¿Qué pasaba si naruto era el dios de las tormentas?Nota: dejare esto por aquí y me iré lentamente

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Irrealiti13: espero que la disfruten y dejen sus comentarios.

/ capitulo uno: adopción/

El clima es tan cambiante, que a veces parece ser el capricho de algún dios malvado, un ser omnipotente, cuyos berrinches cusa ciclones, sus rizas días soleados, su ira las sequías más grandes o su amor el clima ideal para una noche romántica, como sea, los dioses no son seres de leyenda.

O si, el mundo shinobi fue pacifico hasta la llegada de Kaguya otsusuki un ser que vino más allá de las estrellas, un ser que se proclamó dios al destruir la luna y que solo fue vencida por las manos de su propio hijo, el Rikudo Sennin quien una vez la venció inicio su estúpida idea de darles el poder de su madre a los hombres pero en su lecho de muerte temiendo que se liberara la forma bestial de la mujer, volvió a crear una luna y creo a nueve bestias con colas e infinito poder dependiendo del número de colas y así dejo el trabajo a sus hijos de crear un mundo en paz.

Honestamente alguien creyó que esa idea funcionaria, no nadie, bien hicieron bien en no creerlo porque unas cuantas generaciones más, los uchihas, senju, uzumakis y hyugas se iniciaron a matar porque si causando muchas masacres sin sentido.

Pero mientras estos humanos con poderes luchaban, países y reinos se fundaron poco a poco.

Y cuando se dieron cuenta, las habilidades de sangre fueron insuficientes cuando tus enemigos son miles contra uno, mientras más te persiguen más posible es tu muerte.

Así los humanos que podían usar chakra se tuvieron que alistar a los servicios de los daimios y sus países, poco a poco cada país se dividió más y más, ahora con armas vivientes.

Uno de esos países el país de los remolinos había desarrollado una nueva técnica con chakra un arte mística conocida como fuijutsu o el arte de los sellos y así nacieron los primeros maestros de fuijutsu, con más miedo que nada los países del rayo, tierra y agua atacaron múltiples veces al país del remolino que se defendió hasta trecientos años después caería.

Pero en esos tiempos lo que trajo al mundo a una época de paz relativa fue la fundación de las primeras aldeas shinobis, todo iba bien, hasta que al primer hokage se le ocurrió aliarse con uchiha madara y este último se volvería loco de poder, controlaría a un zorro gigante y luego sería vencido y dado por muerto.

Mientras que el primer hokage creyéndose con todo el derecho atraparía a cada uno de los bijus los seres con cola creados por el rikudo senin y los dividiría entre las aldeas ninja con el objetivo de equilibrar el poder, ¿Qué se le olvido? Pedir algo a cambio, ni un tratado de paz, ni acuerdo y o alianza les dio armas de destrucción masiva súper solados a cada país y espero que esto trajera paz, resultado la primera guerra shinobi y luego la segunda y al final la tercera.

Donde leyendas nacerían, como el cuarto hokage, quien tendría una esposa que sería la nueva contenedora del zorro demoníaco de nueve colas, quien quedaría embarazada y a quien un enmascarado misterioso secuestraria para liberar a un zorro gigante con el fin de destruir la aldea.

Al final el cuarto hokage sello al zorro dentro de un niño.

Su nombre, naruto para su protección se le dio el apellido de su madre y así el cuarto hokage dejo al niño con la persona de su mayor confianza.

Hiruzen sarutobi.

…..

Seis años después el cuarto hokage debería preguntarse si fue su peor decisión o que.

Primero y lo más importante el tercer hokage hizo público que el niño era quien tenía el demonio en su interior con el deseo de que fuera reconocido por eso, contra todos pensaban que era un niño huérfano sin más, resultado ser odiado y que todos quienes perdieron a alguien ese día el noventa por ciento de la aldea pidiera su muerte inmediata.

Segundo el hombre quería que el niño viviera una niñez común y corriente alejado de los deseos de ser convertido en un arma o ser usado por algún clan con ese deseo, contra el niño literalmente tenía la mayor concentración de chakra de la aldea quizás del mundo él era un arma tan solo por el hecho de estar vivo y los deseo del tercero de que tuviera una niñez común no se pudieron por el simple hecho que el hokage no quería que el niño fuera adoptado por nadie, quería que el niño viviera feliz y tranquilo cuando le puso una diana en la espalda y les dio las armas a todos para casarlo.

Tercero relacionado con lo anterior el hombre evito que todos aquellos que sabían la verdad del niño pudieran intervenir en su vida, los alumnos de sus padres, sus guardianes legales inclusive familias nobles que estaban en deuda con el niño, todos alejados porque el niño debía vivir una niñez feliz y tranquila. Contra que tan feliz y tranquilo puedes ser cuando te tiran del orfanato a los cuatro años y las personas encargadas por el hokage para vigilar le e informan tres meses después de este suceso.

Cuarto y último, el hombre era un anciano sumido en su duelo personal, atosigado por el papeleo de hokage, los movimientos políticos internos, el manejo de los clanes y sobre todo el dolor de su corazón, cuando tendría tiempo para vigilar al niño, resultado.

A que idiota se le ocurre dejar una pobre vida con la batería de chakra más grande del mundo, al cuidado de un anciano ocupado, cansado y dolido.

Al cuarto hokage solamente a ese rubio.

Con respecto al niño.

Uzumaki naruto era una curiosa anomalía en el paisaje de la aldea de la hoja, el niño, tenía el cabello rojo de su madre, ojos azules de su padre, marcas en las meguillas del zorro demoníaco, algunas cicatrices ocultas en su cuerpo por parte de los aldeanos y sobre todo, una naturaleza curiosa, muy curiosa, el niño todo lo que le llama la atención lo intenta a comprender, aprender o construir, esto le generaba muchos problemas con toda la población de la aldea, quienes solo veían actos malignos en todas sus intenciones.

El niño de cinco años estaba tranquilo, oculto sobre un árbol, viendo como personas con antorchas, kunias y más armas quemaban su actual domicilio en las zonas marginales de la aldea, donde estaba la autoridad, a claro el fuego venia de varios miembros de la policía militar uchiha.

Naruto sabía que había perdido su casa, por lo que solo perdió su lugar donde dormir, nada más y nada menos, no tenía nada en este mundo solo a sí mismo y la ropa que tenía puesta.

El niño se fue con rumbo al único lugar dentro de los terrenos de la aldea donde tenía un sitio seguro, conocía el lugar porque una vez el anciano hokage lo había llevado cuando lo encontró hurgando en la basura por comida.

El lugar era lejano al campo de entrenamiento, cercano a un rio, pero con algo esencial, una pequeña hoguera donde se podía hacer fuego para comer, fuego.

A naruto nunca le gusto el fuego, el fuego había dejado marcas en él, cada vez que la policía militar uchiha lo acusaba de cualquier crimen que se cometía en la aldea.

Por ahí. Dijo una voz siendo afectada por el alcohol

Mientras corría a refugiarse en el bosque siendo perseguido por un grupo de personas que lo señalaban y lanzaban objetos por presuntamente haber atraído la mala vibra sobre sus establecimientos, ser responsable de la falta de sus seres amados o los problemas cotidianos de sus vidas.

Así fue como el niño naruto se llegó a refugiar en el bosque en búsqueda de un lugar para dormir tranquilo y esperar al día siguiente con la esperanza de que todo mejorara.

Entro al lugar ocultándose con cuidado pasando árboles, arbustos, rocas y sesiones difíciles para cualquier persona, pero, aun así.

Los gritos todavía se escuchaban.

Con miedo camino, hasta chocar con alguien.

Alzo la vista con miedo mientras veía con quien había chocado.

Era una mujer de cabello rojizo, en un peinado muy raro atado con cintas. Un kimono verde con una cinta negra, un pantalón azul ultramar y unas sandalias ninjas.

La mujer vio al niño y gruño movió sus espadas dispuesta a matarlo.

Por aquí. grito la voz de un civil.

Aquí. grito la voz de un hombre.

La mujer y el niño se vieron y aun hueco en la tierra.

Los dos saltaron a él, ahí en silencio los dos se vieron y sin decir una palabra sabía que debían esconderles si querían pasar la noche.

Mientras el hombre dueño de aquella voz molesta llegaba al lugar y resultaba ser un ninja de kiri, no cualquier ninja un especializado en la caza de ninjas fugitivos, le equivalente al ambu lo mejor de lo mejor.

Donde está. cuestiono mientras más ninjas se reunían haciendo un total de seis, armados y listos para la batalla, aunque sabían que estaban en territorio enemigo su única esperanza de huir sin causar algún incidente seria matar al objetivo y escapar con prontitud.

La mujer gruño mientras más estaban tan cerca de ella poco les faltaba para encontrar su posición.

Vio al niño, seguro la delataría debía matarlo, después de todo era un habitante de esta aldea y todos sabían que una aldea enemiga en tu territorio es mala.

Hay por aquí. el niño se puso de pie saliendo del agujero y grito.

La mujer estaba a punto de matarlo, ese niño la estaba sacrificando, las luces y ruido llamaron su atención, noto que era lo que estaba llamando, a otro grupo que llego con antorchas y palos.

Los ninjas de kiri notaron esto y veían molestos al niño seguro que el niño ahora sería un héroe para su aldea si los capturaban.

Un shuriken les fue lanzado eso puso en alerta a todos, dispuestos a luchar hasta el fin.

Retirada. Dijo el capitán de este grupo.

Pronto los ninjas de kiri fueron seguidos por ninjas de konoha.

El niño sonrió a esto.

Pero su sonrisa se quitó cuando los civiles lo alcanzaron.

Los siguientes minutos fueron observados por la mujer aun escondida.

La mujer no entendía porque los civiles se referían a ese niño como un demonio o porque lo golpeaban con tal furia.

Había visto esas miradas, ella las había causado en los dos bandos de la guerra, la mujer espero hasta estar totalmente sola y poder salir del escondite.

Vio al niño, todo golpeado y dañado.

Este mocoso la había salvado ella acabaría con su sufrimiento.

Lo apuñalo en el corazón.

Y la herida se sano.

Lo intento otras tres veces y nada.

La mujer gruño este niño podía salvarse de morir por la apuñala dura en su corazón, pero estaba todo herido por palos y piedras.

La mujer no sabía qué hacer, irse de este bosque en este momento, sería malo para ella, de seguro ninjas la estarán esperando ya sea de konoha o kiri.

Y luego estaba este pequeño rubio, que no hizo otra cosa que salvarla.

La mujer sin más se lo subió al hombro como si fuera un costal de papas, camino por el bosque un rato hasta encontrar una zona cercada y saltar en ella, camino más hasta caerse en un agujero y encontrar una guarida, un lugar que era un complejo de túneles con dibujos de serpientes y suministros médicos viejos amontonados llenándose de polvo.

La mujer dejo al niño en el piso, se colocó contra una pared y se dejó caer y suspiro, antes de toser sangre.

La mujer se quejó y golpeo la pared con su mano ensangrentada.

Todos esos años, todas esas muertes y todo su servicio fiel a la aldea de kiri para que cuando un enano llegue al poder los convierta en enemigos públicos y para colmo descubrir que morirás por una enfermedad de chakra sin saber cuánto tiempo te queda.

Eso hacía a cualquiera reconsiderar su vida.

Pero ella no, ella era Ameyuri Ringo una de los siete espadachines de la niebla, que se jodan todos, ella sobreviviría.

La sangre que escupió poco después la hizo sentirse mal.

Bueno tal vez si había algo de lo que arrepentirse en su vida.

Nunca dejó un legado, acepto al idiota sin talento de raiga como aprendiz porque, la verdad no sabía porque lo había aceptado, pero le demostró no ser más que un idiota sin talento y con algún fetiche por ser enterrado vivo, si lo dejo enterrado vivo hace unos días, esperando que se quede ahí.

Morir sin un legado, ni siquiera había tenido un hijo o pareja, ella podía decir que era la única mujer virgen de clase S porque nunca nadie fue tan valiente como para estar con ella.

Se rio de su recuerdo de poner nervioso a zabuza y kisame esos dos pequeños pescados no eran lo suficiente mente buenos, como dicen por ahí las espadas grandes compensan los kunias pequeños.

Y volvió a toser sangre.

Porque morir tan lejos de su hogar, le dolía tanto, no entendía como o porque llego a konoha.

Solo vio el lugar y se quedó dormida.

Sin su conocimiento el niño despertó y le puso una manta, al ver que tenía frió

Y el niño volvió a dormir.

/ a la mañana siguiente/

Ameyuri ringo no pensó que su plan para conseguir suministros funcionaria, en verdad no lo pensó, pensó que konoha al ser una de las grandes aldeas ninja tendría mayor seguridad.

Pero aquí estaba frente al hokage quien le agradecía por cuidar al niño rubio, mientras ella estaba en un he gen como una mujer mucho mayor al propio hokage.

Esto sucedió cuando ella fingió ser una anciana que vendía hiervas de tierras lejanas a cambio de dinero para comer.

Muchos en konoha la apoyaron pues creyeron su historia, al parecer el hecho de ser tan mayor y saber de plantas medicinales era bien visto en el lugar, ameyuri no sabía bien como termino hablan con comerciantes del mercado sobre algunas hiervas de kiri, sabía que serían útiles en tratar lo que le estaban dañando, pero los comerciantes no tenían esas hiervas.

Como una anciana en konoha fue entre apreciada y vigilada principalmente por quien la acompañaba.

El niño, que termino salvando accidentalmente, aquel niño que la vio convertirse en la anciana y que en cualquier momento podría decir la verdad y ser un héroe, pero no lo hizo y mucho menos cuando fue ante el hokage junto con ella para mostrarle el camino.

De hecho, el hecho de que estuviera ante el hokage.

Era con el motivo de que el hombre le quería amenazar.

Bien señora. Dijo el hokage esperando una respuesta, el hombre le había pedido al niño de cabello rojo que saliera solo unos momentos antes.

La forma actual de ameyuri era muy diferente a la que cualquiera se esperaría, tenía un rostro algo arrugado, mientras su cabello blanco estaba alzado en una esfera con dos senbon en el, su ropa consistía en un hobi verde algo gastado, hazaña azul marino manchada por la tierra, sus sandalias de madera, así como la gran mochila que era en realidad donde guardaba sus espadas las libas y varias hierbas que había estado reuniendo desde que inició su escape de kiri con la esperanza de encontrar una cura a su enfermedad.

Puede llamarme hakumi. Dijo ameyuri usando chakara en su voz para distorsionarse.

Hakami-san, como entro a mi aldea y cuáles son sus intenciones. Le cuestiono el sandaime hokage.

Entre bueno entre hace un día pasé porque un grupo de jóvenes que vigilaban la puerta estaban dormidos y no quise despertarlos. Explico su mentira.

El hokage suspiro.

Les dije a izumo y kotetsu que no durmieran en su castigo. Se quejó el hombre.

¿espera eso era real? Cuestiono ameyuri, en verdad la única seguridad en la aldea eran unos ninjas dormidos.

En cuanto a lo que hago aquí, solo soy una kunoichi retirada que viaja de país en país, buscando hierbas para curar mis dolencias y las de la gente. Explico la anciana falsa esperando que su mentira fuera creíble.

El hokage la vio como analizándola.

Ameyuri estaba lista para actuar.

Pero entonces inicio a toser, su sangre, nadita sea no ahora.

El hombre abrió los ojos sorprendido.

Y le paso un pañuelo.

Gracias. dijo ameyuri limpiando sus sangres.

Sé que no es de mi incumbencia Hakimi-san, pero que eso lo que tiene. Le cuestiono el hokage analizándola.

Años de edad, mas batallas y mucho desgaste, los médicos dijeron que mis pulmones están muy dañados para seguir funcionado y que mi tiempo en este mundo será corto. Explico ameyuri con cierta verdad en sus palabras. Como en mi país de nacimiento no había tratamiento decidí viajar por el mundo en lo que me queda de vida con la esperanza de así sobrevivir. Le explico.

El hokage asintió.

Entiendo, ahora con respecto a naruto, le sugiero que no se acerque a él, sería peligroso si él estuviera cerca suyo, estoy preocupado por su seguridad, intento asegurarme de que tenga una buena infancia. Le dijo el hokage.

Disculpe mis palabras, pero ayer el niño fue golpeado por aldeanos, no se mucho de niños nunca tuve alguno, pero no creo que eso sea una buena infancia. Le dijo. Un niño debería crecer alado de sus padres o de una figura semejante. Le dijo queriendo ya salir de este lugar, pero teniendo que seguir con su papel de anciana.

Entiendo su preocupación, pero es lo mejor para naruto, él es un niño especial para la aldea, es necesario que sea tratado bien por esta, sé que los aldeanos en algún momento verán que tan buen niño es yo aceptaran como él es, confió en mi pueblo. Dijo el hokage.

Si eso cree, yo no me involucrare con el niño. Dijo ameyuri.

Se lo agradezco. Dijo el hokage. Disfrute su estancia en mi aldea. Dijo tranquilo.

La mujer se fue aliviada de poder irse de la oficina del hokage, tomo rumbo a la guarida debajo de la tierra que había encontrado, así podía descansar un poco.

Pasaron los días y ameyuri tuvo que quedarse en la aldea.

Ahora era conocida como una vieja ermitaña que vivía alejados de todos en a la aldea pero que era buena con hierbas y medicinas raras.

La verdad era que ameyuri solo estaba haciendo lo que estaba en los libros de medicina de la biblioteca de konoha decían, esa área le sorprendió de dónde sacaron tanto material médico, pero tras leer lo suficiente se convenció.

Moriría.

Y no habría nada que lo impidiera.

Ella moría.

La idea es aterradora, cambia tu mundo saber que morirías.

/ dos días después/

Naruto zumaque el pelirrojo, estaba solo caminando en la aldea de konoha, un sujeto hyuga le había dado una paliza por ayudar a una niña que era acosada por unos matones y ahora resultaba que en la había intentado matar y por eso lo golpe.

Naruto herido camino esperando que fuera de noche para volver a su casa.

Reparada por el hokage, quien no estuvo feliz de tener que reparar la casa y le advirtió que no soportaría más de sus excusas.

Entonces la vio, la anciana falsa que él sabía que no era una anciana.

Los dos se vieron y simplemente no se dijeron más palabras.

¿Quién te hizo eso? Cuestiono la mujer a naruto.

Un hyuga. Dijo naruto adolorido.

Acompáñame. Dijo ameyuri. Te debo una sanare tus heridas, nada más y nada menos. Le dijo.

Naruto asintió mientras la seguía.

/ unos meses después/

Que tan inútiles eran en la aldea de la hoja.

Esos pensamientos estaban en la mente de ameyuri ringo, aquí acostada en cama, con la piel blanca inhalando y exhalando poco a poco sus últimos alientos.

La mujer sonrió mientras bebía él te que el niño pelirrojo le estaba dando.

Habían sido algunos meses muy difíciles, su enfermedad estaba progresando matándola poco a poco.

Pero eso no fue todo, lo que inicio con una simple pomada, cambio cuando el niño la volvió a visitar una y otra vez, poco a poco pasaron más tiempo juntos, de hecho, esa fue la razón por la que nadie se interesó en intentar investigarla, después de todo estar acompañada del niño demonio después de muchas advertencias se enterró de la verdad y luego de otra amenaza del hokage donde ella le regaño por sus acciones este la dejo en paz y dejo que el niño estuviera con ella más tiempo.

Así los dos se conocieron más y más hasta revelarle quien era ella.

Su sorpresa fue lo que el niño le pido.

Que le enseñara.

Ameyuri recordaría esos meses de tormento para el niño de ahora seis años, era una esponja, eso era lo único que podía decir del niño, tanto chakra, tanto talento para aprender, tanto talento para imitar, si bien solo pudo enséñale lo básico, mizo no bonsái, algunos jutsus suiton y raiton fueron suficientes para que el niño aprendiera, lo básico del kenjutsu y fuijutsu.

Ameyuri nunca pensó que su legado se resumiría a un niño que le faltaba mucho por a prender y que ella ya no estaría para enseñare, solo sus memorias y experiencias en un diario que inicio a escribir tan pronto como le fue imposible seguir de pie.

/ 11 de octubre/

Ese 10 de octubre nadie encontró a naruto, ni el hokage, ni el ambu o los civiles, nadie.

No fue hasta la mañana siguiente.

Cuando lo encontraron naruto estaba sentado mientras veía una pila de fuego consumir algo.

Cuando hiruzen se acercó entendió que era lo que naruto estaba quemando.

¿Murió? Le cuestiono el hokage.

¿Qué te importa? Dijo naruto viendo al hokage.

Me importase naruto. Dijo el hokage. Me importa cómo te sientes, me importa tu seguridad, me importas tú. le dijo el hombre.

¿Quiénes son mis padres? Le pregunto al hokage.

No te lo diré, es por. El hokage vio el ceño de naruto. Solo debes saber que ellos te aman.

Por mi seguridad, claro siempre dices lo mismo hokage-san. Dijo naruto con veneno en su voz.

El hokage lo vio con los ojos abiertos.

¿Qué paso con el apodo que le decía? ¿Qué paso con ese tono de familiaridad? ¿Qué paso con la confianza que naruto le tenía?

Sucede algo naruto. Le cuestiono hiruzen al niño.

Este sujeto un pergamino pequeño en sus manos.

No no sucede nada hokage-san. Sin más naruto se fue del lugar mientras las cenizas volaban a las aguas del rio de konoha esperando regresar al kiri en algún momento.

El hokage intento hablar con el niño, pero este se encerró de la casa que la mujer había comprado, una casa pequeña, en la sima de un peñasco.

Y no salió de ahí en días.

Solo el día en que se acordó que el rubio iniciaría la academia y así lo hizo.

Naruto formo parte de la generación de rock lee, neji hyuga y tenten, junto con otros niños, naruto fue tratado como la peste por todos los niños.

Principalmente por neji hyuga quien lo llamaba un idiota que desafiaba al destino, que su destino era ser irrelevante.

Pero lo que más molestaba a todos era como actuaba naruto, ajeno a todo lo que lo rodea, niños, adultos, ninjas y de mas naruto tenía unas buenas calificaciones, de eso no había duda, estaba debajo de neji hyuga eso era una verdad, pero aun así todos lo intentaban hacer quedar mal.

Y al niño no le importaba, se la pasaba solo en los campos de entrenamiento o en la biblioteca de konoha.

Así fue durante dos años, hasta que por la insistencia de los concejales civiles acompañados del apoyo del clan hyuga y uchiha, naruto tuvo que volver a iniciar la academia por sus bajas calificaciones.

Así naruto las volvió a iniciar.

El pelirrojo había dejado que su cabello creciera, quemo toda ropa que el hokage le daba, ¿enserio quien usa naranja en una misión ninja? Se cuestionó naruto mientras caminaba en sus ropas grises y azules sacadas de la basura.

Ese día naruto tenía que volver a ir a la academia.

Todo por qué.

La verdad no sabía porque el consejero lo odiaba, ya a estas alturas era raro quien no lo odiara.

Así que mientras caminaba.

Noto que lo seguían, se desvió del camino habitual y espero para que los ambos siguieran a su clon de agua mientras él se quedaba atrás.

¿Quién eres tú? cuestiono naruto en un edificio esperando al extraño que lo seguía.

El hombre salió de las sombras.

Naruto lo vio curioso.

Me llamo danzo shimura y tengo una oferta que hacerte. Dijo el hombre sin un ojo, con ropas negras y blancas y con un bastón en su única mano disponible.

Naruto lo vio curioso.

Las nubes de tormenta, son una cosa maravillosa no les parece.

En su interior ahí tanta energía que si se pudiera usar la humanidad no dependería de ningún combustible, tanta agua que no habría escases o guerras por ella y tanta fuerza en el viento que puede mover montañas.

NOTAS.

1 … depende de su apoyo para que esta historia siga.

2 … en este capítulo he escondido varios hilos para su continuación.

3 … no será un harem ya tengo una pareja en mente y si quieren que sea un harem denme motivos concretos, no solo porque si, fundamentos damas y caballeros.

4 … comente y suscríbanse, no olviden.

Espero que les guste se despide irrealiti 13 amo y señor de la irrealidad.