Lunes, 6 de Mayo del 2019

9:17 pm

Algunas veces me siento muy sola. Como hoy. El sentimiento de aislamiento con todo el mundo no se va, lo único que hago es ver series, películas, mirar por la ventana, subir al techo, observar la noche.

Llorar.

Desde que lo dejé ha sido así, he leído que es porque el instinto de supervivencia nos hace sentir seguros cuando tenemos pareja o estamos en grupo, nos da la sensación de protección que necesitamos, y de seguridad ya que es menos probable que seamos asesinados por una manada de leones si vamos en grupo. Es una herencia de nuestros antepasados.

Ahora es completamente innecesario y me está haciendo sentir depresiva.

Sé que tengo amigos que me quieren, he salido con algunos, he intentado mantenerme ocupada, la sensación se va por momentos, pero siempre regresa.

Quiero volver a ser la misma de antes, recuerdo cuando tenía a mi primer novio y estudiaba mi carrera, teníamos tantos sueños, yo me esforzaba mucho para sacar buenas calificaciones y cumplir todo lo que nos proponíamos. Ahora pienso en ello y me alegra saber que la herida cicatrizó muy bien, no hay nada que le reproche ni tengo sentimientos de odio hacia él.

Lo único que he extrañado es a la Ana de ese entonces, que quería tener un futuro feliz con alguien que realmente la trataba bien y la amaba. Me pregunto todo el tiempo si algo así me volverá a pasar otra vez. Solo espero volver a tener la valentía de pasar otra vez por todo ese proceso y cerrar mis heridas saludablemente.

Mi propósito en esta vida no es encontrar a alguien a quien amar, no lo malentiendan, es solo que realmente me gustaría tener algo de compañía en el día a día, que cada vez que esté con alguien mis problemas se vuelvan menos pesados, que pueda ser frágil a su lado sin tener miedo de que me pueda lastimar, dormir juntos, tomar té, café o cerveza y reírme de él cada vez que lo vea despertar despeinado con los ojos entrecerrados.

No lo logré con "él" precisamente, y cada vez que me refiero a "él", ustedes sabrán que fue mi ex, mi segundo novio, y mi segundo ex novio, ahora todo eso acabo hace una semana y media. Espero presten atención porque en esta historia les contaré como se vive un proceso de duelo en una relación la cuál fue bastante íntima, pero que sin embargo, nada de lo que yo hice por él le impidió regresar con su ex esposa y engañarme.

Sé que hay miles de personas pasando por lo mismo que yo, probablemente hay miles de personas que aún no toman la decisión por miedo al proceso por el que yo estoy pasando, por experimentar los sentimientos que yo estoy describiendo, y a su vez, hay personas que están mejorando poco a poco. Si eres de las primeras, no hay nada de lo que avergonzarse, todo llegará a su tiempo, y si eres de las segundas, estoy orgullosa de ti, me verás así dentro de poco.

Ahora el sentimiento de vacío que sentí hace unos momentos se ha ido. Por ahora ha funcionado el distraerme un poco. Iré a ver una serie que Diego me recomendó y después me dormiré, buenas noches a todos.