Y me solté el cabello, me vestí de reina…

.

El Redentor 777. Dos cumpleaños festejados y si, una de ellas lo disfrutó y Kakehashi… sigue soltera jaja. ¡Saludos!

.

RinMakoto. Fue loco saber que ambas cumplían el mismo día, aunque también Naoe y Hanayama lo hacen. Sí, no podía faltar Shinji, ya tanto nos hemos familiarizado con él y Makino... ni modo, Wonka dijo gócenlo XD. ¡Saludos!

.

Sin más, comencemos…

.

.

.

Un nuevo día en Satogahama, las mismas clases aburridas en las que nuestras protagonistas la pasaban aburrido, esperando el toque del timbre para ir a las actividades de su club, aunque por lo cierto, Tsubasa era la más desesperada.

- ¿Por qué no suena el timbre? – se decía en voz baja – vamos, ya quiero ir a entrenar.

Finalmente, sus deseos se hicieron realidad y la campana sonó, dejando en libertad a los alumnos los cuales solo suspiraron felices, aunque la capitana del club de béisbol estaba feliz porque podía hacer lo que más le gustaba.

Las demás se reunieron en las afueras de la institución y solo se ponían en marcha para el campo de entrenamiento.

- ¿Por qué estabas tan emocionada Arihara-san? – preguntó Nakano a su amiga de cabello castaño.

- Es que a veces ya no soportó las clases.

- Por eso es que tienes malas notas – dijo Waka sonrojando un poco a la capitana.

- N-No lo son tanto.

- Arihara – llamó Ryo – si sigues con esas notas juro que le diré a mi hermano que te termine.

- ¡No hagas eso Ryocchi! – la chica se le tiró encima con lágrimas en los ojos – si Taichi-kun se entera de mis notas, me cortará y me cambiará de otra chica, pero él no encontrará otra chica más sexy como esta de aquí.

- No tienes vergüenza Arihara.

- Yo me encargaré de corregir ese comportamiento Arihara-san – decía Yui – no quiero que la reputación del club se arruine si se arma un escándalo porque un chico como el hermano de Shinonome-san que es mayor de edad ande con una menor como tú.

- P-Pero no tiene nada de malo…

- No lo miro nada mal eso – dijo Iwaki.

- Pero porque solo yo, ¿Por qué no Nakano y Honjou-Senpai?

- Porque somos de la misma edad – respondieron las aludidas abrazando a sus parejas.

- ¿Y Tsukumo-Senpai?

- No hemos hecho nada con Joan, así que no hay que ocultar nada.

- Dejen de discutir, prácticamente terminaremos peleadas – decía Nozaki aclamando las cosas.

- Sí, tienes razón Yuuki-chan, es una tontería que peleemos por cosas así – decía Tsubasa – lo lamento.

- Nosotras también – las demás se disculparon y todo terminó en risas. Realmente eran un grupo bastante unido.

Cuando llegaron al campo, solo se dispusieron a entrenar como siempre. No había nada de nuevo, jugar como siempre, aunque por el momento no había juegos programados para el equipo, pero entrenaban como siempre ya que el nivel podría bajar si se descuidaban.

Cuando todo esto terminó, cada quien tomó rumbo a sus hogares, aunque en el camino, Nozaki se desvió por un parque y terminó llegando a una zona en la que se jugaba basquetbol.

La rubia se detuvo un rato y solo miró de reojo el juego, a pesar de que ahora jugaba béisbol, aun quedaba esa sensación de cuando jugaba basquetbol, aunque no eran buenos recuerdos ya que el miedo y la inseguridad le hacían quedar fuera del equipo.

- ¿Qué sería de mi si aún jugara basquetbol? – se preguntó para sí misma la rubia la cual solo se deleitaba viendo a aquellas chicas jugar. Aunque no decía nada, sabia cundo era un saque de dos puntos o de tres y algunas jugadas que hacían con su ex equipo cuando jugaba dicho deporte.

Aunque en una de esas, la pelota se fue directo a ella, la cual reaccionó de una manera impresionante, tomó sin querer la pelota y la mandó hacia el aro y esta, sin más, entró.

- ¿Qué hice? – Nozaki se puso algo roja al ver eso, pero decidió tomar sus cosas y tratar de irse, pero cuando se daba vuelta, escuchó una voz que se le hizo familiar.

- ¿Nozaki? – la voz femenina hizo detener a la rubia la cual solo abrió fuerte los ojos - ¿eres tu Nozaki?

- … - la rubia no sabía que decir, es más, estaba paralizada por eso – n-no, te equivocas de persona.

- A mí no me engañas, sé perfectamente que eres tu… Yuuki Nozaki.

- Mierda – dijo en voz baja para su desgracia, pero de inmediato tomó algo de aire y solo se dio vuelta para ver cara a cara a la persona que la llamó – sí, soy yo… Senpai.

- Vaya, así que me recuerdas Nozaki – la persona era una peli limón de ojos de igual color, la cual poseía algo de figura, pero en especial en las piernas en donde se notaba que el basquetbol le había hecho bien la figura.

- Claro, no olvidaría a alguien como usted Senpai.

- Vamos Nozaki, me dirás algo después del fracaso en lo que fuiste cuando jugaste ¿eh? – las palabras de la peli limón dieron en el orgullo y más cuando recordó que la razón por la salió definitivamente del basquetbol fue por esa chica – veo que lograste recordar y también debiste recordar…

- No lo diga – la rubia bajó la mirada algo triste – sé porque al final salí y realmente no me arrepiento…

- ¿Y eso por qué? – la chica la miró fijamente – sé que pasó contigo luego de que uniste a Satogahama, te uniste a un club de béisbol, apuesto que solo lo hiciste porque fuiste una mierda en basquetbol y ni siquiera te prestan atención apuesto.

- ¡No es cierto!

- Apuesto también que con tus pechos así de grandes ya has atraído a muchos chicos y terminado noviazgos.

- ¡No es cierto! ¡Yo nunca he hecho algo así!

- Si quieres que cambie de opinión, entonces enfréntame en un juego de basquetbol, tu equipo contra el mío, por si no lo sabias, somos campeonas regionales.

- ¿Campeonas regionales? – la rubia tembló un poco ante esa revelación.

- Si me puedes derrotar a mí, la gran Misato Katsura, tal vez retire los dichos que tengo de ti.

- … - Nozaki solo escuchaba.

- Aunque creo que eso es imposible ya que no creo que el equipo de basquetbol de Satogahama acepte a alguien como tú – decía con palabras venenosas la peli limón – y dime Nozaki, ¿aceptas o no?

- P-Pues… - todo esto era repentino para Nozaki, la cual pensaba en que nunca debió pasar por el parque ya que se había topado con cierta chica que odiaba en parte, pero el negarse solo le haría la vida imposible, ahora que se había enterado de su presencia, además de que la buscaría para hacerle sufrir, así como cuando ella iba en secundaria, aun así, ella se había vuelto una persona diferente, ahora era más independiente y no le importaba que le dijeran los demás, así que con toda la seguridad respondió – ahí estaré.

- Bien – sonrió con descaro – el juego será el 14 de septiembre, así que espero que estés allí.

- ¿E-El 14 de septiembre? – Nozaki se sorprendió por eso – p-pero ese día es mi…

- ¿Tu cumpleaños? Sí, por eso lo hice, quiero verte jugaron buen partido, si es que puedes – se retiró está riéndose dejando a Nozaki pensativa y a la vez algo asustada.

- ¿Q-Que se supone que haré? – decía la rubia pensando en la jugada que debía hacer, pero el problema es que no estaba en un equipo de basquetbol y el juego era en una semana – c-creo que deberé hablar con Tsubasa-san.

.

Con la capitana del club de béisbol…

Tsubasa se encontraba en su cama, aunque estaba su novio el cual estaba dormido. Esa noche tenía casa sola y se quedó con Taichi a dormir y obviamente algo más pasó ya que ambos estaban sin ropa en la cama.

Pero como el peli azul estaba dormido, Tsubasa aprovechó para ver el grupo en el que estaban varias conectadas, por lo que procedió a hablar un poco.

Tsubasa. ¿Cuantas están conectadas?

Honjou. Las veces que tú y tu novio han tenido sexo.

Tsubasa. Eso es imposible Senpai, porque somos unas 30 chicas y ya desde que andamos Taichi-kun creo que son más de 100 veces.

Ryo. ¿A poco estás durmiendo con mi hermano?

Tsubasa. Olvidemos eso, por el momento quiero ver el plan, es que quiero ver cómo vamos a hacerle la fiesta a Yuuki-chan.

Emi. Nozaki-san está por cumplir años ¿verdad?

Kurashiki. Realmente quiero que Nozaki-san pase un buen cumpleaños.

Iwaki. Realmente quieres a Yuuki ¿verdad?

Kurashiki. Bueno, por el momento quiero que ella pase un cumpleaños, gracias a ella es que estoy aquí y ella fue la persona que me sacó del agujero en el que estaba metida, bueno, también Tsukumo-san.

Tsukumo. Gracias.

Kurashiki. ¿E-Estabas conectada?

Tsukumo. Sí, aquí estoy con Joan en su casa.

Aoi. Tsukumo, ¿Qué haces en casa de Fábregas-san?

Yui. ¡Oigan, nos estamos desviando del tema! Arihara-san, ya dinos qué pasará con el cumpleaños de Nozaki-san.

Tsubasa. Gracias Tsukishima-san, bueno, como sabrán, el lunes cumple años Yuuki-chan y realmente quiero hacerle algo para ella, más porque fue de los dos primeros miembros del club cuando apenas lo iniciaba.

Tomoe. Si, aún recuerdo cuando jugamos con aquellos niños y Ukita-san y Nozaki-san también se unieron.

Akane. Aun lo recuerdo como si fuera ayer ;)

Tsubasa. Bueno, entonces quiero que les digan a las demás que vamos a hacerle una fiesta de cumpleaños a Yuuki-chan, así que ya saben, deben guardar el secreto.

Waka. Obviamente harías eso Tsubasa-san.

Ryo. ¿Me puedes explicar porque mi hermano está contigo Arihara?

Iwaki. ¿Puedo hacer algunas bromas? Tengo unas perfectas para Yuuki.

Saki. Creo que deberé hacer el platillo favorito de ella… pero…

Kanako. ¡Comida! Creo que el platillo de Nozaki-san es el Tiramisú.

Yuuki. ¡Hola chicas!

Todo el grupo. ¡Yuuki / -chan / Nozaki / -san!

Tsubasa. ¿Qué haces aquí Yuuki-chan?

Yuuki. Tsubasa-san, necesitamos hablar, es algo que quiero preguntarte.

Tsubasa. ¿E-Es necesario ahora?

Yuuki. Bueno, puede ser mañana si lo deseas.

Tsubasa. Sí, gracias por comprender Yuuki-chan.

Ryo. Arihara, ¿me puedes decir cuando fue que mi hermano se fue a tu casa?

Tsubasa. Bueno Yuuki-chan, mañana hablamos, por ahora creo que Taichi-kun se está despertando y tiene ganas de… ah… n-no me toques ahí… e-espera, a-aun no te pones preservativo y… ¡Dios, si está dura! L-Lo siento chicas… p-pero debo salir.

Kurashiki. Que se me hace que Shinonome-san se convertirá en tía cuando menos acordemos.

Yuuki. ¿Qué pasó aquí?

Ryo. Dios, que hermano y cuñada ninfómanos tengo.

.

Al día siguiente…

Nozaki iba algo triste en el camino, lo ocurrido con su vieja Senpai la desmotivó bastante, pero todo fue disimilado por la rubia la cual solo se dejó pensar en que toda estaba bien.

Tsubasa estuvo atenta a lo que le fuera decir su amiga rubia, pero esta parecía arrepentirse de querer hablar las cosas como ayer.

Al final, todas las chicas decidieron reunirse en el salón del club.

- ¿Y los chicos? – preguntó Aoi a las que tenían pareja.

- Los invitaron a un partido de futbol así que fueron con los del club de futbol.

- Al menos estarán distraídos y… - cuando Iwaki decía eso, notó como Honjou y Nakano veían por la ventana - ¿Qué miran?

- Quiero ver a mi Mario-kun jugar.

- Y yo a Ramón-san.

- ¡Mario-kun, muéstrales que tanto fuerte eres, así como eres conmigo en la cama! – gritó la inglesa.

- ¡Ramón-san, si ganas este juego haremos el kamasutra entero hasta que rompamos la cama! – ahora fue la periodista.

- ¡Indecentes! – gritó Shinonome y varias estaban sonrojadas.

- De Honjou-Senpai me lo esperaba, pero ¿desde cuándo Nakano-san se volvió tan pervertida?

- Al menos Joan no es así – dijo Tsukumo.

- Rafael-san tampoco, él es un caballero.

- Bueno, volviendo al tema que nos incumbe, ¿qué nos querías decir Nozaki-san? – preguntó Yui a la rubia.

- V-Verán – la rubia bajó la mirada algo triste – hay algo importante que debo decirles y es que… acepté un juego en el que me encontré con una vieja compañera de basquetbol.

- ¿Un juego de béisbol?

- No, de basquetbol – eso extrañó a muchas ya que algunas sabían del pasado de Nozaki – verán, es que cuando estaba en secundaria, aun jugaba basquetbol y fue una etapa en la que, a pesar de tener buenos resultados, la capitana de aquel equipo realmente me trataba mal.

- ¿Por qué lo hacía?

- Era porque según ella yo era una chica que robaba los hombres de otras, que por mí varios chicos rompieron con sus novias las cuales eran amigas suyas y se las tomó contra mí.

- Pero ella no debía hacer eso – dijo Shizuku.

- Lo sé, pero el miedo que le tenía pudo aprovecharlo y me hizo la vida imposible durante mi etapa en el equipo de basquetbol.

- Realmente es una idiota – Iwaki apretó sus puños – dime quien es y le rompo toda la cara a coscorrones, tengo un método de tortura que me enseñó mi tía.

- E-Eso da miedo Senpai – dijo Waka.

- ¿Y qué es eso del partido?

- Bueno, resulta que ayer me le encontré y ella cree que me uní al club de béisbol fue… porque fui una mierda en basquetbol y que el equipo solo era algo temporal y que ni siquiera nos lo tomamos en serio.

- ¡¿Qué?! – muchas reaccionaron mal ante esto.

- ¿Cómo se atreve a decir eso? – dijo Kotoha molesta – nos tomamos en serio esto.

- Creo que ya me enojé – Kyouka dijo eso y todas la miraron - ¿Qué?

- Esa es mi Kyouka, como delincuente que eres, sabrás que hacer con esta tipa ¿cierto?

- Tengo que repetir como mil veces que no soy una delincuente, además, al final de todo esto, ¿Cuál es el punto Nozaki-san?

- Necesito que me ayuden, no tengo un equipo de basquetbol para enfrentarme a ella.

- Pero somos un club de béisbol, ¿Por qué no le pides ayuda al equipo de basquetbol?

- Porque quiero que me ayuden, no conozco a nadie del equipo de basquetbol, además el juego es el 14 y…

- ¿El 14 de septiembre? – las demás miraron a Tsubasa la que sabía que esa fecha era especial para la rubia.

- Bueno, no he jugado nunca basquetbol – decía Akane.

- Solo hemos jugado unas cuantas veces gracias a las clases de Educación Física.

- Bueno, si vamos a ayudar a Yuuki-chan, pondremos todo de nosotras para ganar ese juego.

- Yo entraré con todo – Kurashiki fue la primera en entrar al plan, sabía que debía ayudar a su mejor amiga.

- Si Maiko lo dice, entonces debemos entrar – dijo Iwaki, aunque luego sonrió – podré poner a esa maldita en su lugar.

- Por dos – Kurashiki estaba de igual forma.

Sin más, todo el equipo se puso de acuerdo con ayudar a Nozaki con este luego. Gracias a Tsukumo, pudo convencer a Nomi la cual concedió el permiso para que pudieran usar los uniformes del equipo de basquetbol, por lo que lo harían de equipo.

Pasaron varios días en los que Nozaki y Kurashiki entrenaron a todo el equipo en basquetbol, explicándoles el proceso de cómo se anotaban puntos y las faltas en el juego.

Aunque no quedó a un lado el cumpleaños de la rubia, todo eso fue planeado por Tsubasa y ya tenían el pastel y algunas otras cosas, solo quedando que jugaran el partido y ganaran o perdieran, celebrarían el cumpleaños de la rubia.

.

14 de septiembre, finalmente llegó el día en el que se jugarían el partido de basquetbol ante las campeonas regionales dirigidas por la peli limón Misato Katsura.

El uniforme de las chicas de Satogahama era de color rojo con la palabra Satogahama en negro en el centro de la camiseta. Solo las 11 que iniciaron el club de béisbol iban a jugar, mientras que las demás estaban ahí para apoyarlas.

- ¡Vayan con todo, chicas! ¡Jueguen! ¡A darles por detrás! – eran los gritos de apoyo del resto del club de béisbol.

- Ni, aunque trajeran a todo el colegio suyo, lograrán ganarnos.

Ambos equipos estaban en una cancha normal, aunque el juego se miraría que sería fuerte. Estaban los árbitros de parte de la Preparatoria Fukiko, el equipo que dirigía Misato.

Como en el basquetbol se jugaban con 5 jugadores, primero jugarían Nozaki, Kurashiki, Tsubasa, Tsukumo y Shinonome dejando a las demás como suplentes.

- ¿Lista para perder Nozaki?

- No lo haré.

- ¡A jugar! – lo dicho por el árbitro hizo que iniciara el partido.

.

(Insertar "Space Jam Let get ready to rumble")

.

El partido estuvo bastante disparejo, ya que las beisbolistas no estaban acostumbradas al basquetbol, pero sorpresa que se llevaron cuando Nozaki se estuvo pasando a varias con mucha facilidad, lo mismo que Kurashiki.

- ¡Eso Maiko! – animaba Rafael – dale con todo amor.

- ¡Kana, juega como siempre! – ahora era Joan animando a su amante peli negra.

Tsukumo también se acostumbró rápido al ritmo de juego y logró hacerse una con el balón, incluso Tsubasa y Shinonome también se acostumbraron.

- ¡Yuuki-chan! – la castaña le mandó la pelota a la rubia la cual logró bailarse a tres chicas, pero justo cuando estaba a punto de anotar, cierta peli limón llegó al sitio a intervenir en su jugada.

- ¿A dónde crees que ibas Nozaki? – río por lo bajo – no creas que he olvidado la razón por la que te hice la vida imposible en secundaria y fue que…

- La lesión que sufrió no fue culpa mía Senpai – habló fríamente la rubia, cosa rara en ella – simplemente caí mal y más porque su novio me andaba siguiendo, fue un accidente que se comprobó, pero usted no me quiso escuchar.

- Es mentira… eres una perra, nada más que eso.

- Diga lo que quiera de mí, pero de igual manera ganaré este juego con mis amigas, las cuales me devolvieron el porqué de hacer deportes de nuevo, además de estar siempre conmigo e incluso jugar basquetbol con tal de que yo estuviera feliz.

- Estupideces.

Sin más, volvieron a jugar y de eso, pasaron varios cuartos y justo cuando llegaron al último cuarto, los dos equipos iban empatados 80-80, y solo quedaban 10 segundos en el marcador, por lo que debían anotar, incluso algunos cambios se dieron como la salida de Tsubasa por Nakano o la salida de Shinonome por Iwaki.

- ¡Tsukumo-san! – Kurashiki se la mandó a la peli negra la cual la recibió y solo la llevaba bastante hasta que dos chicas le bloquearon el paso y solo vio a alguien que estaba despejada.

- Nozaki-san – la peli negra mandó la pelota hacia la rubia la cual la recibió y justo cuando estaba por lanzarse de un solo, su Senpai peli limón apareció.

- ¡No ganarás Nozaki!

- ¿Y quién lo decidió? – la rubia lanzó desde ahí la pelota la cual quiso ser detenida por la chica, pero no fue posible y la pelota llegó al aro y aunque se creyó que caería fuera… logró pasar - ¡Sí!

- Termina el juego, Satogahama gana por 2 puntos.

- ¡Lo logramos! – dijo Iwaki celebrando con la rubia la cual se hincó en el suelo suspirando del cansancio por el juego tan tremendo que se metió.

- Ganamos el juego – dijo Nozaki desde el suelo – lo logramos.

- ¿Cómo mierda hiciste esto? ¡Es trampa! – reclamó la peli limón cuando se dirigía hacia la rubia y esta se puso alerta, pero fue detenida por Kurashiki e Iwaki las cuales no se veían muy felices.

- Tu vienes con nosotras – ambas se llevaron a la peli limón la cual luchaba por liberarse, pero estas sin más voltearon a ver a las demás – no nos interrumpan ¿sí?

- B-Bien – todos se quedaron callados ante esto y solo se fueron del sitio a saldar cuentas con la Senpai que molestaba mucho a Nozaki.

- Bueno, dejando eso a un lado, creo que debemos pasar ahora a la celebración.

- ¿Por haber ganado Tsubasa-san? – Nozaki miró luego como algunas de las chicas venían con un pastel y eso hizo que se pusiera algo sonrojada - ¿Q-Que es esto?

- Pues, aunque perdiéramos o ganáramos, debíamos hacerte esto Yuuki-chan, después de todo fuiste junto con Akane-chan las dos primeras en apoyarme en este sueño que tuve de crear un club de béisbol femenino y ya resultó, por eso es que en nombre de todas las que estamos presentes, sin ofender chicos.

- ¡Está bien Arihara!

- Solo queremos decirte… ¡Feliz Cumpleaños Yuuki-chan!

- Tsubasa-san, chicas – la rubia solo miró de reojo a todas las chicas las cuales sonreían y eso le dio en el corazón y solo atinó a decir – gracias.

Luego de un abrazo grupal, solo procedieron a celebrarle sus 16 años a la pitcher rubia la cual estaba fascinada por todo lo hecho por sus amigas.

Es más, fue tan generoso de su parte que invitó de su pastel a las jugadoras rivales y a los árbitros, los cuales fueron muy amables y serviciales.

Realmente… Nozaki no se arrepentía de haber dejado el basquetbol, estaba feliz ahora con su nuevo equipo, amigas y todo lo demás.

.

Mientras que con Kurashiki e Iwaki…

- ¡Suéltenme hijas de pu…! – fue lo último que gritó la peli limón antes de ser vendada de la boca por parte de la peli mostaza.

- Bueno, por lo mal que te portaste creo que deberás pasar más tiempo a solas – río Yoshimi – creo que sin más no recuerdo aquí sale Slenderman.

- Bueno, vámonos a celebrar con Nozaki-san, quiero felicitarla – la peli roja sonrió y luego se alejó con Iwaki mientras que la chica de cabello limón seguía sacudiéndose para tratar de liberarse, pero se quedó callada cuando sintió unos tentáculos envolverla alrededor del cuerpo, estos eran negros y sin más, la chica desapareció en la oscuridad.

.

.

Continuará…

.

.

Y hasta aquí el especial de esta vez.

Nuestra rubia sexy lo logró y ahora solo queda el último de los especiales, la adorable Akane Ukita la cual será el cierre de los especiales de cumpleaños.

Nos vemos el 7 de octubre con el último de los especiales con la chica más kawai.

Por cierto, vayan comprando paracetamol, amoxicilina y acetaminofén porque la necesitarán XD.

Sin más, este ninja se despide.

Bye.