Ni MSLN ni sus personajes me pertenecen.

Historias de un familiar

09: Eso me hizo pensar (segunda parte)

El cuartel de la sección seis quedó irreconocible. Más de la mitad del personal del interior terminó hospitalizado, la minoría tenía heridas de gravedad que les hacía peligrar sus vidas, y las capitanas y la comandante apenas fueron a una revisión de rutina y volvieron a sus labores. De las tres amigas Hayate y Nanoha eran quienes la estaban pasando peor y Fate estaba sumamente enojada. Habían lastimado a dos de sus personas más preciadas.

-¿Fate?

Arf esperaba a su novia afuera del hospital. Apenas la vio salir y sus ojeras caninas se agacharon al ver aquella expresión furiosa en Fate. Nunca la había visto así. Corrió a su encuentro y agarró su mano, eso bastó para que Fate saliera de sus pensamientos -Ah, Arf, gracias por esperarme- en vano le sonrió lo mejor que pudo.

Arf frunció el ceño y abrazó a su rubia, Fate apenas pudo reaccionar cuando vio que Arf las había teletransportado a otro lugar, el bosque cercano a Mid-Childa.

-¿Eh? ¿A dónde nos trajiste? - Fate estaba sorprendida, miraba alrededor intentando reconocer ese lugar.

-Fate- Arf agarró su cara con ambas manos - no hay nadie más aquí - su expresión seria cambió por una comprensiva. En seguida Fate dejó salir sus lágrimas en silencio mientras agarraba las manos de Afr todavía en sus mejillas.

...

-Um... Lo siento. Y gracias- luego de un buen rato de llorar Fate ya se había tranquilizado, Arf la estuvo abrazando mientras descansaban bajo un árbol.

-¿Segura? Podemos estar así un rato más, todo el tiempo que quieras - Arf la abrazó un poco más fuerte provocando una risita por parte de Fate, esa simple risita la tranquilizó. Sus orejas volvieron a levantarse y su cola se movía de un lado a otro.

-Jeje, ya me siento mejor, gracias Arf - Fate se volvió a abrazar a su novia, esta vez no para ocultar su llanto, sino para disfrutar de su calor y su aroma. Hubo un pequeño rato de silencio en que ambas pudieron sentir la calma de ese lugar y la única presencia de la otra. Después de eso Fate volvió a hablar - Lo que pasó hoy fue un duro golpe para todos. No pudimos proteger a nadie, ese sujeto nos tendió una trampa que ninguna de nosotras pudo prever y debido a eso... Los caballeros de Hayate y Vivio...

-Ya tendrán una oportunidad para detenerlo. Estoy segura que lograrán detenerlo antes de que haga algo peor. Ya verás. Estás con Nanoha y Hayate, tienen a mamá Lindy, a Chrono y el respaldo de la santa iglesia, también nos tienen a Yuuno y a mí. Les apoyaremos como podamos. ¡Ja! No hay manera de que no lo puedan detener. Por ahora debes seguir siendo fuerte, como siempre lo has sido - Arf le sonrió confiada para después revolver el cabello de su rubia - y ahora mismo eres más fuerte que hace un momento. Te lo aseguro.

-Jejeje, gracias Arf- Fate le dio un rápido beso antes de ponerse de pie y ofrecer su mano para ayudarle a levantarse- Ya tenemos que regresar, quedan muchas cosas que revisar en el cuartel y seguir preparándonos para el contraataque, con el poco personal que queda en condiciones de operar necesitaremos apoyo de algún lugar, estoy segura que Hayate podrá conseguir el apoyo que necesite. Ahora que el enemigo se ha mostrado ante todos estoy segura que la santa iglesia podrá actuar más libremente y eso significa que podremos ir a cazarlo.

Escuchar a Fate hablar de la nueva misión era algo tranquilizador.

...

...

Llegó el día en que Fate tendría que enfrentarse a Jail Scaglietti, Arf estaba preocupada, todos estaban preocupados. La santa cuna seguía elevándose, Nanoha, Hayate y Vita se dirigían a detenerla, mientras Fate se tendría que enfrentar cara a cara contra aquel hombre que tanta relación tenía con ella.

Mientras en Mid-Childa los escuadrones estrella y rayo se enfrentaban a los androides. Yuuno y Arf permanecían protegiendo la biblioteca infinita mientras proveía de información a Chrono y este al equipo en cielo y tierra.

...

La santa cuna poco a poco iba descendiendo. Fate había noqueado a Jail y ahora intentaba evitar que el laboratorio del científico se autodestruyera. Apenas se pudo salvar gracias a que Erio llegó a tiempo.

...

El incidente por fin había terminado y ahora Fate y los demás estaban en el hospital.

Vita estaba muy grave, tanto que Hayate se quedó con ella todo el tiempo mientras Rein permanecía en unison con la pelirroja para aminorar el dolor y acelerar un poco la recuperación, afuera de ese cuarto Signum y Shamal hacían guardia también preocupadas. Zafira pronto sería dado de alta y estaba en el cuarto de al lado.

En otro cuarto, estaban Nanoha y Vivio. La niña había sido revisada y más allá de algunos raspones y la pérdida de mucha energía mágica todo estaba bien. La extracción de aquella reliquia habría sido dolorosa pero ahora mismo ese dolor ya no existía. Aún así la niña quedaría hospitalizada por unos días mientras veían sus mejoras.

En la cama de al lado estaba Nanoha vendada de brazos y cabeza, con una sonda intravenosa y algunos aparatos que medían su magia y la recuperación de su cuerpo. Con su historial médico realmente era un problema cuidar de la maga aérea Nanoha Takamachi.

-Nyahaha, Vivio, no te preocupes, no es muy grave, solo ellos exageran - Nanoha se puso de pie y caminó hacia la niña que estaba en la otra cama, en seguida se sentó al lado de la menor y acarició su cabeza - no me iré a ningún lado - le sonrió tranquila. La pequeña afirmó con la cabeza mientras intentaba no llorar.

-Ah, veo que ya despertaste- por la puerta entraba Fate también con vendas y algunas gasas cubriendo raspones.

-Fate-chan, ¿todo bien?- Nanoha cargó a Vivio entre sus brazos y la pequeña se abrazó fuerte a ella.

Esa escena hizo sentir una ligera presión en el pecho de Fate, esta les sonrió gentil como siempre. Se unió al par y se puso a platicar con ellas. Mientras Nanoha siguiera en recuperación Fate cuidaría de Vivio.

...

...

-Mamá Fate, tía Arf, ya terminé- la niña sonreía satisfecha con su cara llena de harina y sus manos agarrando piezas de aluminio con forma de estrellas.

-Vaya, mira nada más, te quedaron muy bien - Arf revolvía el cabello de la niña mientras la felicitaba por haber cortado correctamente las figuras de masa con los moldes.

-Jeje, ahora solo falta que los pongamos en la charola y los llevemos al horno- Fate empezaba a levantar los ingredientes que estaban en la mesa mientras Vivio bajaba a toda prisa de la silla e iba por una charola rectangular que había visto en un estante.

Arf se acercó a ayudar a la niña al ver que ni subiéndose a otra silla alcanzaba aquella charola -Ven, te ayudo - cargó a la pequeña para que pudiera alcanzar el utensilio, una vez con este en sus manos regresó a Vivio al piso.

-Gracias, tía Arf.

-Mhm, de nada, de nada- Arf le sonreía contenta, sus orejas y cola se movían alegres.

Fate se la pasó viendo la escena entera, Arf se notaba muy animada. Y una vez más la rubia sentía una ligera presión en el pecho. Ya tenía una idea de por qué sentía eso. Vivio regresó a su lado y subió a la silla para empezar a poner las galletas en la charola, ayudada por Fate.

Planeaban ir a visitar a Nanoha en la tarde y sorprenderla mientras la daban de alta.

...

Arf las teletransportó rápidamente al hospital (resultaba que en su estancia en la biblioteca aprendió a invocar portales de forma más rápida mediante un hechizo que estuvo perfeccionando con Yuuno) y unos minutos después Nanoha se volvía a reunir con Vivio. La idea de las galletas sorpresa había ido bien. Ambas se veían muy contentas. Pasaron un largo rato las cinco. Después Arf regresó a su trabajo en la biblioteca. Nanoha y Fate se quedaron platicando mientras Vivio jugaba con unos niños en el parque cercano al hospital.

-Gracias por cuidad de Vivio.

-Jeje, de nada.

-Nee, Fate-chan.

-¿Sí?

-¿Ya se lo contaste a Arf-san?

La cara de Fate se tornó completamente roja - Na-Nanoha por favor - y en seguida Fate se cubrió con ambas manos - ni siquiera sé por dónde empezar.

-Nyahahaha, tú tranquila, estoy segura que si se lo dices como me lo contaste estará muy feliz.

-¿En serio? ¿No crees que es muy apresurado?

-Um... Depende de cada uno - Nanoha miraba a Vivio sonreír y divertirse con los niños - apenas tenemos diecinueve años, podríamos decir que nos falta mucho por aprender de la vida pero mírame, por esa niña y su felicidad estoy a punto de convertirme en su madre. Nyahaha y no tengo idea de si lo haré bien o no. Ugh... Y Arisa-chan no sé cómo lo tomará - puso una cara preocupada y asustada, todos sabían cómo era Arisa cuando se trataba de Nanoha -. Pero justo ahora, siento que es lo que más deseo hacer -ahora volvió a sonreír - y estoy segura que estaremos bien con eso.

-Serás una estupenda mamá, te lo aseguro, Nanoha - Fate se sonrió orgullosa de ser su amiga.

-Nyahaha, lo sé, gracias. Ahora sí, dime, ¿cuándo se lo dirás?

-Piedad... - Fate volvió a cubrir su cara.

...

...

Estaba en una cita, la vista desde el mirador era muy romántica y quedaba bien para lo que Fate planeaba hacer.

Arf ya había notado que Fate se estaba portando un poco nerviosa ese día, pero realmente desconocía el motivo, seguro era algo menor, pero para su rubia era muy importante. En fin, ella estaría ahí para cuando Fate por fin pudiera armarse de valor y hablarlo.

-A-Arf.

-Dime

-Um... De-después de todo lo que pasó hace meses, y después de ver a tantas personas morir y sufrir. Um... ¿Sabes? Empecé a cuestionarme si... Si un día muero...

-¿De qué estás hablando?

-Ah, por favor no te asustes, no, espera... - Fate se veía pensativa, miró al suelo, luego miró al cielo, luego volvió a mirar a Arf a los ojos. Se dio cuenta de que su novia estaba preocupada, ¿qué estaba haciendo preocupándola así? Fate le sonrió con calma, Arf poco a poco parecía empezar a relajarse -Quiero que nos separemos- Ok, ahora la expresión de Arf era de confusión total seguida de unas lágrimas y su voz temblorosa preguntando un "¿Qué?" Fate se regañó mentalmente. Eso definitivamente fue como lo planeó, ni un poco. -No, no, no, no, no, espera, no es lo que parece, mejor dicho, no lo dije bien, lo que quiero decir - a estas alturas Fate estaba abrazando a su novia que seguía en una especie de shock y confusión, más confusión porque la corriente mágica de Fate no parecía rechazarla, al contrario parecía reconfortarla y tratar de calmarla, era demasiado gentil. ¿Entonces qué era?

-Arf, lo que quiero decir es... que quiero que seas libre. Durante nuestro enfrentamiento contra Jail Scaglietti muchas veces me preocupó no volver a verte, pero me preocupó más que al morir yo... tú también lo harías y no tendrías oportunidad alguna de luchar contra ese destino. No quiero eso. Desde que te conocí, deseaba que fueras feliz, que fueras fuerte y que pudieras vivir tu vida en libertad una vez más. Nunca te vi como un tsukaima, siempre te consideré mi falimia y ahora mismo eres lo más preciado de mi vida entera. No quiero encadenar tu entera existencia a la mía sin que tú pueda elegir. Por eso quiero liberarte de nuestro contrato.

-P-pero Fate, eso no se pue...

-Sí se puede. Lo he estado investigando con Yuuno y Hayate. Hay una manera de devolverte la vida, sin que tu existencia dependa de mí. Jamás volverás a ser aquel cachorro y jamás volveremos a ser amo y tsukaima. Pero si hacemos esto... Tu magia y mi magia, tu vida y mi vida, serán independientes de la otra. Nadie podrá negar tu existencia sin mí.

-Pero... Yo no...

Fate puso su índice en los labios de Arf y siguió sonriéndole amorosamente.

-Y lo más importante, los hijos que siempre hemos deseado podrán existir. Hablaba muy en serio cuando dije que quería formar una familia contigo. Y no solo una familia de dos, tampoco me desagradaría adoptar pero honestamente, ¿qué mejor si mis hijos son la máxima representación de nuestro amor mutuo? Jeje. Por favor, acepta este capricho mío.

Arf vivió tanto tiempo siendo un tsukaima. ¿Qué respuesta debía dar?

-Yo... ¿Puedo pensarlo?

-Ah, sí, ¡claro! N-no te estoy apresurando a nada. E-es decir, por favor tómate el tiempo que necesites. Um... ¿está bien así?

-Jajaja, está bien así - Arf la abrazó todavía sonriendo. ¿Qué respuesta debía dar? Tendría que pensarlo seriamente, aunque sabía, muy en el fondo, cuál iba a terminar siendo esa respuesta.

x-x-x-x-x

Cuanta seriedad DX

Y acabó el mini arco, válgame. Ahora vamos por Force, o no, ya veré.

N/A:

nadaoriginal: Es bueno que a pesar de ese detalle no sientas el desagrado. Esto lo hice así porque de alguna manera quería demostrar que confían mutuamente y que todo estará bien. Me gustan las relaciones sanas (ok, dependiendo de la historia) o.o/ saludos.

Próximo capítulo:

Power rangers megaforce. Ok no.

owo/ Saludos!

Autor del mal.