Título: Mi Vida con Mary.

Emparejamientos: ninguno por ahora.

Género: Horror / Terror / Amistad / Sobrenatural.

Resumen.

UA: OneShots. De camino a casa de sus parientes después de un terrible día escolar por culpa de su primo Dudley, la pequeña Alice Jasmine Potter se encuentra una hermosa muñeca y decide llevarla a casa a escondidas para que sus parientes no se enteren de su nueva amada posesión. Ella no se imaginaba que Mary, su muñeca no era para nada común y corriente.

Disclaimer: las franquicias de Harry Potter y Gakkou no Kaidan no son mías, le pertenecen a sus respectivos creadores, yo solo los tomo prestados.

GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP

Una pequeña niña pelirroja, de tes blanca como la porcelana, ojos grandes de color verde esmeralda, con una curiosa cicatriz en forma de rayo en la frente, de físico delgado y de estatura baja para sus 7 años de edad, caminaba muy deprimida hacia casa de sus parientes después de un horrible día en la escuela en el que su primo le había roto sus gafas en una de sus persecuciones diarias, la profesora la había castigado en clase por no llevar su tarea y nuevamente su primo Dudley se comió el insípido desayuno que su tía le daba para que no pensaran mal de su familia en la escuela.

Sin fijarse bien en donde caminaba, sintió que tropezaba con algo blando. Por suerte, pudo reaccionar rápido, y no cayó de cara al duro asfalto.

Enderezándose y ajustando sus gafas las cuales casi caían por su tropiezo, miró hacia el suelo para ver con que había tropezado y lo que se encontró la dejó encantada. Era una bonita muñeca de cabellos dorados y bellos ojos azules con un vestido blanco con un moño color amarillo.

Realmente era muy bonita, aunque estaba algo sucia, pero nada que un paño limpio no pudiera solucionar.

Cuando Alice estaba apunto de tomarla para llevarla a casa consigo, se detuvo pensando angustiada, que si su odioso primo o alguno de sus tíos la vieran, pensarían que ella se la había robado de alguna parte y se la arrebatarían en un santiamén. Pero es una muñeca tan bonita, pensó anelante viendo fijamente a la pequeña muñeca de dorados cabellos. Todas las demás niñas tienen sus propias muñecas y yo nunca he podido tener una propia, la tía Petunia siempre le había dicho junto con el tío Vernon que los monstruos como ella no merecían tener cosas tan bonitas.

Aunque... si sus tíos y Dudley no se enteraban de que la tenía, podría conservarla ¿cierto?, se dijo así misma mentalmente, y sin dudar más, tomó suavemente a la muñeca y la guardó en su mochila escolar sin notar la escalofriante sonrisa que se posó en los rojisos lavios de esta.

GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP GNK X HP

¿Review?