Advertencias : Este relato contiene mucho lemon , algo de violencia y quizás la muerte de personajes (Aun no lo se).

Todos los personajes de este primer libro (L1) son originales.

CAPITULO 1: Nimiedades
No era más que un chico común buscando libertad de movimiento . A buen tiempo su padre había fallecido y el había quedado al cuidado de su madre , en si siempre era un chico amable y sonreía cada que la oportunidad se lo permitía pero en su interior no podía sentir empatía hacia los demás ; no era que las personas a su alrededor le molestarán ya que se sabía consciente de que su necesidad por los demás era superior a lo normal , era sólo el hecho de que se sabía consciente de ello , necesitaba más que cualquier otra persona a los demás .
Stephan era rubio y de cabellos medianamente largos , sus ojos eran lo opuesto a su caucásico físico , eran negro intenso , desde chico sus padres había temido que su hijo fuese completamente ciego debido a la extraña negrura de sus ojos , incluso habían visitado a varios doctores que de principio se alarmaban y mandaban una serie de estudios que se repetían una y otra vez y después de constatar que nada malo sucedía en sus ojos todo volvía a comenzar desde el principio . En cuanto a su rostro , aún guardaba sus complejos de la elemental con ese rostro de niña. Mejillas rosadas y tersa piel , una nariz respingada y debajo labios incomprensiblemente rosas , "Cara de niña " le decían en forma de burla los chicos . Cara de niña? Incontables veces se miro al espejo ,pero ya que el estaba acostumbrado a vivir con ese rostro ... Es varonil , pensaba , si muy varonil terminaba por convencerse sólo un rato y luego volvía a caer en eso de " cara de niña"
A sus 21 años Stephan no era muy alto , apenas alcanzaba el 1,69 y conservaba sus esperanzas en crecer otros tres centímetros mínimo. Se decía que cuando rebasara el metro setenta se vería más rudo , seguro algo cambiaría en su vida , las personas altas ven todo con otra perspectiva . En cuanto a sus estudios había concluido con esfuerzos la preparatoria , detestaba estar en la escuela no soportaba estar sentado en un aula esperando que las gotas de sudor le rodarán por la frente en el verano o sentir las manos congeladas en el invierno , esas cosas además de que no era muy popular sino más bien bastante torpe y distraído , sus notas eran las exactas para pasar sin pena ni gloria las asignaturas y le molestaban sobremanera tener que ducharse después de educación física. No la escuela no era un sitio para el , demasiada gente , demasiados roces , muchas horas tratando de ser lo que no era. Por lo mismo Stephan sonrió un alivio enorme cuando se graduó de la preparatoria y aunque casi todos sus conocidos sentían pena por el ya que no había aplicado para una universidad pretextando falta de recursos lo que a los ojos de sus compañeros significaba el fin de su vida , pero para Stephan era una especie de liberación ... No más escuela!
A su madre le había dicho que había sido rechazado de tres universidades de Londres , su faramalla había llegado a tal punto que se había auto mandado cartas de rechazo falsas.
Su primer día libre de vacaciones fue tan espectacular como lo pensó de quedo en casa escuchando la radio , su música favorita? Ninguna en especial ,sólo era un pequeño gozo cuando se sorprendía cantando cualquier letra , sólo le gustaba dejarse llevar por el ritmo , tarareaba las melodías , ese día vio cualquier cosa que se transmitió el la televisión , también comió en demasía , su madre preparo pasta italiana y carne ,demasiada suerte! Para las siete de la noche estaba de vuelta en cama .
Al segundo día su madre antes de irse a trabajar le dijo las palabras que menos deseaba escuchar :
- Steph tienes que conseguir un trabajo.
Le dio un par de hojas de vida , algunas libras , acaricio su cabeza alborotando sus cabellos con ternura y desaprecio por la puerta dejando a su hijo completamente insatisfecho .
Sólo logro evadir una semana el asunto del trabajo pero no más . Al lunes siguiente se encontró trajeado por la mañana comiendo cereal y leche y deseando que algún suceso inesperado sucediese como un rayo o un meteorito que parará la vida de Londres pero nada sucedió.
Justo a las nueve y media se hallaba en la estación de Waterloo próxima a la zona de South Bank . Una entrevista tras otra , tras otra , tras otra siempre terminando con un "Nosotros te llamaremos " , quizás una sonrisa falsa entre otras cosas y luego salía por la puerta suspirando .
- de cualquier manera no parecía un empleo para mi - Se decía regodeándose de su mala suerte . Pero no era realmente que Stephan tuviera mala suerte , ni siquiera se sabía si a ciencia cierta eso había influido , eran sus respuestas flojas en las entrevistas , a veces su excesiva y brutal honestidad cuando le preguntaban si de verdad estaba dispuesto a hacer el trabajo o sobre su disponibilidad de tiempo, Stephan se encogía hombros , hacia un gesto pensativo y decía :
- no lo se! Tendría que ver...
Las respuestas exactas que lo mandaban a la banca una y otra vez. También su hoja de vida no era de mucha ayuda , no tenía experiencia en nada de nada , no tenía más estudios que la preparatoria y no tenía más intereses que los comunes a un anciano de 70 años , ósea ver televisión y estar en casa recostado .
Después de las doce del día que aún seguía nublado Stephan saco de sus bolsillos un sándwich aplastado de salami.
- se aplasto! - dijo resignado y se dejo caer en una banca del Bernie Spain Garden
Pensaba que no estaba tan mal llevaba seis entrevistas que " Potencialmente le llamarían" pero el sabía leer entre líneas y no le molestaba para nada ser rechazado , casi toda si vida había transcurrido de esa manera. Después de terminar su almuerzo y ver el cielo grisáceo decidió que lo mejor era regresar a casa estaba exhausto.
Esa semana no hubo suerte según le indicaba a su madre que hacia como que le creía , amaba a su hijo y nunca le molestaba su presencia en casa , pero tenía en mente que ella no sería eterna y debía asegurarse de que su pequeño rubio sabría defenderse en caso de que ella faltase . Pasaron dos semanas más sin suerte , una tarde la madre de Stephan regreso más temprano de lo usual .
- Steph! Buenas noticias - anuncio - la hija de Bernard que es cuñada del sobrino de la mama de Gabrielle... Recuerdas a Gabrielle verdad? - pregunto colocando su abrigo en el perchero y encontrando a su hijo completamente sumido en sus sueños tumbado en el sillón de la sala , en posición fetal y con las manos metidas en los muslos, como una señal de que seguro tenía frío , el televisor se encontraba encendido y la pequeña mesa de te que estaba enfrente había restos de palomitas y dulces.
-Steph!- dijo lanzando un suspiro , se sentó a su lado y le miro . Stephan era muy hermoso, incluso no sabía de donde había sacado ese físico - Steph!
Este se revolvió un poco , pero no se despertó sólo se giró y su madre término por ceder , se miraba adorable como cuando era un niño pequeño. Para cuando Stephan se despertó por el hambre que sentía ese olor lo guió hasta el desayunador de la cocina .
- pero... Que haces aquí mama!?
Miro el reloj que marcaba las cuatro en punto , cosa más rara ya que su madre siempre salía del trabajo a las seis y llegaba entre las siete y las siete y cuarto .
- aquí vivo , gracias por preguntar! Ahora ve a lavarte , la comida era lista pero ahora ve a lavarte!
Este obedeció aún perezoso y luego de lavarse se sentó a comer el guiso. Estofado de carne y vegetales , una crema de espinacas , algo de ensalada. No prestaba mucha atención a la plática de su madre , aún estaba adormilado , sólo se había levantado por que sentía hambre .
- lo escuchaste Steph? No es maravilloso ? Ya casi tienes trabajo!
Anuncio su madre mientras a este le caía la noticia como agua helada.
- pero... Como? Quién?
- no escuchaste lo que te dije de Gabrielle?
- Gabrielle?
- si! Gabrielle!
- que hay con el?
- Steph , Gabrielle es chica , acaso ya no la recuerdas ?
- ah! Lo siento , continúa !
- ella trabaja en un centro de servicios telefónicos y me su madre que ella le dijo que necesitaban de un ayudante no se para que trabajo , así que le comenté que andabas en busca de trabajo y que no habías encontrado nada aún! Así que le dijo a Gabrielle y ella intercedió por ti ! No es maravilloso? Te tienes que presentar mañana mismo a las nueve , la dirección la tengo anotada en la agenda .
- pero mama!- se quejó Stephan mientras levantaba su plato en señal de que deseaba más guiso .
- vamos Steph no es como que vayas a dedicarte a eso toda tu vida pero de algo debes comenzar!
Su madre siguió hablando excitada ante " El mundo de posibilidades" que según ella se abrían para su hijo en tanto Stephan se concentró en la comida , esa fabulosa noticia no le tenía para nada animado.
Al día siguiente muy temprano el rubio ya se hallaba en Oxford Street ,la dirección pertenecía al enorme centro de negocios , un edificio de cristales nublados que reflejaban el cielo londinense .
Piso 5 , doblar a la izquierda y en el mostrador de servicio indicar a la recepcionista que tenía una cita muy importante con el señor Montgomery, según había escrito su madre en el colorido papel con las instrucciones.
La recepcionista una ropa larguirucha y escuálida de cabellos negros , enarco una ceja y olímpicamente lo mandó a sentar.
- espere ahí! - dijo aburrida , este obedeció deseando una vez más ser rechazado y poder volver pronto a casa , estaba deseoso de un razón de cereal afrutado. En tanto los minutos pasaban lentos y parecía que todo el mundo tenía algo que hacer y estaba seriamente apurado por ir de un lugar a otro ; Steph dio un enorme suspiro y froto un par de veces sus manos.
Jóvenes galantes encorbatados y damas entaconadas en rascacielos que deformaban sus pies desfilaban delante de el de aquí para allá.
"Todo el mundo tiene algo que hacer " pensaba y al mismo tiempo sentía una pereza enorme , el no deseaba lucir así , sólo quería estar en su casa.