Hola a todos espero que os guste esta historia, los personajes de happy tree friends no me pertenecen y los personajes están en forma humana no en animal. Se agradecen comentarios y/o sugerencias, gracias y que lo disfruten.

...

~Capitulo 1:La canción del mar.~

Hacia ya mucho tiempo que ocurrió aquel incidente pero no podía olvidar como estuvo una semana sin poder renacer,aquella sensación de paz había sido única y ni si quiera estaba preocupado por su gemelo,aquella tranquilidad que le inundo por completo le hizo sentir que todo saldría bien,que no debía preocuparse por nada ni nadie. Sin embargo desde aquel suceso nada volvió a ser lo mismo,ahora tenia un gran secreto que ocultar,bueno...dos si se contaba con el que sabia que la maldición del ídolo que maldijo a la ciudad entera y sus alrededores con la vida eterna, no era tan perfecta,existían pequeños agujeros por los cuales escaparse de revivir como si nada hubiera pasado después de sufrir una muerte dolorosa e insufrible. Todo tenia un precio,la vida eterna lo tenia y es que podían morir de la forma mas imposible que el mundo pudiera conocer, mas no solo estaba eso sino que también les quito el poder sentir la paz eterna que había después de la muerte...mas no para él,pudo sentirla aunque solo fuera durante siete días que le parecieron únicamente un sueño agradable en el cual podía comenzar de nuevo y formar parte de la madre naturaleza o en este caso de la mar.
Dejando de lado aquellos pensamientos para terminar de preparar su saco,tenia que irse esa semana del apartamento en el que se encontraba para ir a un viejo faro abandonado pero que era aun habitable,se encargo personalmente que así fuera. No quería que Lifty se enterase de lo que le ocurría aparte así se evitaría las bromas de mal gusto que podrían venir por parte de su hermano y también escuchar algún apodo que no fuera de su agrado,logrando que le hirviera la sangre pero no quería que se enterase por la sencilla razón que conocía a su igual. Si se enteraba de porque estaba sufriendo esa otra maldición,que fue a raíz de quedarse atrapado en las profundidades del mar tras convertirse en una estatua de oro...se sentiría culpable...no solo eso sino que posiblemente esa alma rebelde y juerguista se apagaría por completo,porque si tardo una semana en revivir fue por Lifty,quien robo su cuerpo bañado en oro para que nadie mas le tuviera pues me había vuelto realmente valioso,por suerte Sniffles y Splendid lograron convencerlo para que les permitiera volver mi cuerpo a la normalidad,algo que no hacia falta,no se encontró mal en aquel tiempo como el científico pensó ya que estaba sufriendo constantemente asfixia pero es que ni si quiera revivía.

Tomando su saco tras cerrarlo y cargarlo en su hombro como si hubiese terminado de atracar en algún lugar con objetos de valor,sabia que su igual estaría bien,de hecho estaba asegurado que montaría una fiesta con alguna mujer que duraría durante toda la semana que no estaría en casa. No era tonto y había visto las botellas de alcohol y las cajas de preservativos que estaban supuestamente escondidas...esconder esas cosas en donde solían ir las toallas del baño no era buena idea. Pero le daba igual lo que Lifty hiciera, siempre y cuando luego limpiara todo evitando que se encontrara con algún condón usado o con alguna vomitona.

Su hermano mayor por cinco minutos se iba a marchar nuevamente,no es que no le importara pero siempre era para las mismas fechas y ya llevaba un par de años haciendo lo mismo. Suponía que tendría alguna amante por el puerto pero su hermano no era precisamente el tipo de hombre que le gustaran las mujeres,mas bien era a los que les gustaba los de su misma acera. Este año no iba a desaprovechar la oportunidad de saber que hacia durante esa semana,aunque en primer lugar disfrutaría de una agradable y hermosa compañía,primero era el placer y luego la curiosidad. Viendo como su hermano salia ya del cuarto,no tardaría mucho en irse pero estaba convencido que tomaría dinero del que robaron la pasada noche para comprarse comida. No entendía porque su igual no le contaba lo que le pasaba,nunca antes había habido secretos entre ellos...en realidad si los había pero nunca antes le habían picado la curiosidad. Intento hacer bromas con que vería a su amado o cosas por el estilo pero Shifty quien de normal solía saltar con esas cosas,no lo hacia.
–Me marcho ya,tienes comida en el frigorífico para toda la semana. Si el casero te dice de pagar el alquiler dile de mi parte que se trate el alzheimer porque se lo pega ayer.– Dijo Shifty mientras se aseguraba de que todo estuviera bien.

Asintiendo con la cabeza ante las palabras de su gemelo.– ¿Tendrás el móvil?Es por si me ocurre algo...– Hablándole con cierto tono de preocupación pero también teniendo un aire despreocupado para que Shifty no le diera mucha importancia y no sospechara de que iba a ser perseguido.

Suspirando un poco mas termino colocándose enfrente de él.– Si,me lo llevo y si,estará encendido. En caso de que no te pueda atender deja un mensaje.– Se sentía extraño ante aquella situación que se le hacia en cierta forma agradable porque en ese momento parecían una familia normal y corriente.

–Vale.– Ya sabia lo que quería saber así que ya le daba igual lo que dijera su hermano,pues cuando se complaciera iría a espiarlo para descubrir ese misterio que le envolvía.

Algo comenzó a mosquear le,su instinto le decía que Lifty tramaba algo pero lo dejo pasar, pensando que ese sentir procedía de saber que el otro peliverde de igual apariencia iba a montar una fiesta con alguna mujer de profesión dudosa. Su saco nuevamente estaba en su hombro,había llegado la hora de partir y salir de allí pues antes de que llegara la noche debía estar ya en el faro. Echo una ultima mirada a su igual,sabia que estaría bien pero aun así le hubiera gustado decir la verdad,llevaba mucho tiempo ocultándose la y aquel año se le estaba haciendo demasiado cuesta arriba, por la simple razón de que estaban discutiendo mas de lo normal. Quisiera o no aquel secreto era el causante de aquella tensión,no podía evitar estar tenso mas debía dejarlo pasar,era mejor que no lo supiera por mucho daño que comenzara hacerles aquel secreto. Debía aceptar ese pequeño problema que cada año se repetiría o que por el momento era así,un problema que carecía de una solución o mejor dicho,de un remedio para "curarse".

El sol comenzaba a ocultarse por el horizonte dando paso a aquel hermoso atardecer de color anaranjado,otorgándoles a todos los habitantes una hermosa vista que era acompañada por una agradable brisa que acariciaba sus rostros y les daba un pequeño alivio de aquel intenso calor que solía hacer durante el día. El sonido de las olas chocando de manera suave contra todo aquello que se interponía en su camino,hasta poder llegar a donde era el limite del mar y el comienzo de tierra firme,parecía que aquel peculiar sonido estaba dando la bienvenida a los lobos de mar que volvían tras una larga travesía.
Aquella bienvenida fue bien recibida por el barco del pirata mas temido de los siete mares,habían tenido una gran travesía aunque apenas durase un mes lograron no solo conseguir dos grandes botines sino que también tuvieron una gran pesca,en los tiempos que corrían era mejor tener dos o mas empleos. Y los tripulantes del capitán Russell obedecían sin rechistar a cada orden que recibían, por muy alocada que fuera la cumplirían,aquel peliazul tuerto podría tener una apariencia poco seria como si solo se tratara de un simple hombre que jugaba a los piratas pero su apariencia no era mas que una fachada pues se volvía un completo demonio cuando se enojaba,muchos lo comparaban con el lobo que se disfrazaba de oveja,te acercabas confiado pero cuando estuvieras en sus fauces nada podía salvarte. Esa era la razón por la cual preferían tenerlo con buen humor antes que enfrentarse a esa ira que era reconocida por todo el ancho mar y que era temida por muchos. Ahora se encargaban de bajar todo lo que habían conseguido en aquella pesca,debían llevarlo a vender en los mercaderes pues los botines serian repartidos de tal forma que un cuarto o mas de un cuarto seria guardado para mantener el barco de su capitán en optimas condiciones.
Se hallaba en su camarote había estado haciendo los cálculos que mostrarían supuestamente los beneficios adquiridos y decía supuestamente porque no siempre había ganancias,a veces tenían perdidas pues les gustara o no,aquello eran negocios tanto lo de la pesca como lo de ser piratas. Estaba dispuesto a salir a cubierta,finalmente estaban en puerto y debía ocuparse de unos asuntos que requerían de su atención pero primero le daría ordenes a su segundo de abordo para que se cumplieran a raja tabla. Sabia como motivar a sus tripulantes para que estos trabajaran mas rápidos,solo tenia que decir una frase y no era una orden, simplemente era :"Habrá barra libre cuando terminen el trabajo" con esas palabras sus trabajadores se ponían las pilas hasta el punto que lo que tardaba dos días lo lograban hacer en uno solo.

El vigilante llamado Ojo de Halcón se encontraba en el puesto de vigía cuando vio algo que le llamo por completo la atención,era imposible que el ladrón supiera de sus botines adquiridos en la travesía pero no parecía tener la intención de robarles,le resultaba sospechoso el comportamiento del peliverde pues parecía que mirase de reojo para asegurarse de que nadie le seguía. Al ver a su capitán salir por la puerta de su camarote no lo dudo ni un segundo mas,ese engendro estaba tramando algo y ocultaba algo,tal vez el lugar en donde guardaba sus botines o simplemente para observarles para poder planear poco después un robo, en cualquier caso prefería avisar a Russell.
–¡Capitáan!– Medio gritándole,no pensaba bajar a cubierta,él no era un tripulante normal mas bien era el tripulante que le gustaba estar en las alturas.

Al oír la voz de su camarada alzo la mirada para ver que era lo que quería,no diría nada pues estaba convencido que con esa vista de águila ya se habría percatado que estaba esperándole.

En cuanto su capitán le miro le señalo al peliverde,no podía gritarlo,estaba convencido que ese muchacho tenia un oído excepcional sino¿Como se escapaban de la policía antes de ser acorralados? Y no pensaba averiguar en ese instante si era cierta su teoría o no.

No entendió bien hacia donde señalaba,solo tenia un ojo y no contaba con la excepcional visión con la que contaba el vigía. Viéndose obligado a usar el catalejo que llevaba escondido en uno de los bolsillos internos de su gabardina pirata.– Me caguen el bastardo...¿Como se ha enterado tan rápido?.– Diciéndose aquellas palabras mas para si mismo,no iba a permitir que el muchacho les jodiera con un robo.

Completamente ajeno a que le estaban observando siguió su camino,tenia que llegar antes que el ultimo rayo del sol se ocultara en el horizonte, iba con el tiempo tan apurado que ponía en duda el poder dejar sus pertenencias en aquel faro. Estaba convencido que si corría las posibilidades de levantar sospechas aumentarían considerablemente por esa misma razón tendría que llevarse el saco con él,por suerte la playa era como solían decir "virgen",nadie se atrevía a ir a esa parte de la costa ademas que tenían una publica mucho mas cercana a la ciudad. Al fin había salido del puerto,se encontraba caminando por un pequeño camino de tierra que se dirigía hacia la maleza de lo que parecía un bosque de palmeras junto con algún que otro árbol de frutas exóticas,la naturaleza reinaba en aquel lugar dando a entender que ya los habitantes,incluyendo a los que solían estar de paso,no pasaban por ese lugar desde hacia mucho tiempo. La hierba estaba tan alta que solo le faltaban unos escasos milímetros para llegar a las rodillas,solo el sendero de tierra se libraba de tal descontrol de vegetación pero con el tiempo seguramente quedaría cubierto y seria imposible saber cual era el camino correcto a seguir. De vez en cuando miraba hacia el horizonte,no quería que esa maldición apareciese sin estar cerca de la costa,desconocía que pasaría si no se encontraba tocando el agua salada del enorme océano pero una cosa tenia seguro,dentro de él había algo que le impulsaba a ir y que en caso de no estar antes del final del atardecer algo malo le ocurriría. En cuanto se alejo lo suficiente de la ciudad acelero el paso,no podía permitirse el lujo de averiguar que seria lo que pasaría aparte de mentir descaradamente a su hermano gemelo para evitar le preocupaciones innecesarias,al cual le envió un mensaje mediante el móvil para decirle únicamente que ya se había establecido en el faro,algún día tendría el valor de contarle la verdad pero por el momento era mejor permanecer oculto cada vez que le pasara eso.

Le dejo ordenes claras a su segundo de abordo,quien al igual que él vieron al peliverde,tenia que saber que era lo que hacia por esos lugares pues ponía en duda que solo estuviera de paso,no se creería semejante mentira mas que nada porque se percato de aquel saco que llevaba sobre sus hombros. Ninguno de sus tripulantes le seguiría,cuantos mas fueran mas fácil seria que se percatara que le estaban siguiendo, intentaba no perderle de vista pero la oscuridad estaba jugando en su contra,ademas no comprendía porque demonios iban por ahí¿No daba al faro irreparable?Desde que ese cacharro se rompió el ayuntamiento no quiso pagar para que lo arreglaran,siendo un inconveniente para los marineros que intentaban ir a la ciudad por suerte algunos sabían como entrar a puerto independientemente fuera de noche o no. A lo que se quiso dar cuenta aquel muchacho había desaparecido en la oscuridad,esos malditos arboles obstaculizaban demasiado eso sin mencionar aquella hierba en donde se podía ocultar alguna que otra alimaña. No se daría por vencido tan pronto, puede que muchos tras perder el rastro se darían la media vuelta para volver a la civilización pero su padre se encargo personalmente de enseñarle que si estaba dando caza que no se diera por vencido hasta el final o hasta que fuera inevitable la retirada,siempre se debía saber cuando uno debía parar pero no seria este caso.

A cada segundo que pasaba la noche se comenzaba a cerrar,la oscuridad estaba siendo dueña de aquel lugar pues a pesar de haber una luna que era casi llena, la luz que esta proporcionaba no era suficiente para ver con claridad. Escuchando la canción de la noche en donde grillos y alguna que otra ave nocturna acompañaba al sonido de la mar,era extraño pero aquellos que podían escuchar las olas del agua salada tenían un concierto sin fin pues a medida que avanzaba el día sonaba diferente melodía,podían considerarse unos privilegiados aquellos que paraban aunque solo fueran cinco minutos para presenciar tal espectáculo de la madre naturaleza.
Había estado buscando en vano durante todo aquel tiempo,desconocía por completo el paradero de aquel ladrón y por lo que vio en el faro abandonado no se encontraba a pesar de que había indicios que alguien estaba viviendo allí. Al menos las luciérnagas le ayudaban a ver algo mas en aquella tenue iluminación,hacia tiempo que no se paraba a escuchar la música que le ofrecía la madre naturaleza,se podía incluso respirar esa paz que todo el mundo buscaba,sin embargo su oído empezó a escuchar algo que no era para nada proveniente de algún ser de la naturaleza. No podía oír bien esa extraña melodía pero algo dentro de él comenzó a impulsarle a ir hacia donde provenía esa música que parecía estar hipnotizando le cada vez mas a medida que escuchaba, por suerte era consciente de donde ponía sus patas de palo porque estaba convencido que sino mas de alguno se hubiese caído por aquel precipicio que tenia enfrente. Ahora podía escuchar esa canción a la perfección,era una voz hermosa digna de una diosa o de un dios,aquel que poseyera tal don de seguro que era la misma envidia de todos aquellos que se dedicaban como profesión a cantar. Pero su curiosidad solo incremento aun mas al igual que el impulso de ir hacia aquel que estuviera cantando tal hermosa canción. Pudo percatarse que había una playa debajo de ese precipicio y que nadie que estuviera en alta mar podría haberlo visto porque unas enormes rocas la ocultaban,era la primera vez que veía esa costa y se veía hermosa pues a diferencia del resto sus aguas parecían cristalinas como si estuvieran limpias de las porquerías que solían tirar los humanos cuando pasaban el día en la playa. Tenia que descender de algún modo,pero no lograba ver la forma de bajar,tal vez al igual que ese hermoso lugar el camino que llevaba a tal maravilla también estaba oculto a simple vista. Fue bordeando ese precipicio en busca de algún tipo de sendero fuera natural o hecho por el hombre, escuchar esa canción le hacia sacar de su interior toda la fuerza de voluntad que necesitaba para continuar y no detenerse a pesar que aquello se estuviera dificultando cada vez mas. Entre las rocas logro divisar como unas escaleras talladas en la pared de piedra,¿Desde cuando llevaba eso ahí? Lentamente empezó a descender teniendo cuidado de donde colocaba sus patas de palo,no quería que por un descuido suyo terminara estampado en el suelo quedándose igual de fino como un sello,hacia rato que la canción dejo de sonar,ni si quiera la brisa marina traía esa melodiosa voz pero eso no le iba a detener,buscaría por la playa y si era menester aguardaría el regreso de esa voz que le cautivo en el corazón.

El agua salada tan cristalina que reflejaba el poco brillo que le otorgaba la luna hacia que pareciese aun mas mágico aquel lugar,chocaba contra la arena de forma suave debido a que esas rocas que ocultaban dicha playa impedía que las corrientes marinas hicieran que se embraveciera el mar. Incluso la brisa parecía ser completamente diferente porque atraía no solo ese olor salado sino que se podía percibir el aroma de diversas flores,era tan diferente respirar ese aire que el que se encontraba en la ciudad...todo aquello sin duda alguna era un pequeño paraíso.
Nuevamente escuchaba aquel cantar que se armonizaba tan perfectamente con los sonidos de la naturaleza, esta vez daría con aquella persona y motivado por ello empezó a correr por esa arena,se tropezó un par de veces pero era normal teniendo en cuenta que sus piernas eran de palo y no de carne y hueso. Con cada zancada que daba mas se acercaba al mar concretamente a una especie de cueva era muy poco profunda pero ahí había alguien sentado,esa era la persona que estaba buscando desde el instante que empezó a escuchar como cantaba. Sin embargo paro en seco al ver de quien se trataba,no podía creerse lo que veía su ojo porque independientemente de quien era nunca creyó posible que un ser mitológico contado en leyendas de alta mar fuera real y menos si era él.

–¿Shifty?...– Negando levemente con la cabeza,estaba completamente incrédulo pero era cierto todo aquello que contaban.

Al oír su nombre se giro rápidamente al menos de torso para arriba e intento ocultar el resto porque no quería acabar en un laboratorio siendo el experimento de algún científico loco o en el peor de los casos haciéndole alguna autopsia para saber mejor de su anatomía. El miedo comenzó a dominarle,no quería que se acercara mas a él pero con cada paso que daba mas se sentía atrapado y todo porque aun no había intentado nadar con esa cosa.

Finalmente estaba enfrente del muchacho mirándole con una amplia sonrisa nadie le iba a creer cuando contara que Shifty en realidad era un ser marino.– ¿Desde cuando...tu...?– Le costaba incluso pensar en una pregunta o en una mera oración bien formulada pues el brillo de aquellas escamas era como pequeñas esmeraldas incrustadas en esa cola de pez.

Intentándose bajar la camisa y el chaleco que aun conservaba pero al ver que el pirata se detuvo aprovecho para meterse en el mar pero se mantendría agarrado a la roca ya que no lograba controlar esa parte de él a la cual aun no se acostumbraba. No sabia que hacer para que Russell no hablara,para que no dijera nada,si hubiera alguna forma de manipular su mente para que no pudiese recordarlo o para que le tomaran por un loco seria perfecto. Poco a poco su cuerpo empezó a tomar el control,su instinto le estaba guiando y a pesar que la razón le dijera que no se acercara no pudo evitarlo. Sentándose de nuevo en aquella roca pero esta vez completamente diferente,era algo mas provocativo o eso parecía por la postura que tenia,también lentamente alzo uno de sus brazos para poder extenderle la mano al pirata. No tenia ni idea de que demonios estaba haciendo pero por algún motivo que desconocía sabia que así se podría librar del pirata,no le deseaba ningún mal únicamente quería que olvidase que le había visto de aquella forma o que nadie le creyese a pesar que contaran con la plena confianza de la amistad. Su voz resurgió desde su garganta pero cantando esta vez de una forma completamente diferente pues no había mas que ver la actitud con la que estaba actuando el peliazul.

Iba a detener que el ladrón se fuera,no quería que se marchara porque aquello era un hallazgo importante para la sociedad,quien sabe que mas criaturas mitológicas existían de verdad y ahora comprendía lo que le decía su padre,las leyendas se basan en hechos reales que vivieron nuestros antepasados,puede que fueran exagerados o tal vez no pero todas ellas tienen algo que enseñarnos. Al ver que volvía a salir del mar una suave sonrisa apareció en el rostro por su mente no pasaba la idea de burlarse de él,ni si quiera pensó en hacerle fotos,por alguna razón no quería que el muchacho se marchara pues estaba asombrado con la belleza que desbordaba por cada milímetro de su cuerpo de tritón. Pero su mente empezó a aturdirse,era como si estuvieran lavando le el cerebro desde que oía esa voz cantarle todo comenzó a volverse borroso,ni si quiera sabia porque demonios estaba tomándole de la mano,ahora recordaba...el canto de una sirena o en este caso un tritón era capaz de hacer que el hombre mas frio cayera ante ese ser...desgraciadamente cuando eso ocurría nada bueno pasaba y rezaba porque no le comiera o simplemente que no lo matara,solo le quedaba esperar mientras la oscuridad se ceñía sobre él y todo se volvía negro.

…...

Notas de Shifty Braginski (autor):
¿Que es lo que pasara a continuación?¿Se habrá muerto nuestro querido y amado capitán Russell?¿Porque Shifty se puede transformar en un tritón?Estas preguntas y muchas otras más se irán respondiendo a lo largo de la historia.
Espero que les haya gustado este primer capitulo de esta nueva historia,la cual tenia escrita desde hace mucho tiempo pero finalmente me anime a subir.

Muchas gracias por haber leído mi historia. Espero que a alguien le haya gustado este capitulo, se admiten criticas, sugerencias etc. Los personajes de Happy tree friends no me pertenecen pero si la historia que cree con ellos.