Los personajes no me pertenecen son de Shinobu Ohtaka, solo la historia es mía.

( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o)~

El sol comenzaba a colarse por las ventanas, el se removió mientras la calidez que le proporcionaban las sabanas no fuera suficiente.

-Se giro del otro lado y entre abrió un poco los ojos- Ali… -Suspiro al contemplarlo-

Hakuryuu tenía al propio sol que ahora dormía de forma placida, contemplar las largas pestañas de Alibaba que escondía uno ojos de color oro, sin evitar el impulso el azabeche se acercó al rostro contrario y beso de forma superficial sus labios.

-Respingo al sentir como unos brazos lo rodeaban y el beso se profundizaba, paso sus brazos por el cuello y se apegó. Correspondía al beso que era lento, suave y que hacía que su estómago tuviera un mar sentimientos, una vez terminado se separó unos centímetros- Buenos días

-Ver aquellos ojos risueños le encantaba, eso era una de las partes que más le gustaba de las mañanas al despertar a su lado- Así si me gusta despertar -Se acerco al hueco que se hace entre el cuello y el hombro, aspiro el aroma para después repartir pequeños besos y uno que otro mordisco-

-Apretó los labios para después soltar un suspiro- E-Espera Ahh… -Soltó un gemido, se aferró a la playera que estaba usando el otro-

El rubio se hiso de oídos sordos mientras metía sus manos debajo del pijama de Hakuryuu y este gemía al sentir las suaves caricias en su piel por aquellas manos, el momento era perfecto, pero escucharon como alguien corría por el pasillo y una puerta era abierta, dando paso a escuchar como alguien vomitaba.

El romance en las mañanas era que algo disfrutaban mucho, pero en cuanto escucharon se pararon de golpe y corrieron directo.

-La molestia de estar devolviendo el estomago le pasaba factura- Y ahí va mi avena -Después de decir eso volvió a vomitar una vez más, en eso sintió unas manos que tomaron su cabello que eso le ayuda bastante, otras comenzaban a cariciar su espalda de esa forma calmándolo- Gracias Hakuryuu

-Sostenía con cuidado su cabello, pero su semblante era de preocupación absoluta- Alibaba prepara el auto, Sinbad debe ser revisado ya

No es necesario, ya se me pa… -Devolvió de nuevo su estomago haciendo que el rubio deja de acariciarle y prácticamente corriera-

-Fue al cuarto para tomar las llaves, abrió el armario y tomo una manta- "Desde ese día no esta bien" -Y se apresuro pues Hakuryuu ya llevaba con cuidado a Sin-

Después de que Judar besara a Kouen las cosas estuvieron tensas, ni Aladdin como Sinbad le dirigieron la palabra a sus respectivas parejas, cuando terminaron de llegar los demás toda la posada fue un desastre. Desde un principio Yunan andaba ebrio y molestaba a Judar el cual quería golpearlo, porque Aladdin prefirió estar con Kougyoku y Morgiana las cuales lo distraían como podían. Sinbad estaba con Ja'far, Sphintus y Titus los cuales el de cabellos blancos era el único que no sabía que paso.

Cuando termino todas las cosas empeoraron pues Kouen cuando se acercó a Sinbad para que lo escuchara, pero él se alejó esta vez enojado, le grito que mejor se fuera con Judar que por lo visto ya se había aburrido de él. Se salió corriendo mientras era alcanzado por Hakuryuu y Alibaba que lo vieron romper en llanto.

Mientras que Judar y Aladdin salieron de ahí discutiendo.

~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~)

Ambos estaban a fuera de la sala de estar, Alibaba estaba caminando de aun lado otro mientras Hakuryuu estaba sentado.

Es mejor no ir con Titus, ellos entenderán que Sinbad-San no se encuentra bien -Miraba a su novio que solo veía su preocupación era normal porque ambos fueron criados como hermanos-

En eso la puerta de a lado se abrió para dejar salir a Sphintus que los miraba serios y le pedían pasar.

Chicos, Sinbad debe comenzar a comer más pues a descuidado bastante su salud -Les decía mientras entraban ambos- No debe estar bajo estrés ya que no le ayuda en nada

¿Es grave lo que tiene Sin? -Fue el ultimo en entrar y cerrar la puerta, vio a Hakuryuu acercarse a la camilla para ayudar a bajar aun desconcertado moreno que no parecía salir de su ensoñación-

-Soltó una suave risa mientras negaba la cabeza- Por lo visto ciertas personas acaban de dar un paso muy importante en su vidas -Miro divertido a los otros que se acercaban mientras el chico de la cicatriz ayudaba al otro a sentarse- ¿Es competencias?

-Miro al moreno extrañado- ¿A que te refieres? -Miro a el de ojos dorados y lo tomo del hombro- Sinbad-San, ¿Estas bien?

-No hizo caso al chico, llevo lentamente su mano y acaricio lentamente su abdomen- ¿Qué hare? -Una pequeña sonrisa se dibujó en su cara, aunque sus ojos reflejaban tristeza una de la cual los tres se preocuparon al verlo- Aun no se nota, pero…

-Alibaba lo abrazo con alegría- ¡Seré tío! -Prácticamente, aunque el otro era alto lo cargo- Y mira que decías que no tendrías niños aun

-Se unió al abrazo, pero reconfortarlo- Bueno sin duda al parecer abra después pequeños niños corriendo por ahí

-Empezó a reírse mientras se sentía apresado por los otros- Y ya vi quienes serán los padrinos.

Un momento de felicidad puede ser de mucha ayuda.

( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o)~

-Estaba terminando de limpiar el piso mientras que pensaba en la estupidez que cometió hace unos días- "Maldito vago" -Apretaba sin duda el palo de la escoba como si estrangulara a cierto rubio-

Y es que cuando Yunan llego antes que los demás venia tomado, llego junto con los otros tres que habían ido al supermercado y al estar en la sala el rubio no dejo de molestar a Judar el cual casi lo muele a golpes, de que antes cumplía con cosas imposibles, que era una blanca palomita, no se atrevía a hacer bromas, que no era capaz de besar al primero que entrara. Con eso fue más que suficiente que para la furia lo cegara y lo ultimo que dijo el otro fuero que quedara en su cabeza, lo peor es que se llevó al chivo entre las patas, que sin duda no se lo perdonarían.

-Suspiro, Aladdin apenas le dirigía la palabra y ahora dormían en habitaciones separadas- Que idiota soy -Dijo mientras llevo sus manos a su rostro, cinco días pasaron de lo que hizo. Incluso sentía culpa por Sinbad pues apenas habían comenzado a llevarse bien de nuevo-

No lo niego -Su voz que usualmente era siempre de alegría sonó seria, levanto la mano para que el otro se mantuviera sentado- Quiero escucharte, te conozco y estaba enojado contigo -Sentía como su cuerpo temblaba- Yo todavía te quiero Judar-kun

-Lo abrazo y la culpa incremento de sobre manera- Chibi yo te amo, mira no es como parece -Lo sentó en su regazo- Mira..

Y comenzó a relatar desde lo del supermercado hasta lo que paso con Kouen, era cierto lo que le decía Hakuryuu, tenia una suerte tan grande de que Aladdin fuera su pareja porque era el de cabellos azul la persona más comprensiva del mundo, claro siempre teniendo su propio carácter. Pero siempre estando para el azabeche como este lo había estado con él.

~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~) ~ (o.o ~)

Los Ren y Morgiana llegaron a casa de Titus, Sphintus y Marga ya que ellos pusieron su casa este 24 de diciembre. Los tres hermanos estaban preocupados por su hermano mayor pues Sinbad se había ido de la casa durante esos días después de lo que paso antes de la posada, Kouen se metió de lleno al trabajo sin descanso hasta ese dia, Kouha llego temprano y alegando que se iba dormir un buen rato hasta la tarde. El otro ni protesto e hizo caso, cuando despertó a eso de la 2 de la tarde Kougyoku le preparo algo ligero mientras que Koumei le preparaba el baño.

-Abrio la puerta- Pasen chicos -Traia amarrado su cabello en una coleta y traía puesto un mandil blanco- Solo faltaban ustedes -Y se hizo a un lado-

Esta vez había más personas, estaban los padres de Aladdin, Ugo y Arba, Muu platicaba con Sphintus y Scherezada. Alibaba y Hakuryuu discutían de forma entretenida con Judar y Aladdin los cuales se tomaban de la mano como si nada, estaba Masrur el hermano de Morgiana junto Ja'far, Sharkkan y su esposa Yamurahai los cuales veian entre risas como Sinbad cargaba al hijo de los últimos dos.

-Sintió una penetrante mirada que conocía bien, pues su piel se erizo por completo- Que bueno que se parece a ti Yamurahai, ya tienes suficiente con Sharkkan -Le entrego a su bebe de 4 meses-

El moreno comenzó a protesta pues casi todos les respondían lo mismo cada conocían a su hijos y mientras le hacían burla, Sinbad dio media vuelta tenia que hablar con el peli rojo, cuando volteo se encontró con el de frente.

-No se dio cuenta en que momento camino pero ver ese cabello tan largo y llamativo lo hizo reaccionar después al ver sus ojos dorados que ahora denotaban sorpresa- Tenemos que hablar

Sinbad asintió y se fueron a la parte de arriba sin antes de que el propio Sphintus ofreciera su habitación para que hablaran de forma tranquila, ambos lo necesitaban.

( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o) ~ ( ~o.o)~

Bueno pues siento que me quedo flojo pero mi papá me esta molestando y pues me hace enojar "

Mañana subo algo mejor xD

Gracia Blue, espero también tengas un buen inicio de año pequeña :3

Ah~ como amo este fandom nwn