hola, traigo otra traducción de Supernatural, otra ves de la misma autora que muy amablemente me dio su permiso para traducir la historia para ustedes. si quieren leer más de las maravillas que escribe, entren en su perfil que deje mas abajo.

La historia que traduzco no es mia, obviamente. Sólo la comparto para que tengan la oportunidad de maravillarse como yo lo he hecho. Si encuentran algun error, pido disculpas. Desde el celular es medio complicado.

La historia original es de Mango Marbles https/m./u/3683056/

La historia original la encuentran aquí https/m./s/12342299/1/Deal-Without-You

Muy amablemente me ha dado su permiso para traducirla asique muchas gracias. He tenido que cambiar algunas palabras para que se pueda leer, sin más los dejo.


Descargo de responsabilidad: No soy dueño de Supernatural.


Capítulo 1: El precio

Estaba cubierto de sudor y suciedad (y un poco de sangre). Demonios, ambos lo eran, y se sentía repugnante. Podía pasar un par de horas directamente bajo el rocío de una ducha con el glorioso invento que era el jabón, pero aún era mejor que estar encerrado en una prisión del gobierno por casi cometer un crimen que casi no cometieron.

La medianoche vendría pronto, y él sabía lo que eso significaba. Ya era hora de que él y Sam se despidieran, y no había manera en el infierno que dejara que Sam fuera el que muriera. Fue idea de Dean, así que pensó que tenía sentido para él lidiar con el precio.

No es que tuviera ninguna ilusión de que Sam no haría todo lo posible por ofrecerse a sí mismo por Dean. Habían bailado cientos de veces, y siempre terminaba con el aterrizaje del mundo en medio de otra crisis sobrenatural.

Pero bueno, al menos lograron volver a estar vivos y pelear la buena batalla, entonces, ¿por qué esta vez debería ser diferente? En El vacío o no, si alguien pudiera encontrar una manera de sacar un alma de allí y volver a la Tierra, sería Sam.

Pararon el auto en un puente justo antes de la medianoche, cuando empezaron los signos de la presencia de Billie. Las luces parpadearon de la misma manera que lo harían con un demonio cercano, y tal vez Billie era un demonio por derecho propio. Haciendo tratos y tomando almas. Querer ver a los Winchesters retirados de la tierra de los vivos de forma permanente.

Salió con Sam, Cas y Mary lo siguieron confundidos. Habían optado por no decirles el plan, Cas y Mary habrían pasado el último viaje en auto con todos ellos desesperados y buscando una manera de romper el trato o encontrar una brecha. Sería la misma manera en que Sam actuó durante el año antes de que Dean fuera al infierno, y Dean no estaba seguro de poder lidiar con eso nuevamente. Fue agotador tratar de mantener a alguien unido cuando él era la razón por la que se estaban desmoronando.

Había muchas cosas de las que se arrepentiría, como no poder ver cuál era el plan final para los británicos Hombres De Letras. No confiaba en que fueran honestos, pero confiaba en que Sam podría manejarlo junto con Mary y Cas, ahora que parecía que Mary iba a regresar.

Él nunca la conocería realmente. Pero él había pasado cuatro años con ella, así que Sam merecía tener su turno para experimentar tener una madre.

Billie estaba tan entusiasmada como siempre de estar presente con el propósito de cosechar una Winchester de una vez por todas, y la sorpresa y la incredulidad en los rostros de Mary y Cas dolían al ver todo lo que él sabía.

Dean explicó su escape, y cómo necesitaban a Billie.

Y María hizo lo último que esperaba.

Sacó su arma, la amartilló y apretó el cañón contra su cabeza. "Soy una Winchester", dijo ella. "Llévame."

"Me parece bien para mí", dijo Billie.

Dean dio un paso adelante, pero fue echado hacia atrás.

Sam aterrizó a su lado.

Tuvo que detener a su madre, pero levantarse fue una lucha. Billie no solo los había tirado, ella hacía sentir que también los estaba anclando al suelo. Cada movimiento requería más esfuerzo del que debía.

"Te amo", dijo Mary, su voz tensa.

Dean no podía ver su cara, pero no necesitaba hacerlo. Sabía que ella estaba a punto de llorar, si algunas ya no se habían derramado. Conocía ese tono de voz, porque era el mismo que Sam usó en su máxima expresión desde que era un niño.

Recordó que Sam le balbuceaba una vez sobre cómo "ver todo en cámara lenta" no era solo un dicho. Cuando el cerebro estaba bajo una gran cantidad de estrés y recibía demasiada información para procesarla, percibía los eventos como algo más lento. Parte de la evolución, o algo así.

Dean solo asintió y no lo pensó mucho, pero ahora experimentó el fenómeno por primera vez.

Sam avanzó hacia la derecha cuando Mary estaba a punto de apretar el gatillo y agarró su brazo para que el arma ya no la apuntara, pero su sorpresa la hizo disparar a pesar de todo.

Dean apenas vio la sonrisa de Billie desvanecerse cuando la hoja de ángel de Cas sobresalía de su pecho con un brillo azul opaco, no con su madre y su hermano casi bloqueando el camino. Pero era difícil concentrarse en esa pequeña victoria cuando Sam estaba cayendo hacia atrás.

Dean se levantó y puso sus manos sobre los hombros de su hermano, cualquier cosa para retardar su descenso, pero Sam tenía el peso muerto y ambos terminaron de nuevo en el suelo.

"Sammy?" Dean preguntó.

Mary se arrodilló junto a ellos, y Cas los siguió, pero Él estaba concentrado en la sangre que caía por el cuello.

Presionó sus dedos temblorosos en el pulso de au hermano, pero no pudo encontrar uno.

Sam había evitado que su madre se disparara a sí misma, pero cuando él la agarró del brazo, el ángulo de la pistola hizo que el cañón apuntara directamente hacia él. El disparo de sorpresa de Mary envió una bala a la cabeza de Sam desde debajo de su barbilla.

Si lo llevaran a un hospital, parecería simplemente otro suicidio.

En cierto modo, tal vez fue. Se suponía que la noche terminaría con uno de ellos suicidándose de todos modos, incluso si no era en el sentido tradicional.

El problema era que debería haber sido Dean.

"Cas, arréglalo", dijo Dean.

Vio sus propias lágrimas cayendo sobre Sam, pero no las sintió en absoluto. No sentía nada en absoluto.

"Dean, no puedo", dijo Cas. "Lo siento, pero ya se ha ido".

"No, él no.. él no puede", dijo Dean. "Él no está en El Vacío. Billie está muerta, ella no lo llevó".

"Puede que no esté en El Vacío, pero su alma ya no está en su cuerpo. No hay nada que pueda hacer".

"No, no, no, no, no", dijo Dean. "Me trajiste de vuelta una vez. Trajiste a Bobby una vez. Ahora, trae a Sam de vuelta. Por favor, Cas. Te lo ruego, hombre".

"Dean, ya no tengo el poder para hacer eso. Lo haría si pudiera. Te lo juro".

"Lo siento mucho", dijo Mary. Sus palabras fueron suaves susurros que rompían en sollozos silenciosos. "No debería haber ... debería haber ... lo siento".

"Mamá, no lo hagas", dijo Dean. "Sabíamos que esta noche terminaría con uno de nosotros muerto. Era parte de todo el plan. Yo solo ... se suponía que era yo".

Se rió entre dientes, pero sonaba tan ahogado y distorsionado que casi no lo reconoció como suyo. "Pero debería haberlo sabido mejor. Sam siempre ha sido un idiota abnegado", dijo Dean. "Siempre fue mi trabajo cuidar de él, pero nunca pude. Ahora, nos estamos quedando sin favores y opciones, y esto podría ser realmente..".

Dean finalmente miró a Cas y Mary. La cara de su madre estaba roja y las lágrimas caían. El ángel parecía triste por derecho propio, y Dean se preguntó si los ángeles podrían llorar.

"¿Y si ésta realmente es la última vez?" preguntó. "¿Y si Sam no puede volver?"

Ellos no le respondieron.


Cas lo ayudó a meterlo en el auto, y él comenzó el viaje de regreso al búnker con Mary en el asiento del pasajero.

Dean se sentó en la espalda con el cuerpo de Sam, y trató de engañarse a sí mismo haciéndole creer que era solo otro viaje a casa después de una dura cacería donde Sam se quedó dormido en el auto.

Pero ninguna respiración suave escapó de su boca esta vez. No se movió ni murmuró en su sueño. Estaba demasiado quieto. Demasiado pacífico.

Porque él no estaba allí. Realmente no. Sam se había ido, y Dean no estaba seguro de poder encontrar una manera de recuperarlo esta vez.

"Lo resolveremos, Dean", dijo Cas. "Siempre lo hemos hecho antes".

Pero esto no era como los tiempos anteriores. No sabía cómo arreglar esto, ni por dónde empezar. Billie estaba muerta, y de todas formas no habría tratado con él. Estaba bastante seguro de que ningún demonio le permitiría cambiar su alma por Sam nuevamente. Cas ya no tenía el poder de resucitar. Chuck y Amara se fueron de vacaciones y probablemente tuvieron desactivadas sus versiones de Angel Radio.

¿Qué opciones le quedaron?

Todo lo que podía hacer era susurrar disculpas que nunca llegarían a los oídos de Sam.


Nota del autor: Sentí que su escape era demasiado fácil y limpio. El episodio necesitaba más drama, así que decidí escribir mi propia versión. Esta será una historia muy corta, pero no dejaré ninguna historia sin terminar. Eso puedo prometerlo (con la excepción de una muerte o accidente repentino y horrible).

Por favor revisa y hazme saber si te gustó el comienzo!