"La mente puede ser un arma muy poderosa"

La luz de la luna brillaba intensamente iluminando al gran castillo de Hogwarts. Unos ojos violáceos observaban con atención la majestuosidad de aquel castillo. A su lado, Aleksandar, su amigo desde los comienzos en Durmstrang se sentó a su lado mirando impasible la imagen del castillo.

– ¿Te guste este castillo? – preguntó Aleksandar

– Por supuesto – respondió Ivanka – ¿dónde está Viktor? Se supone que entraré a su lado

– En la proa con Karkarov – dijo Aleksandar

La joven asintió y se retiró en busca de Viktor. Algunos estudiantes que estaban en el camino se movieron a un lado para dejarla pasar. Afortunadamente, divisó a Viktor con rapidez y un recuerdo vino a su mente.

Flashback

Ivanka asistió a la Copa Mundial de Quidditch sin muchas ganas pero por insistencia de Viktor tuvo que ir. Inesperadamente, el partido fue entretenido y alentó a su gran amigo Viktor Krum.

Cuando el partido terminó, Ivanka se retiró a una tienda especial pero una gran oleada de magia negra hizo que saliera y pudo ver a varios mortífagos incendiando tiendas de campaña.

Ivanka salió en busca de sus amigos pero la gente estaba demasiado desesperada y nerviosa como para correr. Entre empujes, Ivanka vio a un chico tirado en el suelo siendo pisado. La joven intentó despertarlo pero no había caso y tampoco tenía un traslador cerca ni licencia para aparecerse.

No pudiendo dejarlo ahí tirado, Ivanka arrastró al chico con lentes para esconderse y con suerte no ser detectados. Ivanka frunció el ceño al ver una calavera verde en el cielo.

De repente, el muchacho se despertó muy alterado y mirando desenfocado.

Silencio – gruñó Ivanka – no podemos hacer ruido

¿Qu-uién eres? – preguntó el chico nervioso

Cállate

Para su desgracia, una chica y otro chico aparecieron gritando "Harry" y todos los planes de Ivanka para escapar en silencio fueron arruinados en esos momentos.

¡Ustedes dos! ¡Cállense!

¡Desmaius! – gritaron un grupo de mortífagos

¡Expelliarmus! – exclamó Ivanka lanzando el hechizo sobre uno de ellos y con su otra mano haciendo que rebote sobre los demás

¡Alto! – gritó un hombre de cabello rojo – ¡ése es mi hijo! ¡Ron, Harry, Hermione! ¡¿Están bien?! – continuó gritando

Vinimos por Harry – explicó Ron

¿Quién lo conjuró? – exclamó un hombre apuntando con su varita a los jóvenes

Crouch, no puedes…

¡No mientan! ¡Están en la escena del crimen! – gritó el hombre

¡Barty, son sólo unos niños! – dijo el hombre mayor pelirrojo

¡Tú! ¡Tú debes ser! – el hombre apuntó su varita a la joven para luego tomar su brazo y ver si poseía la Marca Tenebrosa y nada encontró – ¡Debes de haberlo lanzado! ¡¿Quién eres?! Esa apariencia... – hizo un gesto de horror

Ivanka Grindelwald, señor – respondió la joven para sorpresa y terror de algunos

¡Ivanka! – gritó un hombre caminando enojado hacia ellos – ¡No vuelvas a desaparecer así! – la regañó – Lamento las molestias, me comunicaré con usted – de repente desaparecieron

Fin del Flashback

Igor Karkarov caminó delante y esperaron hasta que las estudiantes de Beauxbatons hicieran su presentación junto a Madame Maxime. Una vez que hubo finalizado y escuchando gritos y silbidos felices, Albus Dumbledore presentó a su escuela.

– ¡Por favor reciban a los orgullosos hijos de Durmstrang y a su director Igor Karkarov! – dijo Albus

En ese momento, sus compañeros entraron haciendo un pequeño espectáculo. Finalmente, Igor hizo una seña y los tres entraron en una caminata dramática. Viktor e Ivanka entraron delante del director y la joven invocó un gran fénix de fuego que sobrevoló sobre todos los estudiantes para luego volver a su mano. Ambos directores se saludaron con un abrazo y dispusieron una mesa para Durmstrang y Beauxbatons. Mientras se acomodaban en la mesa, Dumbledore comenzó a hablar.

– ¡Su atención, por favor! Quisiera decir unas palabras – comenzó Albus – ¡Gloria eterna! Eso le espera al mago que gane el Torneo de los Tres Magos pero para ganar, el estudiante debe pasar tres pruebas. Tres pruebas extremadamente peligrosas – observó a los estudiantes – por eso, el Ministerio ha decidido imponer una nueva regla. Nos explicará todo esto, el jefe del Departamento de Cooperación Mágica Internacional, el señor Bartemius Crouch – el susodicho se acercó

– Después de la debida consideración, el Ministerio ha concluido que por su seguridad ningún estudiante menor de diecisiete años podrá someter su nombre para el Torneo de los Tres Magos – anunció Bartemius Crouch consiguiendo abucheos – es una decisión final

– ¡Silencio! – gritó Dumbledore y mostró una gran copa – ¡El cáliz de fuego! Los que quieran someterse al torneo escriban su nombre en un pedazo de pergamino y échenlo al fuego antes del jueves a esta hora. No lo hagan a la ligera. Si son escogidos, no pueden echarse atrás. A partir de este momento comienza en Torneo de los Tres Magos

Las clases en Hogwarts fueron bastante interesantes para Ivanka. Luego de una clase con Ravenclaw, Aleksandar la acompañó a recorrer el castillo. Ambos estudiantes de Durmstrang caminaron tranquilamente por los pasillos. Era sabido que Viktor Krum e Ivanka Grindelwald eran las principales celebridades que llamaron la atención. Viktor por ser un famoso jugador de Quidditch e Ivanka por ser nieta del temido mago oscuro.

Aquel reconocimiento por ser familiar del mago oscuro le valió terribles experiencias en Durmstrang apenas entró en la escuela. Ivanka tuvo que hacer frente a magos que querían su expulsión y para su desgracia, la muerte. Pero no era una niña normal, antes de siquiera asistir al Instituto Durmstrang, Ivanka estuvo bajo la tutela de Igor Karkarov aprendiendo las artes de la magia. Gracias a eso, Ivanka se defendió e incluso se batió a duelo con magos mayores a ella y saliendo victoriosa. Aquellos acontecimientos hicieron que fuera respetada como una bruja poderosa y nadie quiso volver a batirse en duelo con ella.

– Ivanka, ¿estamos yendo a dónde creo que vamos? – preguntó Aleksandar con una ceja oscura levantada

Aleksandar fue su primer amigo antes de Viktor. Fueron los únicos que la aceptaron sin remordimiento alguno.

– Así es – la joven sonrió – pondré mi nombre en el cáliz de fuego

Ivanka abrió las puertas de la habitación donde estaba el cáliz. Allí dos gemelos con barba blanca estaban peleando en el piso mientras eran alentados por otros estudiantes de Hogwarts. Apenas entró, dejaron de prestarle atención y se enfocaron en ella. Ivanka llevaba un pedazo de pergamino con su nombre. Caminó hasta el cáliz de fuego y puso el papel allí mientras era observada.

Harry Potter observó a la joven caminar seriamente hasta el cáliz y verter un papel allí. Tal como antes, estaba impresionado con ella. Se veía exactamente igual excepto por el uniforme de Durmstrang. Todavía no podía creer que era nieta del mago oscuro. A decir verdad, había heredado bastante el aspecto de Grindelwald. Ivanka poseía rasgos hermosos de una dama, el cabello platinado como aquel mago demostraba su herencia y unos extraños ojos violáceos que brillaban bajo el fuego del cáliz.

– ¡Oye, Harry! – exclamó Ron a su lado – ¡Te estoy llamando!

– Oh, lo siento, Ron – respondió el mago

– No me digas que te gusta esa bruja de Durmstrang – dijo Ron y Harry levantó una ceja

– ¡A todos les gusta la bella Ivanka! – cantó Fred acicalando su barba

– ¡Y sabemos que a ustedes también! – continuó George

Para el resto del día, el trío de oro soportó las canciones de George y Fred excepto cuando visitaron a Madame Pomfrey para que les quitara los efectos de la poción envejecedora con la que intentaron engañar al cáliz de fuego.

Más tarde, todos los estudiantes fueron reunidos en el Gran Salón para conocer a los participantes del Torneo de los Tres Magos. Dumbledore tomó la iniciativa.

– El momento que todos han estado esperando, ¡la selección de los campeones! – habló Dumbledore mientras bajaba la luz de las velas y tocaba el cáliz para luego alejarse unos pasos – ¡El campeón de Durmstrang es Viktor Krum! – Ivanka sonrió alegre y lo felicitó junto a los demás

Viktor saludó con la mano a Dumbledore – ¡la campeona de Beauxbatons es Fleur Delacour! – saludó a Dumbledore y se posicionó al lado del campeón Viktor Krum – ¡el campeón de Hogwarts es Cedric Diggory! – el susodicho sonrió recibiendo felicidades y se posicionó como los demás – ¡Excelente ya tenemos a nuestros tres campeones! Pero, al final, solo uno pasará a la historia, sólo uno levantará este cáliz de campeones, esta vasija de la victoria – señaló – ¡La Copa de Los Tres Magos! – aplaudieron

De repente, el cáliz de fuego comenzó a fluctuar y lanzó dos papeles. Albus Dumbledore frunció el ceño al leer los dos papeles expulsados por el Cáliz de Fuego.

– ¡Harry Potter! ¡Ivanka Grindelwald! – exclamó Dumbledore – ¡Harry Potter! – gritó nuevamente cuando Ivanka apareció

Los dos caminaron hasta los demás campeones. Ivanka pudo ver que el chico estaba bastante sorprendido. La joven sabía que todo esto era un error, sólo un campeón podía competir por escuela. Seguro lo resolverían ahora que Dumbledore los había llamado a su oficina. O al menos, eso creía Ivanka.

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

¡Espero que les guste! ¡Saludos!