Disclaimer: personajes de JK Rowling. No gano nada haciendo esto, más que divertirme y divertirlos.

Nota: este fic participa del minireto de septiembre para la Copa de las Casas 2017-2018, del foro La Noble y Ancestral Casa de los Black.

Personajes: Helena Ravenclaw y OC.

Objeto/material: ingredientes de pociones.

Cantidad de palabras: 396.


Polvo de cuerno de bicornio

Las calles adoquinadas eran una tortura cuando se trataba de andar en carrozas tiradas por thestrals. Deberían, de hecho, considerar el permitir que las mujeres pudieran volar en escoba para evitar el bamboleo de un lado al otro y los sobresaltos de los pozos.

Helena soltó un suspiro hastiado después de golpearse la rodilla por enésima vez en aquel reducido espacio que no dejaba de moverse de un lado al otro, mientras deseaba fervientemente que el viaje terminara de una vez, y mientras mataba el tiempo pensando en la cantidad de cosas que estaban mal en esa sociedad tan machista.

Cuando llegó al callejón Diagon y pudo aspirar aire limpio sonrió. El lugar era solamente una angosta callejuela con algunos puestos aquí y allá. La única tienda propiamente dicha se trataba de la de Ollivander, que llevaba ya demasiado tiempo establecida como para recordar la fecha exacta de su inauguración.

Pero Helena no estaba en ese lugar para comprar una nueva varita.

Necesitaba encontrar polvo de cuerno de bicornio para poder empezar el año escolar con todas las provisiones necesarias en pociones, y ese extremadamente raro y caro material era algo muy difícil de encontrar, así que ella debía recorrer el lugar hasta dar con alguien que lo tuviera.

Caminaba mirando los puestos en busca del dichoso material cuando chocó con alguien, y al fijarse en la susodicha persona con toda la intención de pedirle que se disculpara por ser tan descuidada, se encontró frente a alguien que hubiera preferido no ver.

—He de ser muy afortunado si tengo el placer de encontrarme con vos, mi lady —le dijo Nigel D'Aubigne, esbozando una sonrisa demasiado arrogante a la vez que hacía una pequeña reverencia como saludo.

—Más que placer diría infortunio, sire —respondió ella, aunque aceptando y devolviendo el gesto de saludo. Él sólo ensanchó su sonrisa.

—¿Qué puede traer a una distinguida dama, sola, a este lugar?

—Busco polvo de cuerno de bicornio, para completar mis provisiones para el colegio. Sin embargo, no he tenido suerte.

—En ese caso permítame acompañarla, lady. Conozco un lugar donde venden tan preciado ingrediente, pero no es apto para damiselas —dijo Nigel. Helena pensó en negarse, pero algo en los ojos de su acompañante le informó que eso no sería discutible.

—No desearía que se sintiera feliz acompañándome —contestó, aunque tenía un amago de sonrisa al comenzar a caminar.


¡Volvió la Copa de las Casas! Y eso significa que Ceci volvió a las andadas mensuales. Y que si estaba saturada de cosas antes, ahora mucho más.

PERO, estoy muy feliz de volver a esto.

Y como solía hacer, les explicaré en qué consiste el minireto de este mes: elijo un personaje (en mi caso, Helena) y moderación me sortea un material u objeto (ingredientes de pociones) sobre los que tengo que escribir. Todo eso además debe ocurrir en el callejón Diagon (comprarse, decidirse mientras se pasea por el lugar, etc).

Y esto fue lo que salió. En mi cabeza era más lindo, pero con la edición por el límite de palabras... bueno, perdió un poco de sentido xD.

Espero que les guste^^.

Besos, Ceci.