Hola gente soy yo otra vez a continuar el xover, ya me han mandado PM para que siga con la historia de HP, no esta abandonada solo tiene lapsus de retención, es más no se si estoy tentado en darle un reinicio, ya os diré mi decisión más adelante, los que si no continuare serán los de Pokémon, aquellos que les interese puede PM para adoptarlas.

Bien dejamos la historia con un pobre Harry en otro mundo y preocupado de que Jaina lo matara XD. No tranquilos que Jaina quiere a Harry como su hermanito.

Bueno Harry Potter pertenece a J. K. Rowling y Warcraft a la Blizzard (suerte en la BlizzCon)


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Godric Hollow

- "Así que déjeme ver si lo he entendido bien, señor Dumblendore" – Harry intentaba cuadrar lo que le había dicho el anciano – "habéis utilizado ese 'Cáliz de Fuego' para poder invocarme de nuevo a este mundo; solo para participar en un estúpido torneo escolar" - lo último con sarcasmos en su voz - "Ahora comprendo, mi Piedra del Hogar fue potenciada mediante ese ritual y me devolvió a mi antiguo hogar" – pera esa información no la compartiría, aún

- "Bueno técnicamente sería todo cierto mi muchacho" - contestaba el viejo, pero con ello no alegraba el humor del joven – "pero creo que hay que tomar en orden las prioridades Harry, has estado desaparecido durante trece años y has preocupado a todo el mundo" –

- "Pues de eso no tiene porque preocuparse" – el chico se encontraba retraído hacia el anciano cada vez más – "he estado cuidándome desde hace años solo, no creo que tenga que preocuparse por mí" –

- "Harry" – el viejo intenta calmar al joven – "como tu guardián mágico…" –

- "¿Mi qué?" –

- "Tu guardián mágico" – dice con calma ante el sobresalto – "fui autorizado por tus padres a velar por tus intereses hasta la mayoría de edad" – aunque esto él sabía que era mentira, debido a que el guardián mágico legal de Harry era Sirius Black, y sabía que James y Lily habían nombrado a alguna que otra persona para en sus testamentos, y por ello usando su influencia como Mago Supremo sello ambas voluntades hasta que el chico cumpliera los diecisiete

- "Y en cómo puede demostrarlo" – eso tomo a Dumblendore con la guardia baja – "Si es verdad, lo que ha dicho como puede demostrarlo" –

- "Bueno pues para eso podríamos ir a Gringotts Harry" – el viejo pensando que al menos así ganaría la confianza del chico – "Gringotts es el banco de los magos, ahí de seguro tus padres te legaron no solo el dinero sino varias pertenencias" –

- "Tal vez pueda saber más sobre este mundo. Aunque no me gusta para nada la idea de competir en ese Torneo y meno saber sobre este hombre, me da mala espina" – pensaba el muchacho – "muy bien señor, iremos hace banco de los magos" –

- "Espera Harry" - el chico pensaba salir a la calle cuando el anciano lo detiene – "si sales afuera asustaras a los muggles" –

- "¿Los qué?" –

- "Así llamamos a las personas sin magia, muggles" – contesta paciente el anciano – "además que violarías el Estatuto del Secreto" –

- "Así que estas personas no mágicas, no conocen la existencia de la magia arcana" –

- "De la magia no, no desde hacía siglos, pero que es la magia arcana muchacho" – el concepto le pico la curiosidad –

- "Sois un mago, un director de una escuela mágica y me queréis decir que no sabéis que es la magia arcana" – habla el muchacho sorprendido

Con ello Harry toca con su mano el suelo y trata de contactar con las líneas ley del lugar, le costó trabajo encontrar una y con ello las respuestas vienen a la mente.

- "Ah, ahora comprendo" – el muchacho mira al anciano, el cual seguía bien de cerca la actuación del joven – "vuestro mundo es joven, hay rastro de que los Titanes pasaron por él, pero no habéis hecho más rasgar la superficie" –

- "¿Qué quieres decir?" –

- "El lugar de donde provengo, puedes sentir la magia alrededor" –

- "Hablas de ese lugar Azeroth" – deducía el viejo queriendo saber mas

- "Si y no es un lugar es otro mundo, muy distinto al vuestro según veo" – aunque el chico no le gustaba la mirada del anciano, sabía que debía rebelar más – "pero no teníamos prisa, profesor. No estaré ese lugar Gringotts cerrado por la hora" –

- "Oh si cierto. Tenemos pocos minutos antes de que cierren al público" – se lamentaba el viejo queriendo saber más sobre ese lugar, cómo llegar, investigarlo y explotar sus recursos, todo por el bien común, Albus temía que si usara Legeremancia, con el chico podría detectarlo y con ello sus futuros planes serían puestos en peligro – "toma mi brazo" – le extiende el brazo – "iremos más rápido así" –

Haciendo caso Harry le toma el brazo, para luego sentir como si fuese succionado por la misma Vorágine, cuando por fin pudo sentir otra vez el suelo casi prefería volver a beber Hidromiel de los enanos que volver a pasar por lo mismo.


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Callejón Diagon

- "¿Qué fue eso?" – preguntaba el muchacho encorvado recuperando el aliento y la orientación

- "Ah solo nos hemos aparecido, es un medio de desplazamiento rápido" – decía con normalidad el anciano – "y he de darte la enhorabuena, muchos vomitan tras aparecerse por primera vez" –

- "No de verdad" – respondía con sarcasmo – "el próximo transporte lo hare yo si no le molesta" –

Finalmente, ya orientado Harry mira como si hubiese caído en una especie de mercado.

- "Bienvenido al Callegon Diagon, Harry" – ambos empezaron a caminar – "Harry, sabes cómo llegaste a ese lugar, Azeroth" – preguntaba el hombre queriendo saber cómo se les escapo, esto se esfumo el muchacho

- "Mi madre, me encontró y me llevo con ella" –

- "Harry tu madre esta…" –

- "Sé que mi verdadera madre está muerta" – cortaba el habla al hombre – "hablo de la madre quien me crio y me enseño todo lo que se" – no queriendo hablar más intenta cambiar de tema – "esta legos ese lugar" –

- "No de hecho ya estamos llegando" – Ambos llegan a un edificio blanco y el más grande del callejón, Harry se detiene un minuto para leer la advertencia a los ladrones – "Los Duendes odian sobre todo a los ladrones, pero nadie están valiente y estúpido para querer robar en Gringotts, vamos" -


Dentro del banco, Harry podía ver que los Duendes eran una raza de lo más peculiar.

- "Ahora sé lo que pasa cuando cruzas un Gobblin con un Enano" – el chico estaba sin habla – "Espero eso nunca ocurra" -

Los seres estaban tan ocupados en contar sus monedas pero al pasar se le quedaban mirando

- "¿Por qué se me quedan mirando como si hubiesen visto a un Murlock por primera vez?" -

- "Buenas noches" - Ya en el mostrador el viejo habla con el cajero - "Hemos venido acceder a las cuentas Potter" -

- "Señor Dumblendore" - el ser le hablaba con fastidio - "creo que ya le hemos dicho varias veces que..." –

- "Oh pero" – el anciano detiene al ser antes de que hable de más – "el señor Harry Potter desea acceder a su cuenta y verificar varios asuntos" –

El ser mira a Harry con algo de incógnita y luego vuelve a mirar al anciano con molestia.

- "Sabe que para eso se requerirá una prueba de herencia y de estado social mágico" – contesta el ser

- "por supuesto" – contesto amablemente – "estaré dispuesto a pagar por ello" –

- "Bien será en la sala de reuniones 4, con un coste de 9 Galeones y 50 Sickle" – los nombres le sonaron a idioma Zandalar

Dumblendore saca 10 monedas de oro, para entregárselas al ser.

- "Parece que el sistema monetario de este mundo es igual que Azeroth" -

- "Quédese con el cambio" – el ser solo asiente – "ven Harry" –

Ambos se adentran en el banco, hasta llegar a varias salas, en cada puerta había un guardia armado con armadura de batalla y una gran hacha en sus manos.

- "Ya me siento como en casa" – al encontrar la sala el guardia detiene a Dublendore, el viejo iba a usar su lengua de oro pero el guardia solo gruñe para callar al anciano – "Tal parece, que he de entrar yo solo a la sala, no maestro Duende" – el duende alza la ceja y solo asiente – "descuide señor, estaré devuelta lo más pronto posible" –


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Harry libre por fin de la mirada del anciano, entra para encontrarse en una sala ovalada, había varios duendes en ella.

- "Señor Potter" – habla uno con una mirada no muy amigable – "si es que de verdad es usted…" –

- "Ya que sabe mi nombre" – Harry le interrumpe, este comprendía que esta raza no era muy diferente en costumbres de los Orcos – "puedo saber el vuestro" –

Varios Duendes se quedaron anonadados, si bien sabían que los magos no tenían ningún respecto hacia ellos, este era el primero que quería saber un nombre Duende.

- "Soy Gornott" – responde el Duende ya hablando con calma aunque el toque amenazante no había desaparecido – "y estoy aquí para hacer el ritual de herencia" – el duende le ofrece a Harry un cuchillo – "vierta su sangre en el crisol, ya que es la sangre donde se muestra la verdad de las personas" –

Harry sin temor toma el cuchillo y sin ninguna explicación más se corta la mano y vierte la sangre. Harry nota que el cuchillo debía de estar encantado, ya que al poco tiempo de haberse cortado la herida había dejado de sangrar y no poseía cicatriz.

En el crisol las líneas rúnicas comienzan a emerger, los demás Duendes realizaban varios canticos al unísono en un su idioma natal mientras que Gornott miraba las líneas para poder descifrarlas. El duende estuvo por unos minutos callado, hasta que por fin logra hablar.

- "Pido disculpas por mis maneras Guardián" – Harry se había sorprendido, como ellos sabían lo que era – "el ritual también revela la historia e incluso el destino, pero me temo que he de callarme lo futuro por respecto a la madre magia" –

- "Si sabéis todo de mi conocéis un método para regresar de donde provengo" –

- "Me temo que ese método es desconocido para nosotros" – el duende se lamenta – "además que su vida ha sido vinculada al Torneo de los 3 Magos, su no participación implicaría la muerte" –

- "Puedo saber cómo fui involucrado en este concurso" –

- "Solo puedo especular que alguien agrego su nombre en el Cáliz de Fuego, un artefacto muy antiguo, se dice que fue hecho por alguien o algo que no era de este mundo" –

- "Bueno, ya que no puedo salir, tendré que averiguar la forma y adaptarme a este nuevo mundo" –


Durante horas y horas Harry le fue dando una larga historia de este mundo denominado Tierra, los avances de las personas no mágicas, el estancamiento de los magos y su separación con ellos, el sistema monetario de ambos mundos, su patrimonio, sus influencia en el mundo mágico. Y con respecto a Hogwarts, el Torneo y el supuesto Albus Dumblendore y como no sobre su historia.

- "Solo soy famoso porque no morí" – Harry se encontraba molesto, pero al menos sabía que le había pasado a sus padres

Lo siguiente fue la lectura de los testamentos de sus padres, algo que al final le desconcierta, según su madre le recogió en la puerta de su tía no maga y el testamento especulaba que un tal Sirius Black amigo de la familia y padrino debía de cuidar de él.

- "Maestro Gornott, puedo saber que le paso a Sirius Black" –

- "Vera Guardián" – el duende se frota la cabeza – "al parecer su padrino fue arrogado a Azkaban, la prisión de los magos sin juicio aparente" –

- "Y cómo puedo sacarle" –

- "He ahí otro problema, su padrino escapo hace apenas un año y está condenado al beso del Dementor, unas criaturas horripilantes las cuales se alimentan de la felicidad y de almas humanas" –

- "Menudo dilema me encuentro" – Harry vio las velas que estaban casi agotadas, ya que cuando entro estaban recién encendidas – "tal parece que les he robado mucho tiempo Maestro Gornott, si es posible podría ponerme en contacto con usted o mi gerente de cuentas para poder saber más sobre 'mis asuntos legales', aparte de explicar mi "-

- "De acuerdo estoy" – el duende le hace un inclinación la cual sus compatriotas imitan – "que vuestros enemigos tiemblen ante voz y que vuestras arcas estén siempre a rebosar" -

- "Throm-Ka maestro Gornott" – hace Harry un saludo Orco


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Albus Dumblendore no recordaba lo que era pasar una noche en vela desde hacía años, y más aun estando de pie. Desde que Harry entrara ha estado esperando por el muchacho, creía que solo los duendes le dirían al muchacho de dónde provenía y él cómo su tutor mágico debe de obedecerle, dudaba en usar Legeremancia contra el guardia, que desde que se quedaron a solas no paraba de mandarle miradas de muerte, para poder entrar y sacar al muchacho y llevarlo a Hogwarts donde le tendría vigilado día y noche, pero no podía si quería salir del banco con vida y en una pieza.

Al menos sus suplicas fueron escuchadas y la puerta al fin se abrió.

- "Ah Harry, mi muchacho" – saluda al chico con su habitual tono de abuelo – "espero que haya quedado todo aclarado" –

- "La verdad señor, no del todo" – el viejo se queda callado al querer saber lo que pensaba el muchacho – "tal parece que soy mágicamente un adulto" –

- "Me temo que eso es imposible" – sus planes se arruinarían si Harry fuese considerado adulto

- "Pues según la madre magia discrepa, además que explica del porque mi rejuvenecimiento cuando llegue aquí" –

- "¿Rejuvenecimiento?" – se queda de piedra

- "Si, tal parece que las leyes de la física y del tiempo son distintas en este mundo. Ya que hace apenas medio mes celebre mi décimo noveno cumpleaños" – contesta de manera interesante – "Se de una Gnoma-draco que le interesara estudiarlo" –


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Templo del Reposo del Dragón. Rasganorte

- "Aaachu" – Una mujer diminuta estornudaba en una especie de santuario rodeado de dragones

- "Te encuentras bien Chronormu" – preguntaba una mujer morena pelirroja con cuernos

- "Si estoy bien Ali" – contesta contenta la mujer diminuta – "tal parece alguien está hablando de mí. Oh espera eso es bueno o malo, es malo si fue pasado o bueno en futuro" – la propia dragona se marea de tantos pensamientos


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Gringotts

- "Pero creo que lo importante no es eso" – Harry vuelve a cambiar de tema – "creo que debemos descansar y hablar sobre mi participación en este torneo más adelante" –

- "El-el… Oh si por supuesto" – el viejo aún no se reponía de que el muchacho se le haya escapado de las manos en lo de ser su guardián - "cierto, si iremos a Hogwarts y…" –

- "Descuide señor" – el joven le vuelve a cortar – "iré al Caldero Chorreante y alquilare una habitación, los Duendes tuvieron la amabilidad de indicarme dónde ir" – sonreía amablemente – "No quiero volver a usar tu método de transporte gracias" – aun sus tripas seguían revueltas – "luego me encontrare con usted de nuevo en Hogwarts después de un sueño reparador" –

- "Estas seguro muchacho" – Dumblendore no quería dar su brazo a torcer – "podríamos ir a Hogwarts ahora y ahorrarnos tu búsqueda más adelante" –

El joven solo le da un anillo al viejo, el anillo era de plata y tenía una gema incrustada donde tenía el símbolo de un ojo y 3 lágrimas saliendo debajo de él.

- "Este anillo está ligado a mi" – contesta tranquilamente – "donde usted vaya lo sabré. En fin buenas noches señor Dumblendore" –

Sin más el joven mago se adentra al callejón ya a muy altas horas de la noche, rumbo al hostal.

Dumblendore sin nada más que su orgullo tragado y viendo que ha sido tratado como una persona no grata se esfuma de nuevo a su colegio, llevándose consigo el anillo del joven.


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería

- "¿Por qué me has desvelado Albus?" – el profesor más odiado de Hogwarts no se encontraba de buen humor

Después de volver de la invocación fallida de Potter, aunque el viejo fue en su búsqueda, Severus Snape fue derechito a la sala común de Slytherin donde otra vez su ahijado actuaba en su faceta de niño mimado del porque Longbottom volvía obtener toda la gloria para él. Después de mandar a los alumnos a la cama, su ahijado salió diciendo quien era el quinto nombre que salió del Cáliz de Fuego.

- "Eso no es de su incumbencia señor Malfoy" – contestaba con su tono melodramático – "y antes de decir que su padre se entere de esto, sabrá que su padre ya no es miembro de la Junta de Gobernadores y por ende no puede actuar en contra la decisión del Cáliz" –

- "Me he reunido con Harry" – contesta el viejo de lo más cansado, su miraba estaba en el extraño anillo que le habían dado, había probado diferentes hechizos al ver si era cierto que el anillo estaba ligado al joven, pero ninguno funcionaba, tal parecía que era un anillo normal y corriente

- "Y se puede saber el por qué no lo has traído contigo" –

- "Debido que ya no soy su Guardián Mágico" – contesta derrotado, al ver la cara de su espía continua con su relato – "tal parece que el muchacho ha estado en un mundo distinto al nuestro, donde la magia es más poderosa que aquí y el tiempo es distinto, he sido tomado por un viejo vendedor ambulante por un joven de catorce años que en realidad tiene diecinueve" – expresaba con amargura – "mañana Harry vendrá al castillo esta vez intentare que se quede y que no salga de aquí, quiero que tú le vigiles, intenta aprender todo lo que puedas de él. Le he pediré a Alastor que le ayude indiscretamente con el torneo y a Molly Weasley que inicie a preparar amortencia para enamorar al muchacho con su hija" – con sus órdenes el maestro de pociones se retira – "todo es por el bien común" – decía hiéndase a dormir, creyendo que mañana tendría más suerte


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Mansión Riddle. Littlehampton

- "Mi señor" – un hombre pequeño y gordo con cara de rata y muerto de miedo le hablaba a un bebe deforme – "traigo noticias de vuestro siervo" –

- "Y bien Colagusano" – hablaba él bebe con una voz adulta y sanguinaria – "ha salido tal y como planeamos" –

- "Si mi señor" – contesta Colagusano – "el chico Longbottom está dentro del torneo al igual que el chico Potter" –

- "Excelente, fue una buena idea incluirle a él también, espero que el ritual que buscamos para poder localizarle haya funcionado" –

- "Si mi señor, también el ritual ha funcionado en su comunicado decía que Dumblendore fue en su búsqueda, que ya sabía dónde estaba" –

- "Perfecto, para cuando el año en Hogwarts termine yo Lord Voldemort volveré a alzarme" – contesta el señor oscuro con esperanza – "ahora retírate Colagusno, Nagini y yo tenemos asuntos que discutir" –

- "Si-si mi señor" – lloriqueaba el hombre en silencio, maldiciendo su suerte y el día en que vendió a sus mejores amigos por poder


- Harry Potter el Guardián de Azeroth -


Cuando abrió los ojos lo primero que vio fue hermoso cielo azul, protegido de los rayos del sol gracias a la sombra de un árbol, entonces la vio, ella le acariciaba sus cabellos negros, se encontraba en recostado en su regazo, ella era hermosa para los de su raza ella era normal, pero para él era la más hermosa de entre los suyos.

Su cabellos eran negros como los de él sus ojos eran como la de sus semejantes verdes llameantes, como si fuese Fuego Vil, pero eso le daba más encanto a ella al igual que sus orejas puntiagudas.

- "Puedes quedarte aquí para siempre" – le decía con una voz melodiosa – "tanto la Alianza como la Horda pueden sobrevivir sin que estés presente" –

Pero él sabía que no era del todo cierto, aún existían personas que querían revivir la llama de la guerra y que esta paz era frágil.

- "Quiero" – pero no podía, sus palabras no salen de su boca

La joven solo sonríe melancólicamente y le planta un beso en los labios.


Caldero Chorreante

Harry se despierta de su sueño y mira por la ventana que el sol hacia horas que había salido.

- "Ah es verdad, ya no estoy en Azeroth" – de entre su camisa mira un pendiente hecho de cristal, en forma de alas de un fénix – "Tydrine" – dice melancólicamente


Y esto es todo señoras y señores, espero que les haya gustado en el próximo capitulo...


En medio del Gran Salón un circulo de invocación sale de la nada...

- "Buenas Mundo Mágico, es un honor"-

"¿Cómo que una cuarta Escuela señor Potter?"

"Soy Draco Malfoy y sera mejor que beeee..."


Dejen sus comentarios al salir, nos vemos