Bueno chicos aquí esta vuestro amigo Deadpool trayendo un capitulo recién sacado del horno, actualmente Dragun esta en la unidad de quemados por no haber tenido cuidado en sacar el fic XD. Mientras tanto os presento un capitulo de mas de 16K para vuestro disfrute. ¿Como? ¿Que donde hemos estado estos meses? Bueno por un lado el malvado villano llamado Universidad tenia retenido a Dragun en un habitación de tortura llamada sala de exámenes, estuvo unas semanas muy tocado después de que puede rescatarlo, por otro lado también tuvimos un problema relacionado con portales interdimensionales, chimichangas gigantes come hombres y un gato que quería conquistar el mundo porque alguien se le olvido darle sus Whiskas, en cualquier caso eso es una historia que contara Dragun en un capitulo posterior ya que ahora mismo esta recuperándose. Este es el primero de una serie de capítulos de un mini arco que Dragun a creado para que entendíais varios de los aspectos futuros de este fic, bueno me tengo que ir a comprar leche y Whiscash os dejo con la historia.


Capítulo 3: Nunca es fácil decir que has venido de otro mundo. Parte 1: El inicio de un viaje sin retorno.

En la UA se viva una situación de alta tensión, en una sala especial que era totalmente insonorizada y hermética, para no dejar que ningún dispositivo electrónico enviara información comprometedora, se encontraba una serie de personas esperando por respuestas, a un lado de la sala estaban Inko Midoriya, las dos mujeres Bakugo, el director Nezu y Recovery Girl, en el centro de la sala donde había una gran mesa se encontraba All Might como Toshinori Yagi y el detective Tsukauchi Naomasa y en el otro se hallaba un aparente tranquilo y estoico Izuku Midoriya que los estaba observando con una mirada aburrida mientras se cruzaba de brazos, pero en el interior de nuestro héroe ocurría algo diferente…

"Mierda, mierda, mierda ¿Cómo he acabado aquí? ¿Por qué tenía que estar mi madre hoy en la UA? ¿Y cómo diablos de todas las personas me tiene que tocar un detective que es capaz de decir si miento o no? Todos mis planes a la mierda, no sé cómo, pero estoy seguro de que esto ha sido cosa de Bahel, maldito dios hedonista y narcisista hijo de…" y así siguieron una larga lista de maldiciones a un dios que se estaba riendo a costa de Izuku en este momento a pesar de que por una vez no tenía nada que ver con la desgracia actual que le rodeaba.

Para ver como Izuku acabo en un interrogatorio es mejor que retrocedemos una media hora

FLASHBACK

Izuku se encontraba en estos momentos aun esposado, pero con su daga presionada firmemente contra el abdomen de Aizawa, ahora mismo estaba esperando a que se presentaran los que lo mantenían encerrado y esperaba conseguir un buen trato a partir de lo que había podido sacar del obstinado héroe que a pesar de estar bajo amenaza había varias cosas que no había respondido.

"Al menos dentro de lo malo he podido sacar algunas buenas noticias, por un lado he podido comprobar que la diferencia temporal en los 2 mundos es 1:1, hubiera sido horrible en muchos sentidos tanto si el tiempo pasara más rápido o más lento, Kasumi está bien gracias a dios… mejor no, no quiero creer que un dios ha tenido nada que ver en esto, y finalmente estoy en la UA en la sala de cuidados intensivos, y pensar que antes daría lo que fuera por ver el interior del edifico" estos y más pensamientos rondaban la cabeza de Izuku que no paraba de hacer planes sobre cómo salir de allí de la mejor manera posible, gracias a lo que había aprendido sabía que no podían usar a Kasumi de rehén o algo similar lo que le permitía una margen de maniobra bastante grande ya que solo se tenía que preocupar por sí mismo.

Mientras Izuku se sumergía en su mente Aizawa no paraba de observar a su captor con ojos calculadores esperando una oportunidad para sacárselo de encima y poder inmovilizarlo.

TAP TAP TAP TAP

Un ruido de personas corriendo se podía oír por toda la sala, Izuku se puso en posición para cualquier cosa que pudiera pasar, pero no estaba preparado para lo que estaba por venir.

PLAM

Las puertas se abrieron de golpe haciendo estremecerse a Izuku, pero en vez de un gran grupo de personas o algún héroe para detenerlo vio una figura femenina que reconocería en cualquier parte.

— ¿Mama…? — preguntó incrédulo el peliverde al ver a la mujer más importante de su vida, aquella por la que más sufrió por dejar.

Ellos se miraron por unos minutos sin siquiera notar que detrás de Inko llegaron el resto de grupo desde la oficina del director.

— ¿Izuku, realmente eres tú? ¿No es un sueño verdad? — preguntó la madre escéptica de que la visión de su hijo, aunque más fornido y alto, no fuera una ilusión, a pesar de que quería saltar en este momento para abrazarlo tenía que comprobar que era su hijo — Rápido ¿Comida favorita?

— Katsudon.

— ¿Mejor héroe de todos?

— All Might.

— ¿Ropa interior favorita?

— Los calzoncillos verdes con estampados de All Might… ¡¿P-Pero que me haces decir?! — exclamó Izuku con un gran sonrojo.

Todos los presentes sacaron una gota de sudor ante el intercambio madre e hijo, excepto las mujeres Bakugo que se reían entre dientes conociendo las peculiaridades de los dos Midoriya.

— Eso lo hace, nadie puede sonrojarse y tartamudear de manera tan linda si no es mi bebe — dijo Inko mientras con lágrimas se acercaba rápidamente a su hijo para abrazarlo.

Izuku hacia lo mismo olvidándose por completo de su rehén y apartándose de él y por tanto también su arma.

Aizawa aprovecho la oportunidad y usando su bufanda enredo a Izuku por completo, de un solo tirón lo puso en el suelo y se sentó en su espalda para inmovilizarlo.

— Ahora chico vas a quedarte en el suelo y… — Aizawa interrumpió lo que iba a decir cuando fue lanzado por el aire hacia la pared.

CRUNCH

El héroe gimió cuando sintió el golpe contra la pared. Aizawa intento levantarse sin saber que lo había golpeado, pero de repente empezó a flotar en el aire.

Inko se acercó lenta y amenazadoramente ante el héroe.

— ¡Nunca más vuelvas a golpear a mi hijo! — siseó la furiosa madre cuando estaba cara a cara con el pelinegro que intento mantenerse estoico a pesar de los escalofríos que esa simple frase le mandaba.

"Esta familia es de temer" pensó nerviosamente el héroe

Pasaron unos largos 5 minutos hasta que la madre accedió a dejar irse al héroe para recibir atención médica.

Mientras Recovery Girl trataba las heridas de Aizawa el detective se dirigió a Izuku, aun envuelto en la bufanda, que en este momento estaba siendo abrazado por su madre que no paraba de llorar y murmurar algo sobre no dejar a su bebé alejarse más y destrozar a quien le haya esas horribles cicatrices, cabe decir que Izuku a pesar estar contento de estar con su madre estaba rojo de vergüenza.

— Señora Midoriya si bien entiendo la necesidad de estar con su hijo sería mejor para todos si procedemos con el interrogatorio, ya que al parecer se encuentra en perfectas condiciones.

La mirada afilada que le dirigió la mujer indico que no iba a ser fácil conseguir eso.

— No y simplemente no, mi bebé acaba de regresar y ha pasado por algo muy traumático y no pienso dejar que pase por nada tan horrible como un interrogatorio, ahora solo quiero llevarlo a casa para que olvide todo lo horrible de este día — dijo cortante la madre que abrazaba fuertemente a su hijo que seguía pasando una gran vergüenza por su posición actual y como lo llamaba su madre.

— Señora Midoriya eso no es una opción, su hijo tiene información de vital importancia para un caso de desaparición que se dio por cerrado y que podría ayudar a más personas, además ha cometido varios delitos como el uso ilegal de Quirk, vigilantismo, por el amor de dios, hace solo unos minutos había causado un caso de secuestro — dijo irritado el detective ante la falta de cooperación de la mujer que empezaba a ser exasperante.

— Si tiene alguna queja hable con mis abogados, yo me voy a llevar a mi hijo en este momento.

— No puedo dejar que eso pase, va en contra del protocolo, puede traer a un abogado para que lo represente como mucho, pero si sigue persistiendo no me deja más remedio que emitir una orden de arresto y usar la fuerza.

Inko ante la amenaza empezó a rodearse de un aura verde en preparación para atacar al detective mientras los demás presentes se tensaban. Tanto las mujeres Bakugo como el mismo Izuku estaban impresionados de que Inko mostrara tanto poder ya que hasta donde sabían solo podía mover pequeños objetos.

— Por favor, entienda mi posición, su hijo es ahora el centro de un revuelo mediático, tenemos que saber todo lo posible para hacer el control de daños pertinente, esto es lo mejor para todos, ahora los medios se están dando un festín de suposiciones y rumores, su hijo podría ser catalogado como un criminal o algo peor a pesar de haber salvado la vida de alguien.

Inko a pesar de entender lo que decía el detective no quería que su hijo tuviera que pasar por nada más.

Izuku pensó que era mejor intervenir ante de que esto llegara más lejos, él no quería que su madre tuviera problemas con la justicia por su culpa, al peliverde no le importaba si tuviera que estar huyendo de la justicia por un tiempo si era necesario, pero no podía ver como su madre se viera afectada por su bien.

— Lo hare — dijo Izuku llamando la atención de todos — Pasare por el interrogatorio si eso es lo que queréis.

— ¡Pero Izuku no es necesario! — exclamó Inko preocupada por su hijo.

— Mama tranquila, sé que no es necesario, pero es lo mejor para todos si acabo las cosas ahora, pero… — miro al detective antes de continuar — solo hablare con algunas condiciones.

— Dependiendo de lo que pidas se puede hacer algo — cedió el detective.

— Primero, quiero que se le permita asistir a Bakugo Kasumi y su madre al interrogatorio — diciendo lo último al ver que Mitsuki estaba también en la sala — si voy a contar todo prefiero no volver a hacerlo después, es una historia larga y bastante pesada.

— "suspiro" no es protocolario, pero puedo hacer una excepción, pero tendrán que firmar un documento de confidencialidad.

Las Bakugo aceptaron de inmediatamente, ellas estaban preocupadas por dejar sola a Inko en el interrogatorio de su hijo, por un lado, querían poder apoyar a la mujer y por otro evitar que lanzara a alguien más por los aires tal como estaba hoy.

— Segundo, quiero que me quites estas esposas, son incomodas y no tengo ganas de llevarlas puestas durante horas — pidió esto por si tenía que mostrar sus poderes, no quería que se supiera que no se veían afectados por las esposas.

El detective debatió sobre eso antes de aceptar, sabía que era un riesgo, pero el niño no parecía malicioso per se, además la madre de Izuku estaba aquí para contener cualquier cosa que pudiera provocar, parecía que no quería decepcionar a la mujer o meterla en problemas, él no veía otra razón para que aceptara el interrogatorio al que parecía algo reacio.

— Tercero, no quiero que muestre este interrogatorio a nadie, ni sus compañeros ni sus superiores a menos que sea estrictamente necesario, lo que estoy a punto de desvelar es muy personal, prefiero que lo sepan el menor número de personas posibles.

— No sé si poder cumplir esa parte en cuanto a mis superiores, pero lo intentare ¿Alguna cosa más?

— Si — dijo seriamente — quiero ropa normal para poder ponerme, esta bata deja demasiada … libertad para mi gusto — dijo Izuku mientras sentía un airecillo rozando por su parte trasera, haciéndolo sonrojar por tercera vez en lo que va de día.

Eso hizo que los presentes intentaran aguantarse las ganas de reír, excepto cierta rubia que se reía abiertamente intentando no caerse.

Mitsuki miro con alegría a su hija.

"No se reía así desde hace años, este tiempo sin Izuku le ha hecho mucho daño a ella a pesar de que no se dé cuenta, me alegro de que haya corregido algo su carácter, pero el precio que tuvo que pagar no vale la pena si me preguntas" pensó tristemente al recordar el tiempo que su hija estuvo apartada de su mejor amigo.

FIN FLASHBACK

Después de eso Aizawa se quedó en la enfermería recuperándose de los efectos del Quirk de Recovery Girl, sanar varias costillas rotas y una fractura en el brazo le quita mucho a una persona.

— Midoriya, si le parece bien me gustaría comenzar — dijo el detective deteniendo el tren de pensamientos del peliverde hacia cierto dios.

Actualmente Izuku llevaba puesto un uniforme deportivo de la UA en sustitución de la bata.

— ¿Hmm?, oh sí, me parece bien — dijo Izuku saliendo de sus pensamientos, actualmente vestido con el uniforme de la deportivo de la UA — pero antes me gustaría saber algo, entiendo que Recovery Girl esté presente para controlar mi estado, Nezu como director de la UA veo normal que al prestar las instalaciones este informado del caso además de que tiene una licencia de detective que le da cierta jurisdicción aquí, pero no entiendo que hace aquí el hombre rubio, parece que necesita ir a un hospital urgentemente.

Aunque no lo parezca en este momento Izuku fue, y sigue siendo en secreto, un fanboy de los héroes y nunca olvida algo que haya aprendido sobre ellos. Esto sorprendió a algunos del presente ya que a pesar de todo Recovery Girl no era muy reconocida hoy día y menos aún se sabía que Nezu tenía una licencia de detective.

"Su memoria sobre héroes y cosas relacionadas con ellos sigue siendo aterradora" pensó internamente Kasumi, mientras Inko solo miro con una sonrisa radiante a su hijo, ella estaba feliz de volver a oír datos relacionados con héroes como hacía antes.

Saliendo de su estupor All Might contestó — Déjame que me presente soy Yagi Toshinori, estoy en representación de All Might el cual debido a una emergencia no puede estar ahora con nosotros.

— Vale, pero… ¿Qué tiene que ver All Might en todo el asunto? — preguntó aun escéptico Izuku que no veía la relación entre el héroe número 1 y él.

Todos presentes miraron con los ojos bien abiertos hacia el peliverde como si le hubiera salido una segunda cabeza.

— Joven Midoriya ¿Cuánto recuerdas del día de hoy antes de desmayarte? — preguntó All Might sospechando más o menos que pasaba ya que había notado algo raro en su encuentro anterior.

— La verdad todo está bastante borroso — contestó Izuku mientras cerraba los ojos intentado hacer memoria — recuerdo aparecer en mitad una calle devastada, luchar contra un monstruo slime para salvar a Kacchan, después me enfrente a otro tipo que se interponía en la batalla, el golpe que me dicho Kacchan que me mando al suelo — dijo esto observando fijamente a la responsable que lo desafío con la mirada como si eso no fuera culpa suya — y después desmayarme en mitad de la calle y acabar aquí, más allá de eso me faltan trozos de la pelea que tuve.

— Midoriya puede que no recuerdes bien esto, pero el hombre con el que te enfrentaste después del villano era All Might, intento asesinarlo en el proceso todo sea dicho — dijo el detective mientras miraba directamente a los ojos de Izuku que aun lucia aburridos.

— ¿Me está diciendo que ataque a All Might?

— Si.

— ¿E intente asesinarle?

— Si.

— Bien…

PUM

Izuku golpeo la cabeza contra la mesa, todos se levantaron preocupados pensando que se había desmayado hasta que empezaron a oír como murmuraba a gran velocidad

—… de todas las personas tenía que luchar con él, mira que había gente, pero por otro lado si hubiera sido una persona normal hubiera quedado lisiada en el mejor de los casos, así que no es tan malo, mira que Nora me dijo 1000 veces que tenía que arreglar esa visión de túnel que tengo en batalla cuando estoy en tensión y desgastado ¿pero le hago caso? No, siempre igual, no me extraña que me llame idiota todo el tiempo, si es que soy…— y así siguió murmurando sacando una gota de sudor a todos los presentes.

— Señora Midoriya ¿es normal lo que está haciendo su hijo? — preguntó el detective nerviosamente.

— "suspiro" Me gustaría decir que no, pero es una peculiaridad que tiene desde pequeño, ya sea cuando se concentra mucho o se pone nervioso empieza murmurar todo lo que piensa a una velocidad increíble — contesto Inko con una sonrisa triste recordando cuanto echaba de menos esos murmullos al igual que cierta rubia que miraba con alegría como su amigo no había cambiado.

— Joven Midoriya cálmate — esto detuvo los murmullos e hizo que Izuku lo mirara directamente — All Might entiende que no estabas cuerdo del todo en ese momento, no tiene nada en tu contra, todo lo contrario, esta impresionado con tu acto heroico y tu forma de pelear, en realidad estoy aquí para ver cómo te encuentras y si es posible que necesites ayuda en algo — terminó con una sonrisa tranquilizadora.

— ¿En serio? — preguntó esperanzado el peliverde.

— En serio, es más, después de que todo haya acabado quiere tener una conversación contigo en una fecha posterior ¿sería eso un problema?

— Por supuesto que no lo hay — contestó Izuku con una sonrisa radiante al saber que conocería a su ídolo.

"Siempre que aun siga en pie la oferta una vez desvele quien soy en realidad" pensó con tristeza finalmente al darse cuenta que el también sabrá todo lo que desvele en este interrogatorio.

— Bueno volviendo al asunto una vez aclarado todo — dijo el detective para encarrilar la conversación — me gustaría recordarte Midoriya que esto será grabado enteramente — señalo un dispositivo grabador 3D, la maquina grabara toda la sala gracias un sistema de cámaras, esto se debe principalmente para vigilar cualquier Quirk que pueda manipular el proceso — y que gracias a mi Quirk digas lo que digas te creeré —termino con una sonrisa falsa hacia Izuku.

"En otras palabras que no puedo engañarte, maldito zorro astuto, sé que no pueden usar eso en un juicio debido a que es un método que puede ser manipulado fácilmente por la persona, pero eso no quita que a la larga mentir me puede salir caro, será mejor que diga la verdad… al menos en su mayor parte" pensó con pesar Izuku, que evito que pudiera generar una serie de mentiras elaboradas que tenía preparado.

— Bueno, cuanto antes terminemos mejor, para evitar que estemos aquí más de lo necesario sería mejor que contara todo lo que crea que pueda interesarle y si después tiene alguna duda la responderé y… espero que nadie tema a la oscuridad — dijo Izuku con sonrisa maliciosa.

Izuku alzo su mano que estaba envuelta en un aura negra y se formó una esfera — Un pensamiento, una imagen, una vida, que se muestren los registros de la verdad. TRUTH PROJECTION.

Antes de que nadie pudiera hacer nada la esfera empezó a crecer hasta que envolvió toda la habitación y sus ocupantes dejándolos totalmente ciegos.

— ¡MALDITO NERD! ¿SE PUEDE SABER A QUE DEMONIOS ESTAS JUGANDO? — preguntó enfurecida Kasumi.

— Ese temperamento Kasumi — dijo su madre mientras le daba un golpe a su hija en la cabeza haciendo que se calmara, con bastante precisión incluso en la oscuridad.

— Perdón, perdón, solo era una broma, jejeje — contesto Izuku mientras en la mesa se proyecta una luz de aspecto cálido pero que seguía sin alumbrar demasiado, los demás se calmaron una vez vieron que Izuku no estaba intentando atacarlos o escapar — es solo que se me ocurrió que en vez de contaros algo que no creerías a pesar del Quirk del detective, lo que haría sería mostraros las cosas directamente, para bien o para mal — pensó la última parte para sí mismo.

— Joven Midoriya no era necesario que hicieras nada, nadie va dudar de tu palabra, estamos aquí para intentar ayudarte no en tu contra — dijo All Might una vez recuperada la compostura.

— Aunque estoy de acuerdo con Yagi estoy intrigado con este Quirk y cómo puedes demostrar que lo que dices es veraz — hablo Nezu que con una sonrisa miraba a Izuku, cada momento que pasaba junto al peliverde causaba que el director tomara interés en él.

Izuku miro a todos los presentes con una sonrisa condescendiente, él sabía que no le crearían de primeras, si el mismo no hubiera vivido personalmente su aventura tampoco lo creería.

— Pues vamos a hacer el intento — dijo Izuku antes de mirar directamente al detective — hace 3 años no fui secuestrado ni me escapé de casa fui invocado a otro mundo donde todo este tiempo estuve participando en una guerra contra las fuerzas de la oscuridad.

Silencio, eso era todo lo que podía oírse en la sala, hasta que Kasumi exploto.

— ¡MALDITO NERD, DEJA DE JUGAR CON NOSOTROS! ¡ESTO ES SERIO! — gritó Kasumi que estaba dispuesta a saltar sobre Izuku hasta que un aura verde la rodeo y la mantuvo en el sitio.

— Kasumi cálmate, no es propio de un futuro héroe estallar de esa manera — advirtió Inko que miraba a los demás presentes.

— Lo siento tía Inko — se disculpó Kasumi a regañadientes, quería seguir discutiendo, pero la madre de Izuku estaba demostrando tener un carácter de temer hoy.

Mitsuki miro agradecida a su amiga ya que hubiera sido bastante malo para el futuro profesional de Kasumi hacer una escena delante de tantas personas influyentes en el mundo de los héroes.

Pasando la sorpresa inicial todos miraron a Izuku con molestia por bromear en una situación así, todos menos cierto detective que lo miraba con los ojos bien abiertos. Cosa que no pasó desapercibido para Nezu.

— ¿Ocurre algo Naomasa? — preguntó el director preocupado por el estado del detective que parecía haber palidecido.

— Esto es peor de lo que pensaba — empezó a hablar Naomasa con una mirada triste hacia el peliverde — han manipulado la mente del chico o por lo menos sus recuerdos, mi Quirk dice que está diciendo la verdad, así que piensa que lo que dice es verdad.

Todos jadearon ante esto menos Izuku que miro con molestia al detective ya que sabía que pasaría algo así.

— No me han manipulado nada, eso es lo que paso, si me dejas mostrarte…— Izuku fue interrumpido.

— Midoriya solo CREES que ha pasado, te han manipulado la memoria para pensar que has estado en una especie mundo de fantasía o algo así estos años, te han hecho cosas horribles y después alteraron todos tus recuerdos para cubrir sus delitos, pero tranquilo estoy seguro de que podemos deshacer en su mayor parte lo que han hecho — sonrió el detective para intentar tranquilizar a Izuku — sin embargo tienes que poner de tu parte para que esto funcione, sé que puede ser duro y estoy seguro que tus amigos y familiares te apoyaran en estos momentos y me duele mucho decirte que no puedes apegarte a esa falsa vida que te han implantado.

Todos miraron con tristeza y compasión, como si Izuku estuviera lisiado o algo peor.

Si hay algo que detestaba Izuku era que le compadecieran, él había sentido esas miradas cuando la gente sabía que era un Quirkless, el entendía sus reacciones y comprendía porque lo miraban así pero el odiaba con toda su alma que pensaran que una quinta parte de su vida había sido una mentira.

— ¡NO ES FALSA! — gritó Izuku mientras golpeaba la mesa con su mano derecha aboyando la superficie metálica y sobresaltando a todos los presentes— ¡3 años de mi vida que de las que recuerdo cada segundo, 3 años que he luchado y sangrado, 3 años de amistades y perdidas, 3 años de fracasos y logros no son una maldita ilusión o mentira!

El orbe que hasta ahora emitía una tenue luz empezó a brillar con fuerza cegando a todos.

— ¡Si tanto queréis saber que me paso, os mostrare todo!

Cuando la luz dejo de brillar todos miraron sorprendidos los que les rodeaba.


(Dragun: A partir de aquí y durante el resto del capítulo lo escrito normal, salvo que haya un cambio de escena, será el "Flash back" y lo que está en negrita será reacciones y pensamientos fuera de él, no habrá demasiados en aras de tener una historia fluida y por lo general la intervención será corta o al menos lo intentare, no voy a poner todo lo que sientan las personas en las reacciones solo unas pocas cosas aquí y haya (por ejemplo no voy a poner cada vez que pase algo raro la reacción de sorpresa, seria tedioso y rompería la fluidez de la historia) para que puedas entender cómo se sienten o piensan sobre ciertas cosas para que no tenga que ponerlo todo de golpe.

Deadpool: pensad en fic de reacción, pero sin que interrumpan cada dos líneas para meter 3 párrafos de texto sobrecargados de reacciones, lloros, quejidos, sonrojos, chicas que chorrean por…

Dragun: ¡DEADPOOL!

Deadpool: ¿Qué? Esto está clasificado M así que puedo hablar de lo que me salga de mi dura polla erecta mientras no haga escenas sexuales, si Disney dije polla, no pienso cambiar lo que digo o hago solo porque queréis meterme en el mierdoso universo de MCU y que una pandilla de pubertos puedan verme sin que sus papis estén presentes, que sepáis que tengo más carisma y popularidad en este culito prieto cubierto de licra que la Liga de la Justicia y los Vengadores juntos.

Dragun: "Suspiro" Recuérdame porque te tengo en nómina.

Deadpool: Porque te salgo barato y no estoy dándote el coñazo con mi insuperable personalidad dentro de tu simple mente mortal mientras estoy aquí.

Dragun: …disfrutad del resto del fic, siento la interrupción)

Todos miraron con asombro que actualmente estaban al aire libre, en un parque bastante normal bañado por la luz del ocaso, algunos intentaron hablar, pero nada podía salir, pero la mayor sorpresa es cuando vieron en el columpio a un pequeño niño de 10-12 años, un niño que solo se podía decir que era Izuku.

Izuku está balanceándose tranquilamente mientras pensaba, sus ropas parecían desgastadas y tenía ligeros moretones por todo su cuerpo, así como un ojo morado que remarca su mal estado.

— Soy un inútil, otra vez no he podido ayudar a alguien, solo he valido como distracción para que la niña haya podido salir corriendo — se lamentó Izuku — sin un Quirk parece que solo valgo como saco de boxeo para los matones… al menos mientras se centren en mí no pueden hacer daño a nadie más ¿verdad? — termino con una sonrisa burlona antes de suspirar y volver a mirar al suelo.

A pesar de no saber que estaba pasando todos estaban luchando con distintas emociones; All Might se veía reflejado en ese chico, Nezu y el detective estaban irritados y decepcionados porque sabían que para alguien sin Quirk era un escenario normal, Inko estaba triste y furiosa por no haber podido ayudar a su hijo en todo ese tiempo, Mitsuki estaba realmente preocupado por el niño ya que sabía que su hija fue parte de los acoso que sufrió en el pasado y Kasumi estaba emitiendo un aura asesina, si, ella había dañado a Izuku en el pasado pero después de un tiempo no llevaba las cosas más haya de tirarlo al suelo, un par de golpes y algún que otro insulto, nunca había dejado en tan mal estado al peliverde.

— No, no puedo pensar así, All Might no se rendiría, no se conformaría, sé que incluso si no tuviera su Quirk aun lucharía contra los villanos y ayudaría a quien lo necesitara como pudiera con una sonrisa, porque es el mejor héroe de todos los tiempos — dijo Izuku con una mirada determinada mientras saltaba del columpio y levantara el puño al cielo — y sé que algún día podré pararme a su lado para salvar todo el mundo — terminó con una sonrisa.

Decir que All Might estaba conmovido era decir poco, nunca pensó que inspiraría a alguien con tanta fuerza, en este momento se dio cuenta de que no solo luchaba para salvar a la gente si no para inspirar a otros a ser grandes héroes, una nueva determinación creció en el viejo héroe que avivo las llamas de su alma, el decidió que no solo buscaría un sucesor, el prepararía a todos sus futuros alumnos para llegar incluso más lejos que él.

— Bien dicho chico — habló una voz petulante desde la nada — ese es el espíritu que andaba buscando, serás un buen candidato.

— ¡Que…!

No pudo terminar cuando un aura brillante lo rodeo, todo lo que tenía delante desapareció sustituyendo por un espacio totalmente en blanco, literalmente no había nada, por haber no había ni suelo que pisar a pesar de que estaba encima de algo.

Frente a Izuku de repente apareció una línea negra que dividió el espacio vacío y se abrió dejando pasar una de las cosas más hermosas que había visto en su vida.

Era una mujer joven que a la vez desprendía un aire de madurez que no era acorde con la edad que aparentaba, media 1,71 m, tenía una piel blanca y lisa sin imperfecciones solo acentuada por unas pecas alrededor de su nariz y mejillas, una larga melena rubia como cascadas de oro caía sobre su espalda que llegaba hasta su trasero, dos mechones de pelo caían hacia delante paralelamente hasta la altura de sus turgentes pechos copa D, su cabeza era adornada con una corona de hiedra conformaba por distintas flores de colores vivos. Estaba vestida con una túnica verde claro que recordaba a la antigua Grecia, esta caía hasta cubrirle los pies descalzos, dejaba toda su espalda al descubierto además de estar muy ajustada en ciertas áreas que daban una idea de su esbelta figura. Pero si algo recalcaba la belleza de la dama delante de Izuku era sus vibrantes ojos aguamarina que solo podían describirse como vivos y maternales.

Todos los que veían esta mujer, tanto hombres como mujeres, solo la podían describir con una palabra… DIOSA.

Izuku miraba impresionado al ser que tenía delante, no sabía porque, pero estaba seguro de que esa chica no era humana, era algo más.

La chica lo miro extrañada e inclino su cabeza a un lado haciéndola verse muy linda, hasta que sus ojos se abrieron como si hubiera comprendió algo.

— Bahel, esto no es lo que acordamos.

— Hermanita es justo lo que acordamos e incluso más de lo que esperaba para serte sincero — dijo voz divertida detrás de Izuku.

Al mirar se encontró a un hombre verdaderamente extraño, era hermoso como la chica de antes, pero parecía artificial, si no fuera por su armadura no se sabría decir si es hombre o mujer, y tenía un aura como de divinad, pero estaba manchada con algo asqueroso que Izuku no pudo identificar, además esa lanza que llevaba en la espalda le producía arcadas a Izuku de solo mirarla.

Todos compartían la misma sensación que Izuku, era todo lo contrario que sintieron cuando vieron a la mujer.

— Bahel quedamos en que traerías a un héroe, alguien de alma pura que pudiera salvar al mundo, alguien con… — miró a Izuku como si pensara sus próximas palabras — poder para llevar a cabo la misión que se le va imponer, lo que has traído es un niño.

Izuku se sentía dolido, no entendía la razón de porque estaba aquí, pero lo que si sabía era que no le veía como alguien capaz, como todos a su alrededor.

— En eso te equivocas hermanita — dijo mientras colocaba una mano en el hombro de Izuku que por alguna razón no podía moverse — este pequeñín es un héroe, lo vi antes salvando a una mocosa de unos abusones, al principio pensé que era el típico escenario del tipo fuerte salvando a la damisela, pero… — Bahel empezó a temblar en el sitio — jajajaja, el chico aquí perdió miserablemente y sirvió como muñeco anti estrés para esos niñatos, deberías haberlo visto se para enfrente de la chica y les grita que se detengan pero solo en dos segundos está en el suelo siendo golpeado por el grupo, es desternillante jajajaja — siguió riéndose Bahel de la desgracia del niño.

Izuku quería llorar en este momento, no por lo que había hecho o que Bahel se riera de él, era porque lo estaban avergonzando delante de una chica tan hermosa, por alguna razón que no entendía Izuku quería caerle bien a la mujer y darle una buena impresión.

— Bahel no está bien reírte de un niño y menos si lo que me estabas contando es verdad, se comportó como todo un caballero — sonrió la chica hacia Izuku para tranquilizarlo, eso provoco un sonrojo en Izuku por la bella imagen que proyectaba.

— Pero Tearis no te he contado lo mejor — siguió Bahel mientras se recomponía — este chico, este "héroe", después de recibir una gran paliza, no solo se recompuso, dijo que a pesar de no tener poder se pararía junto a su ídolo para salvar a todos — Bahel acerco su cara a la de Izuku y empezó a restregarse contra su mejilla — es simplemente tan tierno e "inocente", no pude resistirme a traerlo, quería darle la oportunidad de su vida — terminó con una sonrisa mientras aún se frotaba contra Izuku.

Izuku sintió un escalofrió por su espalda.

Todos los que vieron la escena sintieron también un escalofrió, además de una madre que quería cortar en trocitos muy pequeños a cierto hombre.

La chica que parecía llamarse Tearis miro con preocupación a Izuku como si algo malo le fuera a ocurrir.

— Pero Bahel, hay cientos de héroes que puedes elegir que encajan, incluso All Might, el héroe numero 1 ¿Por qué este muchacho?

— ¿All Might? Eso no es un héroe, es solo un viejo que juega a serlo solo porque su maestra murió a manos de su némesis, no tiene convicción y espíritu para seguir adelante, además no lo quiero, es algo roto y usado ¿Para qué querría a alguien que solo puede luchar unas horas al día? — preguntó Bahel con molestia a su hermana.

All Might y los que sabían su secreto estaban en estado de shock "¿Quiénes son estas personas y como conocen mi secreto y mi relación con Nana?" pensó All Might nerviosamente, esa información en malas manos podía hacer mucho daño.

Los que no estaban al tanto del secreto solo se preguntaron de que estaban hablando estos extraños y porque se habían llevado a Izuku.

Izuku quería defender a All Might, pero con el hombre aun juntado su mejilla con la suya no podía decir nada

— En cambio mírale a él — señalo Bahel hacia Izuku aportándose de su lado, por lo cual el niño estaba agradecido — sin poder, rechazado por la sociedad, sin nadie para apoyarle pero aun así mantiene sus convicciones y sueños, quiere lograr lo imposible e ir en contra de la corriente, si sus acciones y metas no lo convierte en alguien de alma pura y heroica entonces este mundo no tiene nadie que me interese — habló con una sonrisa petulante, si bien el discurso puede sonar inspirador y motivacional el tono burlón y sarcástico que usaba le decía que no quería decir todo eso de manera seria.

— Pero Bahel…

— Hermanita — interrumpió Bahel que a pesar de tener una sonrisa el aura que emanaba indicaba que estaba molesto — te estoy dando una oportunidad, o la coges o mejor prepárate para que liquide yo mismo el asunto ¿A quedado claro?

— Si, hermano… — respondió la chica mirando hacia el suelo y temblando ligeramente.

Un extraño sentimiento embargo a Izuku que hizo que se acercara a Tearis y le cogiera la mano a la vez que le sonreía con todas sus fuerzas, si Izuku había aprendido algo de All Might era que una sonrisa puede ayudar mucho más que las palabras, la rubia la miro sorprendida al principio, pero al final le devolvió la sonrisa agradecida.

— Bueno Izuku si has terminado de ligar con mi hermana tenemos cosas que hablar — dijo Bahel divertido.

Izuku rápidamente aparto la mano de Tearis, se puso rojo como un tomate y empezó a tartamudear una respuesta.

— ¿Ves por qué lo quiero? Es divertidísimo burlarse de este chico jajajaja — se rio Bahel.

Mientras el hombre se reía a carcajadas de su reacción Izuku recordó en la situación en la que estaba.

— ¿C-como sabes mi nombre? ¿Y dónde estamos? — preguntó Izuku nerviosamente.

— Fácil chico, se tu nombre porque ambos somos dioses, no hay nada que no sepamos, en cuando donde estamos digamos que es un espacio en blanco de la realidad, te hemos traído porque queremos darte la mayor oportunidad de tu vida — respondió Bahel con una voz dulce que recordaba a esos adultos que atraían a niños con golosinas.

Izuku por alguna razón lo sabía, esas personas eran dioses, no había razón lógica que le indicara que lo fueran, podía ser un Quirk o algo parecido que pudiera provocar todo lo extraño que rodeaba a estas personas, pero algo profundo dentro de él le indicaban que decía la verdad sobre ellos.

Todos querían negar tal evidencia, pero sentían al igual que el peliverde que el extraño no mentía, era aterrador pensar que existan tales seres en este basto mundo y nadie sabía de ellos. All Might podía entender ahora como estas personas sabían su secreto, parecía inverosímil y de fantasía, pero sabía que era verdad, era como si una sensación en su pecho, algo primitivo y antiguo, le dijera que no podía dudar de que eran seres superiores a él.

— ¿O-Oportunidad? — preguntó Izuku con miedo.

— Sip, una oportunidad, algo que cambiara tu vida para siempre, podrás no solo estar a la altura de All Might, lo superaras, porque tu mi querido Izuku vas a hacer algo que él jamás podrá, salvar un mundo entero de la destrucción, serás un héroe entre héroes, tu existencia será tan grande que formaras parte de la historia como una leyenda, los hombres te temerán, las mujeres te querrán y los niños te admiraran ¿Qué te parece? ¿A que es más emocionante que salvar a una niña de unos cuantos bravucones? Di que sí y empezaremos ahora mismo, no puedo esperar para ver como "evoluciona" tu historia — dijo Bahel con un extraño brillo en los ojos que no indicaban nada bueno, es como un niño que tiene un juguete nuevo y no puede esperar para jugar con él.

Izuku fue sobrecargado de información y estaba procesando todo "¿Un héroe? ¿Salvar al mundo? ¿Cómo pueden decir eso? Soy un Quirkless, vale que quiero ser un héroe a pesar de eso, pero no estoy tan lleno de mí mismo para creer que pueda salvar al mundo, ni siquiera All Might podría hacerlo según la situación, además no sé porque, pero siento que si acepto de alguna manera estaría haciendo un trato con el diablo" pensó Izuku, o al menos eso creía él.

— Eres malo Izuku — dijo Bahel con un falso puchero mientras pinchaba las mejillas de Izuku con su dedo índice — mira que compararme con el diablo, yo no soy tan malo, solo quería ayudarte a alcanzar tu sueño, Bahel se siente tan dolido por tus palabras — dijo tristemente mientras seguía pinchando a Izuku.

Resultaba que todo eso lo había murmurado y tanto el Bahel como Tearis, la cual estaba intentado no reírse de la peculiaridad del peliverde, lo habían escuchado.

Kasumi se palmeo la cara pensado en lo idiota e inútil que era su amigo en algunas ocasiones.

Izuku sentía repulsión hacia este supuesto dios, esa actitud infantil y femenina no pegaba a un adulto como él, si bien sabía que había gente que actuaba así y no le importaba, Bahel parecía que solo lo hacía para ponerlo nervioso, era anti natural, por alguna razón sentía la necesidad urgente de salir corriendo, pero sus piernas no les respondían.

— L-Lo siento Bahel-sama, n-no quería ofenderles a ninguno de los dos, e-es solo que n-no creo que este a la altura de lo quieras q-que haga — se disculpó nerviosamente.

— Izuku a diferencia de algunas personas — miró a Tearis con ojos penetrantes — yo creo que puedes ser un gran héroe, un salvador, alguien que puede marcar la diferencia, no te menosprecies, sé que puedes lograrlo — intentó convencer Bahel a Izuku con palabras melosas.

El peliverde si bien era ingenuo estaba viendo a través de su acto y desconfiaba totalmente de esa persona.

— Pero bueno si no quieres ayudar no se puede hacer nada — dijo Bahel intentado cambiar de táctica ya que parece que alabar el espíritu heroico del niño no funcionaba — simplemente dejaras abandonadas unos cuantos millones de vidas a su terrible destino — terminó Bahel despreocupadamente mientras le daba la espalda a Izuku.

— ¿M-Millones? — preguntó Izuku preocupado.

"¡¿Millones?!" pensaron todos alarmados por algo que pudiera matar tantas muertes.

— Si, millones, padres, madres, hijos, amigos, suegras, perros, todos encontraran un amargo final porque no pudieron encontrar a su héroe, esa persona especial que los salvaría, pero no te preocupes Izuku, eso a ti no te incumbe, si esperas un minuto te devolveré al lugar donde estabas, no hace falta que le des vueltas al asunto en esa linda cabecita tuya — sonrió Bahel lo más inocentemente posible mientras acariciaba el rizado cabello de Izuku.

Tearis estaba molesta por las tretas de Bahel y quería decir algo, pero una mirada suya la hizo callar.

— E-espera, yo… yo… — intentó hablar Izuku sin saber exactamente qué hacer.

— ¿Hmm? ¿Quizás has cambiado de idea Izuku? ¿Quieres ser el héroe de esas pobres almas en pena? — preguntó Bahel como el que pregunta a un niño si quiere ir al parque a jugar.

"Maldita seas hijo de puta, deja de joder la mente de Deku con tus mierdas mentales" pensó Kasumi furiosamente sabiendo que Izuku era débil para ese tipo de cosas.

"Un niño no debería ser expuesto a este tipo de presión pero que reaccione más a la pérdida de vidas que los halagos y promesas de gloria dice mucho a su favor en cuanto a carácter se refiere ¿Quién eres de verdad Izuku Midoriya?" pensó reflexivamente Nezu.

"Joven Midoriya… esto no está nada bien, tu no deberías estar pasando por algo así, a esa edad deberías dejar que los adultos se encarguen y disfrutar de tu infancia ¿Es esto lo que los dioses entienden por diversión quizás?" pensó enojado All Might el cual luchaba para que este tipo de cosas no tuvieran que pasar.

"Esto se pone cada vez peor ¿Dioses? ¿Perdidas de millones de vidas? ¿Manipulación y extorsión? Esto no puedo explicarlo a mis superiores, además… ¿Podremos estar tranquilos sabiendo de entidades que parecen poder doblar la realidad misma?" pensó nerviosamente el detective Naomasa.

Las otras 3 mujeres solo estaban preocupadas por lo que estaba pasando Izuku y que ocurrirá ahora.

— Yo… Yo… — empezó a hablar Izuku mientras una sonrisa siniestra se formaba en la cara de Bahel.

— Jo Jo Jo, sobrino mío no deberías coaccionar a un niño, no está nada bien para un dios aprovecharse de los mortales, bastante tienen los pobres con poseer tan poco tiempo para disfrutar de la vida ¿No crees? — una voz vieja y profunda hizo eco en la habitación vacía.

Bahel puso mala cara al escuchar esa voz — Tío Dharus creo que no deberías meterte donde no te llaman, esto es un asunto entre yo y Tearis.

Una línea negra volvió a partir el espacio en blanco antes de que se abriera para dejar paso una vieja figura.

La persona era indudablemente un anciano entrado en años, era un hombre que media alrededor de 1, 61 m, con piel ligeramente bronceada, su cara estaba llena de arrugas por todos lados, era totalmente calvo, tenía unas cejas pobladas y una gran barba larga y espesa que le llegaba al pecho, sus ojos eran un color gris perla que reflejaban cansancio pero también sabiduría, vestía lo que podría llamarse una túnica negra simple sin adornos más allá de un cordel rojo sangre en la cintura para sujetarla. Se podría describir como un anciano afable con aspecto de abuelo de familia.

Lo extraño del anciano eran unas cadenas que llevaba atadas al cuerpo y que terminaban en lo que parecían grandes relojes de arena que flotaban a su alrededor, a su vez tenía un largo bastón de lo que parecía ébano y del que colgaba un farolillo que tenía un adorno de dos serpientes mordiéndose la cola, lo interesante era la luz que salía de la vela la cual era de un color turquesa que era relajante y tenebroso al mismo tiempo.

Al mirar al que se hacía llamar Dharus Izuku nos sintió miedo como Bahel o felicidad como Tearis, se sentía más bien como ver a un viejo amigo que te ha acompañado toda la vida, era un sentimiento de familiaridad.

— Cuando cambias el orden espacio temporal además de la posible alteración de un alma de forma inmoral si es asunto mío Bahel — recriminó jovialmente el anciano como el que regaña a un nieto por hacer una travesura.

— Cállate viejo, estaba a punto de conseguirlo, no hacía falta que vinieras para joder mis planes — habló con enfado Bahel, que parecía haber dejado su personalidad divertida que había usado hasta ahora, mientras se acercaba a Dharus.

— Bahel sabes que así no funcionan las cosas hay formas y un orden para todo e intentar engañar a un niño para dirigirlo a una muerte casi segura no es una de ellas — siguió regañando alegremente el anciano.

Izuku se tensó ante la mención de muerte segura y empezó a comprender lo que había estado a punto de hacer.

— Dharus sabes perfectamente que yo quería usar mi solución, pero mi querida hermana, amante de todo lo vivo, dijo que era demasiado cruel y extremista así que le di una opción que tomo — explicó Bahel — yo elegiría una persona con las características que ella me diera, no es mi culpa que el único que cumpla con los requisitos y mis estándares de entre todos los bastardos con poderes sea el mocoso peliverde sin siquiera un maldito Quirk latente.

— Bahel deja de ser tan desalmado, sabes perfectamente que había muchas elecciones solo cogiste al niño porque era más interesante para tu entretenimiento — recriminó Tearis.

— ¿Y que si lo hice? Estoy cansado de ver siempre lo mismo, héroes poderosos meneando su espada como si fuera su polla para terminar todo y sentirse superiores, corrompidos por el poder que les otorgas para derrotar esta mierda que se pega a nuestro mundo y perdiéndose en los placeres de lo que consiguen por sus pequeñas victorias, además siempre mueren antes de hacer algo significativo para solucionar el problema, es más lo han agravado — contestó Bahel a la diosa que miro abajo con vergüenza — en 3 años hemos tenido 5 campeones perdidos y 2 uniéndose al bando contrario y como ya no quedan personas "adecuadas" en nuestro mundo nos ha tocado buscar en el otro y sabes lo que puede pasar si lo alteramos demasiado, así que si tengo que correr el riesgo al menos quiero elegir una persona entretenida, que ha resultado ser el niño.

Izuku se había perdido a mitad de la conversación ya que no entendía de que hablaban los dos dioses, pero lo que si sabía era que Bahel lo intento engañar, la misión era peligrosa y muchos antes de Izuku habían fallado. Al peliverde no le gustaba para nada todo el asunto, pero peor aún era que seguía preocupado por la pérdida de vidas masiva.

— Bahel — dijo con más seriedad Dharus — si bien parte de la culpa recae en los campeones elegidos por Tearis recuerda que fuiste tú el responsable del inicio de este desastre, así que será mejor que no sigas atormentado a tu hermana.

Bahel con cara moletas se acerca rápidamente a Dharus y le asesta un puñetazo en estomago que lo hace encorvarse para después recibir una patada lateral que lo tira al suelo.

— "Querido" tío Dharus creo que has olvidado quien está al mando por aquí — empezó a hablar Bahel mientras seguía pateando al anciano en el suelo — solo estas libre condicionalmente porque realmente odiaría encargarme de tu trabajo, así que mejor recuerdes esto — Bahel alzo a Dharus del cuello con una sola mano hasta tenerlo cara a cara — eres prescindible y puedo deshacerme de ti en cualquier momento que quiera.

Con eso Bahel volvió a golpear a Dharus con una patada y lo mando volar unos cuantos metros. Tearis estaba sollozando por el trato que su tío estaba recibiendo por parte de Bahel y por no poder hacer nada.

Bahel se acercaba nuevamente al anciano para seguir golpeándolo, pero se detuvo cuando una pequeña figura peliverde se interpuso entre él y su objetivo.

"¡Deku/Midoriya/Izuku apártate!" pensaron alarmados los espectadores con miedo de que Izuku recibirá una paliza.

— Niño será mejor que te apartes, realmente no quieres verme molesto — advirtió Bahel en un tono plano.

— N-no — tartamudeó Izuku con miedo mientras bloqueaba el camino del dios.

— ¿No? —

— N-no dejare que le hagas d-daño, solo eres un a-abusón — replicó Izuku con todo el valor que pudo reunir.

— Sabes que si lo deseara podría desintegrarte en este mismo instante ¿verdad?

Izuku asintió sin suficiente determinación para hablar.

— Y aun así ¿no piensas en moverte?

Izuku negó con la cabeza.

Bahel lo miro a Izuku por lo que parecía una eternidad hasta que empezó a temblar antes de caerse al suelo mientras se reía.

— JAJAJA, esto es lo más gracioso que me ha sucedido en los últimos mil años, un niño, un simple niño mortal que tiene menos fuerza que un cachorro me acaba de enfrentar, es simplemente buenísimo — Bahel seguía riéndose en el suelo sin parar mientras Izuku empezaba a sentir algo que ni siquiera sintió con Kasumi, molestia, para el peliverde los cambios de humor y las tonterías del dios le estaban empezando a parecer molestas y le estaba irritando.

Mientras Bahel seguía con su ataque de risa Izuku y Tearis se acercaron a Dharus, estaba bastante mal herido, pero nada grave.

— ¿Se encuentra bien señor? — preguntó Izuku con genuina preocupación por el dios anciano.

Dharus se incorporó con la ayuda de Tearis, cuando miro a Izuku sonrió alegremente como si nada hubiera pasado, aunque su aspecto dijera lo contrario.

— Jo Jo Jo, tranquilo Izuku a pesar de mi apariencia soy muy resistente, puede no parecerlo, pero soy muy duro —dijo antes de golpearse el pecho con confianza y empezar a toser, esto saco una gota de sudor a Izuku y Tearis.

— El viejo dice la verdad, una vez lo mande a través del monte Runka y salió ileso, creo que el agujero que dejo ahora es un paso comerciante entre Alusia y Cloudside — dijo Bahel que se había unido a ellos después de recuperarse de su ataque de risa y haciendo saltar a Izuku de la sorpresa — en cualquier caso, Izuku me has puesto de buen humor así que te daré dos regalos hoy.

Tanto Tearis como Dharus miraron con sospecha al dios hedonista ya que no estaba en su carácter ser tan generoso, mientras Izuku volvía a desconfiar.

— ¿Q-qué clase de regalos? — preguntó Izuku nerviosamente.

— El primero es que he decidido que en vez de usar artimañas y demás cosas propias de mi persona voy a dejar que Tearis y mi tío te expliquen todo el asunto y después decidas si quieres aceptar o no — después de esto miro directamente a Tearis— pero recuerda hermanita, Izuku es al único que aceptare, cualquier otra cosa y entrare con el plan B, y sobre todo recuerda que siguiendo las leyes divinas no puedes contarle más de lo mínimo, no me mires así, si bien encuentro divertido que se pase una buena temporada encontrando su objetivo sabes que no es cosa mía, culpa a Gaia de ello.

Izuku volvía estar perdido, cosa que estaba empezando a cansarle e irritarle, un sentimiento que no le gustaba para nada.

— Ahora Izuku aunque no lo parezca soy una persona muy ocupada y tengo deberes que cumplir así que seré breve, te voy a dar una bendición, tanto si aceptas como si no, como pago por el chiste tan bueno que has interpretado antes — Bahel se acercó a Izuku y se inclinó a su altura y cambió de su estado jovial a uno más serio — pero recuerda, un chiste solo tiene gracia la primera vez, así que será mejor que no te repitas — entonces gentilmente Bahel le dio un beso en la frente a Izuku la cual brillo por un momento — ahí tienes, que lo pases bien, chao — dijo Bahel antes de despedirse con una sonrisa y desaparecer en un agujero en el suelo que salió de la nada.

— El… El… — Izuku se puso verde y empezó a frotarse frenéticamente la frente para sacarse esa sensación tan desagradable.

— Jo Jo Jo, Bahel siempre bromea con aquellos que les parece entretenidos, te doy mis condolencias.

— Sé que puede sonar mal p-pero ¿Bahel-sama es…? — intentó preguntar Izuku nerviosamente por la orientación e intereses del dios hedonista, para Izuku lo que más le molestaba no era que fuera un hombre si no que era ese tipo en particular y que él era un menor de edad.

El anciano agito la mano despectivamente — Tranquilo, Bahel no tiene ese tipo de inclinaciones.

— "Suspiro"

Todos se relajaron una vez descubrieron que Bahel no tenía ese tipo de interés en Izuku "Menos mal, a mi bebe solo le faltaba que un dios pervertido le tuviera interés"

— Al menos eso creo — dijo pensativamente el dios anciano.

Izuku se volvió a tensar.

— Bueno, volvamos al asunto que nos atañe, en primer lugar, vamos a presentarnos formalmente.

Tanto la diosa como el dios se colocaron delante de Izuku e hicieron una ligera reverencia en forma de saludo a la vez que un aura multicolor los rodeaba.

— Mi nombre es Tearis, diosa de la vida y la magia — se presentó la diosa con una de las sonrisas más bellas que haya visto Izuku — y por desgracia el que se acaba de ir es mi hermano Bahel, dios de la discordia y la guerra — dijo con un tono amargo.

Izuku empezó a comprender porque el sentimiento ente los dos hermanos era tan diferente, además se preguntó sobre la magia ya que no existía nada como eso, al menos eso creía él.

— Mi nombre es Dharus, dios del tiempo y la muerte además del tío de estos dos— se presentó el anciano aun con una sonrisa cálida.

"¡¿MUERTE?! ¿Este alegre anciano que podría ser perfectamente mi abuelo es el dios de la muerte?" pensó Izuku con escepticismo, pero decidió no ofender al dios.

Tearis fue la primera en hablar.

— Izuku sé que puede ser difícil, pero me gustaría que escucharas nuestra petición antes de que decidas irte.

Izuku, aunque con dudas asistió ya que pensaba que escuchar no haría daño.

— Izuku tengo que ser sincera contigo, debido a varias circunstancias no pudo contarte todo lo que me gustaría decirte, pero de todo lo que mi hermano ha dicho lo de que se perderán millones de vidas es totalmente cierto, pero no es toda la verdad.

— ¿Qué quieres decir Tearis-sama?

— Veras Izuku lo cierto es que tu mundo no está en peligro como te intento hacer creer Bahel, no te estaba engañando es solo que no contó todo, las vidas que están en juego son las de mi mundo, otro mundo diferente al tuyo para que me entiendas, un gran mal está asolando las tierras de los mortales, como un cáncer se camufla entre ellos y no para de crecer, no saben que esa gran mal no les traerá poder o paz, solamente destrucción y dolor, la única forma de salvar al mundo es acabándolo de raíz y quemando todas sus partes para que no pueda volver a crecer.

"Entonces si hubiera aceptado… me habrían llevado a otro mundo sin yo saberlo si quiera, eso explica lo de la magia ahora, debe ser uno de esos mundos atrasados tecnológicamente y arraigados en la magia como en las historias que habían estado de moda hace un siglo" pensó preocupado Izuku.

— Por eso es que vine Izuku, lo que estabas a punto de hacer no era aceptar una misión para salvar tu mundo era para salvar otro mundo y créeme eso tiene varias consecuencias que deberías saber antes de aceptar, en mi opinión alguien que se siente engañado no hará un buen trabajo — habló esta vez Dharus.

— ¿Q-que consecuencias serían esas?

Tearis lo miro con tristeza y suspiro resignada.

— La primera y más obvia es que tendrías que viajar al otro mundo, la segunda es que tendría que ser de inmediato y no podrás despedirte de nadie, ahora estamos parados en un limbo temporal y el tiempo no fluye, pero una vez salgamos nos detectaran y no podremos volver a contactar contigo, en último lugar Izuku tu… — Tearis parecía luchar con lo que quería decir — no podrías volver a tu casa.

— ¡¿QUE?!

"¡¿QUE?!"

— Izuku entiéndelo, hay normas que incluso los dioses no podemos romper, ya estamos violando muchas con solo traerte y hablar contigo, si vas ese mundo ningún poder divino puede ser usado para volver a tu mundo.

Izuku lo estaba pensando mucho, él no quería dejar atrás a su familia y Kasumi, pero también era el único que podría salvar a esa gente. Izuku entro en uno de sus peores ataques de murmullos que había tenido hasta la fecha.

"Yo no quiero abandonar mi mundo y no poder ver a mi familia nunca más, pero… ¿Tanto valgo yo? ¿Qué soy en realidad en comparación a millones personas? Yo… yo… quiero ser un héroe, quiero poder salvarlos a todos, pero tengo miedo del precio que tengo que pagar, aunque si me retiro ahora… ¿Podre ser un héroe como All Might?" pensó Izuku reflexionado profundamente.

Durante lo que fue aproximadamente una hora Izuku estuvo murmurando las opciones que tenía, argumentos, reflexiones, etc… Las deidades esperaron pacientemente ya que sabían que era una decisión muy dífila para tomar, incluso para un adulto.

— Yo… acepto ir a ayudar al otro mundo — respondió Izuku finalmente cuando miro a los ojos de los dioses.

— ¡¿En serio?! — exclamó extasiada Tearis.

— L-lo he estado pensando y la verdad en mi mundo no era muy re-realista que quisiera ser un héroe, me estaba engañando a mí mismo, me di cuenta cuando sopese lo que podía y no hacer, en mi mundo no se con seguridad si po-podré salvar siquiera una persona, pero si voy al vuestro al menos alguien inútil como yo podre ser de utilidad — sonrió de manera triste.

"Joven Midoriya ¿Qué te ha hecho esta sociedad para que pienses tan poco de ti mismo?" pensé con tristeza All Might.

"¡Deku, bastardo! ¿Dónde demonios esta esa mierda de determinación que siempre me muestras? ¿Tan poco hace falta para que te rindas? ¿Tan poco valgo para ti en tus ojos?"

—"Lo sabía, sabía que debería haberle dado animado, mentirle, decirle que podía ser un héroe, al menos así hubiera tenido una persona en quien confiar para derramar sus inseguridades ¿Qué clase de madre soy?"

Tearis lo miraba con pena ya que no podía comprender que llevaría a un joven de tan buen corazón a no tener confianza y destrozarlo por dentro.

CLANK

Dharus golpeo el bastón en el suelo llamando la atención de todos.

— ¡Izuku ni se te ocurra pensar así nunca más! ¡Si lo vuelves a hacer prefiero dejar que mi mundo siga el camino a la destrucción que llevar a alguien a una muerte segura! — amenazó Dharus con rudeza.

— ¿Eh?

— Pero tío…

— Calla Tearis.

Tearis cerro la boca de inmediato.

— Izuku ¿sabes quién soy?

— Dharus, dios del tiempo y la muerte — respondió rápidamente Izuku.

— ¿Sabes cuál es mi trabajo como dios de la muerte?

— ¿Re-recoger las almas de los muertos y llevarlas al más haya?

— Cerca pero no, mi trabajo es GUIAR a las almas al más haya, mi farol es un faro que los espíritus de los difuntos pueden ver y seguir, soy aquel que en la oscuridad proporciona una luz para aquellas almas que no pueden llegar al otro lado por sí mismo, en otras palabras, doy esperanza y paz a aquellos que no pueden hacerlo por sí mismos, y por tanto es mi trabajo guiarte adecuadamente y no llevarte a una muerte prematura.

— P-pero…

— Escúchame Izuku, en toda mi existencia he visto tantas almas que es imposible contarlas, muchas de ellas se arrepintieron de cosas que en vida jamás hicieron —hizo una pausa breve—tienen deseos que, por ciertas circunstancias se vieron inconclusos o directamente no pudieron lograrlos...

Mirando al rostro de Izuku, notó que el joven mantuvo una expresión triste, pero sonrió.

— Pero te puedo asegurar con total certeza que cuando les preguntaba cómo había sido su vida, la mayoría me respondió "Fue una buena vida".

— ¿Eh?

— Veo que te ha sorprendido Izuku, tener una buena vida no necesariamente significa cumplir todos tus sueños y objetivos, es ir por tu propio sendero, el sendero que tú decidiste caminar — dijo — Porque todo lo que hagas, todo lo que digas será porque tú lo elegiste, pero jamás te sentirás infeliz por ello, habrá arrepentimientos, tristezas pasajeras, más sin embargo al final llegarás a un acuerdo contigo mismo.

Guardó silencio.

— En cambio, si dejas que alguien decida todo por ti, tendrás arrepentimientos y penas que llevarás a la tumba porque tú no deseabas eso y guardarás rencor y odio por toda la eternidad. Un corazón como el tuyo no puede terminar de esa manera, no quiero que otro corazón puro termine así — dijo — Si eliges salvar a esas personas prométeme algo.

All Might se miró la mano pensando en esas palabras, él sabía que su vida no fue de color de rosa y que se arrepentía de muchas cosas pero como decía la vieja deidad el tomo la decisión de tomar One for All con todas sus consecuencias y llego a un acuerdo consigo mismo, no pudo salvar a Nana pero sí que pudo conocerla y mantener su legado y ahora podía pasar la antorcha al siguiente "Creo que tienes razón Dharus, fue una buena vida" pensó con un sonrisa cariñosa al pensar que su maestra estaría de acuerdo con él.

— ¿Qué promesa?

— Prométeme que vivirás tu vida, que salvarás a esa gente porque tú deseas hacerlo, no porque alguien más te lo haya dicho o porque creas que tu vida no vale nada, que no echarás tu vida a la basura, que conocerás gente por la que quieras vivir, camaradas, amigos —dijo y una sonrisa pícara se mostró en su rostro — Quizás a una mujer predestinada a ti — Esto hizo sonrojarse a Izuku — ¿Puedes prometerme eso?

— Yo creo que… si, podre vivir mi vida como los has dicho — dijo Izuku con una sonrisa tímida.

— Así me gusta Izuku, ese es lo que quería oír, si bien no quiero que olvides tu misión tampoco quiero que dejes de lado tu propia felicidad.

Tearis había visto el intercambio y estaba muy sorprendida tanto por la actitud de su tío como por lo el cambio en el aura de Izuku que era más cálida y segura que antes.

— Ahora joven vamos darte algunos detalles de todo este desastre, pero recuerda aun puedes rechazar la misión en cualquier momento antes de que te enviemos.

Izuku asintió.

— Tu misión como hemos dicho es acabar con el mal que asola nuestro mundo, una entidad maligna está sacudiendo la paz para sus propios fines, aunque sabemos quién es y su ubicación no nos está permitido revelártelo.

— La cuestión Izuku es que debido a que eres de otro mundo no podemos contarte nada que pueda ayudarte, salvo decirte que somos sus deidades y que es un mundo mágico y algo medieval para tus estándares no podemos añadir nada más, estamos atados de pies y manos por las leyes divinas, si llegas al otro mundo con cierto tipo de conocimientos saltaran las alarmas y tanto tu como nosotros tendremos problemas, así que lo sentimos de antemano — explicó Tearis.

— ¿Pero co-como voy a poder hacer nada sin información ni cocimiento? Es como coger un barco y navegar sin mapa hacia el océano — habló Izuku nerviosamente y asustado.

— En ese apartado deja que yo me encargo, uno de mis seguidores más fieles te proporcionara lo que necesites en cuanto conocimiento y sentido común, puede que incluso más si le causas una buena impresión — explicó la diosa alegremente ya que el plan se estaba cumpliendo, pero no pudo dejar de mirar con curiosidad al peliverde.

Izuku se relajó un poco al saber que para empezar no estaría solo.

— Izuku, aunque ya hemos tenido nuestra conversación parece que mi sobrina aun no entiende tu deseo por salvar a esas personas ajenas a ti, serias tan amable de explicarle tu razonamiento.

Izuku miro a Tearis y le sonrió tímidamente — Pu-puede que antes me fuera un poco por la bo-borda con mi pesimismo pe-pero de verdad quiero ser un héroe desde que vi a All Might, sé que parece un sueño infantil pero quiero hacerlo realidad a toda costa, algo me dice que si dejo que esas personas mueran cuando yo podría haber hecho algo no me dejara seguir adelante con mi vida, como dijo Dharus yo quiero tomar mis propias decisiones, he decidido que no quiero que mi miedo me domine para no hacer lo correcto, no dudare más de mí mismo ¿si no puedo arriesgar mi vida por millones de personas como puedo llamarme héroe en el futuro? — dijo Izuku con gran determinación y ojos brillantes.

"¿Cómo alguien tan joven puede tener tal voluntad? ¿Joven Midoriya de donde sacas esa fuerza para dominar ese miedo y hacer lo que sientes que es tu deber?" pensó All Might impresionado.

"Deku…"

"Sé lo que piensas Kasumi, no es tu culpa, al menos no más que el resto, más bien al contrario, nunca entenderé porque, pero fuiste una inspiración para él como lo fue All Might" pensó Mitsuki.

"Un alma heroica que trascienda el mundo y las edades, un acto tan desinteresado que solo te traerá dolor… pero aun así sigues adelante, aun sigues queriendo salvarlos, a pesar de que no tienen relación contigo tu corazón te dice que es tu deber, tu trabajo. Izuku puedes no saberlo pero esa voluntad que estas demostrando no es parte de los héroes actuales, ni siquiera All Might, tú tienes el corazón de los primeros vigilantes, aquellos que desafiaron al mundo y la sociedad para proteger a los inocentes y débiles, ellos se levantaron porque nadie más podía, ellos arriesgaron su trabajo, sus vidas, su relación con amigos y familiares, su todo, para tener una oportunidad y arreglar este mundo… y estoy contento de decir que lo consiguieron y ahora sigues sus pasos. Lo he decidido, tú serás el que elija" pensó Nezu alegremente ya que había encontrado a la persona indicada para ser el centro de su plan futuro que cambiara el mundo tal y como lo conocemos.

"Yo siempre dude de ti Izuku, pero veo que me equivocaba, sí que puedes ser un héroe, siempre pudiste, pero… ¿era necesario que para demostrarlo tuvieras que irte lejos de mí?" pensó Inko tristemente a la vez que sentía orgullosa de su hijo.

"Yo jure servir y proteger a la gente cuando recogí mi placa, pero este niño va más allá de lo que yo hubiera hecho, me avergüenza decirlo, pero yo… no creo poder aceptar tal responsabilidad" pensó Naomasa viendo a Izuku con respeto y miedo.

Tearis miro al niño fijamente con una gran sorpresa en su rostro.

"Bahel no has traído al correcto, has traído al mejor, creo que por primera vez voy a dar gracias a tu peculiar visión de la diversión" pensó con alegría la diosa.

— Izuku, yo siento mucho por lo que te hemos hecho mi hermano y yo, nadie debería tener esta carga y menos un niño de otro mundo — Tearis hizo un gesto para parar la objeción de Izuku — Izuku es nuestra culpa, hemos fallado en nuestros deberes y por tanto ante nuestra incapacidad de solucionar nuestro propio desastre solo podemos confiar en los demás así que al igual que Bahel déjame agradecerte tu sacrificio con una bendición.

Tearis se acercó a Izuku y le beso la frente con cariño haciéndola brillar, a diferencia que Bahel para Izuku esto se sintió agradable y confortable, aunque la diosa no dijo qué tipo de bendición era Izuku pensó que solamente no podía hablar de ello por las reglas divinas.

"Lo siento Izuku, sé que va ser duro, pero a la larga es lo mejor, espero que me puedas personar algún día" pensó Tearis melancólicamente.

"Tearis le acabas de dar la mayor de tus bendiciones, eso significa o que estas muy desesperada o confías mucho en el chico porque esa bendición tuya también es muy problemática, maldita sean los mortales y su visión tan estrecha del mundo, será mejor que le dé también una de las mías para que tenga una mejor oportunidad" pensó Dharus con preocupación al ver la bendición de su sobrina.

— Izuku — el peliverde miro al anciano — ya que mis sobrinos te han dado su bendicen espero que no te importar que un viejo como yo te de una también para tu viaje.

— P-por supuesto que no, Dharus-sama — respondió el peliverde a pesar que no le hacía mucha ilusión un beso en la frente por parte de otro hombre.

El viejo sonrió al ver lo que estaba pensando, entonces estiro su mano y toco la cabeza de Izuku a la vez que esta brillaba.

— Ya está, mi bendición es uno de los mayores tesoros que los mortales desearían y matarían por ella, es un regalo con el que obtendrás lo más valioso después de la vida, tiempo, muchos te envidiaran, te dirán genio, incluso puedes recibir odio, pero recuerda Izuku esta bendición solo es tan poderosa como tus esfuerzos lo permitan, nada en esta vida es gratis, pronto descubrirás lo que hace — explicó Dharus con una sonrisa.

Izuku, aunque atento a la extraña explicación de la vieja deidad aún seguía sorprended por la forma de darla.

Viendo esto Dharus no pudo evitar burlarse del peliverde — Jo Jo Jo, lo siento Izuku si esperabas otra cosa, pero la verdad no eres mi tipo, reservo los besos para mi querida esposa — esto hizo que Izuku se sonrojara por la vergüenza cuando Dharus descubrió lo que estaba pensado — sé que Bahel lo hace para molestarte ya que esta es la primera bendición que ha dado desde… creo que es la primera en toda su existencia ahora que lo pienso, mientras que a Tearis parece que le has gustado más de lo que debería — dijo con voz conspiratoria y una sonrisa pervertida a juego.

Esto hizo que Tearis se pusiera a juego con el color de Izuku — Ti-tío Dharus no digas esas cosas, yo veo a los mortales como mis hijos, s-solo era un beso maternal — intentó explicar la diosa que no tenía ese tipo de tendencias hacia los niños, ella no quería que la encasillaran como una pervertida al igual que Bahel.

— Por supuesto que si sobrina, por eso a ese hombre con 40 años y que parecía un orco más que un humano le diste solo la mano, muy maternal, claro que si — se burló Dharus de su sobrina.

— ¡TIO DHARUS! — gritó la diosa mientras intentaba perseguir a su tío para atraparlo, cosa bastante difícil al parecer ya que a pesar de su aspecto el hombre esquivaba sus intentos con una carcajada como si fuera un profesional.

— Jaja… Puf… Jajaja… JAJAJAJAJAJAJAJA — Izuku no pudo evitarlo y se empezó a reír lo más fuerte que pudo, hacía años que el peliverde no se reía así de nada.

Los dioses dejaron su juego y al mirar a Izuku solo pudieron acompañarlo en su risa, ellos tampoco habían tenido mucha diversión últimamente y esto era algo que necesitaban.

Antes de que se recompusieran el agradable momento que compartían fue interrumpido por un circulo blanco con varios diagramas con runas y símbolos extraños apareció bajo los pies de Izuku.

Los dioses miraron con miedo ese círculo.

— ¡Tío Dharus detenlo! — exclamó Tearis al verlo.

El viejo dios se movió hacia el circulo y extendió su bastón emitiendo una fuerte onda de energía que solo hizo que la formación de las runas se ralentizará.

— No puedo, esto es magia primordial — dijo Dharus mientras se esforzaba por detener la anomalía — con mi poder actual solo puedo frenar su actuación, como odio estas restricciones.

Izuku estaba nervioso y aterrorizado.

— ¿Cómo es posible que esto se active? Desde la edad de los ancestros ningún mortal puede usar esta magia, aun menos el circulo de invocación a menos que… Bahel — dijo Dharus en casi un susurro.

— Tío… Bahel nunca iba dejar que Izuku tomara la decisión ¿verdad?

— Me temo que no Tearis, él quiere su nuevo juguete a toda costa, no podemos hacer nada, yo mantendré el circulo todo lo que pueda, explícale todo lo que puedas a Izuku.

Tearis dio un suspiro de resignación y se acercó a Izuku que seguía en estado de pánico.

— Izuku cálmate — con una voz suave, pero autoritaria hizo que Izuku se tranquilizara — escúchame Izuku no tenemos mucho tiempo, Bahel ha dado a los mortales de manera discreta parte de su poder para activar un antiguo artefacto llamado el circulo de invocación, este artefacto invoca a personas de otro mundo para que luchen a su favor en los distintos conflictos que tienen entre ellos.

Izuku, aunque más calmado no podía dejar de temblar de miedo.

"Malditos bastardo, dios o no, te explotare ese horrible rostro tuyo"

"¿Conflictos? Van a usar a mi hijo como un arma, yo… yo…" pensó Inko nerviosamente sin poder dar coherencia lo que pasaba por su cabeza, todo lo que estaba viendo hasta ahora fue una montaña rusa de emociones y no podía pensar con claridad en este momento.

"¿Qué tipo de personas arrancan a otro ser vivo de su propio hogar sin ni siquiera darle una opción para usarlos en sus guerras? Me recuerdan a esas personas, y eso no es bueno para su salud" pensó retorcidamente Nezu que acababa de relacionar a ciertos científicos alejándolo de su familia para experimentar con él con estas personas

— Izuku nuestro plan era dejarte en un lugar neutral para que pudieras encontrarte con mi seguidor, pero… eso ya no es posible, escúchame Izuku hagas lo que hagas no aceptes nada de lo que te den esas personas y pase lo que pase debes esperar, te mandare a otra de mis seguidoras, su nombre es…

Tearis y Dharus desparecieron o más bien Izuku fue el que se movió, donde todo antes era un espacio totalmente blanco ahora era una gran habitación oscura iluminada por antorchas, el aspecto que daba era el de una especie de cueva reformada a la que habían añadido un piso de adoquines de piedra y poco más, en el centro de todo se encontraba Izuku sobre un circulo de runas y extrañas escrituras grabadas en un suelo de mármol de aspecto muy antiguo.

En la habitación se encontraban una serie de personas vestidas con túnicas y capuchas moradas bordadas con motivos de oro.

Los que estaban presentes miraron a Izuku expectantes como si evaluaran a un animal en exhibición.

— Parece que ha funcionado, pero…

— Si, el ermitaño tenía razón, pero no sé si el resultado valió la pena.

— Bueno solo eran unos esclavos que estaban a puntos de ser desechados, no es que costaran mucho de todas maneras — el hombre que hablaba miro hacia un punto determinado e Izuku siguió su mirada, pronto el peliverde ser arrepintió.

En una esquina donde se posaba la mirada del hombre había una montaña de cuerpos inertes, decenas de personas, tanto adultos como niños, descansaban desangrados en una pila como si fueran simple basura.

"¿Están estas personas cuerdas? Como pueden hacer esto para poder activar un maldito artefacto ¿No tienen, aunque sea una pizca de moral para usar incluso niños?" pensó Recovery Girl con asco, esto le afecto bastante debido a su posición de curandera, odiaba ver a la gente herida o asesina por los deseos egoístas de las personas.

"Al parecer estaba equivocado, estas personas son peores que ellos, pensé que las personas que más odiaba serian siempre los científicos que experimentaron conmigo, pero los habéis superado por mucho, rezad a cualquier deidad que os acoja para que no estéis a mi alcance" pensó maliciosamente Nezu.

Izuku ante esta macabra imagen solo pudo vomitar en el suelo, esto provoco cara de desagrado en los presentes que lo miraban como si fuera basura.

— Parece un producto dañado, bueno hemos hecho nuestro trabajo, lo que pase con él es cosa de Lord Nightgust.

— Sera mejor que después de que nos paguen nos vayamos rápido, sabes perfectamente que lo que está haciendo el duque va en contra de las órdenes del rey.

— Ja, el duque solo quiere demostrar que puede ser útil y que la visión de su hermano es demasiada cerrada, el duque tiene una imagen muy grande de los héroes de las historias, y por lo que puedo ver quizás el rey tenía razón en prohibir malgastar recursos en "leyendas absurdas".

— Bueno, terminemos con esto rápido hemos estados horas aquí y el olor se está empezando a pegar a mis ropas.

Los hombres se acercaron a Izuku, uno de ellos vestido con unas telas de mejor calidad saco de sus mangas un collar de acero negro con bordes de plata y también un conjunto de brazaletes a juegos con una gema color rojo sangre.

— Chico, toma esto y póntelo — exigió el hombre encapuchado.

Izuku recordada no lo que dijo Tearis solo se alejó de los extraños objetos. Viendo esto el hombre chasqueo la lengua e hizo una señal para que varios de los miembros sujetaran a Izuku para que no se moviera.

— Póntelo — exigió el encapuchado de nuevo con voz más firme.

Izuku negó con la cabeza, él pensaba que sea lo que sea eso era peligroso si tenían tantas ganas de que se lo pusiera por voluntad propia.

— ¿No podías hacer esto fácil chico? No me culpes por esto — con otra señal los demás encapuchados se acercaron a Izuku empezaron a golpearlo sin piedad.

"¡OS MATARE HIJOS DE PUTA!" pensó Kasumi con furia.

"¡MONSTRUOS!" pensó Recovery Girl con asco

"¡MI IZUKU!" pensó Inko con preocupación.

"¡COMO OS ATRAVEIS MALNACIDOS!" pensó furioso All Might que en toda su vida solo había guardado tanto odio hacia All For One.

Los demás emanaban pensamientos similares.

Durante lo que fue una hora los encapuchados golpearon a Izuku y cada poco tiempo le volvieron a exigir que se colora el collar y los brazaletes, cosa que volvió a negarse una y otra vez.

— "Suspiro" Parece que el niño es terco, no queda otra que hacerlo de la forma tradicional, no es tan efectiva, pero hará el apaño — dijo la figura principal que se acercó al maltratado Izuku que no podía reconocerse en su estado actual.

Con un movimiento rápido le coloco a la fuerza el collar y los brazaletes.

— Escúchame chico, mañana vendrá una persona muy importante a verte, quiero que te comportes y hagas todo lo que te diga, si no lo haces… — el encapuchado chasqueo los dedos y una descarga eléctrica vino de los accesorios negros.

— ¡AHHHHHHH! — Izuku gritó de dolor, el peliverde nunca había sentido tanto sufrimiento en toda su vida.

El hombre chasqueo los dedos a los 5 segundos parando el proceso— Lo que acabas de sentir es una descarga eléctrica proporcionada directamente en tu sistema nervioso, dicen que solo hace falta 1 minuto para que la persona se vuelva loca por el dolor, esperemos que no tengamos que llegar a esos extremos — dijo el extraño con una sonrisa sádica — si hubieras aceptado de buena gana no estarías sufriendo, aunque claro no sé si perder tu mente y voluntad es mejor, Jajajaja.

Izuku solo gimió ya que no podía articular ninguna palabra, pero en el fondo estaba muy asustado "Estuve a punto de perder todo" pensó mientras salían lágrimas.

Debido a su estado lo llevaron a rastras hasta una celda cercana donde lo lanzaron sin miramientos y después cerraron la puerta con un fuerte golpe.

TIMESKIP

Habían pasado horas, ya casi era de madrugada, pero Izuku no pudo dormir, ya sea por el dolor o por miedo, no podía dejar de temblar, pensando una y otra vez en su destino.

"¿Por qué hacen esto? ¿No venía a ayudarlos? ¿Acaso los dioses me engañaron? ¿Qué van hacer conmigo?" Esos y más pensamientos negativos y pesimistas rondaban en la mente de Izuku, desde que uno de los guardias lo amenazo con otra golpiza si no paraba de murmurar Izuku no se atrevió a pronunciar una sola silaba.

Justo cuando Izuku iba a entrar en otro ciclo de autocompasión un fuerte golpe llamo su atención, uno de los dos guardias que lo estaban vigilando cayo inerte al suelo cuando una flecha atravesó su cabeza, el otro guardia sufrió el mismo destino antes de que pudiera dar la voz de alarma.

— Lady Rachel esto es una locura, por favor abandone esta estúpida empresa antes de que su padre lo descubra, aun podemos cubrir las huellas — la voz de un hombre nervioso resonó en la oscuridad.

— Da igual lo que piense mi padre, la misma Tearis me encargo esta misión, seria de idiotas no hacer caso a una petición suya — una voz femenina fría y cortante fue lo que oyó Izuku esta vez.

— Pero Lady Rachel… — el hombre intentó razonar el hombre.

— Charles una palabra más sobre esto y te mando a la academia como instructor.

Al parecer fue una amnesia lo bastante buena para que el hombre guardara silencio. Cuando los pasos se acercaron a Izuku desde la oscuridad pudo ver a una 20 de hombres con armaduras rojas de cuerpo completas.

Este conjunto de armadura de color rojo tiene un yelmo redondeado con un protector facial en forma de lagarto. Unida al área de la frente hay una pieza de adorno alta con forma de ala. Los hombros son puntiagudos, largos y de tamaño moderado. Están decoradas con una amplia pieza de tela gruesa de color, envuelta sobre cada hombrera y colgando sobre los bordes. El peto está hecho de un par de capas de metal, imitando escamas de dragón. Cubre todo, desde el cuello hacia abajo y termina en la ingle, pero el área del hombro está bastante expuesta para permitir más espacio de movimiento. Levaban capas negras con un blasón de lo que parecía ser la luna y un dibujo del viento. En sus brazos llevaban un escudo redondo de diseño simple y en su cintura colgaban espadas de una sola mano.

La mujer que los dirigía tenia aproximadamente 15 años y a diferencia de los soldados de que la acompañaban llevaba un set de armadura más minimalista y ligero dando un aire de espiocha centrada en la velocidad. Para empezar este conjunto de armadura no tenía ningún tipo de protección craneal, las hombrearas eran redondeas y amplias para no restringir el movimiento, la parte superior de los brazos está protegida por refuerzos redondeados que cubren la mitad y se asientan libremente debajo del hombro. Los brazos inferiores están cubiertos por varillas que tienen varias pequeñas cadenas de metal que cuelgan en los lados exteriores y finalmente terminan en unos guanteletes de hierro que no tenían muchos refuerzos en aras de la maniobrabilidad de la espada. El pecho era un peto de algún metal plateado y chapado que parecía muy ligero, el abdomen estaba al descubierto mostrando unos abdominales marcados. En la parte inferior llevaba unos pantalones de cuero azul que eran completados por una larga falda chapada en armadura que daba protección a la vez que libertad al usuario. A su espalda colgaba una capa roja con el mismo blasón que los demás.

En cuanto a su aspecto físico la chica se podría resumir como belleza fría, tenía un cabello corto color plateado a juego con sus ojos, pero mientras que sus ojos eran como el color del frió acero el de su pelo era como el platino, tenía unas facciones duras pero claramente femeninas que no mostraban emoción alguna, su piel era una café claro, su altura era alrededor del 1,75 m, tenía unos pechos copa C, y aunque su cuerpo había sido tonificado por el ejercicio duro y parecía algo masculino aún seguía teniendo ese aire de feminidad. A pesar de su aspecto de marimacho le acompaña un aire de elegancia y sofisticación para contrarrestarlo.

Cuando sus ojos se dirigieron hacia Izuku este pensó por unos instantes que sus facciones se suavizaban, pero pronto recupero su mirada estoica.

— ¿Eres el llamado Izuku Midoriya? — preguntó en tono imponente.

Izuku aun por el miedo solo pudo asentir.

— ¿Eres el campeón que la diosa Tearis mando para ayudarnos?

Izuku volvió asentir, esto provoco murmullos por parte de los seguidores de la mujer que parecían decepcionados.

— ¡Silencio! Sé que no parece gran cosa, pero es un designio de Tearis que el niño sea su campeón y lo salvemos, si alguien tiene algún problema será mejor que lo deje para cuando hayamos escapado — esto provoco que los caballeros se calmaran y aunque aun parecían escépticos siguieron las ordenes.

De su bolsillo la mujer saco una llave con la que abrió la cerradura, Izuku a pesar de estar mal herido pudo alzarse y salir por su propio pie, esto recibió una mirada de reconocimiento de la mujer.

— Bueno, es hora de partir antes de que…

— ¡AHHHHHH! — un grito desde la retaguardia advirtió a todo el grupo cuando se dieron la vuelta una treintena de caballeros con armaduras similares, pero de color azul los había rodeado, el grito pertenecía a uno de los caballeros rojos que había sido atravesado por una espada de lado a lado.

Todos los guardias rojos se posicionaron en poción defensiva mientras la mujer se plantaba delante de Izuku. De los caballeros azules surgió el hombre que parecía el capitán de este contingente.

— Lady Rachel a su padre no le va hacer mucha gracia que este manipulando su nueva arma — un voz ronca y profunda resonó desde dentro del casco — sabe lo importante que es para que el duque persiga sus ambiciones, por favor, ordena a sus guardias personales que bajen las armas y podamos dejar esto aquí antes de que se ponga peor.

— Por mi nombre Rachel de la casa Nightgust, no puedo dejar que esto pase, habéis no solo realizado un rito de sangre pagano, sino que además habéis desobedecido las órdenes directas del monarca, esto es alta traición.

El caballero como si pareciera aburrido no hizo ningún movimiento como si esas palabras no le afectaran.

— Lady Rachel, por favor deje de jugar al caballero del reino, si esa fuera la razón por la que estáis habidas traído a la guardia real, solo veo un motivo para no llamarlos es que matarían al muchacho en cuanto tuvieran la oportunidad ¿me equivoco?

Rachel al igual que Izuku se tensaron, los caballeros de ambos bandos seguían en posición de combate.

— "Suspiro" Bueno lo intente, caballeros Lizard acabad con los rebeldes, no dejéis a nadie convida… nadie — esto último lo dijo mientras miraba a Rachel.

Los caballeros de ambos grupos se lanzaron unos contras otros entrechocaron las armas con furia.

— Izuku no se te ocurra moverte de aquí, esto es muy peligroso — advirtió Rachel con un toque de preocupación en su voz.

Izuku solo pudo asentir mientras veía marchar a su rescatadora.

Los caballeros rojos a pesar de estar en desventaja numérica parecían más experimentados y ganaban terreno poco a poco, todo eso gracias a las habilidades de Rachel que a diferencia de los hombres acorazados tuvo una gran ventaja debido a su velocidad

Izuku estaba fascinado por la forma de luchar de Rachel, se movía como el viento entre los enemigos, mientras los demás bloqueaban con su espada o escudo ella esquivaba cada ataque con elegancia, como el viento no podía ser cortada solo podía atravesar a través del ataque del enemigo.

Rachel esquivo a un lado un ataque frontal de espada, mientras este bajaba Rachel aprovecho la oportunidad y con un fuerte ademen corto el brazo del caballero que grito de dolor, no duro mucho ya que la mujer le corto también la cabeza, un enemigo que pensó aprovechar este momento y movió su espada un es ataque horizontal, al cual Rachel respondió agachándose pasando la espada a unos centímetros de su cabeza, antes de que el caballero pudiera asestar otro golpe Rachel le atravesó la garganta desde la parte inferior mientras se levantaba.

"¿Por qué? ¿Por qué a pesar de que debería estar asqueado y con nauseas solo puedo ver lo hermosa que es mientras mata a esas personas? Es como el viento, un viento mortal que atraviesa a sus enemigos liberando ríos carmesíes a su paso" pensó preocupado Izuku.

La lucha siguió así por minutos y poco a poco la balanza se inclinaba para Rachel y sus caballeros.

En un lado del campo de batalla el capitán que se dirigió a Rachel en primer lugar acababa de despachar a cinco de sus enemigos, una vez acabado con ellos dirigió su mirada hacia Rachel que estaba en este momento luchando con tres caballeros azules, viendo esto el capitán se acercó rápidamente hacia ella.

Izuku que vio esto solo pudo entrar en pánico "Rachel no podrá enfrentarse a él", Izuku miro a su alrededor a ver si alguien más podía ayudarla, pero sus aliados o estaban ocupados o muertos, entonces la vio, una espada simple tirada cerca del cuerpo de un caballero rojo, no sabía porque, pero antes de que se diera cuenta había cogido la espada y corría hacia Rachel.

"¿Por qué estoy corriendo? ¿Por qué tengo esta necesidad de saltar a salvarla?"

Izuku sin mucho tiempo corrió entre la refriega, pero el capitán era más radio que él.

"No puedo conseguirlo, necesito ser más radio, más veloz" pensó frenéticamente.

El capitán estaba a un paso de Rachel y preparaba su espada para asestar un golpe fatal que ella ni si quiera podía ver.

Izuku sin que se diera cuenta fue rodeado por un aurea plateada en todo su cuerpo y de repente consiguió de un solo salto colocarse frente al capitán que lo miraba desconcertado, antes de que pudiera reaccionar clavo su espada en el abdomen, pero no pudo asestar un golpe final.

El capitán estaba escupido sangre atravesó del casco —Tu… "cof" maldito hereje "cof" "cof" — el capitán alzo su sopesa para vengarse del pequeño peliverde, solo la suerte y los reflejos de Izuku hicieron que el golpe mortal fuera un corte superficial en su ojo derecho que no llego a dañar el globo ocular, gracias a esos segundos que Izuku logro comprar Rachel pudo acabar con sus enemigos y golpear con su espada el pecho del capitán que se dividió en una gran herida que soltó un rio de sangre manchando a Izuku y Rachel por igual.

"OH MY GOD"

"QUE MIERDA"

"Mi bebe…"

Al mismo tiempo los demás caballeros pudieron someter a sus enemigos y la batalla termino, todos estaban mirando a Izuku incómodamente, con miedo e incluso odio.

Izuku estaba parado a unos pasos de Rachel mirándose las manos cubiertas de sangre y en estado de shock, temblando de miedo y asco por lo que había hecho.

Rachel miraba niño sin saber qué hacer, sabía lo que le ocurría al niño y como tratarlo normalmente, pero eso era en personas adultas y dispuestas, ella nunca tuvo que tratar con un niño con complejo de héroe.

"Tearis sé que me has encargado salvarlo y darle conocimiento, pero esto va más allá de lo que pensaba que sería mi misión" pensó con pesar Rachel.

La chica se acercó lentamente a Izuku.

— Lady Rachel no se acerque, él es un hereje — uno de los caballeros la agarró del brazo para detenerla.

— Sera mejor que me sueltes y cierres ese agujero que tienes por boca, ese hereje es solamente un niño y me ha salvado la vida, es el campeón de la diosa Tearis, te sugiero que no lo trates como si tuviera peste.

— Pero Lady Rachel no… — el hombre fue interrumpido por una espada afilada que apuntaba a su garganta, él sabía que incluso con su armadura esa espada lo cortaría como mantequilla.

— Creo que sabes que odio repetirme, una sola palabra más sobre lo que debo o no hacer o sobre Izuku y te atravesare con mi espada — amenazó Rachel al caballero que temblando soltó rápidamente su brazo.

Mientras se acercaba a Izuku no pudo dejar de pensar en las palabras de Tearis.

"Él puede parecer un niño pero no lo subestimes, su corazón es puro, su espira es fuerte y su determinación resistente al fuego, cuando lo vi por primera vez también estaba preocupada por el destino de todos pero cuando observe esos ojos esmeraldas vi en ellos una energía vigorizante que indicaban que la cubierta escondía algo más, cuídalo por favor él tiene el defecto y la virtud de poner el bienestar de los demás sobre el suyo, ha sacrificado todo para poder ayudarnos, no quiero que se rompa, no merece ese destino "

Rachel se acercó al peliverde que al verla acercarse se recompuso lo mejor que pudo, la chica se arrodillo miro directamente a esos ojos esmeraldas que según la diosa guardaban un gran poder, ella quedo cautivada por ellos casi al instante, nunca había visto un ojo tan vivo como esos. Ella podía ver su miedo, su angustia, su dolor, pero también valor y esperanzas.

Rachel alzo las manos alrededor de la cara de Izuku y emitió una luz calidad y brillante como el sol.

Luz que todo lo cubre, energía que nos rodea, concede el deseo a tu seguidora, que las heridas se cierren y la sangre se limpie. HEALING LIGHT.

La luz rodeo a Izuku y empezó a sanar todas sus heridas rápidamente,

"Esto no debería pasar, se supone que Healing Light solo sana superficialmente a alguien, son primeros auxilios en el mejor de los casos… Pero ¿qué?"

Alarmada Rachel vio como todas las heridas de Izuku se curaban, todas excepto la de su ojo derecho que pesar de haber sanado dejo una cicatriz que le atravesaba verticalmente.

"Esto no debería haber pasado, cuando se usa la magia sagrada no dejan cicatrices, incluso los hechizos de menor nivel dejan la piel limpia de imperfecciones como esa" pensó frenéticamente Rachel mientras probaba algunos hechizos más sin éxito.

El chico sin darse cuenta de lo que estaba haciendo hablo primero.

— ¿Se encuentra bi-bien Rachel-sama? — preguntó Izuku preocupado por ella.

Rachel saliendo de su trance observo extrañada al niño "Hace un momento estaba en estado de shock por su primera muerte, pero lo primero que hace es preocuparse por mi ¿Quién en su sano juicio haría eso?" se preguntó ociosamente.

— Estoy bien gracias ti, pero la pregunta es si tú lo estas, acabas de hacer algo verdaderamente estúpido y arriesgado y para colmo tienes una cicatriz que no parece desaparecer por mucha magia que use.

Izuku se tocó donde estaba su nueva cicatriz estremeciéndose en el proceso, pero a pesar de eso, las lágrimas y el temblor pudo sonreír a la chica — Es-estoy bien, n-no hace falta que se angustie por mí, es solo una cicatriz no es na-nada del otro mundo, gracias por curarme. — hablo tímidamente el peliverde.

"Mentiroso, estas temblando, llorando como un niño, tu sonrisa no podría ser más forzada y apenas te sostienes sobre ti mismo ¿Por qué mientes? Es como Tearis dijo pones a lo demás por encima de ti, pero soy una extraña no deberías ser tan complaciente" pensó mientras seguía observado al niño.

Al final a la chica solo le quedo por probar una cosa, extendió los brazos y encerró en un fuerte abrazo a Izuku colocando su cabeza sobre su hombro, esto provoco que el niño abriera bien los ojos por la sorpresa.

— Mi madre me dijo una vez que las personas somos seres frágiles y quebradizos, que no podemos sostener el peso del mundo nosotros solos, que en aquellos momentos que amenazamos con rompernos lo mejor es abrazar a un ser querido y soltar todo lo que nos agobia, sé que no muy cercana a ti Izuku, pero espero servirte de consuelo en este momento — dijo con una voz suave y agradable.

Izuku no pudiendo sopórtalo más lloro en el hombro de Rachel la cual solo lo abrazo más fuerte mientras le acariciaba suavemente el pelo.

"Una cosa tan frágil y a la vez tan fuerte, alguien que sacrifico su propio bien por el nuestro, Izuku no sé qué es lo que siento cuando te veo, lastima, envidia, admiración y muchos más sentimientos que se aglomeran, pero estoy segura de que quiero protegerte tanto por la persona eres como por la que me salvo, puedes no saberlo, pero hoy me has demostrado que el mundo aún tiene esperanza, que existe un motivo por el que luchar y sé que encontrare las respuestas que busco quedándome a tu lado"

— Te protegeré hasta mi último aliento. Ya no sufrirás. Aplastaré a cualquiera que te amenace. Y esa es la promesa de toda una vida Izuku — dijo Rachel en un susurro que ni siquiera Izuku logro oír por sus llantos.

Linea

Súbitamente la imagen desapareció y todos volvieron a la sala oscura iluminada ligeramente por el orbe nuevamente.

— Bueno, eso ha sido más intenso de lo que recordaba, siento haberos arrastrado sin vuestro consentimiento, pero se me cruzaron los cables, y pensar que esto es solo una parte de lo que tengo que enseñaros, va ser un día muy duro— Izuku hablo melancólicamente mientras se tocaba involuntariamente su cicatriz sacando a todos del trance, algunas lágrimas amenazaban con caerse.

Todos miraron a Izuku y aunque cada uno mostraba distintas emociones, consternación, conmoción, pesar, admiración, etc… pero había una persona que sentía furia.

— Deku… — dijo Kasumi arrastrando las letras.

"Creo que estoy en problemas" pensó nerviosamente Izuku.


Bueno lectores hemos llegado al final de otro capitulo, espero que os haya gustado, como podéis haber apreciado he presentado 4 ocs muy importantes para la trama, si b¡en las deidades no tendran mucha presencia a lo largo de la historia si que tendrán un peso argumental, sobre todo Bahel, por cierto para este personaje tan complejo, al menos para mi al hacerlo, digamos que me base en varios villanos y deidades pragmáticas y no tan maliciosas a primera vista pero no se si lo habréis notado pero la base de este personaje es un villano de los dibujos animados de mi infancia ¿Alguien sabe a quien me refiero? XD

Bueno como podéis ver Bahel es un cabrón con C mayúscula y no sera la única vez que joda la vida de Izuku, hará lo que sea para mitigar su aburrimiento y para desgracia de nuestro rollito de canela preferido esta en la mira de la deidad.

Ahora siento si a alguien le ha molestado alguna de las escenas que he hecho pero os recuerdo que ya avise en el primer capitulo que esta historia no iba ser todo color de rosa y que Izuku no salio muy bien parado durante estos 3 años, si bien no va ser una historia muy oscura (al menos para mi estándar) si que sera mas realista, una historia gris si me preguntas.

Si alguien ve alguna inconsistencia en la personalidad de Izuku tengo que dar una pequeña explicacion para eso, en primer lugar no es que no sepa mantener el personaje dentro de su papel esta hecho así a propósito, la principal razón de ello es que Izuku a salido de su zona de confort, el campo de batalla para que nos entandamos, y esta un poco descolocado en como aclimatarse de nuevo a su mundo y finalmente es que a lo largo de los 3 años Izuku a desarrollado 4 personalidades o mas bien actitudes para confrontar el día a día, la primera seria el Izuku normal que es la cara que muestra cuando no esta en combate o en peligro, la segunda seria modo combate ya sea porque esta en peligro o similar Izuku apaga sus emociones y se convierte en un ser frió, racional y calculador que busca el mejor método para su victoria, como el caso de secuestro de Aizawa, esto no es un modo bersek es simplemente un método de defensa para evitar que las emociones mas temperamentales le influyan, la tercera es mas bien un problema que ha desarrollado con los años, cuando ve algo que le molesta o pone en peligro a sus amigos Izuku no calla nada y se enfrenta a la situación de forma bastante volátil y la cuarta pues... es sorpresa hasta el arco de la UA. XD.

Bueno cualquier opinión o critica podéis dejarla en los comentarios, si no os ha gustado algo, por favor, decid la razón y si podéis como lo mejorarías, se que soy novato y cometo fallas pero la unica manera de arreglarlo es diciéndome que hago mal.

P.D: un agradecimiento a mi grupo de escritores "La mafia... e Incu" sin alguno de ellos no podría hacer esta historia.