo has hecho-dice el holograma mirando hacia un costado.

Aziz-¡Tú te callas, qué les cuento lo qué pasó cuando te dejaron con el control en unas estaciones de entrenamiento en la Kreckus!- le contestó haciendole una amenaza no velada, lo qué lo hizo callarse e irse a otra parte-Bueno, esa frase no tiene un significado claro, simplemente es una frase de admiración.

Twilight-Interesante-menciona la princesa en voz baja mientras anota en su libro (Claro, está Twilight nunca se separa de ese libro, cómo si se le fuera a escapar XDD).

CMC-Pssss, Aziz-le dicen en voz baja las potrillas cuando Vigil se va-¿Qué pasó en esa "Krecus"?-preguntan, al mismo tiempo qué el resto prestaba atención.

Aziz-Primero, se llama Kreckus, y es la luna de Rao; segundo, pues lo qué pasó es qué erró de tal manera en unos cálculos de probabilidad de ataques que terminó por activar los drones y torretas de defensa, sin permitir que nadie se acercara a las instalaciones-Responde, dejando algo asustados a los equinos.

Rarity-Emmm... ¿Enserio hizo eso? ¡Es horrible!-pregunta mirando de reojo a Vigil, quién estaba viendo el entrenamiento de tiro al arco con rayos de unos reclutas unicornios, y finalmente se queda con expresión de miedo.

Aziz-Haï, pero no se preocupen; lo repararon y le agregaron códigos qué evitan qué falle de esa manera. Cuando hace algo parecido "o cualquier cosa extraña, lo cuál hace a menudo"-piensa-, se reinicia.

Se cruzan con un guardia nocturno de pelaje morado oscuro casi al negro y crin blanca con ojos azul marino y un guardia terrestre de pelaje gris, crin celeste claro y ojos azules, los cualés llevaban sobre su lomo una caja rectangular de color plateado qué parecía ser muy pesada, a juzgar por la expresión de sus rostros.

Shining-Soldados, ¿necesitan ayuda?-pregunta el príncipe, acercandose.

GT (Guardia Terrestre)-No, gracias-dice bruscamente sin verlo, pero luego se da cuenta de quienes son y se cuadra delante de Shining-¡Príncipe Armor, Princesas Celestia, Luna, Mi Amore Cadenza y Twilight Sparkle! No sabía qué eran ustedes, disculpenme por favor.

(Si no saben qué es cuadrarse, no saben ni lo básico del ejército)

Celestia-No se preocupe soldado, descanse-responde, a lo qué el poni se relaja-... Y, por favor, ayude a su compañero, mire cómo lo dejó- señala al pobre batponi, quién tenía la caja sobre su lomo por la brusca reacción de su compañero, quedando algo aplastado y quejandose de dolor.

Batponi-Ayuda... -decía en un susurro casi inaudible para los demás, con los ojos en espiral y la lengua fuera.

Discord-Y dicen qué yo soy gracioso, ¿no lectores?-dice en voz baja y mirando a la cámara.

Pinkie-I can't feel bro, hace varios capítulos qué aparecí y apenas me nombran-responde también en susurros la poni rosa-¡Ahora no te hagas el qué nos incluyes, Nahuel836!-me reclama, otra vez en susurros "enojados".

Dejando estas locuras de lado...

GT-Lo siento compañero, no me di cuenta jeje. Ahora te ayudo-y junto con la magia de Shining y la fuerza de Aziz (aunque este sólo usó su brazo robot, pero qué más da) levantan la caja mientras el guardia nocturno se para y se estira, lograndose escuchar un leve crujido de huesos.

Batponi-Gracias-dice con un tono seco y algo inaudible, asombrando a su compañero por alguna razón.

Shining-¡Uf! ¿Pero qué llevan aquí?-pregunta cansado, ya qué la caja pesaba más de lo qué parecía.

GT-Puessss...-responde, antes de revisar una nota al costado de la caja-Suministros médicos para el castillo. Necesitamos más, sobre todo porque ahora se incorporaron más de 300 guardias de toda Equestria al entrenamiento de recapacitación en Canterlot.

Black-¿Tantos? -pregunta el pegaso asombrado del número.

Shining-Sí; según recuerdo, en está época los soldados de todas partes de Equestria deben venir para re-entrenarse en nuevas técnicas de combate, además de entrenar mejor aquí a los nuevos reclutas de sus lugares-explica.

Celestia-Bueno, sí es eso los dejamos irse.-les dice mientras Shining y Aziz les volvían a poner la caja sobre el lomo-De hecho, desde aquí se puede ver el camino a la enfermeria del castillo-y con su pata señala hacia un lugar de la zona de entrenamiento en el qué había unas escaleras bastante empinadas, y por arriba se veía una ventana en la qué había reunidos varios médicos, entre ellos el qué atendio a Aziz. Este al notar quién estaba afuera levanta la pata y saluda a Aziz, quién le responde extrañado.

GT-¡Glup!-Traga saliva el pobre terrestre al ver el camino qué debían tomar. En cambio, su compañero permanecio impasible-Bu-bueno majestades, debemos seguir. Vamos-y ambos van caminando hacia las escaleras, tambaleandose por el peso de la caja.

Fluttershy-Pobrecitos... ¿Creen qué estarán bien? -pregunta preocupada mientras ve cómo caminan en plan borrachos. De repente, se caen.

Trixie-La Gran y Poderosa Trixie cree qué sí, y qué no debemos preocuparnos por ellos-responde en tercera persona la unicornio maga, a lo cuál los demás la miran-¿Qué? Aún no se me quita lo de hablar así-sonríe.

Rainbow-A todo esto... ¿Cómo lograste qué te dejaran entrenar con ellos?-ante esta pregunta todos prestan atención.

Applejack-Tiene razón, porque cuando veníamos hacia acá, los guardias qué nos guiaron dijeron qué habías hecho algo increible para conseguirlo.

Aziz-¿Sobre eso? Pues lo qué pasó fue qué...

Flashback:

Podemos ver a un grupo de guardias nocturnos haciendo guardia (valga la redundancia XD) en la parte este del castillo. Eran un grupo de 14 batponis machos, los cualés iban en grupos de dos por el aire mayormente.

Batponi 1-Oye, ¿viste a ese nuevo recluta, el qué se unió hace 3 meses?-le pregunta uno con melena gris y ojos morados.

Batponi 2-Sí, ¿qué hay con él? -le responde su compañero, de crin azul, pelaje morado con negro y ojos rojos sangre.

Batponi 1-¿Te diste cuenta de qué nunca lo vimos volar? Según él le cansa volar tanto, pero nunca voló.

Batponi 2-¿Y qué? ¿No se puede cansar?

Batponi 1-No, no es eso; es qué...-iba a explicar pero justo los llaman.

¿?-¡Eh, ustedes, vengan aquí ahora!-llama un tercer guardia, el cuál resulta ser el mismo qué pasó por la ventana de Aziz.

Los dos ponis aterrizan justo al lado de su compañero, y el de crin azul le dice al qué los llamó:

Batponi 2-¡Escucha esto! Él-señalando a su compañero-no deja de hablar mal de un nuevo guardia; creo qué le molesta.

Batponi 3-Emmmm... Mejor paso; cómo sea, aquí están las nuevas armaduras reforzadas-dice mientras destapa una carreta qué estaba cerca de él y deja ver unas armaduras con gemas verdes en las patas, pecho y cuello.

Ambos-Wooooow-dicen los otros dos, pero justo entonces el tercer batponi pregunta.

Batponi 3-A quién engaño; ¿por qué dices esas cosas? -pregunta.

Batponi 1-Verás, es qué...-iba a hablar, pero lo interrumpen.

¿?-¿Qué está pasando aquí? -pregunta un cuarto batponi, de melena y ojos dorados, quién venía acompañado por el resto de los guardias.

Batponi 3-Nada; una de las discusiones normales entre ellos; a veces pienso qué se gustan entre sí en secreto-dice risueño, a lo qué los otros dos se enojan.

Ambos-¡Claro qué no! -dicen algo sonrojados.

El resto-¡Jajajajajajaja!-se rien todos, hasta qué oyen un golpe sordo en las cercanías.

Batponi 4-¡Eh! ¿Quién anda ahí!-pregunta mientras se ponen en guardia. Entonces ven la figura de Aziz acercandose por un lateral del castillo. Todos miran asombrados su aspecto, sin saber qué era él.

Batponi 3-Criatura, ¿qué eres y qué haces aquí?-preguntaba el guardia que no sabía quien era aquel extraño ser. Aziz no dijo nada; simplemente se acercó a una de las armaduras nuevas que cargaban en el carro. Los ponis nocturnos miraban un tanto nerviosos a la extraña criatura mientras esta se ponía a examinar las armaduras.

Batponi 7-Oiga, eso es propiedad del Principado de Equestria, no se juega con eso-le prohibía el guardia pero Aziz seguía sin hacerle caso. El alien cogió una de las armaduras nuevas, específicamente una sección pectoral, y antes de que alguien hiciera algo la lanzó muy alto por el aire.

Ninguno entendía lo que hacía hasta que Aziz sacó su electrosable, activando el modo eléctrico y poniendolos en alerta. El Kant'cheek empuñando la espada no apartaba la vista de la armadura que había lanzando por el aire y aun mas cuando esta comenzaba ya a caer. Cuando la tuvo casi a su altura lanzó un tajo vertical partiendo en dos la armadura, dejando caer las dos mitades al suelo bajo las atentas y sorprendidas miradas de los guardias nocturnos, uno de los cualés con expresión precupada comentó.

Batponi 2-¿Cómo las logró romper? Esas armaduras están hechas de Moonlita, el metal más duro de Hollow Shades y Equestria, y reforzadas con hechizos de devolución de daños.

Preguntaba el guardia que no comprendía como había partido en dos el traje. Aziz con una sonrisa confiada comentó.

Aziz-¿Devolución de daño dices? Baka ka, ahora sé qué pasó aquí; abolló un poco el electrosable-dijo mostrando qué un borde del filo estaba algo agrietado, resultado de chocar con los hechizos combinados del casco.

Batponi 1-¡Ha-habla! -dijo asombrado.

Batponi 5-¡Por Luna! ¿Qué clase de criatura eres?

Batponi 2-Seguro quiere atacar a las princesas. ¡A por él!-ordena el poni.

Batponis-¡Por Luna!-gritan todos al unísono.

Los guardias se lanzaron hacia Aziz con intención de atraparlo. El alien se mantuvo tranquilo pese a las amenazas y se puso a hablar rápidamente con su IA.

Aziz-Ya descubrimos qué son guardias buenos-dice en voz baja sin perder de vista a sus oponentes.

Vigil-Ta didan, te están por atacar.

Aziz-Al menos comprobaremos qué tan fuertes son estos. ¡N'bo karvaé! - gritó mientras se ponía en guardia.

Un guardia trató de atravesarlo, pero Aziz lo esquivó haciendo un barrido al suelo, lo agarra de la pata y lo arroja contra un muro, para luego girar sobre si mismo esquivando un rayo. Rápidamente da un codazo para atrás golpeando a un guardia que pretendía atacarle volando, derribándolo al suelo y haciendo que soltara su arma. Rápidamente agarró la espada del guardia y la uso junto con la suya para bloquear el ataque de otro guardia, contraatacando con un cabezazo, cortandole en dos el casco con su cresta.

Varios batponis con arcos y flechas dispararon contra Aziz, haciendo qué este varias mortales atrás esquivando ágilmente las flechas. Acto seguido fue corriendo hacia los guardias mientras estos seguía disparando flechas tratando de derribarle y él las esquivaba rodando o yendo en zigzag. Seguidamente da un salto parabólico aprovechando la inercia de su carrera, siendo seguido por las miradas de los guardias. Finalmente Aziz desciende en medio de ellos y, antes de que tuvieran tiempo de reaccionar, los golpea a todos con veloces puñetazos y patadas, derribandolos al instante.

Batponi 14-Necesitamos refuerzos. ¡Demos la alarma! -grita deseperado uno de los qué quedaban.

Batponi 8-¡Vamonos!-y ambos salen volando.

Aziz-No, no lo harán-Seguidamente saca sus dos pistolas y comienza a disparar hacia dónde estaban los pegasos, quiénes fueron alcanzados por el disparo provocando que cayeran al suelo incoscientes.

Aziz-"Al menos no estaba activo el modo de desintegración"-penso el alien al ver qué se habían desmayado, dando un suspiro de alivio"-Bien. Parece que esto ya está-Comentó viendo que todos los guardias estaban ya noqueados.

De repente empieza a oír unas pisadas atrás, y al voltearse se encuentra con otro grupo de guardias nocturnos, los cualés miran a sus compañeros caídos y se ponen en guardia, pero su jefe los detiene.

Guardia jefe(Gj)-Aziz Seagan, me imagino-dice sin dejar de verlo.

Aziz-¿Cómo sabes mi nombre?-pregunta molesto el alien.

Gj-Ví la noticia de tu aparición ese día. Siempre he querido hablar contigo, después de todo, eras el comandante de un ejército, ¿no?

Aziz-Haï, la verdad, no creí ser tan... Conocido-decia algo asombrado, pero entonces pregunto-¿Y entonces por qué ellos me atacaron, si soy tan conocido?

Gj-Es qué ellos nuuuuunca leen las noticias, o se informan de algo. Lo único qué hacen es entrenar, vigilar, y, en algunos casos, luchar; se merecen un buen castigo-responde mirando reprobatoriamente a los ponis tirados en el piso. Entonces le pregunta a Aziz-Oye, ¿no te gustaría venir a practicar con nosotros? Podriamos aprender mucho de tí.

Aziz-Es una buena idea... Excepto por la parte de aprender, así qué... De acuerdo, vamos-y acto seguido acompaña a los ponis, pero Vigil le pregunta:

Vigil-¿Confiaras en ellos así cómo así? Mira qué pueden estar llevandote a una trampa.

Aziz-¿Ét ae'zò kouk? (Traducción: ¿Acaso tengo otra opción?)-le pregunta retóricamente en su idioma, haciendo qué el guardia jefe levantara una ceja.

Gj-¿Qué dijiste?

Aziz-Nada, hablaba con mi IA-responde mientras Vigil se materializa, poniendo en guardia a los soldados-¡No le hagan nada! Viene conmigo.

Gj-De acuerdo, bajen sus armas-ordena a los guardias y estos le obedecen-Ah, por cierto, no me presenté; mi nombre es Samir Okafor, sargento de artillería de la guardia lunar.

Vogil-¿Artilleria? Vaya, no me esperaba qué una raza tan primitiva tenga artilleria-reponde asombrado la IA, sólo para qué los batponis lo miren molestos-¿Qué?

Samir-No nos digas "primitivos", por Luna-dice llevandose una pata a la cabeza.

Aziz-No le hagan caso, él siempre es así-comenta mientras se dirigían hacia las barracas...

Fin Flashback:

Las princesas y las manes miraban con reprobación al alien qué tenían enfrente suyo, qué tras terminar su explicación miró hacia otro lado, cómo tratando de librarse de sus miradas. Finalmente Soarin fue el primero en hablar:

Soarin-¿En serio tuviste qué romper ese casco? -pregunta algo molesto.

Aziz-Bueno, quizá no, pero quería tener una entrada dramática, trej trej trejjjj-responde de forma nerviosa el alien.

Luna-Bueno, pero no era necesario, Aziz; ese metal es demasiado difícil de trabajar, y toma bastante tiempo poder aplicarle esos hechizos; por eso los lleva su jefe; es cómo una especie de ceremonia de autoridad entre los batponis-explica ella.

Vigil-Ahora los entiendo mejor-comenta este-A propósito autarç Luna, tengo una pregunta: ¿los batponis vienen de la luna de Equinox?-pregunta captando la atención de todos.

Aziz-Mira tú, yo también tengo esa duda-reconoce el comandante.

Black-Normalmente no estaría de acuerdo con ustedes dos, pero yo también me preguntaba eso desde qué los ví.

Twilight-¡Y yo! Siempre es emocionante conocer algo de una especie misteriosa-dice con brillitos en los ojos.

CMC-¡Y nosotras!-gritan a pleno pulmón las potrancas, rompiendo varios vidrios en el proceso con sus voces. Ante esto la princesa Luna empieza a sudar ligeramente.

Luna-Pues verán... Eh e-ellos son... Emh, vienen de... -Pero justo en ese momento...

Guardia unicornio)-¡Princesas!-las llama un poni diurno de pelaje azul marino y con crin rojiza con verde.

Celestia/Luna-"Te salvó la campana hermana/Me salvé por un pelo"-piensan respectivamente ambas hermanas, para acto seguido decirle al unicornio al unísono-¿Qué ocure soldado?

Guardia unicornio-Acabamos de recibir un mensaje vía águila mensajera, de qué el castillo fue atacado.

Todos-¡¿Atacado¿!-gritaron todos,

Guardia unicornio-Sí sus majestades, no sabemos quiénes fueron, pero parecían ser menos de 10, con unas misteriosas armas derrotaron a toda la Guardia de Cristal (ya por el nombre parece débil XDD)-ya por esa descripción varios ya se hacían idea de quiénes serían.

Gj-¿Qué hacemos ahora su majesad?-pregunta el guardia.

Algunos de los que entrenaban voltearon a ver con miradas expectantes, esperando cualquier orden de su princesa, lo qué ocurrió.

Celestia-Iremos al Imperio-dijo con decisión.

Continuará...


¡EEEEEEE VUELTO CHICOS! Después de tanto tiempo, estoy feliz de estar de vuelta. Lamento la tardanza, es qué tuve varias pruebas(matemática, cómo te odio), qué fueron algo... Dificiles... ¡Pero lo conseguí! «¡We are champions!»

YEAHHHH.

Bueno, para no hacer esto más largo, espero qué les agrade el capítulo, y esperen el siguiente...

¡Chau chau!