— Muy bien... Lupa o Lyra, ¿Quién grabará mientras le hablo a la cámara? —les dijo a sus hijas que estaban últimas en subir a la Van familiar.

— Yo lo haré mamá —dijo la castaña con alegría.

— Genial —dijo Lupa sin expresar emoción alguna.

Todos estaban subiendo en una Van que se notaba algo antigua. Era el vehículo preciado del señor Lynn Loud y lo que llevaba a los Loud de la generación anterior a todos lados.

Lemy se sentó atrás con Loan, Lizy y Liz; en el medio Liena, Lupa y Leia; detrás de los asientos del copiloto y conductor Lacy, Lila y Liby, esas eran las posiciones en las que se encontraban.

— Han pasado dos días desde Navidad, fue un lindo día el veinticuatro y el veinticinco, no me puedo quejar... quizás porque las luces del árbol casi incendian los regalos —recordó en ese instante cuando se olvidó apagar esas luces.

— Tuvimos suerte que Charles ladró al ver eso y papá lo apagó —dijo Lyra que estaba grabando a su madre.

— En fin, fue un agradable día de unión familiar, ¿No es así Lemy y Leia? —les dijo eso mientras miraba por el retrovisor a ellos.

— Prometí ser más cuidadoso —dijo con algo de miedo al notar que su hermana también iba a tomar la palabra.

— Prometí que no tomaría venganza —dijo dando un leve suspiró al final para aplacar el enojo que aún conservaba.

Lori miraba por el retrovisor a todos y notaba que todo iba normal, por ahora.

— Hoy día no nos puede acompañar Lincoln porque tiene un poco de trabajo pendiente en su oficina y terminando eso estará de vacaciones y tomará un autobús a la casa de nuestra hermana Leni que nos ha invitado para pasar Año Nuevo, el viaje es hasta Hazeltucky, aproximadamente ocho horas —dijo a la cámara mientras conducía—. Vamos chicos, esta grabación llegará al futuro donde habrá gente en patinetas voladoras que querrá saber como se sienten.

Todos se quedaron pensativos por unos segundos. Alguien tomó la palabra.

— Muy bien Lyra enfócame con la cámara, el mundo querrá saber quien será su futura reina, en primer lugar me llamo Leia Valerie Loud, soy la hija más bella y tierna de Lori, mi madre... —hablaba con una altanería única pero era interrumpida.

— Creída (cof), creída (cof) —le mandaba indirectas Lupa.

— ¿Dijiste algo pálida? —le respondió con enojo.

— Nada... prosigue —dijo con una sonrisa maliciosa.

— Aparte de vivir con mis padres vivo con unos chicos que son mis sirvientes, digo mis hermanos, soy la mejor hija, gemela y nieta —lo decía mientras ponía sus manos en sus mejillas.

Lori estaba feliz que su pequeña rubia participara, en sí quería que todos participen, pero se notaba a Lupa desinteresada en eso junto a Lemy y Lacy.

— Mamá yo te ayudaré hasta el final en estas grabaciones —le dijo la castaña mayor.

— Gracias hija, sé que siempre podré contar contigo —miraba a la cámara con una gran sonrisa.

Lyra es la hija que apoya más a su madre dado que Loan no tiene las actitudes y Liena pensaba mucho en como resolver algunas dificultades, ella es la que está lista para poder enfrentar a los retos diarios.

En ese momento Lyra coloca la cámara en el retrovisor para grabar a todos a la vez.

— Nos queda mucho recorrido chicos, podemos hablar de cosas interesantes —quería que sus hijos no se queden callados.

— Yo, yo, ayer vi una película conocida sobre un asesino desmembraba a sus victimas, creo que le decían el Recolector —dijo la peliblanca con malicia.

— ¡Lupa! Literalmente no veas esas películas, no son aptas para tu edad —dijo Lori un poco enojada.

— Pero no tengo miedo, es solo una película —dijo en su defensa.

— Bueno, pero no veas hasta que cumplas la edad para verla —le dijo dando un suspiro al final.

Sonrió debido a que al menos estaban ayudando a dejar registro de su vida en la cámara.

— Me toca, saben, hace un mes tuve un juego... —Lacy estaba ansiosa para hablar cuando Lori para la Van de golpe.

Había un embotellamiento en todo ese camino. Salió del auto junto a Lyra y la cámara. Con el acercamiento de la cámara se dieron cuenta que demorarían más de ocho horas para llegar donde Leni.

— Mamá creo que debemos avanzar de acuerdo al tránsito de esta carretera —le dijo Lyra a su madre mientras la grababa.

— Creo... que así será —dijo eso mientras pensaba en las horas extras que pasará en el asiento del conductor.

Eso también era una excusa para que todos sus hijas e hijo hablaran a la cámara para matar el tiempo.

— ¡Oh no! Ma, tomemos la ruta del bosque —le dijo Lacy con emoción.

— Yo apoyo eso —dijo Lemy con la misma exultación.

— Por esta vez creo que apoyaré eso —dijo la peliblanca.

Loan mostró su pulgar arriba con una sonrisa nerviosa, Liena giró sus ojos, Liz estaba pensando y Liby intentaba encontrar algo gracioso para el momento.

— ¡No! Definitivamente no mamá, ese camino arruinará mi maquillaje —dijo con enojo Leia.

— No le hagas caso a Leia ma, en la película de dinosaurios que vi tomaron con el auto un atajo para escapar del dinosaurio —le decía Lizy tratando de convencerla.

— Eso es falso, el T-Rex los empujó al precipicio —dijo Lyra mirando de manera seria a su hermana de gorra.

Lori miró a la menor de sus hijas, Lila solo reía de lo que hablaban, le recordó a su hermana Lily cuando era una bebé y no comprendía la mayoría de cosas, en ese instante es sacada de su trance.

— No creo que sea lo mejor mamá, además no sabemos como son los caminos de estos bosques —le dijo Liena a su madre.

— La tía Carol lo haría —dijo en voz baja Lemy mirando hacia la ventana de fingiendo desinterés.

— ¿Que Carol qué? Literalmente lo haremos, iremos por el bosque, abróchense los cinturones —dijo Lori con aires de competencia.

Lemy chocó los puños con Lacy, Lupa y Lizy. Todos sabían que su madre era muy competitiva con su amiga Carol Pingrey, según relatos de sus tías y padre, ellas tuvieron una supuesta rivalidad en la infancia y adolescencia, pero que aún ella piensa que hay.

Minutos después vieron como Vanzilla estaba hundiéndose poco a poco en el lago, "Gracias a Dios" como diría Lyra lograron salvar la cámara.

— Literalmente... debemos esperar que venga el remolcador al bosque —dijo mientras tenía en brazos a Lila empapada.

Los demás estaban secándose la ropa, Leia, Lyra y Liena miraban enojadas a Lemy por incentivar a su madre.

— Parece que eres un agua fiestas Lemy jajaja, ¿Comprenden? —dijo al chica de cabellos naranja.

— L-Liby... parece que no es momento d-de una broma —le dijo tímidamente Loan mientras seguía secándose su ropa.

Lori miró a todos sus hijos y recordó sus viajes con sus padres y hermanos, lo bueno era que seguían juntos y la cámara seguía grabando.

— Recomiendo sentarnos y entonar una canción para olvidar los enojos y tristezas —les dijo Liz a todos.

— Tienes razón Liz, solo esperemos que venga y vayamos a tomar el tren, creo que aún hay tiempo para eso —dijo suspirando y tratando de sonreír en ese momento.

Lyra grababa la reacción de todos, Lemy alejándose de Leia y Liena, Loan sentada junto a Liby para escuchar alguno que otra anécdota contada de manera graciosa, Lupa ayudando a Lizy a buscar algún animal raro bajo las ramas, Lacy sentada al lado de Liena.

— Y bien, aún no acaba el día, lo sé, lo sé, debo tratar de calmar mi manía de competir con Carol, pero por ahora decirle a Leni que llegaré más tarde y tratar de decirle a Lincoln que estaremos sin Vanzilla por un tiempo, gracias hija, Lori fuera —dijo eso pensando en lo que sucedería después.

Lyra apaga la cámara pero preguntándose lo que estará haciendo su padre.

Lincoln estaba siendo grabado por la cámara de un amigo en su trabajo porque estaban adelantando la celebración de Año Nuevo allí ya que no se iban a ver hasta después de las primeras semanas de enero.

Al final todo estaba terminando bien hasta que uno de sus amigos le dice que están conversando con el nuevo supervisor que comenzará con su trabajo cuando regresen de las vacaciones.

— ¿Qué ves con la cámara? —le dijo Lincoln a su amigo.

— Veo al jefe dirigiéndose a... es un chica, tiene cabello rojizo, es alta y ya van a salir de la oficina, actúen normal —les dijo Rusty a el peliblanco y los demás.

Todos ordenaban papeles, atendían llamadas, fingían teclear en los ordenadores.

Clyde tomó la cámara, la puso sobre su ordenador y enfocó a Lincoln sin querer, la reacción de él era de mucho asombro, la chica que iba a ser la nueva supervisora era Becky, la amiga de Lori y Leni. La grabación se cortó con ella dirigiéndose a Lincoln de una manera particular...