N/A: Hola, solo queria comentarles a quienes ya leyeron esta historia; hice algunos ligeros cambios al fic, mas que nada, edite algunos errores de dedo. Pero en general la escencia de la historia es la misma. Y, para los nuevos lectores, gracias por pasarse por aqui. *inserte carita feliz*

24/10/20


Hola! Esta pequeñisima historia esta dedicada a una amiga, a quien gracias a sus historias cortas, me inspiraron para volver a escribir y, esto resulto. Asi que esto va para ti, Esme!

Espero que lo disfruten.


Había algo en él, algo más, que solo pura oscuridad. Ella podía verlo y, podía sentirlo ahora. Algo por lo que había cruzado media galaxia solo para llegar a él.

Y así, estando segura de lo que haría, fijo el rumbo hacia él en compañía de Chewie.

No se había mostrado de acuerdo al principio, pero al final acepto acompañarla.

Sabía que estaba dolido por lo sucedido con Han. Lo entendía, pues ella tambien se sentía así, pero también imagino que en algún momento de su vida había conocido a Ben, a un pequeño Ben Solo.

Él no se lo había dicho, pero ella podía sentirlo; en lo mas profundo, su amigo deseaba que aun hubiera luz en Ben, tal y como ella le había asegurado.

Y, de esa forma se despidió de su compañero, teniendo la seguridad de lo que estaba por hacer. Se giro y, le sonrió. Le pidió que si llegaba a encontrarse con Finn, antes que ella lo hiciera, le digiera que se encontraba bien, que necesitaba que confiara en ella. Con esas últimas palabras se despidió y, se metió a la capsula que la llevaría a su destino.

El camino que le faltaba por llegar aquella enorme y, a su vez aterradora nave, no fue demasiado.

Había llegado al Supremacy, sintió como su capsula descendía lentamente, pero no era eso exactamente, lo que le hizo saber que había llegado.

Comenzaba a sentir más fuerte la presencia de Ben, como una pared solida, contra la que chocaba su cuerpo. Inconscientemente pego contra su pecho el sable de luz del Maestro Luke, no porque sintiera miedo. Lo sintió mas como un escudo imaginario para darse confianza.

Tantas emociones corriendo por sus venas. Nunca imagino que todas ellas podrían estar dirigidas a una sola persona. Y, definitivamente, nunca pensó que sentiría por Kylo Ren, algo mas que no fuera solo odio. Pero ahí estaba, nerviosa y, sintiendo todo, menos odio.

Alzo su mirada hacia arriba y, lo encontró parado frente a ella. Parecía tener un buen rato ahí, esperándola.

Realmente estaba ahí, ya no se trataba de una conexión más, como las que habían compartido antes.

Esta vez la sensación que experimento al verlo fue diferente, deseaba hablarle cuanto antes, pero en su lugar se dedicó solo a observarlo.

Observo su rostro, una larga cicatriz adornando la mitad de su rostro. Su pecho dolió. Ella misma, la había tallado en su piel. Vagamente noto, como a pesar de eso, seguía luciendo tan bien. Él no parecía molesto por eso. Desde su primer conexión, ni una sola vez lo menciono. En aquel entonces, había estado más interesado en saber porque la fuerza los conectaba, tanto como ella lo hacía.

Deseaba poder contarle lo que había visto, tal vez el habría visto algo también y, de ser así, se preguntaba si habría sido lo mismo que ella miro...

Él también la miraba y, había algo en sus ojos difícil de interpretar, un brillo, algo que le hizo recordar.

«No estás sola» —le había dicho. Y así lo sintió ella.

Le regreso la mirada con más intensidad que antes. Intento que sus ojos transmitieran todo lo que estaba sintiendo, por un instante efímero le pareció ver que una sonrisa se formaba en sus labios, pero así como vino se fue.

Sintió un cambio en el aire, la presencia de alguien más. El rostro de Ben se endureció y, su mirada se volvió fría. Una ultima mirada y, se marcho, dejando tras él, a un par de Stormtroopers, quienes la esperaban listos para someterla en cuanto bajara. Bien, ella no pensaba resistirse.

Aun así, cuando Ben se alejó no pudo evitar sentir un pequeño dolor en su pecho.

Por un instante le pareció inalcanzable, pero no debía olvidar porque se encontraba ahí, estaba aquí por él. No se iría sin luchar antes. Lucharía por él. Por traerlo de vuelta.

El volvería. Lo sabía, lo había visto en sus ojos hace un momento, a Ben, no a Kylo Ren. Lo miro con mayor claridad, cuando habían tocado sus manos, un solo roce y, fue suficiente para ver lo que ahora se sentía como un sueño, el más real que había tenido nunca.

Aun no entendía como era posible, pero de alguna forma lo había visto. Lejos de esa choza, de aquella isla en Ahch- To.

Había estado rodeada de mucho verde, era muy parecido a Takodana, pero estaba segura que se trataba de otro lugar. Entonces lo vio. Era él, estaba de espaldas, lucia diferente. Una sensación de paz lo envolvía y, extrañamente ella también la sintió. Sintió un deseo repentino por correr hacia él y, cortar la distancia pero, algo la detuvo. Una parte de ella, no podía creer lo que miraba, lo que sentía, así que espero.

Él giro su rostro en su dirección, camino hacia ella al instante en que la vio. Le sonreía, una sonrisa real y, pura que llegaba hasta sus ojos. Se detuvo a unos pasos, ofreciéndole su mano. No lo dudo. Alcanzo su mano con la suya, le sonrió también. Se sentía feliz. Sintió algo más rozando su corazón, un tipo de complicidad entre ambos, le hizo sentir un leve cosquilleo en su estomago, se sintió feliz de una forma que no había experimentado antes.

Después se desvaneció.

Volvió a la realidad. Pues era ahí donde se encontraba ahora, lejos de aquella visión o lo que fuera que hubiese sido, solo sabía que era la cosa más real que hubiese sentido nunca. Así que esperaría.

Ella sabía todo sobre esperar. Así que lo haría, esperaría porque sabía que aún había luz en él.


¿Y, que les parecio? Me alegraria saber que piensan.

¡Hasta pronto!