Que dirías si está noche…

.

El Redentor 777. El chile le hizo pasar factura a Honoka y las parejas se van concretando a medida pasan los capítulos, aunque ya una quedó, faltan 5. ¡Saludos!

.

Kazuki-Taichou. Si Tsubasa hubiera aparecido, creo que hubiera una revuelta más grande que hinchas de Madrid y Barcelona en el mismo palco. Por el momento solo una pareja se ha concretado, aunque lo de Erena y Anju aun no quedará firme, habrá que esperar. ¡Saludos!

.

nadaoriginal. La mala suerte de Honoka aumenta, pasó de suicida a caliente jaja. Sí, realmente lo pensé un poco y Umi que suerte ha tenido, su fugaz noviazgo con Honoka y ahora Kotori, realmente indecente-chan lo ha hecho. Aquí verás algo más. ¡Saludos!

.

Dark Harasho. Bueno, por el momento no creo que Honoka sufra más y créeme, te digo la verdad, no creas que estoy cruzando los dedos como si estuviera mintiendo. Vaya, creo que los padres tienen su modo de ser XD. ¡Saludos!

.

Nitsuy. ¡Hooooola de vuelta! No te preocupes, al final lo importante es que lo disfrutes. Ya habrás visto, de todo a sucedido. Aunque Honoka la ha pasado mal, desde ser suicida hasta tener las hormonas alborotadas. Y eso que aún falta. ¡Saludos!

.

Sin más, comencemos…

.

.

.

Maki llevó a Nico a un lugar que estuviera apartado de todo público, aunque esto lo hacía ya que no quería que nadie se enterara de lo que iba a ase, además de que le daba vergüenza hacer eso.

Cuando llegaron al parque de la ciudad, Maki iba con el rostro algo rojo ya que no creía que era lo que estaba a punto de decir.

Nico iba con el corazón latiéndole como loco luego de recordar la declaración que le hizo a la peli roja cuando quedaron solas. Sabía que había tomado una decisión algo riesgosa ya que precisamente declararse a una de las personas con familia influyente era un reto, pero esto no era una persona normal.

Maki estaba dada vuelta mientras pensaba que decirle a su amada peli negra la cual, aunque estuviera nerviosa, esta estaba algo calmada.

- ¿Y bien? – Nico habló primero - ¿para qué me trajiste aquí?

Maki suspiró fuete ya que era ahora o nunca.

- ¿Maki-chan? ¿Qué me dirás? – Nico comenzaba a impacientarse – si no me quieres decir algo, me voy.

- Espera – la menor tomó de la manga a la peli negra la cual solo se sorprendió por eso mientras la respiración se le aceleraba un poco, pero luego de eso, miró a Maki la cual por la vergüenza tenía el rostro rojo, tanto que se confundía con su cabello.

- ¿Maki-chan?

- ¿P-Podemos hablarnos con la verdad? – dijo con un tono de voz tan tierno que Nico no pudo evitar sonrojarse ya que no conocía esa fachada de Maki.

- Bueno, me trajiste hasta aquí, creo que es hora de hablarnos con la verdad.

- S-Sí – Maki se alejó un poco de la peli negra – d-dime Nico-chan… q-quiero hablar sobre el otro día, sobre lo que dijiste…

- ¿Te refieres a ayer que fuimos al restaurante en el que por la idiota de Nozomi me enchilé tanto que terminé dando una gran chorrera en el baño?

- S-Sí, pero me refiero a…

- Jaja, Honoka se pegó una gran enchilada, apuesto que no durmió nada por ese dolor de estómago, aunque yo no debo hablar, eso fue horrible, no sé cómo Nozomi puede soportarlo.

- Nico-chan…

- Aunque me gustaría haber estado ahí cuando Yukiho encontró a Honoka y la escuchó, lo hubiera grabado y lo hubiera subido a YouTube, hubiera sido viral.

- ¡Nico-chan! – finalmente Maki se cansó de ser interrumpida por la peli negra la cual parecía estar dispuesta a no continuar con la conversación.

- P-Perdón, creo que me desvié.

- Nico-chan – la peli roja hizo un mohín, aunque luego retomó a su actitud tímida la cual era rara en ella - ¿m-me puedes decir que fue lo de ayer?

- ¿L-Lo de ayer? – la peli negra sabía perfectamente a lo que la peli roja se refería, pero está a estaba demasiado nerviosa como para decirle la verdad.

- Sí, quiero saber que significa…

- Antes que nada, no hablaré si no me dices que pasa – eso dejó confundida a la peli roja.

- ¿D-De que hablas?

- Cuando de casualidad llegué al restaurante con Eli, miré que estabas con esa tal Nishimura la cual no se despega desde hace días, es más, ni siquiera he visto que tú le digas algo.

- ¿T-Te refieres a lo que pasa entre Nishimura-san y yo? N-No te preocupes por eso, yo…

- ¿Por qué no me dices que ella es tu prometida?

Eso le heló la sangre a Maki ya que no sabía que la peli negra supiera eso, es más, recordó que fue cuando se reunió con Honoka y la peli rosa la cual estaban en el café maid en el que Kotori trabajaba.

- ¿C-Como sabes eso? – dijo con algo de miedo.

- No importa como lo sé, aunque logré decirte lo que siento por ti, me di cuenta al rato que había hecho algo malo – la peli negra bajó la mirada – si estás con ella no debería meterte.

- N-Nico-chan, te equivocas, no tengo nada así…

- ¿Me dirás que no tienes algo con ella?

- V-Verás, quiero que me escuches, es solo que…

- Me voy – antes de que la peli negra se fuera, Maki la detuvo abrazándola por la espalda evitando que se fuera.

- Por favor, no te vayas.

- M-Maki-chan – el corazón de la peli negra latió con tanta fuerza que en cualquier momento se le saldría del pecho.

- Nico-chan, escúchame por favor – Maki abrazó con más fuerza a Nico – verás Nico-chan, Nishimura-san solo es la hija de unos amigos de mis padres, ella iba a ser mi prometida, pero ella no me gusta de ese modo.

- P-Pero dijiste que…

- Sé que ella es linda y todo, pero no es la persona que me gusta de ese modo.

- Ya veo – aunque no lo quiso demostrar, estaba muy feliz por dentro – me alegra.

- ¿Entonces… tú también sientes lo mismo que yo?

- Maki-chan, verás… - Nico ya sabía que no debía huir – s-sí.

- ¿Cómo dijiste?

- Que sí – decía con voz baja.

- ¿Cómo dijiste? – Maki molestaba a la chica ya que sabía que había dicho.

- ¡Que me gusta Nozomi por sus pechos grandes!

- ¿Qué? – Maki se alejó un poco de la peli negra algo pálida - ¿Qué has dicho?

- Jajajaja – reía como loca la oji carmín – deberías ver tu cara, quedaste hasta blanca.

- No bromees así – la chica estaba algo enojada – si sigues haciendo esas cosas, juro que me iré con Nishimura-san.

- Espera, no lo hagas – en eso, la gracia de la chica se fue de sorpresa.

- Bueno, entonces no juegues de esa manera conmigo.

- Que Tsundere me saliste Maki-chan – dijo sonrojando a la chica.

- N-No soy Tsundere.

- Sí claro, y soy Sora Tokui.

- ¿Por qué Sora Tokui? – dijo extrañada la peli roja – a mí me gusta Eriko Hori.

- ¿Por qué ella? – dijo Nico – es como si fuera a ser una buena cantante.

- Pero ella es buena, es más, siento como que mi voz se parece a la de ella.

- Claro que sí Maki-chan – dijo con sarcasmo la oji carmín – como si ella fuera tu actriz de voz.

- P-Pero aun así me gusta.

.

(N/A. Por si alguien se lo preguntase, no tengo nada en contra de PILE, es más, me gusta Eriko Hori, tengo varias canciones de ella y tenía un poster de ella en mi pared, lástima que se mojó ;( )

.

- Como sea – la chica de tercer año solo tomó su bolso y se preparaba para irse – me voy.

- ¿C-Como que te vas? ¿Y qué hay de lo nuestro…?

- Por el momento lo pensaremos – Nico volteó a verla mientras le sonreía – nos vemos mañana Maki-chan.

- P-Pero Nico-chan, ¿Qué somos al final? – Maki no recibió respuesta ya que la peli negra se fue del sitio dejándola sola. Aunque estaba sola, supo que, por alguna razón, Nico le había correspondido, solo que no habían decidido que serian. La peli roja sonrió un poco mientras veía el firmamento – idiota.

.

Al día siguiente…

El sol amanecía en Japón y solo se miraba que sería un día con algo de calor por la temperatura que empezaba a subir.

En estos momentos, los rayos del sol tocaban a la ventana del apartamento de Eli la cual se levantaba lentamente mientras sus bellos azules se abrían al mismo tiempo.

Eli decidió que ya era tiempo de despertar y se levantó de la cama, aunque había algo que llamaba la atención de la rubia.

Estaba completamente desnuda.

Sí, la de descendencia rusa estaba sin anda puesto. De suerte las cortinas estaban cerradas, si algún vecino veía hacia ahí, vería las desnudeces de la joven Ayase.

Aunque cabe decir que no estaba durmiendo precisamente sola en la cama, pues había una silueta más en ella, y esta tenía la cabellera morada.

- ¿Elicchi? – la voz somnolienta de la otra figura llamó la atención de Eli - ¿ya despertaste?

- ¿Nozomi? – Eli miró a la peli morada la cual estaba desnuda al igual que ella – veo que ya despertaste.

- Sí, bueno, tenemos clases hoy – Eli fue a buscar algo de ropa a su closet, pero Nozomi solo miró a la chica de cabellera rubia la cual mostraba su parte trasera bien definida.

- Elicchi… que lindo trasero tienes.

- ¿Eh? – la cara de Eli se tornó roja al escuchar eso - ¡Nozomi!

- Vamos Elicchi, después de lo de anoche, no creo que debas estar avergonzada.

- L-Lo sé, pero es que…

- Después de todo… me complaciste tanto que me dan ganas de no ir a clases y quedarnos a hacerlo por muchas horas y si es posible todo el día.

- N-Nozomi, no digas esas cosas y mejor vete cambiando que llegaremos tarde.

- Elicchi – la peli morada se levantó de la cama mientras mostraba sus desnudeces y posiblemente las dos grandes razones por las que era muy querida – quiero que nos quedemos a jugar un rato más, anoche me dejaste con más ganas.

- ¿Cómo que con más ganas? – dijo con algo de miedo la rubia – p-pero si ayer estuvimos hasta tarde haciéndolo.

- Bueno, no me quedé completamente satisfecha y deseo más – sin esperar respuesta, la peli morada arrastró a Eli a la cama y de ahí, solo se escuchaba la cama rechinar y varios gemidos.

Mientras que Arisa llegaba a despertar a su hermana, pero cuando se dirigía a la puerta de su habitación, se dio cuenta de que se escuchaban ruidos dentro del cuarto de su hermana mayor.

- ¿Y eso? – Arisa comprendió poco después de que se trataba – ¿aun seguirán con su actividad? Ya es demasiado.

Tal vez muchos se preguntarían porque Arisa está tan calmada.

Pues todo ocurrió el día anterior…

.

Flashback

.

Nozomi llevó a Eli al apartamento de la rubia la cual estaba sola en ese momento ya que sabía que Arisa estaba en casa de Honoka con Yukiho.

Por el momento, ambas chicas estaban calladas ya que ninguna se atrevía a hablar, aunque Nozomi fue la que llamó a Eli, esta no se atrevía a decir algo.

Aunque de eso, también recordó la confesión de parte suya cuando dijo públicamente que se tocaba, aunque todo se fue al demonio cuando supo que Nozomi se tocaba pensando en ella.

- ¿F-Finalmente… me dirás algo Elicchi? – Nozomi fue la primera en hablar.

- N-No sé qué decirte Nozomi – Eli desviaba la mirada – e-es que luego de lo de ayer…

- ¿Lo de que te tocas? No es nada raro Elicchi, es normal en todos los adolescentes hacer eso, y si, coincido, se siente rico.

- ¡N-No me refiero a eso! – la cara de Eli estaba algo roja – e-es que… como hemos estado juntas desde hace dos años y hasta ahora me he dado cuenta de algo.

- ¿Cuenta de algo? – aunque no lo demostrara, su corazón comenzaba a latir con fuerza.

- Sí – la rubia tomó valor y se dio la vuelta viendo a esos hermosos ojos verdes que tanto le gustaban.

- ¿Y qué es?

- Nozomi – Eli tomó las manos de la peli morada – me enamoré de ti y lamento mucho no haberme dado cuenta, pero creo que…

- Para Elicchi – Nozomi no dejó continuarla – antes de que sigas, no sé si deba decirte algo, pero creo que aún no debemos formalizar algo.

- ¿Por qué? – Eli se alejó un poco de la peli morada – Nozomi, te estoy diciendo que me enamoré de ti.

- Lo sé, pero es que no se me quita algo que dijiste hace tiempo.

- ¿Qué cosa?

- ¿Recuerdas cuando reuniste a todas las chicas de μ's y A-RISE?

- S-Sí, pero que tiene…

- Soy heterosexual. Nozomi es solo mi mejor amiga, pero nada más. No me gusta de ese modo, ni ahora ni nunca.

- … - Eli quedó callada ante esto - ¿c-como sabes eso?

- ¿Quieres iniciar una relación sabiendo que dijiste eso? ¿Sabiendo que no me mirarías de ese modo?

- N-No es eso Nozomi, fue un mal entendido.

- No lo creo Elicchi, tu misma lo dijiste.

- Nozomi, yo…

- ¡Explícate de una vez Ayase! – gritó con enojo la peli morada asustando a la rubia.

- Nozomi – Eli quedó callada al ver como Nozomi estaba molesta – lo siento.

- Un lo siento no vale.

- Lo sé, pero quiero demostrarte que mis sentimientos son verdaderos – sin más, la rubia sin previo aviso la besó en los labios dejando impresionada a la peli morada la cual quedó con los ojos bien abiertos.

Aunque luego de unos segundos, finalmente cedió ante el beso y solo cerró los ojos y se dejó llevar.

Sin separarse, ambas fueron a la habitación de la rubia mientras sin pensarlo, las dos se recostaron en la cama de la rubia.

- ¿Estás segura de esto? – dijo Nozomi sabiendo a donde iría esto.

- Sí – Eli se fue quitando la camiseta del uniforme incluso la que estaba dentro revelando su sostén negro y este mostraba parte de sus pechos grandes.

- Elicchi – la chica miró como la rubia mostraba la belleza que la caracterizaba.

Sin más, la ropa salió volando y comenzó al acto de amor que duró horas y horas.

Aunque cuando estaban en una etapa…

- ¡E-Espera Nozomi! – decía entre gemidos la rubia mientras la peli morada estaba en su entrepierna lamiéndola causando un gran placer, tanto que los gemidos de Eli sonaban algo fuertes.

Pero pasó algo que quedó en la mente de ambas y es que cuando comenzaron su acto de amor, olvidaron cerrar la puerta de la habitación con llave.

Justo en ese momento…

- ¡Hermana! Lamento si llego a esta hora, pero es que Yukiho y yo terminamos rápido las tareas que teníamos y vine temprano así que… - Arisa había llegado al apartamento que compartían ambas hermanas, pero justo cuando abrió la puerta del cuarto de Eli, sorpresa que se llevó cuando miró a su hermana en aquella posición tan comprometedora con Nozomi. Ambas mayores estaban con el rostro rojo por ser descubiertas, pero más cuando Arisa sin inmutarse dijo – bueno, antes que nada, lamento haberlas interrumpido, segundo, creo que me voy a mi cuarto a echarme un baño frio. Por cierto, hermana, creo que te sirvieron los Hentais que con tanto anhelo escondes debajo de la televisión y si preguntas como sé eso, el otro día que estaba limpiando me topé con ellos, pero no dije nada por respeto.

Definitivamente Arisa Ayase era todo un secreto.

.

Fin Flashback

.

Unas horas después, ambas chicas estaban vestidas ya para la escuela, con la excepción que vestían bufandas para ocultar las marcas que se hicieron en su noche romántica.

- Nozomi, te dije que nada de chupetes.

- Lo siento, pero es que no me pude contener, más cuando nos pusimos una a la otra y frotábamos nuestras va…

- ¡Suficiente! Llegaremos tarde.

.

Mientras que en Homura…

- ¡Ya vas tarde hermana! – dijo Yukiho apurando a Honoka la cual se estaba vistiendo a la carrera ya que como siempre se había levantado tarde.

- Lo sé, pero ya estoy lista – en menos de lo que canta un gallo, la peli jengibre ya estaba lista para irse cuando fue detenida por su hermana - ¿Qué pasa Yukiho?

- Debes tomarte tu pastilla antidepresiva y tu pastilla anticonceptiva.

- ¿Por qué? Quiero decirles que…

- Basta hermana – interrumpió Yukiho – ya te dijo el doctor que debes tomarlas para que evites un embarazo a tan temprana edad, incluso un suicidio.

- ¡Pero es que yo no…!

- Tómatelas de una vez – dijo con voz fuerte la menor a lo que Honoka solo gruñó y se las tomó.

- ¿Contenta?

- Pues sí, es por tu bien, no quiero sobrinitos por el momento. Además, en mi caso prefiero hacerlo con una mujer, así no me embarazo.

- ¿Q-Que cosa dijiste?

- Nada, olvídalo, solo date prisa, no quiero que el efecto de la pastilla te salga al revés, bueno, al menos ya puedes coger sin problemas.

- ¿C-Coger? ¿A qué te refieres?

- Ya sabes hermana – dijo con irritación la menor – lo que hiciste esa noche. Coger, hacer el amor, sexo, follar, que te metan la v…

- ¡Ya entendí! Pero es que yo no…

- Solo vete que se te hace tarde.

Honoka se fue con algo de amargura ya que solo tomar esas pastillas le hacían soportar un día de los demonios.

- ¡Estoy harta! – gritó un poco lejos de su casa – primero me dicen que soy una suicida y me obligan a tomar antidepresivos. Ahora que me acosté con alguien y ahora estoy tomando anticonceptivos. ¡¿Qué es lo peor que me puede pasar ahora?! ¡Qué co…!

Justo antes de terminar, una paloma pasó y lanzó su excremento el cual fue a caer en la boca de la peli jengibre la cual solo comenzó a escupir fuerte mientras tomaba su termo de agua y tomaba un poco para tratar de quitarse el mal sabor.

- ¿Por qué me pasa esto a mí? Solo falta que me venga a orinar un perro – cuando menos acordó, sintió la pierna derecha caliente y notó como un canino le estaba orinado la pierna, esto la hizo entrar más en depresión – c-creo que necesitaré más antidepresivos y es mejor que me calle.

Sin más, la peli jengibre se fue hacia Otonokizaka maldiciendo su suerte.

.

.

Continuará…

.

.

Y hasta aquí el capítulo de hoy.

Por el momento, quedan 3 parejas las cuales abarcarán los siguientes capítulos y cada vez más se irán uniendo, aunque con Erena y Anju será más difícil.

¿Qué opinan? ¿Debería hacer sufrir más a Honoka o hasta aquí dejó su mala suerte?

Ustedes deciden XD.

Sin más, este ninja se despide.

Bye.