Diclaimer: Soul Eater no me pertenece, es de Atsushi Okubo.


El demonio blanco y la pequeña gatita

Era una noche obscura y gris. El gran demonio del lago escuchó un sollozo. Trató de ignorarlo pero el sollozo se convirtió en llanto. Se acercó a la orilla del lago y se encontró a una gatita color lavanda llorando. Un kishin del bosque.

— ¡Oh pequeña gatita! ¿Por que lloras tan amargamente? —preguntó el demonio.

La gata no contestó y solo huyó del lugar. El demonio albino solo se encogió de hombros sin darle más importancia al asunto.

Los días pasaban y la pequeña gatita lloraba todos los días a la orilla del lago. Para el demonio ya era común escuchar sus lamentos y pasaba de ellos. Pero un día el llanto fue diferente, se escuchaba como un llanto humano.

El demonio salió del lago y se encontró a la gatita en su forma humana.

— ¿Por qué lloras tanto? ¿Qué te aflige?

Entre llantos ella respondió:

—Oh, gran demonio del lago. Perdón por molestarlo, pero no entiendo por qué no puedo ver a mi amo. De pronto un día se durmió y ya no despertó.

El demonio entendió todo de inmediato.

—Tu amo era humano, los humanos no son como nosotros. Ellos mueren.

— ¿Eso significa que jamás lo voy a volver a ver?

El gran demonio asintió con la cabeza y ella lloró con más fuerza.

Se quedaron en silencio hasta que ella decidió partir.

Pero, aunque el gran demonio le dijo que ella no podría volver a ver a su amo ella seguía visitándolo. Le contó al demonio que su amo se llamaba "Ragnarok", que llevaban toda la vida juntos y que le había prometido pasar toda la eternidad con ella.

El demonio sintió lástima por ella, qué cruel había sido aquel humano. Le prometió amor eterno a sabiendas de que era algo imposible.

Los meses pasaron, la pequeña gatita seguía visitándolo todos los días. Y el demonio estaba feliz. La mayoría de las persona le temían y ella parecía disfrutar su tiempo con él.

El demonio sentía gran apego por ella, era tan pura y no notaba maldad alguna en su corazón a pesar de que era un kishin. Por lo que decidió darle un gran regalo.

—Ven te voy a contar un secreto —le dijo el demonio a la gata—. Mi nombre es Soul. "Soul" significa "alma"; mis ojos pueden ver todas las almas incluso aquellas que ya han muerto.

— ¿Eso significa que puedes ver a mi amo? —curioseó la gatita y él asintió—. Por favor —rogó—. Dígale que lo amo aunque me haya abandonado.

El demonio río, y abrazó a la kishin.

—Te daré algo para que puedas decírselo tú misma. Pero prométeme que jamás me olvidarás.

La gatita asintió.

De las manos del demonio crecieron unas enormes uñas, acercó sus manos a su rostro y sin dudarlo ni un momento se arrancó los ojos. Se los extendió a la chica y le dijo:

—Ten, estos son mis ojos son parte de mí. Son mi alma, sin ellos yo no existo pero, con ellos podrás ver el mundo como yo lo veo. Podrás ver el mundo de los muertos. Podrás reencontrarte con tu amo. Con Ragnarok.

El demonio cerró los ojos mientras sentía que su vida se iba. Comenzó a hundirse en el lago, y todo se veía negro. Jamás volvería a ver a la pequeña gatita.

Sintió un beso en su frente.

—Gracias Soul… jamás te olvidaré.

La gatita se fue jubilosa mientras gritaba «Ragnarok por fin puedo verte. Estaremos juntos por toda la enternida»

El demonio río y con su último aliento dijo: Es gracioso. Jamás supe tu nombre pequeña gatita.


Fanfic basado en una leyenda china que aparece en un videojuego

Perdón por el OoC. Si no quedó claro: el demonio del lago es Soul, la gatita es Chrona y su amo es Ragnarok.

No sé si la gente siga usando esto, pero gracias por leer.