REALIDADES ALTERNAS

Capítulo 1

Será posible la reencarnación o la existencia de múltiples realidades, muchos comentan que no, que sería imposible, y que no tiene lógica. Pero otros tantos han demostrado con pruebas que es posible, niños con memorias de eventos pasados, en épocas que ya fueron, situaciones de sus muertes o vivencias con otras personas o seres, o de recuerdos como el efecto Mandela, recuerdos de algo que según se vio de una forma y realmente tenía otro aspecto, o los sueños con otros tipos de realidades.

Tratare de contar como ha sido mi vida desde que empezó mi aventura y de los sueños que pensé solo eran eso.

Ha veces confundes recuerdos de vidas pasadas, con recuerdos de realidades en las que ya exististe…

Hay una persona o ser que es siempre el que veo en mis sueños, un ser con hermosos ojos dorados y una luna en la frente, con cabello plateado, un ser que recuerdo con alegría y demasiada nostalgia, pero solo hasta hace poco pude recordar todo gracias a una hechicera que por querer hacer un mal hizo algo bueno sin querer, yo nací con la joya de las cuatro almas en mi ser en el 2000, desde niña tenía fijación por las historia y cuentos sobre seres sobrenaturales…

Mi vida siempre trato de la escuela a la casa y viceversa, siempre tuve afición por el dibujo, y sueño que tenia de personas que yo sentía que conocí, dibujo que hacía.

Hubo un tiempo en que pensaba que talvez podría viajar al pasado y conocer a esas personas, pero con el tiempo aprendí que era imposible.

Sim embargo en mis clases escuche de universos paralelos, que solo personas con poderes sobrenaturales o brujas podrían acceder a ellos, en esos universos están las mismas personas que conoces o no, que viven o ya no, son escenarios de distintas realidades posibles, tantas posibilidades.

Y yo esperaba o algo me decía que no pertenecía a esta, pero siempre trate de creer, un día conocía un chico el cual se volvió mi amigo, o eso creí, él se me acerco, soy un poco tímida y realmente me cuesta socializar, mi casa es un templo y he aprendido el valor de ser sacerdotisa, mis antepasados lo fueron y aprendí todo sobre el folclor de yokais y esas cosas, en fin ese muchacho fue importante en mi vida, no en el sentido amoroso, no, si no como un guía me explicaba y decía cosas que algunas ya había deducido yo su nombre era Onigumo, y me conto que en una de sus reencarnaciones, él se llamaba Naraku, y que por una joya el murió, realmente me sorprendió ,pues yo tenía noción de una batalla ya vivida con un ser así, cuando el me conto eso comencé a desconfiar pero algo siempre hacia que volviéramos a platicar además él era muy insistente y amable, hasta a mi familia les parecía agradable, bueno el me conto parte de esa batalla, también estuve tentada a decirle que yo sabía pero lo omití, solo conté lo de otras vidas y creo fue lo mejor, un día estábamos comiendo un helado cuando me comento de una adivina que hacia regresiones y las grababa por si uno quería saber más de su pasado, yo por supuesto le di largas, pero de tantas me convenció.

Me dijo que iba a hacer la cita y pues yo dije que sí, sabía que algo malo iba a pasar así que le dije a mi madre y ella me iba a acompañar también, le dije a Onigumo, al principio se molestó, pero estuvo de acuerdo al final.

Realmente tenía un mal presentimiento, pero sabía que era algo por lo que tenía que pasar, abrace a mi madre y nos fuimos al encuentro de mi amigo.