Disclaimer: Saint Seiya no me pertenece, todos los derechos están reservados por Masami Kurumada y la TOEI.


Aclaraciones:

"— Diálogo con narrativa en tercera persona (Recuerdos)".
"Narrativa en primera persona"
"Narrativa en tercera persona"


Autora: Suki90
Serie: Saint Seiya
Título: Rememorando.


Prólogo


Pesadez… por alguna extraña razón siento una enorme presión sobre mi cuerpo.

Debido a su innata impaciencia, el joven de tez morena intentó mover sus cuatro extremidades de un lado a otro; no obstante sus esfuerzos fueron inútiles, ya que estas no hicieron movimiento alguno.

Esto es muy extraño, no puedo mover ni una sola parte de mi cuerpo; incluso mis parpados se niegan a abrirse. ¿Qué rayos está pasándome?

Además de eso, una extraña sensación abarca gran parte de mi pecho, una aguda punzada se presente una y otra vez en el mismo lugar, cerca de mi corazón… Pero, ¿por qué? ¿Habrá sido a consecuencia de alguna batalla? Si me pongo a pensarlo es muy probable, pero…

¿En cuál?

Honestamente no soy capaz de recordar muy bien lo que sucedió en mi última batalla; o más bien, en ninguna de ellas.

Esto es frustrante, necesito recordar; si lo hago… es posible que sepa en dónde estoy y cómo salir de aquí.

Ellos no son dioses… — se escuchó a lo lejos.

Ah… Athena…

Ellos no son dioses, por eso no importa lo bondadosos que sean, es por su humanidad que tal vez no se dan cuenta cuando cometen un acto que no es correcto. Pero a eso, se le llama VIVIR… y es inevitable que ocurran esas cosas…

Si, no hay duda alguna, es… Athena…

¡Es la voz de Saori…!

Pero, ¿sufrir por cometer un error? ¿No sería mejor perdonarlos y purificar sus almas? —sugirió la diosa— Al morir, tanto las buenas como las malas personas, merecen un descanso eterno. Pero tú quieres que estas almas purguen una condena sufriendo un perenne castigo y paguen por cada una de las faltas que cometieron durante su vida… Hades, lamento decirte… Que estás equivocado.

Hades, molesto, decide atacar— ¡Guarda silencio Athena…!

¡Saori…!

¡Ah…! —gritó Saori, no pudiendo evitar el golpe de su enemigo y golpeando el suelo.

¡Athena! —gritaron los caballeros, preocupados por su no sólo diosa, sino amiga.

Apuntando con su espada, el de cabellos tan negros como la noche retomó la palabra— Athena, nunca aceptaré que protejas a la humanidad —declaró el dios del inframundo—. Evidentemente estás equivocada y no hay más qué decir. No seguiré con esta discusión… ¡Ahora sacrificarás tu vida por los humanos!

No pudiendo soportar más estar sin hacer nada, y viendo cómo es que su diosa estaba en problemas, el joven de cabellos cafés decidió tomar cartas en el asunto— ¡No, Saori…!

Y fue en ese instante, en el que usando todas las fuerzas que le quedaban… el caballero de la armadura divina de pegaso lanzó sus tan ya conocidos "Meteoros de Pegaso" hacia el dios del inframundo, buscando así proteger como es su deber a la diosa de la guerra justa y la sabiduría.

Sorpresivamente su determinación por proteger a su diosa fue tan grande, que los meteoritos del caballero de la armadura divina alcanzaron rápidamente a Hades y lo estrellaron sin complicación alguna en uno de los tantos pilares que rodeaban el lugar.

El regente del inframundo no podía creer lo que había pasado recién… Un simple humano había sido capaz de herirlo, ¡de tocar a un dios! Un mero mortal…

Sin duda alguna la humillación era enorme, no obstante Hades gozaría de un gran regocijo, ya que su espada cobró venganza de forma inmediata.

Ah, ahora recuerdo… Yo, fui herido por la espada de Hades al proteger a Saori…

¡No, no, Seiya…! —suplicó la diosa con un inmenso terror en sus ojos. No siendo capaz de soportar su propio peso, el caballero termina por caer en los brazos de la mujer que siguió con toda su lealtad— Seiya, resiste por favor… Tu hermana, te está esperando en la Tierra… —le pidió suplicante, tratando de no soltar sus lagrimas en ese momento.

El joven caballero de la constelación de pegaso sólo pudo atinar a sonreír levemente y pronunciar dos últimas palabras… — Athena... Her… mana.

Entiendo. Finalmente he comprendido y recordado lo que sucedió. Yo… perdí la vida en la batalla contra Hades. Claro, ahora todo cobra sentido, es por eso que me duele tanto el pecho, la espada de ese desgraciado se clavó en mi corazón…

Al recordar todo aquello no puedo evitar sentir como una inmensa tristeza inunda mi corazón ya que no fui capaz de ver una vez más a mi hermana; tampoco pude despedirme de mis amigos, ni tampoco de Marín, Shaina y Miho…

Pero no me arrepiento, ya que morí cumpliendo mi deber como caballero de Athena. Di mi vida por la diosa en la que creo, por Saori… por ella que significa tanto para mi…

Saori… Ojala hubiera tenido la oportunidad de decirle cómo me sentía. Sé que ese hecho no hubiese cambiado nada entre nosotros debido a las leyes establecidas desde la era del mito, pero me habría gustado al menos sincerarme con ella.

Ahora que me pongo a pensarlo, es algo curioso todo esto que nos ocurrió; todavía recuerdo muy bien la relación que ambos llevábamos de niños cuando aún nos encontrábamos en la mansión Kido. Cada vez que ella pasaba por ahí, lo único que podía sentir era desprecio, y ese sentimiento duró aún a inicios de mi adolescencia.

Pero… de un momento a otro, sin que me diera cuenta… poco a poco, se fue adentrando en mi corazón.

Todo comenzó cuando nos reencontramos después de 6 años una vez regresé a Japón…


Continuará…


Suki: Si, sé que es cortito pero los prólogos no necesariamente tienen que ser largos.

Bueno chicos, estoy subiendo esta historia nuevamente con el fin de terminarla. La idea sigue siendo la misma, hacer que Seiya rememore algunas ocasiones de su vida que hicieron que se fuera enamorando de Saori, como ella se fue metiendo poco a poco en su corazón hasta amarla como jamás se imaginó hacerlo.

Sin duda alguna hay mucho material para tomar, pero solo tomaré unos cuantos, cosas muy puntuales. Como ya había dicho, no será un proyecto muy largo; a lo mucho puede que sólo abarquen 7 o como máximo 10 capítulos.

Alégrense al menos de que ya hay 6 escritos, sólo debo re-editarlos.

En fin, espero que les guste..

.

.

Suki90, presentó.

Y tú, ¿has sentido el poder del cosmos?