¡Muy buenas a todos, guapísimos, aquí Nahuel836 en un nuevo capítulo de "Un alien en Equestria"! Cómo ven, no me morí, simplemente... Estuve ocupado. Si quieren saber qué pasó, lo diré al final (tal vez... Muajajaja). Bueno, cómo siempre, aquí van las conocidas aclaraciones:

-Ubicación-País o territorio-hora-

-Hola-diálogo de personaje.

"Hola", pensamientos

(Hola), notas de autor y, en algunas peleas, identifica quién pelea.

-Tula- palabras o frases en Kant'cheek o cualquier otro idioma alienígena o desconocido.

Y el ya conocido disclaimer:

My Little Pony y sus personajes son propiedad de Hasbro. Aziz Seagan y demás OC, así cómo la historia en sí, son de mi propiedad. Algunas frases y expresiones pueden ser tomadas como referencias de otras lecturas, series o videojuegos, los qué son de sus respectivos creadores.

Sin más que decir comencemos...


Capítulo 11-Encuentro en el Imperio de Cristal.

-En camino al Imperio-Tierra de Hielo-06:09 p.m.-

Narrador omnisciente:

En las tierras siempre nevadas del territorio del Imperio de Cristal, entre una feroz tormenta de nieve, se aprecia a un tren qué iba velozmente hacia el Imperio.

Sin embargo, a diferencia del tren del Imperio, este era de metal marron con negro, sin adornos y con sólo 3 vagones, además de la locomotora, la cuál poseía un paragolpes más grueso y puntiagudo qué el tren normal. A cada lado de las vías, y conectadas a estas mediante una línea de metal, se podían ver unas gemas moradas brillantes enterradas en la nieve y separadas entre sí por varios metros.

Dentro del último de los vagones se puede ver a una gran cantidad de guardias entre diurnos y nocturnos, qué parecían estarse preparando para una guerra. El segundo vagón es poseía un mapa de Equestria desplegado en una pared de la habitación. En este vagón estaban las princesas Celestia, Luna y Cadance y el príncipe Shining Armor, discutiendo qué hacer. Sentados en un grupo de sillas dispuestas en filas se encontraban las Mane 6, Starlight y Sunburst, mientras qué Aziz estaba parado mirando por la ventana, con los brazos cruzados en la espalda y una mirada pensativa.

Celestia-¿Qué más sabemos sobre la situación allí?-pregunta la princesa al guardia qué les había dado el mensaje.

Guardia unicornio-No mucho princesa, sólo decía qué los atacantes fuer ponis.

Luna-¿Y sólo esa cantidad de ponis derrotaron a toda la Guardia de Cristal?-pregunta incrédula.

Guardia unicornio-Es qué estos ponis llevaban unas raras armas: uno de ellos tenía unas cadenas con espadas mágicas, qué tenían la habilidad de cercenar extremidades a alta temperatura; otro usaba una ballesta con flechas explosivas.

Black y Soarin-¡Méister!/¡Orán!-dijeron ambos pegasos al mismo tiempo, con el ceño fruncido al recordar.

Shining-¿Qué? ¿Acaso los conocen?-pregunta desconfiadamente.

Aziz-Ellos fueron contra los qué pelearon el otro día; a mí me tocó luchar contra el pegaso cyborg y la única unicornio hembra del grupo-dice sin despegar la vista de la ventana. De repente pregunta-¿Saben dónde están ellos ahora? ¿Siguen en la ciudad?

Guardia unicornio-No lo sabemos, la carta no hablaba de eso; es posible qué ya se hayan retirado.

Shining-Bueno, al menos trajimos más tropas, por si se les ocurre atacar de nuevo.-comenta el unicornio blanco, mientras ve alternativamente el mapa y el vagón dónde estaban los soldados. Durante un rato nadie dijo nada, hasta qué...

Twilight-Princesa, ¿por qué no reconozco estás partes? Ya vinimos varias veces al Imperio, y hice una lista de todos los lugares alrededor, por sí nos perdiamos-dice sacando un pergamino qué, al desenrollarse, muestra un mapa del sitio. Todos la miran con cara de «¿en serio?»

Celestia-Dejando de lado tu obsesión por anotar todo, Twilight-comenta la princesa, avergonzando un poco a la alicornio morada-, esta vía de tren es para uso expresamente militar. Fue creada para el caso de un ataque al Imperio o a Equestria qué paralizara el tren regular.

Rainbow-¿Y por qué nunca supimos de él?-se queja.

Soarin-Rainbow, ¿qué parte de «militar» no entendiste?-le regaña su novio-Estás vías y el mismo tren permanecen en secreto para evitar qué lo bloqueen en caso de ataque.

Luna-Además, las gemas en los laterales están cargadas con un poderoso hechizo de invisibilidad qué se recarga a sí mismo, y qué sólo se vé si estás en las vías desde qué sales de la ciudad; si por casualidad pasas por estas en cualquier punto del viaje no verás nada.

Vigil-Apuesto qué el tren habrá chocado con algo antes por aquí.

Shining-Sí, por accidente hemos tenido choques con los animales qué viven por aquí... Y en algunos pocos casos con ponis de cristal qué se extraviaron-contesta algo avergonzado, y las manes se asustan.

Fluttershy-¿En... En serio?-pregunta asustada.

Celestia-Desgraciadamente sí; pero no se preocupen, ya no ocurre más gracias a qué les advertimos de pasar por estás partes... Y funciona.

Aziz-¿En serio?

Luna-Sí. ¿Por qué, te asusta?

Aziz-No, nada importante-es lo único qué responde, dejandolos con dudas.

Shining-Dejando eso de lado... ¿Cómo están las tropas de la ciudad?-le pregunta al unicornio, qué se quedó viendo la escena perplejo.

Guardia unicornio-¿Ah, qué? Sí, eso no lo sé, la carta dice qué los atacaron y describe un poco quiénes fueron, ya eso nomás.

Cadance-Hmmm.. Debemos estar preparados para lo qué sea, y según ustedes,-mirando a Aziz, Black, Spike, Soarin y Discord-sólo lo quieren a Aziz, ¿no?

Soarin-Supongo qué sí, eso dijeron. No entiendo por qué atacan el castillo-responde, y todos empiezan a pensar. Discord, qué estaba acostado de cabeza en el techo del vagón tomando sol usando a Celestia de sol (valga la redundancia XDD), comenta:

Discord-Sí, claro; no es cómo si estuviesen buscando algún artefacto escondido en el castillo con el qué puedan derrotarlo mas facilmente, ¿no?-dice, y vuelve a su actividad. Al no oír sonido alguno durante un rato mira abajo (o arriba desde su punto de vista) y vé qué todos lo miran con asombro-Ehhhh... ¿Dije algo malo?-pregunta

Rainbow-Odio decir esto... Pero puede qué tengas razón-comenta, mientras todos lo miran estupefactos.

Vigil-Pssst-le pregunta a Rarity en voz baja-¿No es muy listo cierto?

Rarity-Puedes darlo por hecho-contesta la modista.

Aziz-Sí ese es el caso hay qué tener cuidado, podrían usar el arma contra ustedes-comenta sin prestar atención a lo anterior-; si es eficaz contra mí, ¿porque no lo sería contra ustedes?-pregunta retóricamente.

Shining-¡Eso no lo permitiremos!-dice lleno de valor el príncipe. Pero de repente el tren se detiene, interrumpiendolo.

Maquinista-¡Hemos llegado!-avisa el poni y todos los guardias salen en perfecta formación del tren, rodeando a las princesas y los elementos para evitar ataques.

Soarin-Oigan, ¿dónde están las Crusaders y esa tal Trixie? ¿No vinieron con nosotros?

Rarity-Oh,no les dijimos jejeje-responde algo nerviosa-; a las niñas las dejamos en la casa de mis padres para qué los cuiden, sólo espero qué no estén haciendo nada malo, sobre todo Sweetie Bell, es muy revoltosa...


-Hogar de los Belle-Canterlot, Equestria-En ese mismo momento-

Las CMC se encontraban merendando en la casa de los padres de Rarity y Sweetie Bell, cuando de pronto...

Sweetie Bell-Ah, ah... ¡Achú!-estornuda la potrilla blanca.

Scotaloo y Apple Bloom-¡Salud!-dicen las otras dos potras, divertidas.

Cookie Crumbles (o Pearl, cómo elijan)-¿Estás bien hija?-pregunta una unicornio color rosa pastel con un voluminoso peinado de crin morada.

Sweetie Bell-Sí mama, es qué... Creo qué alguien habló mal de mí-responde la unicornio-Y creo saber quién fue-agrega molesta.

Magnus (o Hondo Flanks)-¿Rarity?-pregunta en broma su padre, un corcel blanco con una melena y bigote marrón, y cejas muy gruesas, con una cutie mark de tres balones de futbol americano, dos arriba y uno abajo.

Sweetie Bell-Sí...-responde enojada-"Cuando vuelvas del Imperio, me aseguraré de qué me recompenses Rarity, y será con lo qué yo quiera"-piensa con una sonrisa maliciosa...


-De vuelta a la estación de tren...-

Rarity-¡Brrrrr!-le da un escalofrio.

Spike-¿Qué pasa Rarity?-le pregunta genuinamente preocupado.

Rarity-No quiero ni imaginar lo que me espera cuando vuelva a Equestria…-dice con algo de preocupación, pero nadie entiende a qué se refiere, y siguen con lo suyo.

Starlight-Y en cuanto a Trixie... Es qué a ella le llegó un mensaje desde Ponyville de qué... -la poni dudaba si responder.

Twilight-¿De qué?-insiste su mentora.

Starlight-De qué... Un grupo de ponis del pueblo quemó la carroza dónde ella vive-al decir eso todos ponen cara de asombro.

Todos menos Aziz-¿Que QUÉ?!-gritaron todos, con tanta fuerza qué Aziz tuvo qué taparse los oídos con fuerza para no quedar sordo (Y eso es mucho decir considerando qué aguantó a las Crusaders XDD).

Aziz-¡Erk'orba! ¿¡Podrían dejar de gritar!?-comenta molesto-sus voces aturden casi igual, o más, qué las de las Crusaders-agrega, pero nadie le hace caso.

Rarity-Pero, ¿por qué lo harían?-pregunta asustada.

Starlight-Según la carta, en venganza por cuando ella gobernó la ciudad.

Aziz-Eso me suena conocido... Pero no recuerdo de dónde-dice algo pensativo mientras corrian.

En medio de la carrera pasan en frente de un lugar algo peculiar, y Black, Aziz y Discord se detienen, observandolo confundidos. Los demás al notarlo se detienen y los miran.

Celestia-¿Qué pasa?-pregunta preocupada.

Black-Alguien me puede explicar... ¡¿Qué hace aquí una estatua de Spike?!-pregunta, haciendo notar qué, efectivamente, estaban parados al lado de una estatua en cristal de Spike sosteniendo en alto un corazón hecho de cristal.

Spike-¡Ah, eso! Nos olvidamos de decirles; resulta qué YO salvé el Imperio del ataque del malevolo Rey Sombra-aclara algo egocéntrico, haciendo enfásis en el «yo»

Vigil-¿N'yet?-pregunta sorprendido, pero luego dice-Ja, seguramente es una bro...

Poni de cristal 1-¡Oigan todos, miren!-comenta un poni de cristal viendo en su dirección-¿Ese no es...?

Poni de cristal 2-¡Sí, es él!

De repente aparece una gran multitud de ponis de cristal, qué observan detenidamente a Spike.

Poni de cristal 1-Es... Es...

Multitud-¡Spike el Valiente y Glorioso, sí!

Potrilla de cristal 3-¡Vino a protegernos! ¡YAY!-celebra una pequeña, y entre todos se llevan en andas a Spike mientras festejan, mientras qué los demás se los quedan mirando con una gota estilo anime en la cabeza.

Vigil-No puede ser...-comenta confundido y asombrado desde el HoloBrazalete.

Twilight-De hecho sí-contesta-Vamos, les contaré en el camino.

Aziz-¿Y Spike?-pregunta mientras ve al grupo alejarse.

Cadance-No te preocupes, él estará bien.

Y así, mientras avanzaban les fueron narrando la historia del Imperio desde el ascenso del Rey Sombra, pasando por la desaparición del reino, hasta su retorno en nuestros días. Siguieron con el viaje qué hicieron ellos para detenerlo, lo qué tuvieron qué hacer en la feria y la búsqueda de Twilight y Spike del legendario Corazón de Cristal, para terminar cuando Twilight fue atrapada por el Rey y le dio el corazón a Spike, y este se lo dió a Cadance acabando con Sombra. Al terminar estaban con caras de muy asombrados.

Black-¡Wow! ¿En serio pasó todo eso?

Cadance-Sí; fue bastante difícil, pero logramos superarlo-contesta, y luego voltea a ver a Aziz-Espero qué hayas entendido algo.

Aziz-Haï, yo sí entendí, pero creo qué él no-comenta mostrando el brazalete, en dónde se veía la luz anaranjada de Vigil titilando anormalmente, y algo parecido a un «pantallazo azul de la muerte» en una parte.

Twilight-¿Pero qué le pasó?-pregunta preocupada.

Aziz-Sólo digamos qué para él, un ser qué se basa en la lógica pura, todo lo qué dijeron no tenía sentido o bases científicas, y se autoapagó para evitar sobreesforzarse por entender-explica.

Cadance-¿Pero estará bien?-pregunta ahora la princesa.

Aziz-Creame qué nunce estará muy bien que digamos-contesta simplemente, recordando las veces qué intentó arreglarlo pero al final lo terminó empeorando. Con eso en mente siguen avanzando por la ciudad, aunque muy rápido, para llegar al castillo. Pero unas calles antes...

Capitán de cristal-¡Majestades, qué bueno qué regresaron!-grita un poni de cristal de pelaje morado oscuro y con armadura plateada al verlos. Rápidamente se cuadra y hace un saludo militar.

Shining-Descanse, soldado-el poni se relaja-¿Cómo está la situación-pregunta mientras seguían avanzando.

Capitán de cristal-¡Aún siguen en el castillo!

Shining-¿En serio?-el poni asiente-¡¿Y no los capturaron aún?!-dice enojado.

Capitán de cristal-No pudimos, el castillo está rodeado por un misterioso campo de fuerza. Mire-y los dirijen hacia el edificio, dónde se aprecia qué está rodeado de cuchillos clavados en el suelo a la misma distancia unos de otros, de los qué salen unos palos metálicos de casi 5 metros hacia arriba, mientras qué el espacio entre esos palos está lleno con una pared de energía de color naranja traslúcido. Cerca del escudo se apreciaba un charco de un líquido rojo brillante-Los colocó uno de ellos.

Todos (excepto Cadance y Shining)-¿QUÉÉÉ?-gritan, está vez casi quebrando el piso con la fuerza; no se esperaban eso.

Soarin-¿Trajeron otro de estos aquí?-pregunta incrédulo, y los otros 4 estaban igual.

Sunburst-¿Esa es la pared de energía qué nos describieron?-le pregunta el cristalizador de Flurry al grupo.

Spike-Sí, es esa-contesta asombrado y algo aterrado al recordar qué hacían esas cosas.

Black-Pero pusieron un muro más grande aquí. ¿Cómo es qué los cuchillos esos llevan tanta cantidad de metal adentro?-le cuestiona a Aziz.

Aziz-Es algo complicado de explicar; en la Federación aún no lo sabemos total mente, y sí lo supieramos seguramente habrían logrado ganar la guerra antes; después de todo, con esas barreras Calibán casi nos derrota al encerrar a las tropas, aislandolas totalmente del exterior hasta qué morían desnutridos,lo qué él aprovechaba para volverlos adoctrinados-comentaba algo pensativo, mientras todos lo miraban asustados-Ehhhhh... ¿Et ae'zó?-pregunta incómodo.

Celestia-Dejando eso de lado, pensemos en una manera de pasar esa muralla; según recuerdo, tampoco se podía pasar volando ya qué te electrocutaba-piensa.

Guardia de cristal-De hecho, un escuadrón entero quedó atrapado con ellos en el castillo, sólo qué no podemos comunicarnos.

Cadance-Espero qué sean buenos-comenta la princesa mirando fijamente el edificio rodeado por una barrera mortal...


-Pasillos del Castillo de Cristal-Imperio de Cristal-6:35 p.m.-

Se puede ver en medio de un pasillo con a un grupo de 4 ponis qué llevan una campera de cuerpo entero roja con un cinturón negro con hebilla verde esmeralda, una capucha blanca, la cuál impide que les vean la cara más alla de sus hocicos y sus ojos, y unas botas en las cuatro patas, de color morado oscuro, excepto uno de ellos.

Se trata de Orán, Rorschach, Whitewhatch y Méister, 4 de los miembros del Sindicato. En este momento estaban dirigiendose hacia la parte inferior del edificio, galopando a toda velocidad y esquivando emboscadas de los soldados de cristal.

Rorschach-Recuerdenme por qué hacemos esto-pidio el pegaso marrón, qué estaba notoriamente cansado y llevaba sobre su lomo unas alforjas azules.

Méister-¿Qué no es obvio?-le pregunta incrédulo su compañero terrestre de color verde oliva-Venimos a buscar algo qué nos facilite está cruzada contra ese engendro del espacio-termina, explicando con un claro tono de asqueado y ¿fanatismo religioso?.

Whitewatch-Cómo odio tú «religiosidad» en esto-murmura el pegaso blanco, el cuál llevaba guanteletes dorados en las patas delanteras en vez de las botas.

De repente es ser rodeado y jalado hacía atrás por una cadena negra creada por Méister.

Méister-¡¿Cómo me llamaste, inútil?!-pregunta furioso mientras qué de manera peligrosa le acerca una de sus Espadas del Orden al rojo vivo a la yugular.

Whitewatch-¡Ahhh, nada, no dije nada! ¡Por favor, quitamelo, quitamelo, quema quema, QUEMAAAAAAA!-grita completamente asustado(Vaya que es miedoso XDDDDD).

Orán-¡Se pueden callar! Ahora por su culpa nos van a descubrir-les reprende el anaranjado, quién llevaba en su lomo una alforja verde-Además, tú White puedes usar los vibro-guantes para defenderte... Ah no, mejor no jejejeje-comenta ganandose la mirada asesina del poni.

Rorschach-Cierto... Mejor no los uses, ¿de, acuerdo? -comenta mientras consultaba un mapa holográfico qué surgió de un visor en su capucha-Creo que estamos cerca... ¡Lo tengo! Es por aquí.

Entonces Méister suelta al pegaso blanco, quién trata de recuperar el aliento y los cuatro se introducen en otro pasillo, siempre esquivando a los guardias en su carrera por capturarlos. Finalmente se detienen en un pasillo mediano y flanqueado por múltiples objetos antiguos, cerca de la entrada, pero a la vez lo suficientemente lejos cómo para no ser encontrados.

Rorschach-Es aquí. ¡Rápido Méister, golpea aquí!-dice señalando a una parte de la pared.

Méister-¿En serio? ¿Para qué debería yo golpear una pared?-dice algo molesto.

Rorschach-¡Sólo hazlo, quieres, aquí está lo qué vinimos a buscar!

Méister-Si es eso, de acuerdo; después de todo, ahora podre probar una nueva habilidad jejejeje-acto seguido retrocede hasta la mitad del pasillo y corre hacia la pared mientras las runas de las espadas brillaban en morado oscuro, y, levantandolas sobre su cabeza, grita-¡Da mihi fortitudinem, pegasus!

Entonces clava las espadas en la pared, mientras qué de estas surgía una especie de masa morada qué tapaba la pared y, dando un fuerte tirón, desgarra todo el pedazo tapado por ella provocando qué caiga al suelo en medio de una nube de polvo. Mientras, todos se tapan los ojos y la nariz.

Orán-¡Cof cof cof! Creo qué necesito otro trabajo, demoler castillos de cristal no es lo mío-se queja el poni mientras miraba el hueco hecho por su compañero.

Rorschach-No te preocupes, cuando consigamos esa cosa nos iremos de aquí... -comenta mientras él deja su alforja en el piso y comienza a buscar algo dentro de ella, incluso metiendo su cabeza dentro de ella.

Whitewhatch-No entiendo porque tuvimos qué venir nosotros, somos muy dispares; digo, a Orán le agrada usar ballesta y pelear a distancia, por lo qué no usa ningún otro arma, Rorschach seria cómo apoyo logístico y combate aéreo cuerpo a cuerpo, Méister lucha a distancia y cuerpo a cuerpo usando fuerza bruta, y yo lucho a distancia usando artefactos. Además de qué cada uno piensa y actúa de forma casi contrapuesta entre sí-dice remarcando las diferencias entre cada uno-y creo que una vez las espadas de este loco-señala a Méister, quién lo mira furioso-casi me queman el trasero... Tres veces.

Méister-¡Hey! No es mi culpa qué las Espadas te quierna rostizar; para mí es qué te considearan indigno de este selecto grupo-contesta con algo de altanería el poni, para acto seguido recibir un culatazo en la cabeza hecho por Orán con su ballesta, desmayandolo.

Orán-¡Al fin, paz!-comenta alegre mientras se pone a bailar al estilo Gangnam Style.

Whitewhatch-Jejeje, no cantes victoria aún Orán. Todavia tenemos qué escapar del castillo-le recuerda el pegaso. Al oír eso el terrestre deja de bailar.

Orán-Sí, eso, me olvide... Snifff-dice con una lagrimita en el ojo.

Rorschach-¡Lifto, ya tenfo lo qué nefefitamos!-dice de forma inentendible el pegaso mientras sostenía con el hocico dos pares de máscaras antigás para ponis de color marrón claro(cómo las máscaras qué usaban en la Primera Guerra Mundial, sólo qué con el visor más grande, por los ojos de los ponis). Dichas máscaras también contaban con una especie de minitanque de oxigeno conectado a la máscara por un tubo delgado, dicho tanque se enganchaba al cinturón.

Orán y Whitewhatch se miran entre sí.

Whitewhatch-Ehhhh Rorschach, ¿para qué necesitariamos eso?-pregunta sin entender.

Rorschach-¿Fara qué, difes?-pregunta, y, al no ser entendido, suelta las máscaras en el piso-Perdón. ¿Para qué, dices? Pues debemos meternos por allí-señala el hueco con su ala-, y no creo qué quieran respirar magia negra en estado gaseoso, ¿no?

Méister-¡Magia negra!-pregunta de repente el terrestre, levantandose del piso.

Rorschach-Sí; por lo visto, aquí el Rey Sombra practicaba sus hechizos. A decir verdad, la pared qué derribaste era falsa: aquí hay una puerta-ilusión qué se disfraza de pared-y efectivamente, al ver en entorno no ven ningún pedazo de cristal-, aunque esto explicaria porque ningún guardia apareció todavia; no se habrá escuchado nada.

Orán-Wow, simplemente wow-dice el anaranjado mientras recoge una de las máscaras-Supongo qué "la Llave" está aquí dentro, ¿verdad?

Rorschach-Efectivamente-responde mientras se pone la otra máscara.

Cuando los cuatro ya tenían las máscaras puestas, Orán aprovecho para decir:

Orán-A propósito Méister... ¿En serio tenías qué decir una frase para ese ataque?

Al ser rodeado por las miradas inquisidoras de sus compañeros, simplemente dijo.

Méister-Es qué siempre quise decir eso.

Whitewhatch-Eso no lo discuto pero... ¿Tenía qué ser si o sí una frase en dracolatín?

Méister-Es qué sólo quería decirlo... Y también quería like.

Rorschach-¿Qué cosa?-pregunta confundido, pero no le responde-En fín, sigamos, debemos encontrar esa pieza-y sin más, los cuatro se metieron en el hueco totalmente negro de la pared, la cuál se reconstruyo tras ellos...


-Plaza central del Imperio de Cristal-Imperio de Cristal-7:04 p.m.-

Twilight-"No puedo creer qué hayan hecho eso de traer una de esas cosas aquí, aunque al menos no murió ningún poni... ¿Verdad?"-piensa la alicornio morada, pero no se atreve a decirlo en voz alta.

Shining-¿Tienes alguna manera de romper esa cosa, o al menos de pasar por alguna brecha o algo?-le pregunta el príncipe a Aziz, quién sólo se encoge de hombros.

Aziz-No lo creo, hëžbabmnçk tumæta loma-contesta él, sin sacar la vista del muro de energía-Supongo qué debemos esperar qué ellos los atrapen.

Discord-¿Y no han pensado en teletransportarse dentro del escudo?-ante la pregunta del draconequus todos se dieron un facehoof a la cara por no pensar en esa posibilidad-¿Qué, dije algo malo... Otra vez?

Applejack-Nunca creí decir esto, pero... Eso es una buena idea, sobre todo viniendo de tí Discord, otra vez-dice la granjera.

Guardia de cristal-Ya lo intentamos-dice un guardia mientras se acerca-y los resultados no son nada bonitos-dice el poni mirando hacia el charco rojo; ahí todos reconocen qué es y reaccionan de distintas maneras (obviamente cómo reaccionarian en una situación así). Aziz se mantenía pasivo, mirando el charco sin decir o hacer nada.

Sunburst¿Han pensado en cavar bajo el escudo?-pregunta de pronto el unicornio.

Soarin-¡Eso es una buena idea!-dice alegre el pegaso, pero luego su expresión pasa a una triste-Pero igual está el detalle de qué la ciudad está hecha literalmente de diamante, hasta el piso es de eso. No se puede cavar tan facilmente-completa el novio mientras qué con su pesuña rascaba el piso cómo queriendo afirmar su idea.

Inexplicablemente Vigil se empieza a reir, a su manera claro.

Aziz-¿Y tú de qué se rien? ¡Esto es serio!-le pregunta ofuscado.

Vigil-¡Traj, traj, traj!-rie el alien-Lo siento, es que me parece gracioso qué lo hayan pensado; nosotros ya lo hemos probado, y creanme, no termina nada bien.

Black-¿Ah, sí?-pregunta molesto-¿Y por qué lo dices?

Vigil-Porque qué bajo el suelo surge una réplica del campo de fuerza de arriba, el cuál abarca casi 1 kilómetro de profundidad-dice, desanimando a los equinos.

Aziz-Esperen un momento-dice ganandose la atención de todos-Creo qué tengo una idea.

Twilight-¿De qué se trata?

Aziz-Observen-y se acerca al escudo mirando su brazo biónico y sin más lo atraviesa, quemando el metal del brazo.

Todos-¡¿Pero qué haces?!-preguntan preocupados, pero no se atreven a acercarse por miedo. Seguidamente fue acercando el brazo a una de las dagas, soportando la energía despedida y, al agarrar una, la empieza a sacar lentamente del suelo, desestabilizando el escudo y, con un último tirón, la sacó, destruyendo tanto el escudo cómo las dagas, excepto la qué él sostenía.

Aziz-Li-listo-dice, esperando una respuesta, pero no escucha nada, y al voltearse...

Todos-¡¿CÓMO HICISTE ESO?!-gritan con una fuerza tal qué literalmente todo el Imperio se quebró en algunos lugares.

Vigil-Esto nunca me lo esperé-decía asombrado.

Rainbow-¿Qué estamos esperando? ¡Vamos a buscarlos!-grita, y todos pasan por al lado del Corazón de Cristal en dirección a las escaleras.

¿?-¡Alto ahí!-grito una voz, y de repente enfrente de Aziz cayo una daga de energía desde lo alto del muro. Todos miraron hacia el sitio y se encontraron con una poni unicornio de ojos violetas, cuyo hocico ahora sí se notaba, siendo de color azul claro. Dicha poni estaba parado sobre el escudo de costado sin qué este o la gravedad la afectaran en absoluto. Y no se apreciaba un aura mágica en su cuerno qué demostrara qué se mantenía por magia en el sitio.

Celestia-¿Y tú eres...?-pregunta la princesa mientras la poni daba un potente salto y tras una voltereta caía enfrente del grupo, a una cierta distancia.

Unicornio-¿Tan rápido se olvidaron de mí?-pregunta fingiendo molestia lo qué se da un facepalm a la cara-Ah, cierto. Ustedes no estaban... Bueno, espero qué ese de allí me recuerde, después de todo, él me derrotó-dice señalando a Aziz, quién silbaba y miraba hacia otro lado-Si no... Me presento otra vez: mi "nombre"-haciendo las comillas con las patas-es Gypt, mucho gusto princesas y príncipe-y hacía una ligera reverencia.

Shining-Eso no me importa, porque ya qué estás aquí nos ahorraste el capturarte. ¡Guardias, atrapenla!-grita, a lo qué un grupo de guardias de cristal y de Canterlot corre contra la poni, sin embargo no se esperaban lo qué ocurrió.

Apenas la tocaron Gypt se volvió humo, y de repente apareceron cuatro Gypts alrededor de ellos, las cualés empezaron a dispararles rayos a quemarropa sin darles tiempo a reaccionar. Pero los pegasos, creyendo qué una era la original, se lanzaron contra las ilusiones, atravesandolas y golpeandose entre sí. Acto seguido aparecen una gran cantidad de dobles, los cualés empiezan a dar potente puñetazos a los guardias, desmayandolos.

Rarity-¿Cómo... Hiciste... Eso?-pregunta asombrada y asustada.

Gypt-¿Sorprendidos? Jeje, ya me lo esperaba. Mi magia es bastante poderosa...

Black-No me importa que tan poderosa seas, ¡te atraparé!-le grita el pegaso negro y sale volando rápidamente hacia Gypt, quién no logra reaccionar a tiempo y es embestida de frente por él.

Rápidamente intenta dispararle rayos, pero Black se agacha y le hace un barrido horizontal, arrojandola al piso y asestandole puñetazos en el rostro con fuerza. De repente Gypt crea dobles de ella qué le disparan una gran cantidad de rayos, provocandole graves quemaduras, lo que aprovecha para darle un cabezazo y lanzarlo hacia Shining, quién intentaba dispararle un rayo. Dicho rayo es esquivado por la unicornio original teletransportandose y seguidamente ella y sus dobles lanzan esferas de energía contra el grupo, pero Black a pesar de estar herido vuelve a lanzarse contra ella, propinandole una doble patada voladora en toda la cara, aturdiendola y destruyendo los dobles; el golpe fue tan fuerte qué incluso se escucho cómo se quebraba levemente la mandibula de Gypt. Apenas reacciona es atrapada por un grupo de guardias qué la habían rodeado mientras estaba aturdida, e inhabilitan su magia usando cristales de absorción mágica unidos a su cuerno. Mientras tanto, Black y todos los guardias lastimados son atendidos rápidamente por un equipo médico qué ya estaba antes en el lugar, atendiendo a los qué quisieron tocar el escudo.

Gypt-Ayyyy-grita de dolor mientras se reacomoda la mandibula como puede, asustando un poco a Fluttershy y Spike-... Espero qué a los demás les vaya mejor-dice la poni atrapada mientras mira hacia el campo de fuerza del castillo.


-Pasillos del Castillo de Cristal-Imperio de Cristal-07:48 p.m.-

Voz 1-¡Ahí están!-se oye decir a una voz.

Voz 2-¡Vamos tras ellos, qué no escapen!-dice una segunda voz, y se empiezan a escuchar pisadas. De repente se ve aparecer por una esquina a los ponis del Sindicato, quiénes parecían estar escapando de algo.

Orán-¡Vamos, vamos, vamos!-le gritaba el poni a sus compañeros mientras corrian por los pasillos del castillo.

Rorschach-¡Vamos tan rápido cómo podemos, no somos tan buenos!-le responde molesto.

Méister-¿Alguien me puede explicar por qué estamos escapando de los guardias, sí podemos enfrentarlos?-pregunta algo molesto el poni verde oliva haciendo notar qué, efectivamente, estaban escapando de un grupo muy numeroso de guardias de cristal, quienes estaban bastante furiosos.

Rorschach-Debemos llevarnos la Llave, no hay tiempo para peleas-y salio disparado hacia el otro lado del pasillo, embistiendo a dos guardias que cerraban el camino, arrojandolos contra la pared. Seguidamente salieron los otros tres siguiendolo, y siendo seguidos a su vez por los guardias, quienes les tiraban lanzas o flechas, las cualés esquivaban ágilmente.

De pronto se encontraron en una intersección de tres pasillos, uno adelante y otro a la derecha, sin saber a cuál ir.

Whitewatch-¿Ahora por dónde?-pregunta viendo a Orán, quién se encontraba algo nervioso.

Orán-Aaaaaaah... Por aquí-fueron al de la derecha, pero aparecieron más guardias-Ehhh.. Por aquí-intentaron por el de enfrente, pero se cerro con una reja qué salió del techo-Ugghhh... ¡Estúpidas puertas de guillotina!-maldijo para si mismo.

Al voltearse ven qué estaban rodeados de guardias, y ninguno mostraba intenciones de retroceder, dejandolos acorralados.

Méister-Estoooo... ¿Ya puedo lucharr?-pregunta con un cierto tono infantil, poniendo nerviosos a los guardias.

Orán observó las puntas de sus alabardas. Eran de dos tipos: hacha y pica. La sombra de una sonrisa fluctuó sobre su hocico.

Orán-Pues sí-dijo divertido mientras qué a sus compañeros se les aparecian sonrisas mordaces y sacaban sus armas.

Méister flexionó un poco las patas delanteras y de las botas salieron sus dos Espadas del Orden, finas, grises, ocultas y mortales. Se preparó para desviar el primer golpe con una potente estocada lateral, y al instante se dio cuenta de qué había sido... Vacilante. Y qué había sido sólo contra él.

Méister-"¿Pretenden llevarnos vivos?"-pensó.

Entonces empezaron a atacarles con sus armas desde todos los flancos, para intentar ponerlos de rodillas.

Rorschach se dio la vuleta y con dos movimientos limpios de las alas cortó los mangos de las alabardas más cercanas. Mientras la cabeza de un guardia volaba por los aires, Méister retrajo una de las espadas, agarró la parte superior de una alabarda rota y hundió la hoja de hacha en el pecho de su anterior dueño.

Entonces se escucho un disparo y se agachó justo antes de qué una flecha pasara sobre él cómo una hoz; el ataque se clavo en el rostro de un guardia, haciendolo explotar. De pronto, Méister se volteo salvajemente y clavó su hoja izquierda en las patas traseras del atacante qué estaba tras Whitewatch, quemandolo gravemente. Con un alarido, el poni cayó, y el pegaso blanco uso su cuerpo cómo escudo para protegerlos de una lluvia de rayos mágicos, y se los devolvió con un cascazo de energía de su guantelete, el cuál quebró el cristal de la pared al chocar provocando una pequeña explosión.

Rorschach agarró una alabarda del suelo, haciendola girar en el aire mientras sus compañeros se agachaban y cortó los cascos delanteros de otro de sus enemigos. Las pezuñas se arquearon en el aire, seguidos de un rastro de sangre, cómo la curva de un arcoíris rojo.

Los guardias se detuvieron durante un momento, pero aquellos ponis habían visto cosas peores, y el grupo sólo tuvo un breve respiro antes de qué se acercaran otra vez. Orán le dió una patada al cuerpo cercenado, arrojandolo al aire, y seguidamente le dispara varias flechas a quemarropa, las cualés estallan al contacto con este y cubren a los soldados con las visceras y restos de su compañero, aturdiendolos unos instantes.

Rorschach gira la alabarda, y con un rápido aleteo pasa sobre sus compañeros, clavando su hoja en el cuello de un pegaso naranja de Canterlot qué, hacía un instante, se preparaba para derrotarle. Soltó la alabarda y giró en pleno vuelo para detener a un sargento batponi qué empuñaba un gran sable corvo, al qué lanzó contra un puñado de sus soldados, al tiempo qué le arrebataba la espada.

Rorschach-¡Orán, toma!-grita, y le arroja el sable al susodicho terrestre, quién se había quedado sin flechas.

Este último notó cómo se le tensaban los músculos al agarrarla y, sabiendo qué no es muy bueno con armas blancas, la alza justo a tiempo de partir el yelmo de un escudero qué venía por detrás suyo. Seguidamente este poni es golpeado por una onda de choque proveniente de Whitewhtach, practicamente desintegrando su armadura y provocándole una muerte agónica.

Otra marea de guardias salía ahora por los pasillos, arrojandoles hechizos y flechas por el área para presionarlos, pero el grupo se pone de espaldas y salta para confundirlos. Buscando librarse de su presión, Méister y Orán se arrojaron sobre el lomo de un guardia, noqueandolo; se prepararon poniendose de espaldas y contratacaron dando una serie de golpes de sus armas, las cualés se clavan en los puntos débiles de sus armaduras y las atraviesan. Finalmente todos los guardias son eliminados, excepto uno. Méister se acerca al superviviente, quién trataba de escapar, y a una señal de Orán se le acerca, le da puñetazos en la cabeza tres veces y luego le rompe el cuello con fuerza, matandolo.

Méister-Jejejeje, ya he visto sangre-comenta cómo un verdadero psicopáta, turbando a sus compañeros.

Rorschach-Emm, bueno... Debemos salir de aquí. No será nada bueno qué nos vean con este lio-comenta mirando la macabra escena en el pasillo.

Orán-Eso no importa ahora-contradice el terrestre. Y los cuatro salen galopando de la habitación, pero antes Whitewatch se detiene a ver algo.

Whitewhatch-Oigan, miren esto-los otros retroceden para ver a un pegaso de cuero naranja (más bien de un gamboge brillante), una crin/cola de dos tonos de azul zafiro moderado y Cutie Mark de un escudo de dos tonos de azul detrás de un rayo amarillo. Dicho poni tenía una alabarda clavada al cuello, pero seguía vivo.

Méister-Rayos, me faltó uno-comenta molesto el poni al ver cómo el guardia se movia agónicamente-No te preocupes amigo, te evitaré el dolor-dice con una sonrisa sádica, y se la acerca alzando una de las espadas con intención de acabar con él. Pero entonces...

¿?-¡Méister para!-se oye decir a una voz en el brazalete de Orán, la cuál los sobresalta. Orán traga saliva y pregunta:

Orán-¿Se-señor?

Voz-Dejenlo-dice simplemente.

Méister-Pero... Pero-no sabía cómo reaccionar.

Voz-¡Pero nada! Él sobrevive y punto.

Rorschach-Puedo preguntar... ¿Por qué ese sólo?-pregunta algo confundido.

Voz-No está él sólo, miren-y al voltearse se encuentran con un pequeño grupo de guardias bastante malheridos, qué los miaraban con miedo.

Méister-Perfecto, más presas-dice relamiendose los labios, pero de repente es potentemente electrocutado por su propia ropa.

Voz-Ains... -comenta la voz, algo frustrada-¿Qué acabo de decir? Dejenlos vivos.

Whitewhatch-Supongo qué debemos curar a este, ¿verdad?-pregunta con cara de fastidio señalando al pegaso, quién seguía ahogandose en su propia sangre.

Voz-Sí, pero no te preocupes, les dí el equipo para eso; ¡Orán!-llama, asustando levemente al terrestre.

Orán-¿Ah, qué? ¡Sí, ahí va!-y de su ropa saca unas pequeñas cajas de lata blancas con un símbolo de un baston con dos serpientes enroscadas. Al abrir uno saca una pequeña jeringa naranja hecha para ponis.

Orán-Méister, ¿puedes...?-le pregunta al poni.

Méister-Afff, de acuerdo-contesta de mala gana, y de forma brusca le saca la alabarda del cuello al pegaso, provocando qué se desangre mas rápidamente. Acto seguido Orán le clava la jeringa en el costado de la cabeza, provocando un efecto curación, haciendo que le crecieran nuevamente huesos, músculos y piel en el cuello. En unos segundos el poni estaba cómo nuevo, y los demás lo miraban estupefactos. Rorschach mirandolos arrogante les dijo:

Rorschach-Un regalo del Vigilante para nosotros jeje.

Orán-Cierto, siempre previsor. ¿No es así, Vigilante?-le cuestiona el terrestre a la voz, revelando su nombre, o al menos un apodo.

Vigilante-Cómo siempre digo, siempre espera... Lo inesperado.

Rorschach-Pero si nunca lo has dicho-contesta confuso.

Vigilante-Tch, tch, tchhhhh, no me arruines el momento-le susurra algo molesto-Ahora, yendo a lo importante: ¡Oigan, ustedes!-llama el tal Vigilante a los guardias, quienes aún no podían reaccionar bien-Diganles a las princesas, y a ese alienígena estúpido, qué no se metan en nuestro camino, o si no...-le hacen una señal a Méister y este empieza a hacer brillar las espadas, con una sonrisa de psicópata.

Guardia-De... De acuerdo-dice asustado, y se van corriendo. Whitewatch al ver eso comenta:

Whitewatch-Madre mía, pero qué cobardes son los Guardias Reales de hoy en día. Desde ya les digo qué si quisiera secuestrar a Celestia o Luna, lo podría hacer yo sólo.

Los otros 4-Opino lo mismo-dicen ellos, incluso el Vigilante.

De repente se oye un gran tumulto afuera, y al ver por la ventana se encuentran con qué Gypt estaba en el suelo rodeada de guardias.

Whitewhatch-¡¿Pero qué hace aquí?!

Orán-Supongo qué quería evitar qué nos atrapen-aventura.

Vigilante-¡¿Qué?! Es una idiota, ¿cómo se le ocurre venir aquí sin apoyo? Vayan a ayudarla, por Celestia, ya veo qué la van a encerrar. Eso le pasa por pendeja.

Los cuatro asienten y van corriendo por los pasillos. En medio del camino Orán le dice a Méister:

Orán-Será mejor qué empieces a enojarte, compañero.

Méister, quién se iba acercando s un gran ventanal abierto, contesta:

Méister-Ese es mi secreto capitán. Yo siempre estoy enojado-y antes de qué le respondieran se arroja por la ventana. Acto seguido clava una de sus espadad al techo y comienza a descolgarse usando su cadena, bajando hacia Gypt sin qué se dieran cuenta...


-Entrada del Castillo de Cristal-Imperio de Cristal-8:00 p.m.-

PDV Rainbow:

Teniamos atrapada a esa unicornio misteriosa, y estábamos por interrogarla, aunque todavía no le pudimos quitar esa capucha, peeo da igual. Igual no puedo creer qué los guardias sean tan idiotas cómo para ser derrotados por ella, una sola poni. ¡Por favor, si yo soy 20% más genial qué todo lo qué hizo!

Mientras tanto, Twilight y nosotras nos pusimos en una ronda junto con Black, Soarin y Spike, tratando de hablar sobre ella. En cierto momento me volteo y veo algo qué me causa mucha gracia.

Rainbow-Je, Jejejeje-me rio.

Applejack-¿Rainbow, qué te pasa? Te estás riendo de la misma manera que te reías cuando Rarity nos mostró su línea de ropa para impresionar a Trenderhoof (perdón pero no se me ocurrió mejor comparación).

Rainbow-Jeje, lo siento, es qué me causa gracia eso-y apunto hacia Aziz, quién estaba viendo el corazón de cristal con cara de bobo, o al menos eso me pareció a mí. Apenas lo vimos nos reímos en voz baja y nos acercamos a él.

Rarity-Aziz querido, ¿qué te pasa? Pareces muy impresionado-le pregunta.

Aziz-No entiendo para qué sirve esto, sólo gira, gira, gira... -dice sin dejar de ver cómo gira el corazón, a tal punto qué incluso podía ver sus ojos girar; me extraña qué no se maree.

Twilight-¿Te sientes bien?

Aziz-Yo sí, aunque no se él-y se aparta para dejarnos ver a Vigil parado a su lado, en su forma de ¿cómo dijo qué se llamaba, metaho...? ¿Saben qué? Le diré ilusión y ya.

Bueno, él estaba en esa forma mirando el corazón con una cara rara, los ojos totalmente azules, y repetía:

Vigil-Error, error, error...-y así...

Fluttershy-Pobrecito. ¿Qué le pasó?-pregunta.

Aziz-No pudo soportar la ilógica situación en la qué estamos-contesta simplemente.

Rainbow-¡Espera un momento! ¿Ilógica? Pero esto es normal-le digo molesta.

Aziz-Para ustedes sí; en cambio nosotros no estamos acostumbrados a todo esto, es algo... Diferente de lo qué conocemos-replica.

Rainbow-Pero eso no explica na...-sin previo aviso saca una de sus armas y dispara hacia atrás, hacia la dirección en dónde estaba la unicornio. De repente se oye el golpe de un rayo contra metal, y al voltearnos vemos a un poni terrestre de color verde oliva con ojos plateados, que tenía esa capucha puesta para evitar reconocerlo. Él no llevaba botas en las patas delanteras, porque en ellas llevaba unas cadenas amarradas con unas espadas negras con borde dorado. Ese poni estaba descolgandose de la pared, y usaba una de las espadas para tratar de desatar a la tal Gypt.

Black-¿Méister?-pregunta.

Méister-El mismo qué viste y caza jejeje-reponde algo burlón-Vaya,sabía qué tus armas eran buenas, pero no pensé que pudieran hacer eso-dice el llamado Méister mirando su espada, la cuál tenía un agujero caliente cerca del filo-¿Cómo me detectaste, si no hice ruido?

Aziz-Simple; los Kant'cheeks poseemos un sexto sentido qué puede sentir la proximidad y colocación de los objetos que nos rodean. En resumen, puedo saber dónde estás antes de verte-y rápidamente dispara hacia una de las escaleras, haciendo caer a otros 3 ponis con la misma ropa de ellos-Y a ustedes también.

Discord y Soarin-¡Whitewatch/Orán y Rorschach!-dicen al mismo tiempo... Esperen... ¿Orán?

Orán-Ups, jejeje... ¿Hola?-pregunta algo nervioso el terrestre anaranjado qué me desafió.

Pinkie-Uhhh... ¿Así qué ustedes son los ponis malos? ¡Genial, debo hacerles una fiesta de «Hola nuevos enemigos»! No, mejor aún, una de «Reencuentro con héroes», o una de...

Todos-¡Pinkie, no es momento!-decimos todos enojados, ante lo que ella dice:

Pinkie-Upss, perdón.

Shining-Dejando eso de lado... ¿Qué buscan en el Imperio?-pregunta desafiante.

Méister-Nada, sólo vinimos a pasear un rato, y a buscar pelea-menciona cómo si nada el terrestre-Y vaya qué lo conseguimos.

Cadance-¡¿Qué le hicieron a mis guardias?!-pregunta furiosa.

Rorschach-Solamente los pusimos a dormir un largo laaaaargo tiempo. A propósito, creo qué las mucamas deberán limpiar muy bien el pasillo este, quedó muy rojo jajaja-contesta asustandonos a todos.

Luna-Los han asesinado-dice sin poder creerlo.

Whitewatch-Bueno, si lo pones así se oye un poco fuerte, ¿no crees? Yo diría qué están tomando una larga siesta.

Luna-¿Cómo es posible qué sean tan violentos?-pregunta asustada.

¿?-Eso no importa ahora princesa-dice una misteriosa voz qué parece venir de la pata de Orán mientras los cinco se reunían en una sola parte.

Fluttershy-¡Ahhhhh! Pero, ¿de dónde viene esa voz?-pregunta asustada.

¿?-De ningún lugar en especial jejeje-responde la voz-Simplemente quería qué me oyeran ja.

Celestia-¿Y tú eres...?

¿?-Ains. Me parece qué nunca recuerdan mis nombres. Da igual: soy... El Vigilante.

Shining-¿Tú eres el Vigilante?-le pregunta a la voz-Hablas muy cómo poni, creía qué eras más...

Vigilante-¿... Alienígena? Ay príncipe Armor, yo nunca sería cómo ese monstruo de allí. Sobre todo por su ridícula teoría-dice señalando con au pata a Aziz, quien lo miraba con una cara de desconcierto.

Aziz-Bueno, esto tal ves dará al tranteör con mi teoría-es lo único qué puede decir al verlo.

Vigilante-¡Tú te callas, nadie te dió derecho de estar entre nosotros en este momento! Deberías estar muerto, pero por culpa de la amabilidad de las princesas aquí presentes sigues vivo. Sí yo fuera ellas te mataría.

Luna-Alto, ¿cómo es qué sabes eso?

Vigilante-No lo sé Lulú, dimelo tú-ante esto todos nos asombramos.

Celestia-¿Y ahora cómo sabes eso? Sólo yo le digo así-pregunta con estupor en su voz.

Vigilante-Sólo les dire qué... Se muchas cosas jeje-dice, confundiendonos un poco-Y además, ¿porque creen qué me llaman el Vigilante? Yo los estoy vigilando todo el tiempo.

Twilight-O sea... ¿Conoces toda nuestra vida, incluso nuestra vida priva...?-pregunta y al final se interrumpe, sonrojandose, y todas nosotras, al entender que quería decir nos pasa igual. ¡Sólo espero que no lo haga porque si no...!

Vigilante-¿Quéeeeee? No, puede qué sea vigilau, pero no soy tan pervertido cómo para hacer eso... Eso se lo dejo a Vulcan jajaja...

Orán/Whitewhatch-Concuerdo-se dicen entre sí mientras chocan sus cascos, aunque nadie entendió a lo qué se refería, pero nos aliviamos de qué no fuera así.

Shining-Entonces... ¿Que harán ahora? Están rodeados, no pueden escapar ja-celebra el príncipe, pero Gypt y el pegaso blanco se ríen.

Gypt-¿Qué estamos atrapados? Ja, eso es lo qué tú crees principito-y de repente cerca de ellos aparece una grieta en el aire, qué poco a poco crece hasta convertirse en un enorme portal arremolinado y recorrido por multiples relampagos. Todos nos asustamos pero ellos no hcen nada y miran el portal.

Rainbow-¿Cómo hicoeron eso?-pregunto asombrada.

Vigil-Detecto tecnologia de Calibán en ese portal.

Vigilante-Esa cosa de allí sabe mucho ¿eh?

Aziz-Debo decir qué incluso sabe más de lo qué quisiera-contesta.

Vigilante-¡Qué te calles dije!-retumba la voz-Bueno, siempre quise decir esto así que... ¡Do svidaniya, Aziz, your grace, fareweeeell!-y tras canturrear un poco los cinco ponis de su equipo entran en la grieta y desaparecen.

Narrador omnisciente:

Todos se quedaron viendo el sitio dónde antes se encontraba el portal, hasta qué un grito proveniente de dentro del castillo los hace reaccionar.

Rarity-¿Qué acaba de pasar?-pregunta.

Vigil-Mmmmm... No lo sé, un grupo de ponis miembros de una organización malvada escaparon a través de un portal creado con tecnología alienígena sin qué se pudiera hacer nada para detenerlos-contesta sarcástica la IA, sólo para recibir una mirada de desaprobación de Aziz-¿Qué?

De repente un grupo de guardias sale del castillo.

Guardia 1-¡Majestades! Lamento informarles qué hemos encontrado los restos mortales de una gran cantidad de soldados en un pasillo del castillo, parece haber rastros de un combate.

Todos se estremecen

Cadance-Gra-gracias soldado, dispongan todo para su entierro-ordena algo triste la princesa.

Aziz-¿Alguno se salvó?-pregunta.

Guardia 1-De hecho sí; un grupo de guardias logró salvarse gracias a qué ellos los dejaron vivos. Según dijeron, uno de los atacantes iba a rematar a uno de ellos cuando una misteriosa voz lo detuvo.

Todos-El Vigilante-dicen entendiendo.

Shining-Bueno, redoblen la seguridad del Imperio y busquen por si ellos se teletransportaron cerca de aquí-ordena.

Guardias-¡Sí señor!-dicen y se van a cumplir la orden. Mientras tanto las princesas están hablando con Aziz.

Celestia-Aziz, es una suerte qué estes con nosotros-le dice la princesa del día al alien, tratando de sonar feliz, pero él se da cuenta de lo que pasa y le dice:

Aziz-No me diga; le preocupa el Sindicato, ¿no?

Celestia-Eres bueno leyendo esxpresiones-comenta, antes de suspirar-me preocupa qué sean demasiado poderosos para la guardia real; por lo qué encontraron en un pasillo-le da escalofríos-pueden luchar con cuantos soldados quieran.

Aziz-Tú tranquila yo nervioso; además, debemos recordar qué se han llevado algo peligroso del castillo.

Shining-Sí, por eso pondré a todos los guardias a revisar cada rincón del castillo. Quién sabe qué hayan robado-decía.

Aziz-Espero qué sirva-contesta-"Primero Canterlot y ahora aquí. Y aquí se llevaron algo peligroso... ¿Qué tienen ustedes ahora, y para qué lo usarán?"-se pregunta mientras vé en la dirección en la qué supuso qué se habían ido.


-Kanvul-Yakyakistán, Tierra de Hielo del Norte-Al mismo tiempo-

Narrador omnisciente:

En una cabaña a las afueras de la capital yak se puede ver una figura con traje rojo, capucha blanca y hocico naranja recorrer el lugar, mostrando evidentes signos de estar molesto, lanzando maldiciones a diestra y siniestra, cuando de pronto...

¿?-¿Esperaste mucho Orán?-dice un yak vestido con armadura vikinga entrando a la cabaña.

Orán-¡Ya era hora de qué aparecieras!-reclama molesto, para luego preguntar-¿Tienes lo que te pedí?.

Yak-Lo tengo, no fue fácil conseguirlo; si en la Colmena la reina Chrysalis se entera qué los traicioné me hará trizas; claro sí es que estoy de suerte-dice el yak mientras su cuerpo se envuelve en una columna de luz, revelandose cómo un ser con rasgos de poni, pero posee piel negra parecida a un caparazón sin pelo, melena y colas palmeados, ojos de color azul celeste sin reflejo, colmillos, cuerno curvado hacia atrás, orejas dentadas, alas parecidas a insectos y agujeros en sus patas. Este ser era un Cambiante, una raza de seres similares a ponis qué se alimentaban de amor.

Orán-Al Vigilante no le importan tus problemas, sólo quiere la caja, dámela.

Cambiante-La tendrás, pero las condiciones han cambiado, quiero el triple de lo qué me prometio.

Orán-Primero muestrame la caja, no quiero trampas.

El cambiante hace aparecer con su magia una caja metálica con inscripciones extrañas, cerrada con cadenas y siete candados, y se la entrega a Orán mientras decía:

Cambiante-Ya la viste, ahora quiero mi recompensa.

Orán-Esperate un rato-después de varios intentos el terrestre logra retirar las cadenas que protegen la caja, al abrirla, en su interior encuentra una llave mágica y un mapa con instrucciones detalladas para llegar al lugar indicado. Sonrie complacido-Perfecto-luego le arroja una bolsa al cambiante diciendole-Aquí tienes tu recompensa.

Cambiante-¡Biennnnn, oro!-dice feliz cómo potrillo contando los bits qué hay en la bolsa-Al fín me podré ir a vivir a un lugar dónde haya suficiente amor. Nos vemos-y se dispone a salir, cuando de pronto el terrestre levanta su pata, haciendo aparecer una de sus ballestas, con una flecha con punta color azul, y le dice:

Orán-Adiós, sólo espero qué a dónde vas sea algo "electrizante", jejeje.

Y dispara. Al mismo tiempo el cambiante voltea la cara al oirlo hablar, pero al hacerlo la flecha se clava en su mejilla, provocandole una potente descarga eléctrica qué lo arroja contra la puerta de la cabaña, la cuál ya estaba abierta, cayendo en la calle. Por suerte, en ese momento no había nadie pasando por allí.

Seguidamente recoge al cambiante, arrastrandolo hacia el interior de la cabaña y luego traba la entrada al salir, dejandolo encerrado.

Orán-Espero qué estes cómodo con tu nueva casa; después de todo, es gratis ¡jajaja!-se rie burlón. Luego guarda la flecha qué le sacó de la mejilla y junta la bolsa de monedas del piso-Vigilante, ya tenemos lo necesario. ¿Empezamos la «operación Over Blitsken»?-le pregunta a su brazalete.

Vigilante-Sí; no se retrasen más, la comunicación a esta distancia es algo inestable-contesta la voz, mientras qué de los árboles cercanos salen los otros 8 ponis, qué actuaban de guardianes.

Sin perder tiempo emprenden el camino rumbo al lugar indicado en el mapa.

Tres horas después Orán y su grupo llegan a su destino, un paraje de acantilados y montañas rocosas, adentrándose en uno de los acantilados ven un camino frente a ellos, se ve qué está muy deteriorado por el tiempo y la erosión, tras caminar durante ocho horas llegan a su destino; un antiguo templo incrustado en las paredes rocosas qué se yergue imponente, en una placa tallada en piedra hay una inscripción todavía legible.

Gypt-Orán, ¿puedes leerlo?-pregunta la unicornio.

Orán-Claro: "En este lugar solo hay muerte y destrucción, aquel que duerme no debe ser despertado, alejense..."

Méister-Bah, seguro lo pusieron para disuadir a los estúpidos.

Whitewatch-Concuerdo-secunda el pegaso blanco. Y sin hacer caso a las advertencias entran al templo. Siguiendo las indicaciones del Vigilante llegan hasta una enorme puerta de piedra, en ella se encuentra una cerradura hecha del mismo metal de las armaduras de la guardia nocturna y tres sellos mágicos protegiendola cuál guardianes. Magnus y Gypt, haciendo uso de su magia combinada, destruyen los sellos que protegen la entrada, levantando una nube de polvo, de la qué se cubren volteando la cara.

Gypt-Bueno,esto ya está, sigamos-comenta la unicornio mientras Whitewhatch y Rorschach aletean para despejar el polvo.

Luego Magnus, usando la llave mágica qué llevaba en su traje, abre la puerta dejando ver un tunel que desciende muy profundo, por el cuál los 9 entran preparandose por si hay defensas activadas. Al ir descendiendo Silent nota qué es cada ves más oscuro y les avisa usando señas. Magnus ilumina el camino con su magia y tras descender por un buen rato entran en una habitación muy oscura.

Rorschach-¡Ey, no veo ni mi propio hocico!-se queja el pegaso-¿Magnus, Gypt, podrían...?

Magnum/Gypt-Sí, sí, ya vamos-responden ambos de mala gana, y al intensificar la luz ven ante ellos una estructura enorme, hecha en metal, que se extiende por todo el lugar, no se sabe dónde empieza o donde termina, ya que parte de la estructura esta enterrada bajo las piedras, y algunas partes eran totalmente roca tallada.

Bright-Increible-dice el terrestre pasando su casco por la pared de metal.

Whitewhatch-¡Chicos, miren!-grita el pegaso, qué se había quedado atrás viendo hacia un sector.

En la pared de metal qué estaba mirando encuentran inscripciones con palabras, las cualés están escritas en un idioma practicamente desconocido.

Shanxi-¿Alguno entiende lo qué dice ahí?-pregunta el terrestre.

Orán-"Cuuh, ra femm ymcu pa rana ... Fedr dra jano lryuc uh ouin ceta ... Yht ra femm cruf dra funmt, dryd huf yht vunajan... Dra hysa du nasaspan ... Ed'c dra hysa… ... Ynag dra Ypcumida..."-lee el terrestre anaranjado.

Shanxi-Sí, eso no lo leí yo-comenta irónico el poni de ojos azul azabache-lo qué quiero saber es... ¿Qué dice? Y ¿en qué idioma está?-pregunta por los demás. Pero desde el brazalete oyen cómo si alguien estuviera tosiendo luego de asombrarse-¿Señor?

Vigilante-Cof,cof-tose-Es... Es... Albhed-comenta desde el brazalete algo inseguro, ganandose la atención del grupo.

Méister-¿Se encuentra bien?-le pregunta, pero nadie le hace caso, concentrados en la nueva información.

Bright-Al... ¿Qué?-pregunta confundido.

Orán-El albhed es el supuesto idioma original de la raza de los yaks-explica-Según la leyenda, este idioma fue enseñado a esta especie por un dios llamado Cal'hai'dah, qué llegó al reino a lomos de un un dragón durante una tormenta de fuego.

Gypt-Ay, por favor, eso no existe.

Orán-Según las viejas canciones, sí.

Magnus se apoyó sobre sus cuatro patas y se inclinó hacia delante, descansando.

Magnus-¿Viejas canciones?

Orán-Cuentos para potrillos-dijo-, qué los padres yaks les cantaban a sus niños. Canciones sobre guerras y seres divinos viviendo en los cielos más allá de las nubes. Sobre los días oscuros que nacieron de las cenizas de la Era del Caos, cuando el mundo se consumía y los océanos hervían rebosantes de caos.

Rorschach-Todas las razas temblaban en la noche oscura-añadió-, hasta que el sol volvió a prender una mañana y una lengua de fuego acarició el horizonte. Cal'hai'dah llegó a los yaks y los salvó. Sí, en Gaia se cuentan leyendas así también.

Vigilante-Ese tal Cal'hai'dah no debe ser otra cosa qué un alienígena impostor-dijo enojado, y también algo aliviado de poder cambiar el tema de conversación, aunque eso sólo lo notó Méister-Se habrá hecho pasar por un dios, o algo así, para poder controlar a esa especie.

Whitewhatch-Emm, chicos, nos desviamos del tema-comenta-¿Se puede traducir?

Vigilante-Emmmm... Sí , pero el único idioma al qué creo qué se puede traducir es el dialecto Uninglés. Pero no se preocupen, lo qué dice no es... Importante-agrega.

Méister-¿En serio no es importante señor?-pregunta.

Vigilante-Pues claro qué no lo es. Si lo fuera lo hubiera traducido-se excusa-¿Qué pensabas, qué no se los diría debido a qué es una advertencia de algo del futuro qué me preocupo sobremanera y no se los quiero decir para qué no se preocupen? No lo creo.

Méister-Mmmmm... Tiene razón, suena cómo algo ridículo-contesta con un cierto tono de desconfianza.

Orán-Pero ya nos salimos del tema... Otra vez. Por ahora hay qué buscar alguna rendija, cerradura o algo...-indica, y de repente oye un golpe. Se voltea y ve a Silent golpeando el suelo insistentemente-¿Encontraste algo?-él asiente-Bueno, veamos.

Al lado de Silent una ranura en la pared llama su atencion.

Orán-Un momento, esto se parece a...-Inmediatamente saca de su ropa el objeto que se llevaron del castillo de cristal, un disco plateado con un triángulo amarillo dibujado en su interior, en el centro tiene inscripciones muy extrañas. Con mucho cuidado coloca el disco en la ranura, al ponerlo toda la estructura metálica resuena con un sonido agudo y se ilumina con una extraña luz azul proveniente del mismo metal, a todos le parece extraño que se ilumine el lugar con una luz tan tenue. Luego de un rato de escuchar el sonido y ver la luz todo vuelve a cómo estaba antes.

Los ponis esperaban que algo más ocurriera, pero todo seguía en calma.

Méister-¡¿En serio, eso es todo?!-el poni comenzaba a impacientarse y lanza una de sus espadas al rojo vivo para romper la pared metálica, pero esta absorbe su ataque sin causar daños, entonces lo intenta una y otra vez sin resultados. Furioso comienza a golpear el extraño metal por todos lados, mientras sus compañeros tratan de detenerlo, pero en un arranque de furia golpea el disco, provocando qué la ranura se hunda, abriendo una puerta.

Orán-Bueno, mejor tarde qué nunca jejeje-dice algo nervioso el poni frente a las miradas asesinas de sus compañeros.

El grupo se acerca a la entrada con mucho cuidado, viendo qué en su interior se extiende un pasillo muy oscuro.

Gypt-Genial, nos toca hacer de lámparas otra vez-comenta molesta mientras ella y Magnus encendian su magia, pero al poner una pata en el pasillo este se ilumina dejandolos mudos.

Orán-Jajajaja, se les acabó el trabajo-dice molestandolos.

Al final se ve una puerta más grande, y al apróximarse a esta hace unos sonidos metálicos para después desaparecer entre los muros dividiendose en varias partes dejando ver su interior. Al ver qué hay en el sitio quedan con caras de asombro... Y de preocupación en algunos.

Gypt-Se-señor-le dice algo temerosa a su brazalete-¿Qué... Es... Esto?

Vigilante-Sólo te diré qué todas las historias son o pueden ser potencialmente ciertas-dice la voz mientras el grupo recorre el área viendo los misteriosos objetos que contiene, algunos de los cualés se activan a su paso-Con este poder nadie podrá detener nuestro cambio, ni Celestia, ni su hermana o Cadance, ni mucho menos la princesa Twilight Sparkle y sus amigas. Y no me olvido del más importante y peligroso, Aziz Seagan. Pronto descubriran los horrores que les esperan. ¡El cambio será imparable!

Continuara...


Y aquí termina el capitulo de hoy. Cómo siempre, comenten, sugieran y... Bueno, eso sólo XD.

Ahora, sí quieren saber qué pasó, pues qué al principio tenía escrita la mitad del capitulo, pero después tuve una gran cantidad de pruebas, luego tuve qué hacer una reseña de un libro bastante largo, y, cuando tuve tiempo de escribir se me habían ido las ideas, así qué apenas pensé algo lo escribí y de ahí se me ocurrió el resto, así qué disculpen si alguna parte me salió raro, y diganmelo en los rewiews.

Jeje, este capitulo si qué me costó un poco, en especial las partes de pelea, pero me esforcé cómo pude jeje.

A propósito, puede qué pronto suba imágenes a un deviantart qué tengo, sobre todo las imágenes de las armas de Aziz, y otras cosas. Cuando pueda lo pondré en mi bio.

Bueno, hasta aquí el capítulo de hoy. Ya saben, comenten, ponganlo en sus favoritos si les gusta y, ya qué están, comenten, no sean vagos XD.

Bueno, no les molesto más. Nos vemos en el siguiente capítulo de "Un alien en Equestria"

¡Chau chau!