Hola a todos. Los personajes de happy tree friends no me pertenecen y los personajes están en forma humana no en animal,pero si me pertenece la historia que cree con ellos. Se agradecen comentarios y/o sugerencias. Muchas gracias y disfruten del capitulo.

…...

Capitulo 2 Deseo navideño.

Sentía como toda la maldita ciudad le estaba mirando, no quería colocar esa estrella en donde fuera que fuese. Ademas nunca había celebrado la Navidad, no sabia que hacer con ese adorno ni que hacer ante la insistencia de todos. Pero si sabia que su hermano conocía mas la Navidad que él, por ello comenzó a pensar en llamarle para que fuera a ayudarle con ese pequeño problema. Sin embargo su silencio parecía estar volviendo eterno aquel momento. Suspirando con pesadez mientras sacaba su móvil y se alejaba un poco de toda esa multitud, pero sabia que iba a ser imposible que no escucharan la conversación. Al sentir como tanto el héroe como el científico se acercaba alzo el dedo indice con el único fin de que le dieran un poco de tiempo.
Aun esperaban impacientes la respuesta del peliverde y ver como tomaba su móvil les hizo pensar que nuevamente se negaría. Miraban a Splendid con la pequeña esperanza de que le hice entrar en razón, la tradición siempre había sido que aquel que encontraba la estrella de Navidad, era quien debía ponerla en la copa del árbol.
Notaba como la mayoría de los ciudadanos estaban mirándole para solucionar ese problema, la verdad es que no entendía porque Shifty no podía tener mas corazón en aquella noche tan especial y mas cuando mañana iba a ser Navidad. Sin dudar en acercarse para volver a insistir le, como héroe y parte del jurado era su deber que la tradición siguiera adelante. Viendo como Shifty parecía estar pidiéndoles mas tiempo,¿Que era lo que pasaba?¿Acaso aquello se trataba de una mera distracción?Su mente no pudo evitar comenzar a mal pensar en todas esas posibilidades que tenia el ladrón de dar un buen golpe. Torciendo levemente el labio al igual que su ceño empezaba a mostrar cierto enojo. Ignorando por completo aquella señal para acercarse y quedarse al lado del peliverde, no iba a permitir que arruinaran la Navidad.
–¿Lifty?.– Pregunto Shifty mientras hablaba por el móvil.–Necesito que vengas a la plaza del ayuntamiento.–

–"¿Porque?..."–

–Porque...–Suspirando pesadamente rindiéndose ante lo inevitable aunque aquello le hiciera parecer enojado.–¡Porque yo nunca he celebrado la estúpida Navidad!¡Y quieren que ponga una maldita estrella en no se donde!–

–"Ahora voy,Shifty."–

Al igual que los ciudadanos que escucharon la conversación estaba sorprendido, nunca pensó que el ladrón no hubiera celebrado la Navidad en su vida. Mirando a Sniffles y a Lumpy, no sabia que hacer ante esa situación pero ahora mas que nunca Shifty debía de poner la estrella. Al ver como aquel par de peliazules asentía con la cabeza supo que le habían entendido, a veces no hacia falta usar las palabras para decir algo y estaba convencido que los demás ciudadanos estarían de acuerdo en concederle a aquel par una Navidad, dejar que experimentase junto a ellos el significado de esta. Viendo como el peliverde se frotaba la sien con los dedos, mas no dudo en acercarse apoyando su mano sobre el hombro del ladrón. En cuanto sus miradas se cruzaron le sonrió con suavidad para que entendiese que no estaba solo y nadie se iba a meter con el. Pero tal vez pensaba demasiado rápido porque no tardo en oír a unos cuantos de la ciudad reírse de Shifty y decir que era normal que nunca la celebrase si nadie le quería. Logro ver un pequeño rastro de dolor en el rostro del ladrón antes de ver como parecía enojarse.
Estaba apunto de decirle a Splendid que ni se le ocurriese sentir pena por el, nunca había celebrado la Navidad pero eso no era el fin del mundo. Iba a esperar a su hermano porque era en quien mas confiaba para ayudarle. Sin embargo al oír esas risas y esas palabras supo que había sido un ingenuo, debía de haberse negado desde un principio porque era verdad que nadie le quería a excepción de su gemelo, ni si quiera le quisieron sus padres. Llevado por el dolor y aquellos horribles recuerdos no tardo en enojarse, alzando la bolsa en donde estaba la estrella para automáticamente arrojarla contra el suelo y largarse de allí con su caja de galletas navideñas.
Los ciudadanos junto con Lumpy y Sniffles miraban horrorizados como aquel adorno era chocado contra el suelo, algunos intentaron echarle la culpa al ladrón pero incluso Splendid les miro mal. En un principio muchos intentaron ignorar esa pequeña vergüenza por haberse portado así con alguien que nunca había celebrado la Navidad pero poco a poco comenzaron a darse cuenta de su error sobretodo cuando Sniffles saco el adorno de la bolsa. Se podía ver a simple vista que una de las puntas de la estrella había quedado quebrada y la belleza que antes tenia había sido dañada.
– No esta rota del todo pero dudo que al año que viene podamos usarla...–Comento Sniffles mientras examinaba el daño causado por la caída.

Aun miraba mal a los ciudadanos por aquella conducta.–¿Acaso ustedes no saben que es la Navidad? Es perdón, amor y comprensión. Iban a ser las primeras navidades de Shifty, teníamos la oportunidad de enseñarle esas cosas, de enseñarle el significado de la Navidad y no que todo se reduce a bienes materiales.–

– Splendid, no te pases con ellos, ese engendro ha hecho mucho daño a los ciudadanos así que es mejor que reanudemos el jue...–Dijo Lumpy antes de ser interrumpido por Sniffles.

– Pero Splendid tiene razón, dudo que Shifty y Lifty roben porque les gusta, a lo mejor lo hacen para subsistir. Si ni si quiera el mayor sabe que es la Navidad¿Que os hace pensar que saben hacer otra cosa aparte de robar? El juego no se va a reanudar, debe ser Shifty quien ponga la estrella, sino no se pone hasta el año que viene.

Les sorprendieron las palabras del científico pero tenia razón les gustase o no. Pero no tardaron mucho en aceptar que debía ser el peliverde quien pusiera el adorno y que se habían pasado en aquella ocasión diciendo eso.

–Lo sentimos,Splendid...–Hablo Cuddles por parte de todos pero nuevamente recibió una mirada severa por parte del superheroe.

– No es a mi a quien debéis pedir perdón sino a Shifty.–Sin apartar la mirada durante un rato antes de alzar el vuelo.– Voy a ir a por él, cuando venga su hermano no le hagáis lo mismo.–

Pasaron unos cuantos minutos cuando decidió dejar de correr, había sido un completo idiota por creer en esa amabilidad. Pero descubrió el pastel, simplemente estaban siendo amables para quedar bien aunque no tardaron mucho en reírse y burlarse de él. Iba hacer que lamentaran cada una de sus palabras, robaría en esa noche y en las siguientes quitando les todo aquello que se iban a regalar. Maquinando aquel plan de venganza sin tardar mucho en darle una patada a un cubo de la basura y tirarlo al suelo. Necesitaba sacar todo ese enojo, todo ese daño que le habían hecho pero había aprendido la lección, no iba a celebrar esa estúpida fiesta pero le daría la caja de galletas a su hermano, él no tenia la culpa de lo que hicieran todos esos farsantes interesados del tres al cuarto.
Sobrevolaba la ciudad en busca de aquel muchacho, daba gracias de que Splendon't se hubiese tenido que ausentar porque sino estaba convencido que aquel ladrón no habría acabado bien parado. Aun no entendía porque Shifty se dedicaba a robar aunque si había comprado esa caja de galletas tal vez era por lo que había dicho Sniffles. A lo mejor el peliverde no conocía otra cosa y si ese era el caso se iba a encargar de enseñarle e incluso le conseguiría un trabajo. El frio de la noche iba a lograr que terminara descendiendo porque sino terminaría siendo un cubito de hielo volador. Pero debía de encontrar a Shifty antes de descender, había dicho que le llevaría de nuevo a la plaza y cumpliría con su palabra. Ya no sabia por donde mas mirar hasta que escucho como algo metálico caía al suelo, en un principio no le hubiese dado importancia pero¿Cuantas posibilidades había que algún animal hubiese tirado algo metálico?Descendiendo a una de las calles de la ciudad lentamente pero al hacerlo encontró al mayor de los gemelos. Parecía estar enojado si estaba pegando le patadas a un cubo de basura, mas era entendible que estuviera así después de todo lo que había pasado. Acercándose con cautela por si acaso intentaba pegarle, obviamente no le haría daño pero había ciertas posibilidades en las que el peliverde acabase con algún hueso roto o haciéndose daño.
–Shifty, el cubo de la basura no tiene la culpa y de parte de todos te digo: Lo siento... –Era la primera vez que se tenia que disculpar por parte de los ciudadanos.– No quería que esto acabase así, aun queremos que pongas la estrella.–

Escuchando aquella voz haciendo que se sobresaltara pero estaba bastante ocupado haciéndole pagar a ese cubo de basura lo que le había pasado.

Mirando al ladrón con tristeza, se le daban mal este tipo de situación mas se armo de valor, quería arreglar las cosas.– Shifty...–

–¡¿Qué quieres que diga?!–Girándose mirando directamente los ojos azulados del héroe.–¿Qué no pasa nada?¡Pues no es así!¡No tengo ni puta idea de donde va esa estúpida estrella!¡No he celebrado la maldita Navidad en mi vida!¡Y puede que no la entienda pero ustedes son unos malditos interesados que solo buscan quedar bien!– Gritándole dejando salir su enojo.

–¡Pues déjanos enseñarte como es de verdad!...-Intentando calmarse para seguir hablando.– Shifty, lamento que se burlaran de ti pero no dejes que eso te impida ver como es la Navidad.

Mordiéndose la lengua mientras torcía levemente el labio, no quería volver allí ni tampoco poner esa estrella. Solo quería darle la caja de galletas a su hermano y la cual estaba entre sus brazos.– No... ya os habéis burlado bastante de Lifty y de mi, pon tu la estrella esa...–

– No se burlaran mas y si lo hacen créeme que saldré en tu defensa, nadie mas puede poner la estrella, solo aquel que la encuentra y haya hecho una buena acción.– Esperaba poder convencerle aunque cada vez tenían menos tiempo para que diera la medianoche.

– Yo no he hecho una buena acción, así que no puedo poner la estrella.– Iba a confesar la mentira si con ello se libraba del héroe y de su insistencia.– El ticket es falso, no he comprado la caja de galletas, la tienda estaba cerrada cuando fui...a mi hermano se le olvido en el carro de la compra y le hacían ilusión tenerlas.–

Escuchando aquella confesión, le parecía mal que hubiera robado pero Shifty parecía no darse cuenta que al decir la verdad también estaba haciendo una buena acción y consiguió esas galletas para Lifty, aunque las hubiese robado. Sonriendole dulcemente apoyando la mano sobre el hombro del ladrón.–Has hecho una buena acción, has confesado un delito y eso es valeroso y digno, ademas querías dárselas a tu gemelo porque las quiere...eso es de ser un buen hermano.–

Algo le decía que el héroe no iba a dejar de insistir, lo cual le fastidiaba un poco.– No vas a parar¿eh?...–

–No, y tu hermano seguramente haya llegado ya a la plaza,¿Qué me dices?¿Vamos?Lifty y yo te ayudaremos a poner la estrella.– Mostrando le una amplia sonrisa notando como el otro empezaba a ceder.

– Eres un cabezota,Splendid...– Suspirando pesadamente terminando por asentir con la cabeza.– Esta bien, iré pero que quede claro que voy porque Lifty ya esta allí.–

Cuando llego a la plaza se encontró con que su hermano Shifty no estaba allí, se había dado toda la prisa que pudo para ayudarle y ahora parecía resultar que todo se trataba de una pésima broma. Pero cuando estaba dispuesto a irse tras dar una vuelta a la plaza, Sniffles y Lumpy se lo impidieron contándole lo que había ocurrido. Un pesado suspiro salio de sus labios, su igual ya había pasado por mucho como para que ahora también le echaran en cara que nadie le quería, aunque eso era falso pues el a pesar de todo quería a Shifty. No le iba a quedar otra que esperarle aunque ya le habían dado aquella estrella, hacia muchos años que no veía un adorno. Una suave sonrisa se dibujo en sus labios, ahora recordaba su deseo de Navidad, quería pasar aunque solo fuera una junto a Shifty y que reemplazara todas las navidades que no pudieron pasar juntos durante su infancia. Viniendo le a la mente el recuerdo que tenia en su casa junto con su madre, a pesar de que su hermano no estuviera con ellos por estar encerrado, recordaba que le pedía siempre un deseo a la estrella del árbol para que este se hiciera realidad. Aunque su madre nunca lo cumplió y se limitaba a darle infinidad de juguetes, si al menos hubiera dejado salir a su hermano para que disfrutara de esas fiestas. Acariciando el adorno con suavidad y cariño antes de apoyar su frente en este, le daba igual si le miraban o no, iba a pedirle su deseo y rezaba porque estaba si se cumpliera.
–Llevo años sin pedirte nada, se que no he sido el mas bueno y que posiblemente haya sido el peor de todos pero...quiero pedirte que estas navidades, Shifty pueda sentir la Navidad, que la celebre conmigo.– Susurrando aquellas palabras antes de alzar la mirada y ver que finalmente su gemelo estaba llegando aunque fuese en la espalda del héroe.–¡Shifty!–

No sabia como se había dejado convencer para ir de aquella ridícula forma hasta la plaza, pero al menos Splendid no le estaba cargando al estilo princesa como tenia intención. Fue un vuelo silencioso en donde podía ver aquel enorme árbol a la distancia. Inconscientemente se agarro aun mas a las ropas del héroe, no porque no se fiase de este sino porque ya se imaginaba que se volverían a meter con él, recordando le aquello que debía de permanecer en el pasado. Estaba planteándose seriamente el tirarse para no tener que poner ese maldito objeto pero su plan fue desechado cuando escucho la voz de su hermano. Buscándole con la mirada hasta ver como Lifty alzaba un brazo para que le encontrase, al final si había ido y eso le alegraba pero mas le alegraba que no le hubiese pasado nada. Sin embargo no pudo evitar recordar aquellas crueles palabras que le habían dicho.
Finalmente había conseguido que Shifty se subiera encima suyo aunque hubiese preferido llevarle en brazos y no sobre su espalda. No obstante le sorprendió lo poco que pesaba aunque si lo pensaba detenidamente para él incluso un edificio pesaba poco. Haciéndose algo incomodo aquel silencio pero cuando llegaron a la plaza fue descendiendo lentamente, estaba echándose el frio y había alguna que otra nube fastidiando el momento. Escuchando como el otro gemelo ladrón llamaba al peliverde que tenia sobre su espalda, no pensó dos veces el parar enfrente de este y mas al notar como Shifty parecía decaído.
– Ya hemos llegado, baja con cuidado.–Diciéndolo en un tono amable viendo como algunos ciudadanos se acercaban pero ponía en duda que se fueran a disculpar.

Sin quedarle mas remedio que bajar de la espalda del superheroe pero se quedo quieto sin atreverse a mirar a su hermano. Intentaba aparentar que estaba enojado para que nadie se le acercara y le dejaran en paz.

–Shifty...– Diciendo el nombre de su hermano en un tono bajo, se dio cuenta que estaba triste y por ello no dudo en acercarse para abrazarle con fuerza.–Te quiero, Shifty y aunque fueras el mas enojón de la ciudad o el mas peligroso, te seguiría queriendo.– Susurrándole aquellas palabras al oído.

Se había sorprendido por el abrazo de su hermano, le costo corresponder pero cuando escucho esas palabras, no tardo mucho tiempo en abrazarle con fuerza y aferrarse a sus ropas. Hundiendo su rostro en el hombro de su igual.

Mostrando una suave sonrisa al mismo tiempo que le acariciaba la espalda con delicadeza, ignorando a los demás.–Anímate, debes poner una estrella en la copa del árbol. Ademas va a ser Navidad.–Riendo levemente separándose poco a poco del abrazo.

Miraban enternecidos a aquel par de gemelos, ver que no siempre se trataban tan mal les hacia creer en esa magia que unicamente surgía en Navidad. Habían optado por darles privacidad pero Cuddles se acerco a estos teniendo que romper aquel encuentro. Dando leves golpecitos en el hombro de Shifty aprovechando que el contrario se había separado de aquel abrazo. No sabia como pedirle perdón después de lo que habían dicho pero aquello le estaba resultando difícil sobretodo porque era el peliverde quien debía de pedirle perdón primero por robarle infinidad de veces. Sin embargo ante la seria mirada del héroe termino diciéndole aquellas palabras de disculpa, se esperaba algún tipo de represalia o una sonrisa burlona por parte de Shifty. Pero en lugar de eso simplemente le dio unas palmaditas suaves en la cabeza.
No quería separarse de aquel abrazo que había iniciado Lifty pero no le quedo mas remedio, sobretodo cuando sintió como alguien le tocaba el hombro. No sabia que quería ese muchacho rubio pero después de un par de minutos escucho esa palabra que nunca pensó que escucharía. Dándole unas leves palmas en la cabeza antes de volver a prestarle atención a su hermano. Estaba ofreciéndole aquella estrella, al parecer no iba a poder escabullirse de ponerla sobre la copa del árbol como le había dicho su igual. Mirando el adorno percatándose que se había quebrado por el golpe que le dio, simplemente tenia esa raya pero seguramente para cuando finalizaran aquellas fiestas se iría a la basura. Era triste que algo tan brillante y hermoso acabara en la basura por ello tenia planeado recogerla cuando eso ocurriese. Alzando la mirada sabiendo perfectamente cual era su cometido, andando directamente a aquel enorme árbol para subir al escenario que habían montado enfrente de este. No tardo en sentir como Lumpy, Sniffles, Splendid y Lifty le acompañaban, estaba empezando a ponerse nervioso pero aguardaría a cuando le hincasen para poner aquella estrella en lo mas alto del abeto.

En cuanto dieron por finalizado aquel juego de encontrar el adorno navideño y que terminase de hablar Sniffles, diciéndole a todos que este año la Navidad les había enseñado que debían perdonar a pesar de que se tratara de una persona difícil. Pero también que todos merecían una oportunidad en aquellas fechas tan señaladas y que nadie debía de estar solo en Navidad. Splendid se acerco al peliverde porque no iba a poder subir el solo hasta la copa del árbol. En cuanto estuvo enfrente de este apoyo una rodilla en el suelo ofreciéndole su hombro y su brazo para alzarle, si antes le había tocado medio discutir con este porque no quería ir en brazos dudaba mucho que ahora quisiera.

No estuvo muy atento a lo que decía el científico porque estaba mirando a su hermano y escuchando lo que este le decía, le estaba explicando brevemente que era la Navidad pero sobretodo como debía colocar el adorno. Era la primera vez que iba hacer algo así y los nervios cada vez se adueñaban mas de su cuerpo, mas sentir como Lifty apoyaba la mano en su hombro le dio ánimos suficientes para continuar. Cuando se quiso dar cuenta tenia enfrente al superheroe, iba a ser una noche larga si aquello continuaba así pero termino aceptando.
–¿Listo?–Pregunto Splendid aun permaneciendo en aquella posición.

Asintiendo con la cabeza antes de sentarse con cuidado en el hombro de Splendid, sin tardar mucho en sentir como este alzaba el vuelo mientras una melodía navideña sonaba de fondo. No podía agarrarse a la cabeza del héroe por lo tanto no le quedaba otra que confiar en que este no le tirase accidentalmente. Pero en cuanto estuvieron en la copa del árbol se quedo mirando aquella estrella junto a los ciudadanos que esperaban abajo durante unos segundos. Aunque su primera experiencia con la Navidad no hubiese sido buena, su hermano le había hecho ver como era realmente esta, y que daba igual si te regalaban un objeto material o no porque la Navidad era mucho mas que eso. Colocando la estrella con cuidado asegurándose que estuviera bien sujeta antes de apoyar las manos sobre la cabeza del héroe y que este fuera descendiendo. Nada mas sintió sus pies en el suelo fue junto a Lifty para estar a su lado y ver como encendían las luces.

Aquel año las luces del árbol navideño brillaron mas que nunca pero fue la estrella la que mas resplandeció, aquella pequeña grieta hacia que pareciese que surgía mas luz de lo normal. Sin duda iba a ser un año que recordar sobretodo para el mayor de los gemelos, esas habían sido sus primeras navidades y no serian las ultimas pues muchas mas estaban por llegar. Y todas ellas las pasaría con la persona que le quería a pesar de sus miles de defectos, su hermano,Lifty. Era en Navidad cuando surgían los pequeños milagros y cuando un corazón frío podía volverse cálido dejando le entrar al espíritu de la Navidad.

…...

Notas de Shifty Braginski (autor):
La historia finalmente llego a su final, sinceramente no era mi intención hacerla tan larga pero mi espíritu navideño no estaba conforme y me deje llevar. Se que muchos en esta época lo pasan algo difícil, pero deben recordar que la Navidad no significa recibir regalos sino tener a la familia y amigos cerca. Y aquellos que las tienen que pasar alejados de sus familias que no se entristezcan porque a las personas que queremos las llevamos siempre en el corazón.

Les deseo a todos una feliz Navidad y un prospero año nuevo.
Nunca dejen de leer y mucho menos,no dejen de imaginar,un saludo de parte de Shifty Braginski.

Como he dicho antes los personajes de happy tree friends no me pertenecen pero si la historia que creo con ellos. Muchas gracias por haber leído mi historia y no duden en dejar sus comentarios para mi seria todo un honor saber que les pareció.