Descargo de responsabilidad:

No me pertenecen ninguno de los personajes ya sean de Bloodborne o de Rosario+Vampire.

Referencias:

– Maldita sea, hubiera traído el trabuco conmigo – diálogos

"Ojala no sepan que aun duermo con una versión más pequeña de la muñeca" pensamientos

Diálogos o pensamientos en negrita para entes poseídos o convertidos en demonios o seres de un poder inimaginable.

Capitulo 3

Los sueños eran algo bueno y las pesadillas solo algo que olvidar para muchas personas, recuerdos del pasado o de alguna película que vieron, cosas que al despertar olvidarían a lo largo del día, para Tsukune eran más que simples recuerdos, eran su pequeño cielo por el simple hecho de que soñaba con un taller en una colina rodeada de lirios blancos como la nieve y en frente del taller estaba Mari la muñeca que se encargaba de curar sus heridas y cuidar el taller, a su lado estaba su maestro el Viejo Gehrman sentado en su silla con esa sonrisa frágil casi como si fuera una sonrisa melancólica.

Tsukune camino lentamente hacia ellos, pero cada que daba un paso el camino hacia el taller se alargaba y el mundo de lirios se rompía como si estuviera hecho de vidrio, a cada segundo que pasaba el aumentaba la velocidad tratando de alcanzarlos, alcanzarla. Poco después el mundo de paz se desquebrajo por completo despertando al joven Cazador.

– ….. – Tsukune abrió los ojos, cubierto de sudor mirando fijamente al techo de su habitación.

– Maldita sea – miro el reloj digital que estaba al lado de su cama y podía ver claramente las 3:55 A.M., quedo estático mirando el reloj con los ojos marrones desprovisto de cualquier luz o voluntad hasta que el reloj volvió a cambiar a las 3:56

Tsukune se levando perezosamente, miro sus armas colgadas en la pared negó con la cabeza un par de veces y fue al baño en el pasillo del edificio, le tomo 3 min darse una ducha fría y limpiarse el sudor. Regreso a su habitación abrió el armario e ignorando sus atuendos de cazador se puso una camiseta gris y pantalones deportivos, tomo sus zapatos deportivos y fue al bosque que se encontraba en la parte trasera del dormitorio de estudiantes.

8:00 A.M. entrada de la Academia

Moka estaba feliz su primera semana en Youkai, había hecho un amigo, un amigo humano que no la desprecio e incluso la salvo de Saizou. Ella no pudo creer que un humano pudiera haber sobrevivido tanto tiempo a un orco, fue simplemente sorprendente la forma en la que lo esquivaba, como si supiera donde golpearía y donde debía moverse, aun que al final fue ella quien había vencido a Saizou, fue Tsukune el que había hecho el mayor esfuerzo durante ese encuentro, ella solo podía recordar que el había quitado el sello y que su otra yo sé encargo de hacer el trabajo luego.

No podía parar de pensar en cómo Tsukune le rogo que no insista en saber cómo o por que podía moverse así, sin mencionar que ni él ni ella sabían quien había curado sus heridas, asi que asumieron que fue su otra yo. Hablando del diablo vio a su amigo caminar lentamente hacia la entrada de la academia.

– Tsukuneeeee – Moka llamo a su amigo y le dio la sonrisa que opacaría al sol mismo.

El joven Cazador estaba sumergido en sus pensamientos, caminando en modo automático hacia la academia con la mirada al vacio, ignorando lo que sus compañeros decían y los murmullos a su alrededor.

– Ah, es Akashiya Moka – dijo estudiante A

– Como siempre tan bella – estudiante B

– Ella en definitiva es la belleza Numero 1 de la academia – estudiante C afirmo

Como siempre todos los alumnos se quedaban embobados por la belleza natural de Moka, mientras continuaba llamando a Tsukune a unos metros frente ella.

– …. – "Tal vez debería entrenar o estudiar antes de dormir, así podría cansarme y evitar los sueños de nuevo, funcionaba en casa" a Tsukune no le sentó bien soñar con el taller ni con ellos de nuevo, después de haber roto su promesa de no volver a pelear. Pero era la única forma que se le ocurrió de salvar a Moka, después de todo no había ningún profesor cerca y dudaba que otra persona lo ayudaría contra un matón, sin mencionar que se supone que el siendo un "youkai" podría ayudar y defender a Moka.

Moka lo había alcanzado y noto que por mucho que lo llamara o saludara no parecía responder, lo cual la preocupo, hasta que se le ocurrió una idea, ella simplemente iba a saltar hacia el dándole una sorpresa.

La vampira se preparo, comenzando el acercamiento furtivo, justo en el momento que estuvo más cerca suya eh iba asaltar Tsukune simplemente miro hacia atrás con una mirada aburrida en su rostro.

– Buenos días Moka-san – Tsukune dijo, sin el mas mínimo ápice de sorpresa hacia el intento de acechamiento furtivo de Moka.

Ella lo miro con una sonrisa avergonzada hasta que noto el uso del sufijo –san en su nombre.

– Devuelta con eso del –san, ya te dije que me llamaras solo por mi nombre – Moka hizo un mojin para enfatizar su molestia, a lo cual Tsukune fue inmune totalmente.

– Acordamos que, al menos te pondría un honorifico para evitar justamente eso – Tsukune señalo a la masa de estudiantes varones, que al parecer desprendía un instinto asesino dirigido hacia cierta persona.

– Pero, si tu lo haces conmigo ¿Por qué yo no puedo hacer lo mismo? – Moka refuto aun molesta con el trato claramente injusto según ella.

– Por el simple hecho de que yo paso desapercibido por las masas, en cambio tú eres señorita popular –

–Mouuu, ya te dije que no me llames así – volvió al mojin esta vez mirándolo algo molesta.

A lo lejos se podía ver una sombra que estaba irradiando un enorme instinto asesino, apartado de los demás lo suficientemente lejos como para no ser detectado y curiosamente no iba dirigido a Tsukune, sino a Moka.

En alguna parte solitaria de la academia:

– Ya estamos solos Tsukune – la castaña estaba feliz de nuevo.

– Si, al fin tanto instinto asesino dirigido hacia mi persona ya había olvidado lo que se sentía –

– ¿Qué dijiste Tsukune? –

– Ah….Nada, no te preocupes – el cazador descarto su desliz de lengua.

– Tsukune estas bien, estas distraído desde esta mañana – Moka comenzó a acercarse a él con el fin de comprobar si su amigo estaba bien.

– Moka-san solo estoy algo…. – Moka empezó a acercarse lentamente hacia Tsukune cuando, el mencionado se percato del movimiento de su amiga.

–Ehhh Moka-san ¿Qué intentas hacer? – Moka ya estaba dentro de su espacio personal, bueno para ser más precisos ya estaba agarrando su cuello.

– Lo siento Tsukune, es que cuando estás tan cerca, pierdo el control – y con esa sentencia ella mordió.

*CHUUUUU*

– HEY HEY HEY – "LO VOLVIO A HACER" Tsukune despego a Moka a la fuerza de su cuello.

– ¡MOKA TE DIJE QUE YA NO LO HICIERAS SIN AVISAR! – ahora con todos los sentidos alineados en el ahora Tsukune estaba de vuelta "Estoy con la guardia distraída por ese estúpido sueño"

– Lo siento Tsukune, es que tu sangre es tan deliciosa que creo que me volveré adicta a ella –

– Pueseso es muy malo para mi, recuerda que soy humano, no tengo sangre ilimitada, tampoco soy una cajita de jugo andante – En eso Tsukune se alejo a paso rápido, solo para impedirque Moka le vuelva a hincar el diente a su cuello.

– Tsukune…– "Lo volví hacer…."

En algún punto en las afueras de la escuela:

– Mira que saltar de la nada y morderme – "No tendríamos ningún tipo de problemas si no tratara de morderme el cuello cada que estamos solos o que avisara" – No creo que Moka este conmigo solo por mi sangre, en cuanto a la plateada…– "con esa tengo que ser de extremo cuidado, por como dejo a Saizou lo más probable que me haga puré"

Tsukune estaba caminando, tratando de aclarar sus pensamientos y crea una estrategia anti-Moka, que le permitiera esquivar sus repentinas mordidas cuando, de repente escucho.

– Alguien….por favor…. –

– ¿Quién será? – Tsukune se aproximo hacia el origen de la voz, que resulto ser una hermosa chica, de cabello azul palido rosando el blanco, tez blanca y un generoso pecho, Tsukune en el momento que la vio en el suelo fue a auxiliarla.

– ¿Estás bien? Vamos apóyate en mi – la levanto del suelo mirándola con preocupación y haciendo lo humanamente posible porque no se le desviara la mirada.

– Muchas gracias – dijo la chica del generoso pecho.

– Descuida, te llevare a la enfermería – "Es algo pequeña"

Efectivamente Tsukune la superaba por una cabeza, por lo que fue relativamente fácil hacerla cargarse sobre él para ayudarla a caminar.

– Enserio gracias, siempre eh tenido un cuerpo débil – dijo la chica algo avergonzada de su condición, siempre mirando hacia abajo.

– Nah, no te preocupes, siempre es un placer ayudar a una bella señorita – el joven tenía una lista de reglas que seguir, una de ellas era ser un caballero con las damas siempre y cuando no trataran de apuñalarlo, quemarlo, envenenarlo, decepcionarlo o destrozarlo primero.

– MI nombre es Kurono Kurumu, y el de mi salvador es… – dijo la chica, levantando finalmente la vista hacia él.

– Yo no diría salvador simplemente te estoy ayudando a pararte, por cierto es Aono, Aono Tsukune – respondió tranquilo, sin hacer contacto visual con ella.

– Con que…Tsukune-kun ¿eh? – su voz cambio a un tono algo mas sospechoso.

– Puedes quitarle el "kun" si gustas, nunca me agradaron los honoríficos a mi persona –

– Tsukune-kun, mi pecho, empieza a doler –

En eso Kurumu se carga por completo sobre Tsukune ocasionando que este sienta su busto por completo "SON ENORMES Y SUEAVES….MUY SUAVES, espera ¡QUE DEMONIOS ESTOY PENSANDO!"

– Eh…eh…aguanta un poco llegaremos a la enfermería dentro de poco – "Concéntrate Aono, no es momento paraperder la compostura"

– Tsukune-kun, ¿podrías mirarme a los ojos? – El bajo la mirada hacia su rostro, mirando fijamente a los ojos color purpura.

"CHARM"

– Si clarooooo…. – "Pero que…sus ojos…..son tan bellos….porque me siento….tan adormilado, DESPIERTA MALDITO"

– A partir de hoy Tsukune-kun, serás muy cariñoso conmigo – dijo ella seductoramenten mientras llevaba su mano a su barbilla, acercándolo más hacia ella.

– Si….lo que ordenes…. – "HEY YO NO SIGO ORDENES DE NADIE" la conciencia de Tsukune estaba algo molesta de que intenten controlarlo de nuevo. En eso Tsukune se puso a abrazar a Kurumu muy cariñosamente "OYE CUERPO ESTUPIDO HAZ ME CASO MALDITO"

Con Moka:

– Donde se habrá metido Tsukune – "Tengo que disculparme con el" ella estaba tratando de encontrarlo, no tenía la intención de morderlo, es que siempre que lo olía simplemente no podía resistirse. Mientras seguía buscando Moka pudo divisar a Tsukune a lo lejos.

– TSUKUNEEE, QUE ALEGRIA ENCONtrarte…– su voz se apago lentamente.

Por algún motivo Moka se detuvo a mitad de camino. Podía ver a Tsukune a lo lejos, pero no estaba solo como acostumbraba, sino que estaba con una muchacha de la misma edad que ellos, y parecía ser que eran muy pegajosos el uno con el otro.

– No me digas que esa es su…– algo comenzó a calentarse dentro de su estomago.

En eso el conductor del autobús pasa justo por detrás de Moka.

– Ten cuidado niña, no eres la única popular, se cuidadosa con las demás chicas –

– ¿EH? ¿Quién eres? –

– Jejejeje, tan solo un transeúnte cualquiera – en eso el conductor se alejo tranquilamente mientras mantenía su tétrica sonrisa.

A lo lejos se escuchaba la voz de Kurumu.

– ¿Pero qué estás haciendo Tsukune-kun? Travieso – "Todo va como lo planee"

"Esto ya estuvo, no soy fan del control mental, lo que sea que haga esta chica, no me hace ninguna gracia" Luego de estar un buen rato tratando de romper el hechizo de Kurumu, Tsukune logro zafarse de aquella atadura, odiaba el control mental y una buena forma de romperlo era a través de un buen golpe en la cabeza o forzar un sentimiento fuerte como la ira, miedo o arrepentimiento, y Tsukune tenía muchos arrepentimientos.

–Con esto estoy segura de que Moka Akashiya perderá algo de confianzay podre…. – Kurumu se percato de que Tsukune había parado sus mimos, sin darle ningún tipo de orden.

– Oye eso de ir hipnotizando gente, creo que es de mala educación – Tsukune no se veía para nada contento, no soportaba que le dijeran que hacer, mucho menos que lo controlaran a la fuerza.

– ¿COMO ROMPISTE EL HECHIZO? – "Se supone que ningún hombre puede romper mi hipnotismo" Kurumu estaba sorprendida.

– Mira, si querías a alguien con quien jugar al novio, vete a buscar a otra persona, podemos ser amigos pero hasta ahí llega la cosa – En eso Tsukune rápidamente se dirigió a las clases las cuales estaban a punto de empezar, dejando a una muy curiosa Kurumu.

– ¿Cómo es que un hombre pudo romper mi Charm? ¿Le habré puesto poco poder? – "Al menos no se percato de mi plan y tampoco se dio cuenta de lo que dije" – Solo tengo que poner algo más de poder al encantamiento y el también caerá, todos los hombres caen ante mi siempre – Kurumu estaba mirando a Tsukune.

Después de Clases en el Pasillo:

Moka estaba apoyada contra la pared de las escaleras, sumida en sus pensamientos.

"¿Quién es esa chica? ¿Qué estaba haciendo con Tsukune?" – Realmente se veían como si fueran novios, ¿Cómo es que acabo así? – "Que me pasa, no lo debería de tomarlo con tanto shock"

En eso a Moka le vino a la cabeza lo que Tsukune había dicho esta mañana antes de separarse, "No soy una cajita de jugo andante"

– ¿Soy tan mala? ¿Por qué cada que estoy cerca de él quiero beber su sangre? – mientras Moka se perdia en sus pensamientos su rosario empezó a brillar y balancearse "Hey déjalo, este no es momento para sentirse deprimida, no estás siendo objetiva"

– EH? QUIEN? DE DONDE VIENE ESA VOZ? – Moka estaba confundida, ¿de dónde había salido aquella voz? Lo único que le faltaba era empezar a escuchar voces en su cabeza.

Moka estaba cada vez mas confundida hasta que alguien la llamo desde las escaleras que estaban detrás de ella. Una chica de cabello azul pálido, era la misma que estaba con Tsukune en la mañana.

– Tú eres un vampiro ¿verdad? – Kurumu estaba sobre las barandillas de las escaleras – Eso es lo que dicen los rumores Akashiya-san – luego de decir eso, da un salto para quedar frente a Moka.

Con la conmoción el resto de los estudiantes que estaban pasando se quedaron a mirar a ambas chicas.

– WOW es hermosa – estudiante A

– Viste eso? – estudiante B

– Es tan delgada y pequeña, pero miren esos pechos – estudiante C

Todos los chicos del pasillo se detuvieron a ver a Kurumu, les sorprendió que hubiera una chica a la par de Moka en belleza. A la par pero no igual, era como comparar a una rosa roja con un lirio azul.

– Soy la súcubo, Kurono Kurumu y he venido a derrotarte – señalo en dirección a Moka, como si la estuviera desafiando.

– Espera, va contra las reglas el decir tu verdadera identidad – estaba algo conmocionada mientras le recordaba a su compañera las reglas de la escuela.

– No puedo quedarme parada más tiempo, tú eres el mayor obstáculo a mi plan –

– Plan…? – "Que pasa con ella, no le he hecho nada"

– Mi plan es hacer que cada chico de la academia sea mi esclavo personal, encantándolos a través de mi belleza EL PLAN DE TRANSFORMACION EN HAREM A LA ACADEMIA YOUKAI– Kurumu declaro, como si fuera el mejor plan jamás creado.

Luego de eso Moka quedo algo…sorprendida digamos "Que pasa con ese plan? Y ese nombre?"

– Mi plan iría de maravilla, cada chico seria esclavo de mi belleza desde un comienzo….¡PERO MOKA AKASHIYA, CADA CHICO ESTA MAS EMBOBADO CONTIGO QUE CONMIGO Y NO DEJARE PASAR UNA BATALLA DE ENCANTO FEMENINO MUCHO MENOS PERDER UNA! – Kurumu estaba despidiendo rayos mientras lo decía.

– Por eso eh decidido derrotarte, robándote a Aono-kun – la súcubo declaro.

– Espera, el no tiene nada que ver en esto –

– Desde el momento que me acerque a él me percate de que tiene una esencia exquisita, casi como un humano, su sangre debe ser deliciosa, de seguro lo usas como tu comida. Cuando te lo quite la cara que pondrás será digna de recordarse – empezando a reír por la imagen de ella con Tsukune mientras abandonaban a Moka.

– Yo no lo uso de.. – Moka iba a defenderse hasta que.

– MOKA-SAN – Tsukune iba llamándola. Con eso Moka y Kurumu dejaron el conflicto un momento para verlo, parecía preocupado.

– Moka-san te estaba buscando, lo siento por lo que dije esta mañana. Perdí los estribos – Tsukune fue acercándose – No eh estado durmiendo bien últimamente y eso no ayuda con el estrés de la escuela… –No pudo terminar de explicarse es porque Kurumu se le abalanzo encima.

– Tsukune-kun gracias por lo de esta mañana – ella se estaba pegando demasiado a él. Tsukune miro por un momento a Kurumu luego la aparto gentilmente para volver a su explicación.

– EH Kurumu-san te estás pegando demasiado, yo vine a discul…– no pudo volver a terminar por el aura que estaba desprendiendo Moka.

– Que pasa contigo….aun cuando estas preocupado por alguien…..dejas que se te pegue como si fuera…. – Moka empezaba a proyectar casi la misma aura que proyectaba su madre al estar molesta y eso nunca era un buen augurio.

"Está furiosa, tengo que pensar en algo" Tsukune tenía que ingeniarse las para salir de este lio.

– Tsukune ella te está engañando, ella no es realmente tu amiga – la chica cambio su enojo por preocupación al recordar lo que Kurumu le había contado.

– Eh, a que te refieres – Tsukune frunció el ceño ante las palabras de Moka.

– Que dolor…como puedes decir tales cosas – Kurumu empezó a cargarse cada vez más sobre Tsukune – Me estoy mareando otra vez, necesito ir a la enfermería –

– ¿Kurono-san? – Tsukune estaba confundido. Kurumu miro a los ojos de Tsukune haciendo contacto visual "CHRAM".

"Otra vez, ahora estoy mareado, es más fuerte que antes" Tsukune estaba estático mientras miraba a Kurumu.

"Esta vez tengo que ponerle más poder al encantamiento" Kurumu estaba sonriendo mientras miraba a Tsukune a los ojos.

– Tsukune esa chica es peligrosa, te está utilizando –

– Ohh en verdad, pero si tu eres la única que me utiliza como su alimento Moka-san – salió con una voz apagada, robótica, como si fuera obligado a decirlar.

Eso fue duro para Moka por lo que no noto el tono de Tsukune. Kurumu por otro lado estaba sonriendo triunfante, mientras veía como una pequeña lágrima salía de Moka.

– Uhh…..otra vez – Tsukune se había liberado de vuelta pero estaba mareado y un poco débil por el esfuerzo de liberarse, levanto la vista solo para ver a Moka alejarse rápidamente

– Espera Moka-san – Kurumu le había impedido ir tras ella, lo tenía sujetado del brazo y lo arrastraba hacia el otro lado.

En la enfermería:

– ¿Que fue lo que hice? Kurono-san debería de tener alguna clase de poder hipnotizante, pero ¿cómo? – Tsukune estaba pensando mientras se recuperaba del dolor de cabeza que le provoco liberarse.

"Lo hice, hice que Moka su cara de angustia fue tal como me la imaginaba" Kurumu estaba festejando en la cama de la enfermería. "Ahora solo tengo que hacer que Tsukune-kun sea mi esclavo y habré ganado"

– ¿Qué habré hecho para que Moka-san se alejara así? – Tsukune estaba tratando de entender, pero no recordaba lo que había hecho "Lo que sea que Kurono-san haga, es peligroso" – Creo que debería irme –

– Estás deprimido Tsukune-kun – Kurumu se levanto para abrazar a Tsukune, el cual se sorprendió, estaba cansado, distraído y con la guardia abajo nuevamente.

"Pero que, hace poco pelee con Moka-san y ahora esto"

– Kurumu te hará sentir mejor – Ella empujo a Tsukune a la cama de modo, que ella queda encima suyo.

Con Moka:

– ¿Qué soy realmente para Tsukune? ¿Realmente solo quiero su sangre? – el rosario volvió a brillar y agitarse "¡Eres demasiado Ingenua! Tsukune está siendo controlado, esa súcubo ha de tener algún tipo de hechizo o habilidad que le permite controlar al sexo opuesto" la voz volvió

– Eh? Esa voz proviene del rosario – Moka bajo la mirada al rosario algo sorprendida.

"Soy tu otra yo, estoy utilizando el rosario como medio de comunicación" dijo mientras el rosario continuaba agitándose.

– ¿Otra yo? –

"Piensa un poco, los súcubos son seres que esclavizan a los hombres y se alimentan de su energía, debes impedir que esclavice a Tsukune"

– ¡No puede ser! – Moka empezó a correr lo más rápido que pudo haciala enfermería.

En la enfermería:

– Kurumu-san… – "HEY HEY OTRA VEZ, TENGO QUE LIBERARME" Tsukune estaba debajo de Kurumu. Ella estaba a punto de besarlo.

"Mi corazón está empezando a acelerarse, luego de este beso Tsukune habrá completado el encantamiento y yo habré vencido a Moka" la súcubo estaba algo nerviosa, siendo Tsukune el primer niño al que besaría.

– Es..pe…ra… – "Vamos lucha, no volveré a estar en el control de nadie más, ¡NUNCA MÁS!"

"Ahora el beso" Kurumu estaba a punto de lograrlo pero sintió que alguien la abrazo. – Eh… ¿que?.. –Tsukune logro zafarse nuevamente del hechizo, para abrazar a Kurumu y detenerla. Ella estaba sorprendida.

– Lo siento, no puedo hacer esto, y no es que me desagrade estar con una chica pero…tengo que resolver el asunto con Moka y te dije que no me agrada todo eso del hipnotismo – la cabeza le dolía, lo que sea que esta chica le haga es fuerte pero no es imposible de romper.

– ¿Por qué? – "Aun después de que haya hecho todo eso, aun que haya puesto casi todo mi poder para encantarlo" – ¿Por qué me odias tanto? – "Aun así evito mi beso" – Acaso ella es mejor que yo – Kurumu se separo de Tsukune rompiendo el abrazo.

– Espera odiar…. – Tsukune estaba mirando confundido a Kurumu.

– Hice todo lo que pude por ti – "Acaso no fue suficiente para ganarle" Kurumu estaba temblando de ira – Aun que muchas de esas cosas fueron embarazosas – le empezaron a salir alas.

– Kurono-san estás perdiendo tu forma humana – Tsukune estaba algo nervioso ahora "ESTO ES MALO, NO QUIERO PELEAR CONTRA ELLA"

– Hasta ahora nunca había perdido, pero ella…MOKA AKASHIYA! – A Kurumu le habían salido alas y una cola del mismo color que sus ojos, pero eran purpura oscuro, y las orejas le habían quedado de forma que terminaba en punta como si fueran las de un elfo y sus uñas se habían alargado parecían cuchillas – AHORA SI ESTOY FURIOSA –

– ESTO NO ESTA BIEN! – Tsukune podía pelear y ahora no estaba Moka alrededor para ayudarlo "Esto es malo, estoy muy débil, y no puedo dejarme llevar por el instinto del cazador" pensó mientras sudaba balas.

– Voy a destrozar todo lo que tenga que ver con Moka Akashiya –

– Y yo que tengo que ver con eso – Kurumu iba a atravesar a Tsukune con la mano.

– DETENTE – Moka entro a la habitación sorprendiendo a Kurumu y Tsukune.

– ¡Moka-san!– Tsukune había sido salvado otra vez por Moka "Esto está empezando a enojarme, ya parece un fanfic mal escrito"

– QUITALE LAS GARRAS DE ENCIMA – Moka cargo hacia Kurumu para empujarla y funciono hizo que saliera despedida por la ventana.

"Enserio tiene mucha fuerza aun cuando sus poderes están sellados" Tsukune estaba sonriendo un tanto nervioso, el hecho de hacer enojar a Moka cuando tenga liberado sus poderes le asustaba cazador o no su padre le advirtió que una mujer enfadada era muy peligroso, sin contar su personalidad al quitar el sello.

– Gracias Moka-san, pero podrías explicarme que tiene Kurono-san contra ti – Tsukune aun estaba sentado en la cama, y muy confundió, el dolor de cabeza se disipaba lentamente, mas importante que tenía que ver el en el problema de esas dos.

– Lamento que hayas terminado envuelto en esto Tsukune. Ella quiere vengarse de mí por haber interferido en su plan de hacer a todos los chichos de la academia sus esclavos – declaro

– Ya…con que era eso…..Y QUE TENGO QUE VER YO – grito algo molesto "Y ESE ERA SU PLAN, MENUDA ESTUPIDEZ"

– Ella quería alejarte de mí y hacerte su esclavo – confeso algo avergonzada por la ultima parte.

– Ok…..eso no tiene sentido – Tsukune estaba con una cara de poker algo confundido. Pero la confusión desapareció cuando una voz provino de la ventana rota a su lado

– Para ser lanzada tan lejos, el poder de un vampiro es impresionante – Kurumu había vuelto – Salgan de ahí para que pueda matarlos a ambos –

– Moka-san tenemos que salir y tratar de razonar con ella – "A parte no podemos pelear en la enfermería"

– Tienes razón Tsukune –

En las afueras de la Academia:

Los tres estaban frente a frente con Kurumu en guardia en pleno vuelo, pero no despedía ningún tipo de sed de sangre lo cual extrañaba a Tsukune.

– Kurono-san solo queremos hablar – Kurumu cargo contra ellos, en lo que Tsukune había empujado a Moka al suelo y luego tirarse al mismo esquivando por poco el ataque de Kurumu que había dañado algunos de los arboles detrás suya "Es rápida, después de todo está en su elemento, sus garras son fuertes, pudieron cortar los arboles como mantequilla"

– Los matare a ambos –dijo mientras retomaba la posición de ataque hacia ellos.

– Tsukune, quítame el rosario así podre pelear – "Ella no está dispuesta a dialogar"

– Pero, porque no te lo quitas tu misma – Tsukune la miro confundido.

– No puedo…– dijo, avergonzándose nuevamente mientras el cazador se le quedaba mirando por unos segundos hasta que alguien les llamo la atención nuevamente

– Que están haciendo justo en el momento que serán asesinados – Kurumu volvió arremeter contra ellos, y volvieron a esquivar.

"No está tratando en lo más mínimo de matarnos" Tsukune se fijo en el rostro de Kurumu, estaba insegura nunca había hecho esto antes.

– Tsukune quiétame el rosario – Moka volvió a insistir.

– Esta bien – Tsukune estiro el rosario pero no salía.

– Emmm…. Tsukune sácalo ya –

– NO SALE – volviendo a intentarlo

– JAJAJAAJAJA estúpido monstruo solo tienes tu fuerza, esto solo hace parecer que Tsukune-kun es una carga para ti, Ahora mueran – Kurumu volvió a arremeter por tercera vez pero ahora había sido Moka la que los saco del camino. Y Moka estaba abrazando protectoramente a Tsukune

– Moka-san deberías de…– Tsukune solo podía mirar entre Moka y Kurumu, no tendría otra opción "Tendré que pelear, lo hare como con Saizou solo que ahora no bajare mi guardia, hare que se canse y luego la convenceré de que deje esta estupidez"

– En estos momentos ya sé que hacer – "No quiero que Tsukune vuelva a terminar como la ultima vez, quiero protegerlo, estar con él, eso son los sentimientos de mi corazón" – TSUKUNE ES MI PRECIADO AMIGO NO TIENE NADA QUE VER CON SU SANGRE Y TAMPOCO ES UNA CARGA, EL NO TIENE NADA QUE VER CON ESTO. SI VAS A PELEAR PELEA SOLO CONMIGO –

– No me hagas reír – Kurumu iba a arremeter nuevamente.

"Un momento, yo no soy una carga" Tsukune salió del abrazo de Moka aun con el rosario en mano – ¡YO NO SOY NINGU TIPO DE CARGA PARA NADIE! – Al levantarse para gritar eso, el rosario salió junto con la mano de Tsukune.

Un destello de luz ocasiono que Kurumu parara en medio vuelo. Tsukune necesito cubrirse los ojos "La ultima vez estaba inconsciente"

– Que es este poder, nunca había sentido algo parecido – Kurumu tenía un mal presentimiento, sus instintos le decían que tenía que corre. "Este poder, este youki, como es posible que posea tanto"

– El rosario tiene la capacidad de anular los poderes de Moka-san, una vez retirado Moka-san puede revelar sus verdaderos poderes – Luego de que Tsukune pronunciara aquellas palabras Kurumu empezó a temblar.

"Su cabello marrón claro se torna plateada, así que esta es su verdadera forma" Kurumu alzo el vuelo una vez más.

Luego de desatar sus poderes Moka solo estaba parada ahí mismo, sin hacer ningún movimiento, como si esperara a algo.

– Lo saque a tiempo – "Al parecer solo tenía que jalarlo con más fuerza" – Pero esto aun no termina – Tsukune solo dirigió su mirada hacia las chicas.

– No perderé aquí, Moka Akashiya, nosotras las súcubos vivimos de cortejar a una gran cantidad de hombre de lo contrario no podremos encontrar a nuestro "verdadero destinado" el cual es el único con el que podemos reproducirnos – Kurumu estaba determinada a seguir – Tu estas en el camino de mi plan Akashiya y no te dejare que te entrometas –

"Así que era por eso, malos métodos pero no es un mal plan" Tsukune no entendía del todo el plan de Kurumu pero por lo que había mencionado, debía de ser muy importante encontrar a ese verdadero destinado.

– ¿Qué vas a hacer? ¿Acaso estas comparando tus colmillos a los míos? Que egocéntrica y frágil mujer – Moka levanto su mano izquierda de manera desafiante mientras miraba Kurumu a los ojos – Conoce tu lugar –

Esa frase enfureció aun mas a Kurumu y arremetió contra ella a toda velocidad, pero se sorprendió al ver que no le dio a nada.

– Lenta – Moka se había puesto detrás de ella sujetándole la cola – Esta cola y estas alas son muy molestas, será mejor que te las quite para que así no puedas volar – en eso lanzo a Kurumu contra el suelo creando un cráter haciendo que Kurumu escupiera un poco de sangre.

– Cálmate acaso ese ataque fue mucho para ti, pensar que actuabas como alguien fuerte. Solo eres una pequeña mocosa – Moka se estaba acercando lentamente – Yo hare que nunca vuelvas a volar –

"Es el fin….es mi fin, es muy fuerte, va a matarme" Kurumu estaba llena de miedo. Aquellos ojos rojos la llenaron del mismo, todo su espíritu de pelea se había marchado y tan solo quedaba el miedo. Moka levanto su pierna derecha para darle el golpe de gracia, una guillotina en toda regla con la cantidad de fuera que poseía. Kurumu cerró los ojos y espero el golpe de gracia, pero nunca llego. Por el hecho de que cuando empezó la ejecución de dicha patada Tsukune se paro frente a su oponente con los brazos extendidos listo para recibir el golpe.

– ¿Qué es esto? Muévete! No fue esa mujer la que no solo te había manipulado sino que trato de matarte – Moka se le quedo mirando a Tsukune, inmutable, si patada se había detenido justo al llegar a su frente eh incluso había llegado a salir un poco de sangre de la misma al ser cortada por la fuerza del aire que Moka había producido en dicha patada.

– Creo que ya fue suficiente, ya no tiene el espíritu para pelear, además no creo que lo haya hecho con malas intenciones – "En ningún momento sentí una pisca de sed de sangre durante la pela" – Además, no puedo ver a Kurono-san como una chica mala – Kurumu abrió los ojos al escuchar eso y se había sorprendido al ver a Tsukune frente a ella protegiéndola.

– Es como la Moka de ahora, parece mala pero es confiable – Tsukune dijo con una sonrisa en su rostro.

Moka se acerco a Tsukune solo para tomar el rosario de su mano, se acerco a su odio y le susurro.

– Hmp…yo solo no quiero que me quiten tu deliciosa sangre, no soy tu amiga no te confundas con la otra Moka – Luego se coloco el rosario y volvió a ser la Moka de siempre, que cayó en brazos de Tsukune.

"Bueno lo confirmo, la otra solo me ve como una cajita de jugo" Tsukune no sabía si estar contento de tener la información o no.

– Bueno, esto ya esta solucionado en lo que a mi concierne – declaro el único humano entre ellos y comenzó a alejarse con Moka en brazos dirigiéndose a la enfermería para dejar a Moka.

– Es..espera – Kurumu lo había llamado y fue lo suficientemente fuerte para que él se detuviera.

– ¿Si? –

– ¿Por qué me protegiste? – Ella estaba confundida por ese hecho –Trate de matarte, de usarte contra ella, ¿Por qué me ayudarías? –

Tsukune se dio la vuelta dejo a Moka inconsciente recostada en uno de los arboles cortado y se acerco a Kurumu para quedar justo frente suya ponerse en cuclillas y dijo.

– Si te soy sincero, me moví por instinto allí, sin mencionar que no tenias la intención de matarnos, créeme se cómo se siente la intención asesina y tú no tienes ni una pizca en ti – Tsukune declaro mientras la miraba fijamente. Ella se sintió algo incomoda con la mirada penetrante y sincera que le estaba dando.

– Sin mencionar que no te puedo culpar por algo como que tu especie tiene que encontrar a eso del "Destinado" y esas mierdas, solo trata de no esclavizar a media escuela buscándolo y por favor por lo que más quieras no me hipnotices, tengo una muy mala experiencia con esas mierdas – luego pensó por un momento que mas decir – Ah y Kurono-san por favor no mas peleas así, eres muy bonita y todo pero no quiero que Plata me aplaste por protegerte otra vez – Kurumu se sonrojo ante la ultima declaración.

Cuando termino volvió a levantarse y tomo a Moka para llevarla a la enfermería, luego de que despertase podrían disculparse por toda la mierda del día. Tsukune no se fijo en ningún momento como Kurumu lo empezó a mirar con ojos de alguien que se había enamorado profundamente.

A la mañana siguiente de camino a la academia:

– Con que el rosario te hablo – dijo Tsukune algo intrigado

– Si, esta vez nos ayudo la voz. Pero eso podría significar que el sello se está debilitando y si eso pasa y no puedo volver a ser la misma….Tsukune ¿seguirías conmigo? – Moka se veía algo preocupada.

– ¿De qué estás hablando? Moka-san es Moka-san, eso nunca cambiara – "Me quede en esta academia por ti, aun si ya no eres la misma seguiré a tu lado no abandono a mis amigos" Tsukune se percato de que Moka estaba sonrojada, pero no entendía él porque se había puesto así.

– ¿Moka-san? –

– Tsukune…yo…. –

Detrás de ellos se encontraba Kurumu, la cual no le agrado ver a Moka ganando terreno.

– ¡BUENOS DIAS! – grito desde atrás.

– ¡AHHHH! Kurono-san, Buenos días – "Devuelta con la guardia baja" Tsukune fue tomado desprevenido por lo que salto un poco hacia tras junto con Moka.

– ¿Y ahora qué? – A Moka le sorprendió que Kurumu se mostrara tan alegre con ellos, sobre todo por lo que paso ayer.

– Hice una galletitas esta mañana ¿Quieres probarlas Tsukune? – Kurumu le ofreció el cesto de galletas el cual el acepto con gusto e inclino el cesto hacia su boca, lo cual sorprendió a ambas.

– Wow…están muy ricas. Pero ¿Por qué me las das? – Tsukune se devoro la mayoría de un bocado.

– Recuerdas que dije que las súcubos vivimos buscando a nuestro "destinado" – Kurumu empezó a sonrojarse – Pues eh descubierto que eres tu Tsukune –

Mientras este devoraba lo que quedaba de las galletas se atraganto justo después de la frase de Kurumu.

– Tú te arriesgaste por mí al ponerte frente a ese aterrador vampiro y me defendiste aun que yo te haya tratado tan mal. Por ello esto que siento ahora es verdadero y puro – Kurumu decía esto mientras ponía las manos sobre su corazón. Moka por otro lado había perdido la compostura y estaba mirando a Kurumu algo molesta.

Tsukune luego de haberse recuperado de ahogarse con las galletas quedo con una cara de poker al ver que entre las miradas de Kurumu y Moka había un pequeño rayo.

– Esto no está bien, definitivamente es un problema – "Camina más rápido" Tsukune estaba caminando a paso rápido mientras sentía una tremenda sed de sangre departe de cada compañero del Youkai que le dirigía la mirada, la razón, las dos bellezas que tenia detrás suyo.

– Por favor cásate conmigo Tsukune –

– Kurumu-chan ¿que dices? Tsukune has algo –

"Así me mataran antes de llegar el receso de verano"

Seeee ya se, no actualizo...soy flojo