INICIO DEL CAPITULO

Allen, Yuuto y Issei al no haber comido nada durante el tiempo que han estado ocupados con ese "problema", decidieron aprovechar el poco tiempo que les queda del descanso para poder comer, cosa que los tres jóvenes sin excepción deseaban. Por lo que fueron a la cafetería a comprar algo de comida, Issei se mantenía callado ya que no sabía cómo debía de comportarse con los dos príncipes de la Academia Kuoh, se sentía incomodo al no creer que se merecía estar con ellos dos, pero por la insistencia de ambos Issei no pudo negarse acompañarlos. Extrañamente para Issei excepto para Allen, Yuuto sabía muy bien el camino para llegar a la cafetería, si ya antes hubiera pasado por esta Academia, por lo que los estaba guiando ya que tanto Issei como Allen no sabían el camino, no hubiera sido complicado encontrar una cafetería de una escuela, pero esta Academia Kuoh es más grande de lo que esperaban el peli blanco y el peli castaño. Mientras caminaban los estudiantes que pasaban cerca de ellos o estaban parados por donde los tres jóvenes están caminando, estos los miraban sorprendidos y extrañados, los estudiantes masculinos los miraban con una sonrisa maliciosa, como si esperaban que pronto les pasaría algo malos a los tres jóvenes, las estudiantes femeninas los miraban confundidas y un poco molestas, dando una fulminante mirada al joven Issei.

Cosa que claramente los tres jóvenes se dieron cuenta, Allen los ignoraba ya que sabía que no ganarían nada intentando dialogar con esos estudiantes, Yuuto hizo lo mismo entendía que intentar convencerlos seria en vano, pero Issei fue el único que se vio afectado por como los estudiantes los miraban, más las chicas que lo miraban como una basura, esto estaba afectando fuertemente a la moral del joven peli castaño. Los tres siguieron con su camino, con un Issei deprimido cosa que preocupo a ambos príncipes, querían decirle que no les tomara importancia a las opiniones de extraños, pero comprendían que en estos momentos Issei no los escucharía, ya que solo está centrado en cómo lo miran los demás, y claramente el no sentirse bien estando con los dos.

Esa idea molesta a ambos príncipes, no permitirían que Issei pensara en estas cosas, aun si Issei estaba en cerrado en sus pensamientos, buscarían la manera de lograr animarlo, razón del porque lo invitaron a ir a comer en la cafetería. Si lo intentaban consolar, lastimarían la poca autoestima que Issei tiene en estos momentos, por eso intentarían de otra manera para no lastimar los sentimientos del joven peli castaño por el intento. Esperaban que el entrar a la cafetería podrían conversar y tener un tranquilo momento con Issei, de esta forma no solo acercarse más a Issei y llevarse bien, sino en ayudar en esta complicada situación.

Mientras los tres jóvenes estaban ocupados pensando en todo eso, por fin llegaron a la cafetería, y sin esperar más entraron por el único pasillo que los lleva, poniendo el primer pie lograron ver un gran número de estudiantes, sentados por las mesas que están por toda la cafetería, mesas de madera de gran tamaño lo suficiente para que varios estudiantes puedan conversar y comer, aparte de los varios grupos de estudiantes en cada mesa, esta una larga fila la cual es para poder pedir su comida, dicha fila la atiende una mujer mayor, aproximadamente unos 25 o 27 años al ver su rostro, quien lleva su ropa de trabajo. Todos estaban concentrados en sus cosas, hasta que los tres jóvenes entraron a la cafetería, no solo por su apariencia sino por la presencia que desprenden los dos príncipes, fueron tan llamativas que incluso los estudiantes masculinos voltearon a verlos, todos desviando su atención en los tres chicos.

Segundos después de que todos los estudiantes reunidos los voltearan a ver, estos empezaron a susurrar entre ellos, pero con el problema que al ser tantas voces y que repetían lo mismo, los tres chicos escuchaban claramente que estaban diciendo. Lamentablemente para el pobre peli castaño, estaban hablando acerca de su problema por haber espiado a las chicas del club de kendo, además que las chicas estaban enojadas de que "ese pervertido está caminando cerca de los príncipes", para ellas eso era una gran ofensa que dicho joven pervertido, se atreviera acompañar a los dos estudiantes más populares de la Academia, no solo lo miraban con indignación, sino que en sus ojos se reflejaban los celos al no poder estar ellas en su lugar, ellas querían estar con los dos príncipes y comer con ellos, pero el hecho que los dos se habían escondido y no lograron encontrarlos, se tuvieron que ir sin ellos, tristes por no estar con los chicos que les gustan.

[... Que rápido se esparcen los rumores] Allen pensó sorprendido, una gota bajo por su frente al estar nervioso ante la mirada de tantos estudiantes, con los ojos en blanco al mirar el gran número de estudiantes.

Un gran número de estudiantes estaban mirando al grupo de los tres jóvenes, susurrándose entre ellos, sin importarles lo obvio que se ven, ya que realmente no parecía que intentaran ocultar que están hablando de ellos tres. Los estudiantes estaban más centrados en los tres que en sus propios alimentos, esto no solo incomodo al pobre peli castaño, también a ambos príncipes que no les gusta ser el centro de atención, mucho menos a tal número de estudiantes, no esperaban que su "fama" fuera tanta como para llamar la atención de todos ellos. Antes las malas palabras a Issei lograron lastimar más su corazón, ahora por fin comprendía lo que sus "travesuras" provocaron, ahora no solo todas las estudiantes femeninas lo odian, sino que incluso está afectando a la reputación de los príncipes que le ayudaron, cosa que realmente no deseaba, no quería involucrar en esos problemas a las únicas personas que le ayudaron sin pedirle nada a cambio, desinteresadas en conseguir algo al haberlo ayudado.

Allen y Yuuto fácilmente se dieron cuenta como Issei le afectaban las palabras de los demás estudiantes, el cómo lo juzgaban con solo escuchar rumores sin si quiera conocerlo, además al ver como Issei baja su cabeza encogiéndose de hombros, fue el suficiente motivo para animarlo, aunque eso costara que todo ese odio se dirigiera a los dos. Allen desde un principio cuando entro a esta Academia pensaba el llevarse bien con todos, y Yuuto quería mostrar una buena imagen para no manchar la reputación del club del Ocultismo, pero con todo lo que estaba sucediendo sus planes cambiaron por completo. Ya no les importaba no solo ser los más odiados para los estudiantes masculinos, sino que también el ser los mas odiados entre todos los estudiantes de la Academia Kuoh, si eso significaba poder ayudar a Issei.

Los tres fueron a formarse en la fila, tardaron varios minutos debido al tamaño de la larga fila, pero lograron conseguir su comida antes de que terminara el descanso. Allen por razones obvias de no destacar tuvo que pedir solo un platillo, esto claramente no es suficiente para el gran apetito del joven Walker, pero tenía que soportarlo, aunque no le gustara, por lo menos pidió algo que le ayudaría a calmar esa hambre que tiene, disfrutando de un delicioso postre "pastel de carne", el cual no esperaba que hubiera en esta escuela, pero por primera vez tuvo algo de suerte. Yuuto y Issei pidieron también solo un platillo, el príncipe Kiba pidió una ensalada y el peli castaño curri, comidas muy diferentes que mostraban la personalidad de cada uno, si no fuera por Allen que pidió un postre, Issei se sentiría incomodo por haber pedido curri.

Los tres jóvenes al tener cada uno su comida fue hacia a una mesa vacía, cosa que era complicado tomando en cuenta el gran número de estudiantes que estaban en la cafetería, algunos incluso habían terminado con su comida, pero seguían estando en la mesa, ocupando el lugar que alguien necesita que quiera comer. Buscando por toda la cafetería por fin lograron encontrar una mesa vacía, Allen se sentó a un costado del peli rubio y Issei se colocó en el asiento de enfrente, sin esperar más los tres jóvenes comenzaron a comer, Allen no pudo ocultar su felicidad al comer su pastel, sus ojos brillaron de alegría daba una pequeña sonrisa que sonrojo a todas las chicas que lo estaban viendo, Yuuto al contrario se mostraba más sereno al estar comiendo su ensalada, mostrando sus buenos modales al comer, reflejando porque es llamado uno de los príncipes de la Academia, encantando a las chicas que lo estaban viendo, mientras que Issei no estaba mostrando ningunos modales al comer, y la presencia que mostraba con su baja autoestima provoco que la ira de las chicas aumentara, el solo ver como ese chico pervertido se comportaba como si estuviera aburrido estando con los dos chicos más populares, sus celos incrementaron tanto que querían golpear al pobre peli castaño, ya que deseaban estar en su lugar.

Allen y Yuuto rápidamente entablaron una conversación, esperando que Issei también hablara con ellos, pero el primer intento fue inútil ya que este solo estaba comiendo mirándolos en silencio, como si intentara fingir que no está con ellos, tal vez como un intento de no molestarlos mientras los dos príncipes de la Academia hablaran, cosa que alegro a las estudiantes que le daban una mirada penetrante, ellas no querían que el estuviera en presencia de los dos príncipes, y al parecer Issei estaba convencido que no merecía estar con los dos jóvenes peli blanco y peli rubio. Pero esto no estaba en los planes de ambos jóvenes, por lo que al ver las claras intensiones del peli castaño, pensaron en una forma de juntarlo en su conversación, ¿Pero cómo lo harían si apenas lo conocen?, ciertamente ellos no conocen nada sobre Issei y sus gusto excepto que le gustan las chicas, pero ante eso estaba algo sencillo, simplemente tenían que preguntarle.

-... ¿Por cierto Issei cuál es tu pasatiempo?- Allen pregunto alternando su vista al joven peli castaño, regalándole una sonrisa como un intento para calmarlo e integrarlo en la conversación.

Yuuto también lo miro expectante por la respuesta de Issei, quien los miro sorprendidos al no esperar que esto tuviera tal giro, pensaba que podría estar callado hasta que terminara el descanso para poder regresar a su salón, pero fue un intento en vano ante las acciones de los chicos que tiene enfrente. Al no esperarse ser metido en la conversación, de inmediato se puso nervioso no solo por la sorpresa, también porque sus gustos seguramente los dos príncipes no los compartan, más tomando en cuenta esos "animes" subidos de tono con las escenas para mayores, los cuales oculta a todos ya que todos lo mirarían de manera rara juzgándolo, aunque en estos momentos su reputación no podría caer más bajo. Lo que no le gustaba era que las dos personas que no lo ven como un bicho raro, lo podrían hacer cuando les diga sus gustos, en su mente paso una posible imagen de como seria su reacción al escucharlo, con solo imaginarlo su cuerpo tembló de miedo. Estaba muy indeciso en que debería de hacer, pero al ver los rostros de Allen y Yuuto un extraño sentimiento comenzó emanar desde su interior, ambos jóvenes le estaban dando la confianza que Issei necesitaba, algo que el peli castaño no sabía, pero su cuerpo reaccionaba involuntariamente.

Sin poder evitarlo su boca saco la respuesta que tanto temía. -... M-Me gusta... el m-manga... y-y el a-anime- Issei dijo tartamudeando desviando su mirada por los nervios, no deseaba ver la posible reacción de los dos chicos, su estado mental no lo soportaría. Aunque no vea su reacción aun puede escuchar la respuesta de ambos chicos al enterarse de sus gustos, por lo que mientras pasaban los segundos un fuerte nudo se formaba en su garganta y un fuerte miedo lo carcomía, sus dudas taladraban su mente sin que pudiera evitarlo esperando que ambos chicos hablaran.

-... ¿anime? ¿manga?, nunca los he escuchado... hmmm ¿Yuuto sabes que son?- Allen dijo confundido mirando hacia el peli rubio, ladeando su cabeza como un gesto de duda, aun con su pequeña sonrisa.

Yuuto seguía igual de sereno excepto que su rostro se alteró un poco, alzando su ceja también confundido. -No lo sé, tal vez los haya escuchado cuando voy caminando por la calle... pero no tengo idea- Respondió encogiéndose de hombros, alternando su vista de nuevo hacia el peli castaño.

Esas palabras sorprendieron nuevamente a Issei, quien levanto su rostro para mirar confundido a los dos príncipes, no esperaba esa respuesta por parte de ambos chicos, en sus voces no se notaba molestia o repudio ante su persona, todo lo contrario, se escuchaban interesados por su pasatiempo, eso provoco un extraño sentimiento el cual no esperaba tener en estos momentos, el cual sin poder controlarlo comenzó a dejarse llevar. -¡¿Enserio no saben que es el manga y anime?!, ¡pero si es el patrimonio de Japón, nuestra nación!... tal vez Allen no lo entienda porque es extranjero... ¡pero tu Yuuto has vivido y crecido en Japón, como puede ser posible que no conozcas por lo menos el anime!- Issei dijo con gran emoción dando un pequeño golpe en la mesa, mirándolos con gran intensidad, sin darse cuenta estaba sonriendo.

Dicho comportamiento tomo gratamente de sorpresa a Allen y Yuuto, no esperaban una rápida reacción por parte del antes abatido Issei, ahora estaba reclamándoles porque no conocen algo que le gusta y al parecer es famoso, incluso tuvo la libertad de llamarlos por su nombre, normalmente los Japoneses se dirigen entre ellos con sus apellidos, pero solo se llaman por su nombre a las personas que se llevan bien, eso estaba haciendo sin problemas el peli castaño, quien estaba por comenzar a explicarles que es el manga y anime. Allen y Yuuto sin ningún problema prestaron atención la explicación de su nuevo amigo, tal vez esto aun no sea dado cuenta Issei pero para ellos dos ya son lo suficiente cercanos para llamarse amigos, posiblemente aun no sean conocido lo suficiente, pero realmente no veían necesario que tantas cosas sucedan para llevarse bien, todo eso no les interesaba ya que realmente esos detalles no importan, ahora lo único importante es que Issei se diera cuenta y decidiera si aceptar su amistad o no.

Sin que los tres se dieran cuenta, estaban mostrando una agradable escena la cual las estudiantes no podían aceptar, sin importarles que los chicos que les interesan quieran estar con el peli castaño, ellas lo quieren lejos de los dos príncipes de la Academia, porque ellas no querían que el fuera una mala influencia para los dos, con solo haber escuchado los malos rumores de Issei, fue lo suficiente para llegar a esa extrema conclusión. Varias chicas intensificaron sus miradas como fuertes cuchillos dirigidos al peli castaño, pero estos no tuvieron efecto alguno ya que este seguía conversando con los dos príncipes, provocando que ellas emanaran un fuerte instinto "asesino" dirigido nuevamente a Issei.

Horas después

El sol estaba llegando en un punto para mostrar el hermoso ocaso, llegando así el atardecer iluminando toda la ciudad, dejando una hermosa imagen del posando en la ciudad que varios de los ciudadanos no le dieron importancia al estar ocupados en sus pensamientos o distraídos con algún aparato como el celular o un videojuego. A esta ahora por fin los alumnos de la Academia Kuoh estaban saliendo, al haber terminado todas sus clases por lo que varios se dirigían a sus hogares, otros estaban listos para ir algún lugar con sus amigos como el Karaoke o un Arcade, ya que todos los alumnos que salían estaban acompañados con sus amigos charlando disfrutando de ese primer día de clases que ha terminado. Excepto por un alumno en particular que caminaba abatido con la cabeza abajo, desanimado por todo lo que le ha pasado en este día, no podía creer que su vida escolar terminara tan pronto como iniciara, y por solo un error que le costó tan caro.

¿Valió la pena el haber espiado a las chicas?, la respuesta inmediata del joven peli castaña es un rotundo "no", tantos problemas por el haber seguido sus más bajas fantasías, entendía que tendría problemas con el espiar, pero nunca pensó que el castigo fuera que su vida escolar se fuera por el retrete. En la mañana estaba tan entusiasta de su primer día que imaginaba como seria su futuro en esta escuela, tener amigos tanto hombres y mujeres, además de poder tener una novia, disfrutar de la escuela y tener grandes momentos de su vida escolar, pero todo fue derrumbado con ese error que cometió, ¿Se arrepiente de haberlo hecho?, en esta ocasión la respuesta claramente para Issei es "si y no", se arrepiente por todos los problemas que pudo haber evitado con solo no espiar a las chicas en ese momento, no le gustaba como los demás estudiantes lo insultaban a sus espaldas y que lo miraran como un bicho raro. ¿Entendió que estuvo mal el haberlo hecho?, ahora que ya no está bajo esa emoción de cumplir con uno de sus más bajos deseos, por fin comprende que cometió una estupidez y que claramente se merecía un castigo por haber violado la privacidad de las chicas, ya sea el ser sus pendido o en peor caso incluso llegar a ser expulsado, después de todo espió al club con más logros de la escuela, incluso aunque no hubiera sido el club de Kendo no disminuye su culpa, por lo que sinceramente tuvo mucha suerte que en estos momentos su único castigo sean los insultos de los demás estudiantes.

Pero en medio todos esos problemas que tuvo por hacer esa estúpida idea, si no hubiera cometido ese error de espiar, el hecho de conocer a Allen y a Yuuto nunca pasaría, no lo hubieran salvado de ese problema y no enfatizarían con él, tampoco tendrían esa conversación en la cafetería, la cual había disfrutado tanto en compartir con ambos chicos. Estaría mintiendo si dijera que no disfruto esa conversación explicándoles su gusto por el anime y manga, también del hecho que ellos no lo juzgaron por sus gustos, todo lo contrario, le prestaron la debida atención y disfrutaron de su explicación, tanto que al final estaban interesados del tema. Realmente todo resultaron ser muy diferente de lo que él creía que son, el juraba que serían arrogantes y presuntuosos por tener la atención de todas las chicas de la escuela, que tendrían un ego tan grande que verían a los demás por debajo de ellos, como si no estuvieran a su nivel, que serían egoístas y disfrutarían el molestar a los demás, pero la realidad resulto ser tan diferente.

¿Se merece su amistad? Tomando en cuenta las miradas de tantos estudiantes, tanto chicas y chicos, aunque más en especial las chicas, esas miradas como si estuvieran viendo una basura andante, miradas tan penetrantes que lo juzgaban, la respuesta claramente sería un "no", no merecía estar al lado de los chicos más populares de la escuela Kuoh, alguien como que está calificado como un "pervertido", no tiene el derecho de estar cerca de ellos dos, solo sería una mala influencia y eso era lo que menos quería los estudiantes que admiran a los dos príncipes. ¿Pero qué es lo que realmente piensa el?, sin duda disfruto estar hablando con Allen y Yuuto, no se sintió nervioso o incomodo pensando si lo juzgaran por sus gustos, no lo ignoraron tachándolo de pervertido, todo lo contrario, le ayudaron de esa muy complicada situación, corriendo el riesgo de también ser envueltos en sus problemas, o incluso también ser tachados de pervertidos siendo los hazmerreir de toda la Academia, pero sin importarles esos problemas le ayudaron, sin si quiera pedirle nada o esperando ganar algo de el por haberle ayudado. Gracias a esto se dio cuenta del error que cometió y ahora se juró así mismo nunca volverá hacerlo, además de no querer involucrar en más problemas a Allen y a Yuuto quienes ya le han ayudado mucho.

Mientras todos esos pensamientos se encontraban pasando por su mente, por fin había llegado por la entrada principal de la Academia, adentrándose entre la gran multitud de estudiantes que estaban regados para poder salir, cosa que no se dio cuenta al estar tan concentrado ignorando todo lo que lo rodea, por eso mismo no logro percatarse que dos estudiantes se le acercaron cada uno cada costado, quienes estaban atrás de Issei pero que habían acelerado el paso al verlo estar a punto de salir.

-... ¿Oye Issei no quieres caminar con nosotros?- Allen pregunto con un tono de voz alegre junto con una sonrisa dibujada en su rostro, posando su mano en el hombro del peli castaño tomándolo por sorpresa.

Esta acción tomo por sorpresa al peli castaño, quien se sobresaltó cuando sintió la mano de Allen en su hombro, volteando a ver lo como una reacción encontrándose con uno de los príncipes de la Academia Kuoh sonriéndole, segundos después alterno su vista a su otro costado, encontrándose con el segundo príncipe peli rubio, quien también le estaba dando una sonrisa. No esperaba que alguien se le acercara, aunque se le olvido tomar en cuenta que había muchas probabilidades que se los encontrara a la salida, realmente no se le cruzo por la mente que los dos fueran directos hacia el buscándolo, incluso invitándolo a acompañarlos a salir como cualquiera otra persona invitando a un amigo, esto realmente lo sorprendió, que incluso su quijada bajo un poco dejando su boca abierta y sus ojos ensanchándolos de igual manera.

Quiso responder, pero varias voces se lo impidieron. -¡Walker-Sama!, ¡Kiba-Sama!, ¡¿Por qué están junto con ese pervertido?!, ¡Solo les meterá malas ideas o los volverá unos depravados!, ¡No deben juntarse con esa clase de persona!- Varias voces de chicas se escucharon por todo el lugar, al instante un gran grupo de estudiantes femeninas se acercaron a los tres jóvenes, quienes le dieron una mirada amenazante e indignada al peli castaño.

Issei miro en shock como las estudiantes no lo pensaron dos veces a interponerse cuando escucharon las palabras de uno de los príncipes, realmente estas chicas estaban muy en la defensiva tratándose de ellos dos, ¿Así de importantes son para todas las chicas de la Academia?, miro a todo a su alrededor para intentar contar el número de chicas que se acercaron indignadas, tomándolo más por sorpresa al ser un número tan grande, incluso algunas que no se acercaron lo miraron desde lejos como si estuvieran de acuerdo con ese grupo de fans. Con ver esto la pregunta que se había hecho, volvió a parecer en su mente, ¿Merece estar junto con Allen y Yuuto?, el peli castaño se quedó mudo ante las repetidas voces de las chicas que le decían que se fuera y no se volviera a cercar a los dos chicos más populares.

Allen y Yuuto quienes estaban un poco sorprendidos a la reacción de las chicas, creyeron que no era necesario intentar dialogar con ellas, ya que es muy difícil cambiar de opinión a personas tan aferradas en lo que ellos creen correcto, aunque no fuera cierto, no ganarían nada bueno le intentar hablarles, por lo que era mejor simplemente ignorarlas y hacer lo que ellos creían que era mejor, después de todo lo que más cuenta es lo que ellos quieran. Ambos ignoraron por completo las quejas de las chicas y se concentraron en Issei, quien estaba completamente en shock sin saber qué decisión tomar. -... Entonces Issei... ¿quieres venir con nosotros dos?- Yuuto en esta ocasión pregunto con su expresión serena y tranquila junto con una pequeña sonrisa, aunque en su tono de voz se notó lo expectante que estaba por saber la respuesta del peli castaño, confirmándolo Allen quien dio un asentimiento.

Esas palabras resonaron en los oídos de Issei, quien estaba hace unos segundos dudando en que decisión tomar, al ver las acciones y comportamiento de ambos chicos que tiene a cada costado, por fin logro saber cuál es su respuesta, esas dudas y preocupaciones que lo invadían por fin se despejaron, ahora todo ese peso que sentía antes desapareció. Si ellos dos quieren ser sus amigos pese a los futuros problemas que podrían tener al juntarse con él, si ya fue perdonado por las chicas que les hizo esa tontería que les hizo, ahora que comprende del error que cometió y que nunca más lo volverá hacer, ¿Por qué debería afectarle esas malas críticas?, ¿Por qué debería de importarle la opinión de personas que ni siquiera conoce?, mas importante aun ¿no puede ser feliz solo porque las demás personas no quieren?.

Esbozando una gran sonrisa se acercó a ambos chicos. -... ¡Por supuesto que sí!, ¡Vamos hay muchas tiendas donde podemos comprar mangas y animes, incluso tienen varios descuentos!- Issei dijo con gran felicidad dando una gran sonrisa, con cada brazo rodeando el cuello de ambos chicos, comenzando a caminar llevándolos al lugar de esa tienda.

Decir que Issei sorprendió a todos es poca cosa, Allen y Yuuto lo estaban mirando atónitos sin saber que responder, pero de inmediato de comprender las acciones del peli castaño correspondieron a la sonrisa, todo contrario con las chicas, que sintieron su sangre hervir por la furia, ya que las habían ignorado por completo, no esperaban que Issei tuviera el valor para no obedecer las órdenes de todas las chicas, estando en riesgo de ser el chico más odiado. Los tres chicos se fueron mientras que ese grupo de "fans" se quedaron inmóviles viendo los irse, mirando con gran ira el peli castaño que estaba teniendo la atención de los dos chicos más populares algo que ellas no pudieron tener aun con tanta insistencia. Issei al sentir un fuerte escalofrió recorrer por su columna vertebral, logro percatarse de los malos deseos a contra de su persona de ese grupo de chicas, cosa que en lugar de tener miedo y preocupación de ser el chico más odiado de toda la escuela, ya le dejo importar todo eso por lo que aun estando sujetando a ambos chicos de los hombros, volteo su rostro hacia las chicas que lo miraban con furia, estas al ver esta acción se extrañaron un poco pero antes que pudieran decirle algo o hacer una seña ofensiva, Issei cambio su expresión alegre por una sonrisa maliciosa o incluso arrogante teniendo un extraño brillo en sus ojos, sacando su lengua como un insulto al grupo de chicas, que quedaron en shock por ese insulto, pero de inmediato respondieron con varias miradas fulminantes con un gran instinto asesino y varias venas en la frente, soportando su furia porque no quieren dar una mala imagen a los dos chicos populares.

[Hahaha si de todos modos no importa lo que haga me seguirán odiando las chicas, ¡entonces igual que ellas me valdrá una mierda su opinión, me juntare con Allen y Yuuto aunque ellas no quieran!] Issei pensó con convicción dando una sonrisa triunfante al saber de los celos que están teniendo ese grupo de fans, encogiéndose de hombros con desdén ante esos problemas que le dejara de tomar importancia, ya que desde ahora hará lo que el crea correcto y lo que él le gusta sin importarle esa opinión de las personas que solo le desean malas cosas.

FIN DEL CAPITULO

¡Hola y que tal a todos!, aquí su autor principiante Izayoi de Cisne con una nueva actualización (después de mucho tiempo :,v), el cual por fin da inicio a una amistad de un trió peculiar, normalmente siempre es el prota con Issei y sus amigos pervertidos, pero sinceramente no podía dejar solo a uno de sus mejores personajes como lo es Kiba, ademas que agregar esos dos amigos pervertidos (Matsuda y Motohama) no me parecía una buena idea y sinceramente no aportan nada en la historia.

Así que en lugar de estar el trió pervertido, estará este nuevo trió que tiene a los dos chicos mas populares junto con el chico mas odiado por todas las chicas, jajaja creo que este trió es mas interesante que el otro que siempre es usado en la mayoría de fanfics (el trió mas el prota de otra dimensión o un oc). Otra cosa que mas agregar es que los capítulos uno que otro sera algo random tratando de este trió o de otro grupo de personajes, claro no lo serán todos, varios serán deacuerdo a la verdadera trama de la historia, pero no todo sera tan serio ya que puede caer pesado en la historia, por lo que habrán esos capítulos random para alegrar y divertir.

Pero bueno ya sin mas que decir, ¡nos vemos en una próxima actualización!.