Hola todo el mundo, se que tengo otras historias por terminar, pero esta será la ultima historia que publique, ya que luego solo seguiré con las demás hasta que las termine.

Esta es una historia que desde que comencé a escribir en esta plataforma quise hacer, pero sabiamente espere para mejorar primero en mi modo de escribir y ahora me siento listo para hacerlo. La leyenda de Aang sin duda es de mi caricatura americana favorita y si no la vieron la recomiendo 100%.

De nuevo el protagonista será Naruto y si muchos dirán, ¿en serio otra vez?, ¿Por qué no otro personaje? Bueno como siempre diré que Naruto es el personaje del anime que se me es mas sencillo escribir, espero que lo entiendan y disfrutan de este capitulo.

Disculpen los errores ortográficos.

"hablar" personaje hablando.

"Hablar" personaje pensando.

"Hablar" nombres de las técnicas.

(Hablar) palabras del autor o aclaraciones.

############ Cambio de escenario o lugar.

Capitulo 1: ¿Dónde mierda estoy?

¿A esto habíamos llegado?

¿A pelear a muerte contra alguien a quien consideraba mi primer amigo?

¿Por qué todo tenia que haber terminado tan mal?

Se supone que esta misión solo era recuperar a Sasuke que fue 'secuestrado' por cuatro ninjas del sonido, pero en cada intento de salvarlo fuimos dejando uno a uno atrás, a Choji, Neji, Kiba, Shikamaru y por ultimo a Lee, todos ellos arriesgaron sus vidas por un compañero de Konoha, si solo ellos suspiran que el Uchiha secuestrado fue por voluntad propia a las manos de Orochimaru.

Recordaba bajamente el lugar en donde estaban peleando ahora, si no recordaba mal era el Valle del fin, conocido por la batalla que tuvieron hace cientos de años dos de los más grandes rivales y poderosos ninjas de la historia. Pensar que ahora la historia se repetía una vez mas, si solo mi apellido fuera Senju esto sería una mala parodia de esa gran batalla.

"…" ahora mismos estábamos envuelto con el manto de una cola del Kyubi peleando contra Sasuke que tenia la segunda fase del sello maldito activado dándole una apariencia grotesca, ¿enserio íbamos a chocar nuestros mas poderosos ataques de esta manera? Podía ver los ojos de Sasuke, tanto odio y resentimiento, el… ¿de verdad intentaba matarme?

"¡Naruto!" mi respuesta fue verlo apuntar ese ataque asesino directo a mi corazón, ¿Por qué dudaba tanto en atacarlo? ¿Tal vez porque era ingenuo al pensar que una vez que estaba termine todo seria igual?... Nada seria igual.

"¡Sasuke!" gritando con todas mis fuerzas extendí mi brazo derecho apuntando mi Rasengan directo a la cabeza a la persona que incluso podría haber considerado mi hermano… que estúpido fui.

Cuando nuestros ataques chocaron vi como estas crearon una reacción de cancelación y una extraña esfera oscura se formo a nuestro alrededor, Sasuke no dudo en lanzarme un puñetazo.

¿Yo?

Solo vi todo en cámara lenta, una parte de mi me gritaba que usar mi mano derecha para usar las garras que tenia por causa del Kyubi y apuñalar el pecho de Sasuke, tenia que hacerlo, debía de detenerlo, no lo pensó antes, pero si Sasuke se unía a Orochimaru significaba que al igual que el iría por la aldea, por todos sus amigos y conocidos. Debía de detenerlo para evitar que en el futuro haga daño a alguien mas, ¡tenia que hacerlo!

Extendiendo mi brazo lance un zarpado directo a Sasuke que apenas pudo reaccionar, cuando solo faltaban centímetros para darle el golpe final, "Soy un estúpido…" ese fue mi ultimo pensamiento cuando levante mi brazo y rasgue la banda de Sasuke, luego lo que sentí fue el golpe de ese bastardo en mi estomago y el como todo a mi alrededor brillo en blanco, poco a poco vi como el desaparecía en la luz, mientras yo solo caía.

¿Cómo podría matar a la persona que consideraba un amigo?

####################

Tenzo Hazumo solo era un anciano de 126 años, trabajaba como un médico en un pequeño pueblo en los limites del reino tierra que ahora eran ocupadas por varios escuadrones de la nación del fuego, su apariencia era común, estaba calvo y tenia una larga barba con bigote que llagaba hasta su pecho, vestía las típicas ropas verdes y marrones de los habitantes del reino tierra.

Ahora mismo estaba caminando por un sendero cargando varias ramas en su espalda y sosteniéndose de su confiable bastón de madera, en su vida ha visto muchas cosas y hecho muchas, como ver con sus propios ojos la tribu del agua del Norte, subir las montañas para ver los bisontes voladores de los nómades del aire, ver dragones en las afamadas tierras del reino fuego, tener un trio con dos hermosas mujeres de la tribu del agua, si esos eran valiosos recuerdos que no olvidaría, a menos que su caso de senilidad aumente. Si fue una larga vida con muchas experiencias ya nada podría sorprenderlo.

Excepto el ver como ahora en el cielo se abría dejando mostrar un fuerte brillo blanco seguido de una fuerte explosión que lo derribó. Entre el medio del caos el anciano vio una silueta entre la luz caer en el medio del cráter donde se formo la explosión, una vez todo paso Tenzo se acerco para ver que fue lo que provoco todo este desastre y grande fue su sorpresa al encontrarse con un mocoso.

Usando su bastón pico sus costillas, "Ahg" dando un suspiro de alivio escucho un quejido del chico, estaba vivo, eso era bueno, agachándose lo tomo para colocarlo sobre su hombro, usando su bastón se fue a su hogar a paso lento cargando el mocoso en su hombro.

####################

Tres costillas rotas, músculos atrofiados tanto del brazo derecho como una de sus piernas, una herida de golpe algo grave en su cabeza y tal vez lo que mas le preocupo, una especie de herida en el medio de su pecho, era como si lo hubieran atravesado con alguna tipo de arma extraña con el anchor de una mano.

Pero dejando todo eso de lado lo que mas le extraño fue que todas esas heridas sanaron en solo tres días, solo tres jodidos días, una persona normal tardaría hasta meces para sanar todo ese daño. Revisando la ropa del chico se encontró con varias armas que se asemejaban a los de un pirata, cuchillas y armas con forma de estrella que se podrían lanzar.

¿Quién era este chico?

Bueno ahora lo averiguaría, ya que estaba sentado junto a la cama donde el chico estaba recuperándose, tubo que venderlo de pies a cabeza ante tantas heridas que tubo, al menos dejo expuesto su cabello y sus ojos, ese era otro punto, era la primera vez en su vida que encontraba a una persona con este tipo de cabello.

"…" en silencio Tenzo solo miro al chico inconsciente en la camilla, tomando su bastón se acerco a el, era hora de despertarlo de una forma rápida y sutil.

¡Crackshh!

Fue el sonido del bastón de madera del anciano estrellarse con dureza en la frente del mocoso que ante el golpe cayo de la cama para girar en el suelo sosteniéndose la cabeza con dolor, "¡hijo de puta! ¡¿Qué sucede?!" Naruto se puso de pie para ver quien lo ataco mientras dormía y se encontró con un anciano de barba blanca y bastón que estaba sentado en una cama, "¡Viejo idiota que te pasa!" gruño mientras de ponía de pie, solo para gruñir al sentir su brazo derecho adolorido.

"No seas un bebe, solo te desperté" con pereza al anciano solo camino por la pequeña sala que ocupaba para atender a sus pacientes, llegando hasta una silla se sentó para ver como el chico rubia aun molesto se sentó en la cama cruzándose de brazos.

"¿Que clase de loco despierta con un golpe en la cabeza?" grupo entre dientes Naruto que miro confuso a su alrededor.

"Mis padres lo hacían" respondió con una sonrisa burlona Tenzo que miro con curiosidad al chico, no parecía preocupado o asustado por estar en un lugar desconocido con un extraño y mas aun por su estado, "¿Me dirás quien eres?" pregunto curioso y cambiando de tema para averiguar quien era este chico.

Como respuesta el niño sonrió de forma brillante para apuntarse a si mismo, "Grábate este nombre en tu calva cabeza anciano, ¡Soy Uzumaki Naruto! ¡El futuro Hokage de la aldea de hoja! ¡Dattebayo!" sonriendo apunto al vejo medico que solo tomo su bastón de nuevo y le dio otro golpe en la cabeza asiendo que nuevamente el rubio se sostuviera con dolor la frente, "¡Ya deja eso anciano!" tomando el bastón lo arrojo al otro lado de la habitación para sostenerse aun la cabeza adolorido.

"Deja de llamarme anciano mocoso irrespetuoso, me llamo Tenzo Hazumo y podrías explicarme, ¿Porqué te encontré medio muerto en un cráter donde hubo un destello de luz?" pregunto ya perdiendo la paciencia con este chico que gritaba demasiado para su gusto.

"¿Yo?"

"No, otro mocoso con la misma cara de estúpido que tu" esa respuesta izo que una vena latiera en la frente de Naruto que trato de calmarse para evitar atacar al viejo cascarrabias.

Dando una respiración profunda el shinobi se calmo para pensar un momento, "Muy bien… lo ultimo que recuerdo es que ayude a Ero-sannin a traer a Oba-chan a la aldea, una vez llegamos esta ayuda a Kakashi-sensei y al teme a recuperarse…" frunciendo el ceño se froto al barbilla pensativo, extrañamente todo después de eso se volvía borroso, "Bueno… creo que eso es todo" confuso solo se pudo rascar la cabeza, todo bajo la mirada seria de Tenzo.

"Al parecer tiene un leve caso de amnesia como lo sospeche, ¿desde qué punto de su vida olvido?, algunos pueden olvidar años de su vida y otros solo los últimos hechos ocurridos en pocas semanas" dando un suspiro el viejo medico del reino tierra se froto se barba pensativo viendo que el chico estaba vistiéndose con la ropa con la que vino, aunque estuviera rota y gastada pudo cocerla para que siguiera todo en una pieza.

"Bueno viejo gracias por la ayuda, pero me puedes decir, ¿Dónde esta Konoha?" pregunto una vez vestido el Uzumaki que tomo su bandana y se la ato en la frente con fuerza.

"¿Konoha?"

Por primera vez en bastante tiempo, Naruto se sintió perdido y temeroso de donde podía estar.

#########################

Bueno oficialmente estaba jodido, no solo estaba en un continente o mundo que no conocía, sino que estaba envuelto en una guerra, según le dijo el anciano la guerra era entre la nación del fuego contra el reino tierra y tribus del agua, hace tiempo había otro grupo de personas que manejaban el elemento aire y se hacían llamar los nómades del aire, pero hace tiempo ellos fueron exterminados.

Aun no sabia como llego a este lugar y el como termino tan lastimado, lo descubriría y volvería a casa, aunque ahora tenia mayores problemas.

"Gracias por su compra" ahora Naruto se encontraba en la tienda del anciano atendiendo el lugar vendiendo medicina o alimentos básicos, al parecer el tratamiento que tubo para sanar sus heridas no fueron baratos y ahora tenia que trabajar al no poder pagar su cuenta. Aunque no fue tan malo.

"Hola" la siguiente persona a atender fue una linda chica de cabello castaño y ojos oscuros que tenía una figura delgada, por la ropa que bestia y postura se podría descifrar que ella era hija de alguien importante.

"Bienvenida a la tienda de Hazumo, ¿Qué necesita?" sonriendo como siempre Naruto solo atendió a su siguiente clienta, actualmente estaba llevando un delantal blanco y debajo de este su vestimenta naranja que ya había sido cosida y arreglada en su mayoría por Tenzo, pero aun así tendría que comprarse otra muda de ropa pronto.

"Solo lo de siempre, por favor Naruto" sonriendo la chica que al menos tenia 17 vio con anhelo ese cabello rubio y tiernas marcas de bigotes en sus mejillas, que daban solo ganas de acariciarlas o apretarlas al menos eso pensaba la adolecente.

"Emmm, esta es la sexta vez en esta semana que compras una tanda de comestibles y medicamentos, ¿esto todo bien?" caminando detrás de la barra de la tienda busco todas las cosas necesarias para la chica que solo se apoyo en la barra mirando directo al chico.

"Claro que si, es solo que me gusta verte todos los días para animarme, ¿estas libre esta noche?" esa pregunta izo que el Uzumaki casi callera de la escalera cuando recogió unas cajas con vendas, esto solo izo que la sonrisa de la adolecente de cabello castaño creciera aun mas, "Ara ara que tímido es…" sonriendo internamente vio como el solo coloco todo lo pedido.

"Creo que si Mei…" contesto Naruto que solo sonrió con torpeza al colocar todo lo pedido en la mesa y guardándolo en un caja.

"Bien, cena en mi casa esta noche, ya la conoces" sonriendo de gran manera le dio un guiño al pre-adolecente para tomar su pedido, llevando una de sus manos a su manga saco varias monedas de plata y las dejo sobre la mesa de la tienda, "Adiós~" despidiéndose del rubio se fue la tienda dejando solo a Naruto que vio que de nuevo la chica había pagado de mas, luego de la cuarta vez se canso de intentar decirle que no era necesario pagar de mas, pero ella decía que era su propina.

"Maldito mocoso afortunado" fue el gruñido de Tenzo que acababa de entrar por la puerta trasera de la tienda cargando madera, dejando la madera en una esquina de tienda vio que su empleado estaba mirando a la puerta con confusión, "¿Qué te sucede?" pregunto viendo que el mocoso estaba extrañamente callado.

"Es extraño" rascándose la mejilla el rubio solo tomo las monedas de plata y las guardo en una caja.

"¿Qué? ¿Qué te lluevan las mujeres?" pregunto con molestia el viejo que camino detrás de la barra para ir a la caja registradora y ver las ganancias de estos días, "Si llegas virgen a los 15 estaré sorprendido, aprovecha esto" sonriendo con mas picardía solo pudo ver como el chico fruncía el ceño.

"Viejo pervertido, no me refiero a eso, bueno no del todo" dando un suspiro tomo su delantal para quitárselo y colgarlo en un perchero, "En mi pueblo yo no era exactamente popular con las chicas… la única chica que de verdad quería me veía como un bicho raro" dijo con desanimo ganando una mirada dudosa de Tenzo.

"Extraño, a las chicas normalmente les agrada tu tipo, ya sabes los típicos idiotas simpáticos que hacen reir a las chicas, el cabello rubio, ojos azules y esas marcas de gato solo son de bonificación, si eso no atrae a las chicas hoy en día, no se que lo ara" hablo con calma mientras cantaba el dinero de la caja.

"Gracias… supongo" encogiéndose de hombros Naruto solo sonrió, "¡Oye viejo ya paso una semana trabajando aquí! ¿Cuánto falta para que pueda pagar mi deuda?" pregunto ansioso, ya que estaba emocionado de viajar por este lugar y encontrar la forma de volver a su hogar.

"De hecho hace seis días que pagaste tu deuda"

"¿Qué?"

"En tu primer día vendiste mucho y secando la cuenta reuniste mas de 30 veces lo que me debiste"

"¿Qué?"

"Y mas estos seis días… pues" sonriendo Tenzo solo pudo contar el dinero, hace tanto que no veía tantas monedas de plata en un solo lugar, con esto podría hasta jubilarse por fin y solo vivir en las playas rodeado de hermosas mujeres, a la gran vida.

"¡Viejo hijo de-" antes que Naruto pudiera gritarle al anciano se escucho unos fuertes golpes en la puerta de la tienda, "Viejo ve a atrás" teniendo un cambio de 180° el pre-adolecente camino para quedar detrás de la barra de la tienda.

"No te ofendas niño, pero te van a matar, tu déjame esto a mi" sin escuchar al mocoso Tenzo solo miro con seriedad como la puerta era abierta dejando pasar a varios hombres de armadura negras con tintes rojos, estaban armado con lanzas y espadas dejando en claro quienes eran, soldados de la nación del fuego, "Mantente cayado" fue lo ultimo que le dijo el viejo al ver a los soldados pararse frente a ambos ocupantes de la tienda.

"…" dando un bufido Naruto solo se cruzo de brazos mirando con seriedad a los manipuladores de fuego.

"Hazumo hemos venido por la cuota que el Señor del fuego pide a los contribuyentes que viven ahora en esta tierra que esta bajo el régimen de la gran nación del fuego" hablo el líder del escuadrón que era un hombre de edad avanzado con una gran musculatura, al parece alguien por que ya pasado por la guerra y sobrevivido para contarlo.

"Hemos pagado la cuota de este mes Sr. Zen" respondió Tenzo con calma mientras sacaba dejando de la barra una hoja de papel que le entrego al soldado, "Como puede ver estoy a tiempo con todos mis pagos como el gran Señor del fuego demanda" hablo con calma el anciano sin perder en ningún momento la compostura.

Pero su respuesta fue el ver como el documento era quemado por una llamarada que se produjo en la mano del soldado, "Pues esta vez la cuota aumenta y a menos que quieres que tu local termine siendo solo cenizas, nos pagaras" dijo con una sonrisa arrogante mientras los soldados que lo acompañaban bajaron sus lanzas apuntando al anciano que solo mantuvo la frente en alto, pero aun así una gota de sudor bajaba de su frente temeroso de lo que sucedería.

"Bueno viejo vete a comer o dormir, o lo que hagan los ancianos seniles" Naruto de forma inesperada tomo a Tenzo y lo empujo a la puerta trasera de la tienda y lo saco para dejarlo a fuera, sonriendo volvió su vista a los soldados. "Señores solo les puedo pedir que salgan de este tienda, puede ser por las buenas o… por las malas" los maestros fuego solo sonrieron con burla ante lo que el mocoso rubio dijo, eran seis soldados con experiencia en combate contra un mocoso de 12.

"Olvidare lo que dijiste, si me pagas la renta" dando un paso la frente el general apunto su puño cubierto de fuego contra el rubio.

"No" fue la simple respuesta que izo que los soldados se molestaran aun mas.

"¡Págame la renta!" todos los maestros tomaron posición de ataque con un solo objetivo.

"¡Oblígame!"

#########################

En las cercanías del puedo un pequeño grupo se estaba adentrando en la cuidad, estas eran tres chicas, la mas alta tenia el cabello oscuro atado con unas agujas que sostenía su peinado, sus ojos eran oscuros al igual que si largo cabello y su piel era algo pálida, vestía una larga Yukata que cubría gran parte de su cuerpo dejando solo expuesto sus manos y rostro, caminando con una rigidez digna de una reina solo camino junto a sus dos acompañantes, aunque no pudo evitar mirar con molestia a su derecha donde estaba otro chica.

Este tenia una apariencia mas alegre por su vestimenta rosa y beige, siendo estas un top que cubrían la parte superior de su cuerpo dejando libre sus brazos y unos pantalones sueltos que le daban mas libertad de movimientos, su cabello era castaño atado en una trenza y sus ojos eran marrones, extrañamente la chica estaba descalza y caminando sobre sus manos, mostrando una gran destreza ya que no parecía en lo mas mínimo cansada por caminar junto a las otras dos chicas.

Por ultimo estaba la adolecente mas joven de las tres teniendo esta tal vez 16 años, llevaba una armadura de color oscuro con bordes rojos que cubría gran parte de su cuerpo, era delgado y su piel era algo pálida aunque no tanto como la chica mas alta del grupo, su cabello era oscuro y tenia dos mechones que enmascaraban su rostro y resaltaban sus ojos dorados.

"¿Podrías dejar de caminar de cabeza Ty lee? Ya estamos por llegar a la ciudad de Ronwe" la recién nombrada como Ty lee solo sonrió divertida ante los regaños de la chica que era mayor que ella.

"¡No seas aguafiestas Mal! No es mi culpa que este lugar sea aburrido" dando algunos giros con sus manos dio una flexión para luego saltar y caer de pie, todo con una gran sonrisa dibujada en su rostro, "De todas formas, ¿Porqué estamos aquí Azula? ¡Podríamos estar pateando algunos traseros de maestros tierra en el reino tierra cerca de Ba shing se" hablo la castaña dirigiéndose a la recién nombrada Azula que solo sonrió.

"Hay rumores de que en este lugar hay maestros tierra, o la menos habrá ya que si los encontramos perecerán" diciendo eso solo siguió caminando sin que notara las mirada preocupadas de sus dos acompañantes que la siguieron. Una vez llegaron a la cuidad no vieron nada fuera de lo normal, como siempre los soldados de su nación patrullando la zona y los civiles que vivían en este lugar solo estaban en sus rutinas.

"¿Solo eso? Que aburrido" cruzándose de brazos Ty lee solo suspiro con desgano mirando a su alrededor buscando algo con que distraerse y tubo que detenerse cuando escucho sonido a golpes, curiosa volteo su mirada a una tienda de medicinas, "¿Chicas escuchan eso?" pregunto sonriendo con intriga viendo la puerta cerrada que de vez en cuando era golpeada. Tanto Mai como Azula se detuvieron para mirar en dirección donde la castaña estaba apuntando.

"…" Levantando una ceja la princesa de la nación del fuego vio como la puerta se abrió repentinamente dejando pasar un soldado de su nación que se estrello contra un carro de madera, otro estruendo se escucho y esta vez fue el de la ventana de la tienda que se rompió cuando otro soldado salió volando fuera de tienda.

Un silbido se alcanzaba a escuchar y las tres adolescentes vieron curiosas como un chico de 12 o 13 años arrastraba a cuatro soldados para arrojarlos a la calle como si estos solo fueran basura, la curiosidad de ellos solo creció ante su apariencia, cabello rubio y ojos azules, eso era extraño.

"Gran forma de irme" sonriendo de gran manera Naruto solo salió de la tienda con una mochila en su espalda que se le fue arrogada por el viejo Tenzo que se tomo el tiempo de al menos darle algo en que llevar lo poco que tenia, "¿Al parecer quieren mas?" sonriendo con desafío vio que mas soldados de la nación del fuego llegaron para formar un circulo a su alrededor.

"¡Detente! ¡Estas arrestado por atacar soldados de la nación del fuego y perturbar la paz!" Azula y compañía solo mantuvieron la distancia viendo como se estaban por desarrollar las cosas con un grupo de más de 15 soldados contra ese chico.

"¡Si creen que pueden detener al gran Uzumaki Naruto! ¡Están equivocados!" juntando sus manos el rubio formo un sello de manos e izo que una explosión de humo se formara exaltando a los espectadores, varios quedaron incrédulos cunado una copia exacta del mismo chico aparecía en esa extraña explosión de humo blanco, "¿Solo uno?" aunque el shinobi estaba deprimido de que solo una copia apareciera, aun no se recuperaba del todo y su chakra estaba lejos de estar al 100%.

"¡Es un brujo! ¡Mátenlo!" al parecer los soldados vieron esto con pánico y no dudaron en atacar.

"¡¿Vieron eso?! ¡Hizo que un hermano gemelo apareciera de la nada! ¡Es genial!" a una distancia prudente Ty lee solo pudo ver esto con entusiasmo, era un gran truco de magia o al menos el mejor que vio hasta ahora.

"¿Crees que eso sea magia en verdad?" pregunto con suma seriedad Mai a Azula que solo mantuvo su mirada fija en como sus hombres estaban por atacar al par de rubios.

"¡Ahg!" el primer soldado cayo cuando una de los mocosos se arrojo a si mismo para atacar con un cabezazo en su estomago que le saco el aire y lo noqueo, pero sin terminar ahí ambos rubios se lanzaron al ataque contra los demás soldados a mano limpia.

Dos soldados intentaron quemar a uno de ellos, pero esos mocosos eran rápidos, ya que cuando menos de dieron cuanta fueron derribados por unas patadas que abollaron los cascos que cargaban, uno a uno los soldados fueron cayendo por los ataques salvajes de ambos chicos que se ayudaban mutuamente para atacar.

"¡Suficiente!" un maestro fuego en una ataque de ira lanzo una gran llamada de sus puños que dio con éxito contra uno de sus objetivos, pero para su sorpresa esta estallo en una nube de humo, antes que pudiera reaccionar el hombre fue golpeado con un puñetazo en su cara que lo izo rodar varios metros para estrellarse contra una casa.

Cayendo de pie Naruto se agacho para evitar ser apuñalado con una lanza, agarrando la muñeca de su atacante lo tomo y lo lanzo con fuerza contra el suelo dejando que se escuchara algunos huesos rotos, tomando la lanza el Uzumaki rompió la punta donde estaba la hoja y dejo solo la barrilla de madera.

Usando su improvisado bastón Bo dio giros y salto de un lado a otro esquivando golpes y llamadas de fuego que venían de los cinco soldados restantes, dando un salto de al menos 6 metros aterrizo entre los maestros fuego y usando el bastón de madera dio una vuelta completa de 360° golpeando a los soldados que quedaban. Una vez que vio a todos sus atacantes en el suelo el Uzumaki suspiro.

"Ufff, nada mal, aun lo tengo" sonriendo solo giro el palo para que este fuera quemado por una llamarada de fuego azulado, confuso Naruto vio a tres chicas mayores que el a solo unos metros y viendo el fuego que envolvía el puño de la chica con armadura solo pudo tragar en seco, "Hola…" sonriendo con torpeza dejo caer su bastón quemado.

"La parecer tienes competencia Ty lee, nunca vi a nadie usar sus puños tan bien" comento Azula que solo llego su mano a su barbilla para mirar con detenimiento al niño rubio.

"¿Mejor que yo? ¡Ya lo veremos!" con un fuego de desafío en sus ojos la chica del circo tomo una pose extraña de pelea, siendo esta estar parada sobre una solo pierna y flexionar la otra mientras sus brazos se mantenían cerca de su cuerpo con sus dedos extendidos.

"Sean cuidadosas, el es peligroso" Mai sin perder su mascara fría saco varias cuchillas de las mangas de su Kimono para tomar posición de lanzamiento.

"¡Wow! ¡Wow! ¡Tiempo fuera!" retrocediendo unos pasos el shinobi solo sonrio con nerviosismo, "Yo solo me defendí de ellos, no tengo nada contra ustedes" trato de excusarse, pero solo gano una sonrisa peligrosa de Azula que izo que sus dos puños fueran cubiertos de fuego azulado.

"Tal vez, pero hace tiempo no tengo un buen desafío y tu eres perfecto" con esas palabras la princesa dio un paso al frente para prepararse para la batalla, siendo sus amigas la que siguieron su ejemplo.

"Bueno… ustedes me obligaron a usar mi arma secreta" ganando un expresión mas sombría Naruto junto sus manos para formar un sello de manos asiendo que las chicas se tensen y estuvieran pendientes, "¡Les presento mi técnica definitiva!" diciendo eso una fuerte explosión de humo y aire se produjo que cegó a las adolecentes por un momento.

"¿Eh?" todas vieron alerta como la nube de humo poco a poco fue disipándose, solo para ver que el chico desapareció dejando mostrar algo diferente. Ante los ojos de las chicas apareció una mujer de cabello rubio atado en dos coletas, era exactamente una versión mayor y femenina del chico que estuvo ahí, aunque lo mas extraño para las adolecentes fue este estaba desnuda mostrando medidas que ninguna de las presentes creyó posible.

"Sexy no jutsu~" sonriendo la rubia solo pudo burlarse al ver que las chicas se paralizaron incrédulas, aunque esto no duro mucho ya que tubo que agacharse para evitar ser quemada por una bola de fuego, "¡Oye ten cuidado!" grito la rubia que tubo que dar vuelta en el suelo para evitar unas cuchillas que fueron lanzadas contra el.

"¡genial! ¡Es una bruja!" al parecer Ty lee solo se emociono al ver lo que ese chico o chica era capaz, aunque esto no fue el caso de Mai que solo se molesto ante este acto irrespetuoso y promiscuo, pero Azula tenía otros pensamientos.

"Habilidad de lucha impresionantes, hacer una copia de si mismo y cambiar de formo… interesante…" sonriendo la princesa de la nación del fuego solo lanzo varias llamaradas de fuego que obligo a retroceder a la rubia desnuda, "Si crees que ese acto pervertido te salvara, estas equivocado" la peli negra estaba por atacar nuevamente, pero se detuvo al ver que la rubia solo se levanto para sonreír.

"¿Tu crees? ¡Nos vemos tontas!" para furia de la princesa la rubia estallo en una nube de humo, dejando apreciar que a lo lejos estaba ese mocoso corriendo como un loco.

"¡Atrápenlo!"

Channnn

Channnnnnnnn

Channnnnnnnnnnn

Ufff como siempre un bueno comienzo, si les gusta la historia no duden de dejar sus comentarios y apoyo. Sin mas me despido y les deseó lo mejor a ustedes y sus familias.

¡Próximo capitulo!

Naruto vs equipo Azula.