Era lo mismo casi todos los fines de semana. A veces nos daba pena engañar así a nuestros padres (está bien, sólo a mi, Mila se reía de su ingenuidad), pero no nos dejaban otra opción. Imagínense ser homosexual con padres homofóbicos, es una mierda, pero no se puede hacer nada.

Suena el timbre y escucho a Mila atender.

—¡Bekaaa! ¡Llegó tu chica!

—¡Voy! —le envío un mensaje a Yura "Ya llegó Sala, puedes venir". Guardo mi celular y bajo. Veo como mi madre habla animádamente con mi "novia".

—Hola, Beka —me saluda con un beso en la mejilla. Sonrío viendo de reojo a mi madre.

—Hola —dejo un beso en su frente y le doy otro a mi madre.

Mientras empiezo a acomodar la mesa, el timbre vuelve a sonar. Dejo escapar una leve risa cuando escucho los "sutiles" insultos de Yuri a los abrazos de Mila. Y es que entiendo a mi hermana, Yura es muy abrazable.

—¿No piensas saludar, cariño? —le dijo Mila a Yuri, enfatizando un poco (bastante) la palabra "cariño". Yuri refunfuño e hizo un saludo general, para después dirigirme una sonrisa disimulada, que devolví gustoso.

Mientras que Yura y yo terminábamos de acomodar la mesa y las chicas ayudaban a mamá en la cocina, papá llegó a casa. Nos saludamos y en lo que las chicas traían la comida nos sentábamos en la mesa.

La cena transcurrió de forma tranquila, hablamos, contamos anécdotas, lo típico. Aunque no faltaban cada tanto algún comentario fuera de lugar por parte de nuestros padres que nos dejaba incómodos.

Cuando terminamos de comer, levantamos la mesa, limpiamos todo y nos fuimos a dormir, no sin antes escuchar la única condición que tenían nuestros padres en los días de juntada. Y dábamos gracias al cielo a la desconfianza de nuestros padres a nuestras "hormonas alborotadas de adolescentes".

—¡Chicos con chicos y chicas con chicas!

Y nosotros, como buenos y obedientes hijos, acabábamos su orden. Yura venía a mi habitación y Sala a la de Mila. Y venía mi parte favorita, nuestra parte favorita.

En la comodidad de nuestras habitaciones, podíamos mandar a la mierda nuestro papel de "hijos perfectos" y pasar tiempo en pareja.

Si, así son las cosas. Mamá y papá felices de tener unos hijos ejemplares, y...

¿Adivinen quién folla y folla cómo animales?


No se de dónde salió esto... pero buano.

Algo random no le hace mal a nadie, no?

Hati-chan

Editado 08/02/18