Toaru no vongola family capitulo 8.

Nos encontramos en la mañana, sawada tsunayoshi se encontraba caminando hacia la escuela.

-al parecer todo volvió a la normalidad después de lo ocurrido con el proyecto de ascensión a nivel 6.

Dice tsuna dando un suspiro.

-pero.

-el decimo vongola gira su cabeza para ver a un sonriente chico peli plateado caminando junto a él.

-¿por que tuvo que ocurrir esto ahora?.

Flashback.

-¿gokudera kun?, ¿Qué haces aquí?.

-¿Qué tal decimo?, vine a ver su estado de salud en su estadía en esta ciudad y también para abastecerlo, dino san debió haberte informado al respecto.

-ah, si, si me informo, pero agradecería que me dijeran con anticipación si van a venir.

-lo siento mucho, pero tenía tantas ganas de verlo que se me olvidó avisarle.

-esta bien, pero, ¿Cómo rayos entraste si estaba todo cerrado?.

-fácil, no hice nada malo, solo forcé la cerradura de la ventana delicadamente, pero como no estoy especializado en eso solo la exploté.

-¿Qué hiciste que?.

Tsuna va corriendo hasta su ventana solo para ver que el peli plateado decía la verdad.

-Que desgracia, por lo menos el noveno cubre mis gastos.

-así que este es tu departamento decimo, lo revise antes, está en perfectas condiciones por lo que es apta para usted.

Dice el chico con una sonrisa, sin duda estaba feliz de volver a ver a su jefe

-bueno, supongo que no hay problema con que esté aquí, su presencia me hace sentir como en casa

Piensa el castaño.

Fin de flashback.

-se que deje pasar por alto su intromisión a mi casa, pero aun así.

El sawada da otro suspiro.

-gokudera kun, ¿Por qué me estas acompañando a la escuela?

-¿no es obvio?, tengo que verificar que su escuela sea apta en los estándares de los vongola, no puede estudiar en un lugar cualquiera.

Al castaño casi se le sale el corazón al escuchar eso, si gokudera lo acompaña a su escuela, quizás con que rumores comenzarían a decir sus compañeras hasta que se le ocurrió algo.

-espera, ¿Cómo vas a pasar si no eres un estudiante de tokiwadai?, ellos son muy estrictos con los desconocidos.

-ah, no se preocupe, tengo unos papeles que afirman que soy un tutor tuyo, obviamente es falso pero con esto me permitirán entrar, en caso de que no funcione utilizaré el plan 2.

-¿plan 2?.

-explotar la entrada y pasar por la fuerza

Dice el mafioso.

-se acabó, mi vida social está arruinada.

El castaño ya estaba deseando que lo comiera la tierra.

Afortunadamente para el castaño, no sucedió ningún inconveniente para que gokudera pudiera pasar las instalaciones de la escuela, ya que el plan para que la escuela sea mixta estaba recién implementándose la directora entendía que algún tutor debería verificar por el mismo el ambiente por el que esta estudiando su alumno, aunque el peli plateado no era su tutor real, debía informarle al noveno sobre todo.

-Esto es malo, ni siquiera pude desayunar ya que me desperté tarde.

-¿Qué sucede decimo?, luce desanimado.

-no es nada.

Dice tsuna en un suspiro mientras que hayato se acordó de algo.

-es verdad.

El chico comenzó a buscar algo en su bolsillo.

-tome, son pastillas de la última voluntad, el futuro jefe de la mafia no puede ir por ahí desarmado ¿verdad?.

Dice el mafioso con una sonrisa.

-ah, muchas gracias, es verdad, ellos van a venir a darme apoyo por están preocupados por mí, en serio, muchas gracias a todos.

Piensa tsuna con una sonrisa alzando su mano para tomar el objeto, pero al hacerlo, nota algo un poco raro.

-¿eh?, gokudera kun, ¿Dónde esta tu anillo vongola?.

El chico se impresiona por la pregunta.

-ah, eso, riborn nos las pidió a todos nosotros parece que es para algo importante.

-¿los demás también dieron sus anillos?, bueno, si riborn lo pide entonces debe ser algo importante, ¿necesitas que te de la mía también?.

-no lo creo, si fuera a necesitarla, riborn me pediría que la trajera, pero no fue el caso así que supongo que puede conservarla decimo, de todas maneras sería inaudito que le pidieran el anillo al jefe de los vongola.

-entiendo, aunque mentiría si te digo que no me preocupa un poco.

-lo entiendo, a mi también me ha causado algunas dudas, pero supongo que no podemos hacer nada.

-tienes razón.

Concluye el decimo vongola, no se le podía hacer nada, ese arcobaleno es muy impredecible.

-ara ara, ¿acaso no es tsuna kun?

El castaño gira su cabeza para ver a una cierta nivel 5 y su fiel amiga.

-misaki san, hokaze san.

-es agradable verlo de nuevo tsuna san.

Dice la peli morada quienes estaban sentadas en una mesa.

-buenos días.

-hola.

-viniste muy temprano tsuna san, ¿Qué sucedió?.

-¿muy temprano?.

-si, hoy tenemos clases mas tarde de lo normal.

-lo olvidé, que desgraciaa.

Esas palabras sacaron una risita de la rubia.

-jaja, eres muy despistado tsuna kun, pobrecito, ¿desayunaste siquiera?.

Lo único que la chica pudo obtener del castaño fue un movimiento de cabeza triste dando su respuesta.

-vaya vaya, ¿Qué voy a hacer contigo?.

Shukohou aplaude delicadamente en señal de pedir algo, de inmediato, las demás chicas de su camarilla comienzan a traer platos con comida ligera para un buen desayuno.

-adelante, pueden sentarse, tu amigo también está invitado.

-¿estás segura?, no quiero ser una molestia.

-jamás serías una molestia para nosotras tsuna san, por favor acepte la amabilidad de la reina y coma algo junto a, esto, ¿Cuál es tu nombre?.

Pregunta hokaze con amabilidad.

-gokudera hayato, mucho gusto y gracias por la invitación.

-un gusto gokudera san, me llamo shukohou misaki, y ella es hokaze junko.

-es un placer.

A los segundos después, los 2 chicos se sientan en las mesas para comenzar a comer unos panqueques que les habían servido.

-delicioso.

Ambos muchachos quedan impactados por el sabor.

-quizás sea por el hambre, pero no puedo parar de comerlo.

El castaño parecía un niño que por primera vez comía un dulce, la rubia no paraba de mirarlo con una sonrisa de ternura.

-y dígame misaki san, ¿Qué relación tiene con el decimo?.

Gokudera inició el interrogatorio.

-¿decimo?.

Preguntan las 2 chicas con confusión, algo que tsuna había captado.

-es un juego de palabras, no se preocupen, así se refiere gokudera kun a mi.

-ya veo, aunque es raro, pero quien soy yo para juzgarlos, bien gokudera san, entre nosotros y tsuna kun hay una simple y mera amistad, estoy en deuda con él.

-¿en deuda?.

-es un secreto.

-ya veo, bueno, gracias por responderme y espero que sigan tratando bien al decimo.

Dice el peli plateado viendo su reloj.

-parece que es la hora de irme.

-¿ya te vas gokudera kun?, pero si no estuviste siquiera un día.

-lo siento mucho decimo, pero tengo el vuelo reservado, además riborn fue muy claro con lo de solo REVISAR tu entorno, antes de ir a tu casa entré a tu escuela en la noche y revise absolutamente todo el perímetro para garantizar tu seguridad.

-¿Qué hiciste que?

Pregunta el castaño impactado.

-¿no deberíamos informarle de esto a anti skil?, esto prácticamente es allanamiento en una institución privada.

debo admitir que la estructura de tokiwadai fue cuidadosamente planeada, no encontré absolutamente ninguna imperfección.

-no actúes tan genial, acabas de hacer algo ilegal.

-eso no aplica si estas en la mafia decimo.

-¿Mafia?.

Preguntan las chicas, tsuna se asusta por ese hecho.

-es otro juego de palabras, no le hagan caso, esto, ¿no te tenias que ir gokudera kun?.

-ah es verdad, debo regresar a nanimori, mi vuelo será en 30 minutos, por favor misaki san, si usted es en realidad su amigo cuídelo por nosotros.

-gokudera kun no me avergüences.

Dice tsuna sonrojado.

-acepto la misión, me mudaré con él y lo cuidare las 24 horas de cada día.

-misaki san por favor no bromees con eso.

Tsuna parecía estar a punto de llorar.

-tus expresiones son muy divertidas tsuna kun.

Dice la nivel 5.

-me alegra escuchar eso, adiós decimo.

-cuídate gokudera kun, espero llegues bien a casa.

Con eso dicho, el guardián de la tormenta se va del lugar, se notaba que era un joven algo ocupado.

-vaya amigo tan, extravagante tsuna kun.

Dice misaki con una gota de sudor en la cabeza.

-por favor perdónalo si te ofendió en algo, gokudera no tiene mucha delicadeza al dirigirse a la gente.

-no te preocupes, no me molestó ni nada, es mas, me alegra que tengas amigos que se preocupen por ti.

-misaki san.

-claro, la primera vez que te vi se notaba a leguas que eras alguien sin amigos, por lo que pensé que a la larga te afectaría mucho en la escuela, es bueno saber que no es así.

-desgraciadamente tienes razón.

Dice el castaño con un aura de perdedor rodeándolo , la campana de inmediato comienza a sonar.

-Parece que es hora de entrar a clases.

-parece que si, bueno misaki san, hokaze san, gracias por el desayuno, se los compensaré en algún momento, hasta luego.

-adiós tsuna san, que tengas un lindo día.

Dice junko mientras la numero 5 movía su mano en signo de despedida.

-¿nos vamos también?.

-cuando guste reina.

La par de chicas también se van del lugar para llegar a su salón.

Tsuna estaba algo emocionado por su primer día, una experiencia nueva, sentía intriga y ansiedad para saber lo que le deparaba en esta nueva ciudad, nuevos amigos y nuevas materias, o eso es lo que creyó.

Nos desplazamos a la tarde cuando terminan las clases.

-esas clases son un infierno, no pude entender absolutamente nada, ¿psicología avanzada?, ¿eso no es materia de universidad?, sin duda no estoy a la altura de ciudad academia, menos de una prestigiosa academia como tokiwadai.

Tsuna da un suspiro para seguir caminando.

-además no he visto a misaka san ni a kuroko chan en todo el día, rayos, este primer día fue muy agotador, solo fui el hazmerreir de la clase, me quedé dormido a mitad de una explicación y me regañaron por eso, los profesores me preguntaban algo y quedaba en blanco, demonios, sabía que era mala idea venir, ¿Qué esperaban becándome aquí?.

El chico parecía que iba a llorar, su primer día no podría haberse puesto peor.

-tsunaa kuuun.

Una voz femenina saca a al vongola de sus pensamientos, una chica asalta al chico por la espalda apoyando sus enormes atributos.

-¿mi mi misaki san?

Pregunta el castaño increíblemente sonrojado.

-buenas tardes tsuna san.

Dice hokaze.

-hola, ¿Cómo fue tu primer día en la escuela?

-ah bueno, esto.

Dice el vongola muy desanimado causando la intriga de las 2 chicas.

….

-jajaja, ¿en serio te quedaste dormido en la clase?, jaja, es que no puedo con esto, ¿Quién se queda dormido en su primer día?.

-esto, reina, no quiero contradecirla pero, no creo que debamos reírnos de eso.

Dice la peli morada al ver que los actos de la mental out solo hacía sentir peor al vongola.

-no, esta bien, tiene razón, solo soy un chiste, no entiendo las materias, no estoy a la altura de ciudad academia, solo soy inutíl tsuna.

Al instante en que dijo eso, shukohou dejó de reír, no conocía mucho al castaño aun pero se notaba que tenía un problema de autoestima enorme, pero había algo que la molestó un poco.

-tsuna kun, nunca mas vuelvas a referirte a ti como inútil, si hay algo que me molesta, es que la gente se desestime a si misma cuando en realidad tienen un potencial enorme.

-pero misaki san.

-nada de peros, si necesitas ayuda solo tienes que pedirla aunque me cueste admitirlo, tienes a misaka san contigo, esa chica puede parecer muy bestia y poco femenina, pero su intelecto es bastante decente, lo mismo con shirai san, sin contar nosotras, somos amigos, hay que apoyarse mutuamente.

Tsuna se impresiona por la palabra que usó la chica para referirse a él.

-¿amigos?.

Esa pregunta desconcertó un poco a las 2 chicas.

-¿eeeh?, ¿en serio?, ¿después de todo lo que pasamos no nos consideraste mas cercanos?.

-No es eso, por su puesto que las consideré, pero, nunca nadie se había referido a mi de esa forma, muchas gracias de verdad.

Ese acto fue bastante extraño para shukohou y hokaze, pero a la vez lo consideraron tierno.

-bueno, ahora que todo está arreglado, iremos inmediatamente a tu casa a estudiar.

-¿Qué?, ¿ahora?.

-Por supuesto, si no comenzamos pronto, no podrás aprender después y reprobarás los exámenes para consecuentemente repetir el curso, no queremos eso ¿verdad?.

-no quiero eso pero, ¿no podríamos empezar mañana?, estoy algo cansado.

-no, empezaremos hoy y punto, si sigues negándote, usaré la fuerza.

Dice misaki mientras sacaba un control de su bolso.

-que desgracia.

Dice tsuna maldiciendo su suerte por lo que ahora, comenzarían a dirigirse a la casa del decimo vongola, mientras lo hacían, a lo lejos logran notar a un grupo de niños quienes estaban jugando.

-es increíble ver esto y pensar que esta ciudad es inofensiva, pero, he visto de primera mano las atrocidades que se hacen en este lugar.

Recordar una de las muertes de misaka imouto fue suficiente para hacer que su estomago se revuelva.

-¿pasa algo tsuna san?.

-no es nada hokaze san.

-si te sientes mal podemos llevarte al doctor.

Dice misaki con un tono preocupado.

-no es nada chicas, no se preocupen, yo solo.

Antes de seguir hablando, un vehículo se posiciona al lado de los niños, de este salen unos hombres quienes aprovecharon y agarraron a todos los que pudieron.

-Que rayos.

Tsuna estaba sacando sus píldoras hasta que.

-hokaze.

-si, reina.

La peli morada es rodeada por electricidad.

-¿una electro master?.

Al segundo siguiente que el vehiculó arranca, la chica comienza a correr increíblemente rápido tras el automóvil.

-Hokaze es una electromaster de nivel 4, su habilidad es rampage dress, se rodea con electricidad aumentando sus estadísticas físicas como velocidad y fuerza.

-increíble.

-vi en las noticias que varios niños de ciudad academia han ido desapareciendo, ahora veo que los han estado secuestrando.

-¿secuestrando?, entonces debemos apresurarnos y salvarlos.

-tranquilo, hokaze los está siguiendo, veamos hasta donde llegan, si tenemos suerte, llegaran a donde están los demás niños, y si no es así, solo indagaré en sus cabezas.

En eso, los niños que no alcanzaron a ser raptados se aproximan a tsuna y misaki.

-¿están heridos?.

Pregunta el vongola, el niño solo gira su cabeza con lagrimas en sus ojos.

-por favor, ayuden a mis amigos, no me importa lo que me pase a mi pero, necesitan que alguien los salve.

El niño comenzó a llorar mientras que el vongola solo apretaba su puño.

-Entiendo, no te preocupes, te prometo que traeremos a tus amigos de vuelta, solo espera.

Tsuna le da una sonrisa reconfortante al niño para después levantarse.

-misaki san.

-si, entiendo, le diré a las demás de mi camarilla que llamen a anti skil para cuidar de los niños.

-Bien, gracias.

-no tienes que agradecerlo pero, ¿estas seguro de hacerte el héroe para esos niños?, si ocurre algo tú.

-yo no soy un héroe, y tampoco pretendo serlo.

El vongola interrumpe a la chica para mirarla con determinación

-pero si es por esos niños, entonces me convertiré en uno.

Una llama sale de la frente del castaño, resulta que ya se había tomado sus píldoras, mientras tanto shukohou miraba con nostalgia.

-ya veo, así que esa es tu resolución, no tienes remedio, te pareces a alguien que conocí hace mucho, te pareces tanto a él que podría enamorarme.

Murmura misaki.

-bien, vámonos.

-el vehículo está en una fabrica de skil out en el distrito 8.

-distrito 8, entendido.

El vongola comienza a acercarse a la rubia.

-¿Pasa algo tsuna kun?.

Pregunta la mental out pero es interrumpida por el sawada quien la agarra y la toma al estilo nupcial.

-¿eeeh?, ¿Qué haces?.

-ir al distrito 8.

-si pero, podrías ser menos salvaje.

-no tenemos tiempo para eso.

-si lo se pero, podrías dejarme un poco de tiempo para prepararme mentalmente.

-misaki san.

-entiendo entiendo, solo vuela ya.

Tsunayoshi asiente y con una mano afirmando a la rubia y la otra de propulsor, comienza a volar en dirección al distrito 8.

Pasa el rato, y los 2 estudiantes llegan al distrito 8.

-Ahí esta hokaze.

Dice la nivel 5 apuntando a una azotea, el vongola asiente y aterriza en el lugar.

-bienvenidos, reina, tsuna san.

-¿y los niños?.

-se los llevaron adentro del establecimiento.

-ya veo, gracias hokaze.

Dice el vongola con su típica mirada de hyper voluntad haciendo que la chica se estremeciera un poco.

-ah, si, de nada.

-¿sucede algo?.

Pregunta tsuna algo preocupado.

-no es nada, solo que nunca pude apreciarte bien cuando estas en esa forma, ya sabes, con el fuego y todo, actúas muy diferente a lo de costumbre.

-em, lo siento mucho si te incomodo de esta manera.

-No no, tranquilo, no es nada, solo me agarraste por sorpresa, nada mas.

-si ya terminaron de coquetear, hay que entrar.

-espera, reina, no es lo que piensa.

-olvídalo, solo vamos.

Dice el castaño a la vez que su llama se apaga haciendo que vuelva a la normalidad.

-vaya, se acabó el efecto de las pastillas.

El sawada estaba colocando sus manos en el bolsillo hasta que misaki lo toma del brazo.

-no creo que sea buena idea gastar todas tus píldoras en un día, por ahora no es necesario que hagas nada.

-pero.

-recuerda que aunque no sea una luchadora como tú o hokaze, sigo siendo una nivel 5, además de que si se trata de infiltrarse a instalaciones como esa, soy la indicada para ello, solo espera y verás.

La mental out le da un guiño al decimo vongola haciendo que suspire.

Los chicos bajan de la azotea y se dirigen a la entrada del lugar, cosa que desconcertó un poco a tsuna.

-¿pasaremos de frente?.

-por supuesto, confía en mí.

Después de decir eso, el grupo es avistado por los skil outs que cuidaban la entrada.

-oigan, este lugar no es para que unos niños vayan paseando, den la vuelta y váyanse de aquí.

-vaya manera de tratar a 2 damiselas, ¿no crees hokaze?.

-no puede esperar mucho de unos animales reina, no les exija mucho.

-¿Qué dijiste?.

Los hombres comenzaron a acercarse con sus armas listas para disparar.

-vaya, al parecer aun no saben quien manda aquí, bien, entonces les enseñaré quien es su reina.

Shukohou saca el control de su cartera, al presionar un botón las acciones de los skil out se paran en seco, al segundo después estos se arrodillan.

-la estuvimos esperando, misaki sama.

Al levantar la cabeza tsuna pudo apreciar como en sus ojos se podían notar unas estrellas.

-¿Qué fue eso?.

-El mental out de la reina, con ayuda de su control puede manipular, cambiar recuerdos y todo lo que tenga que ver con el pensamiento.

Dice hokaze.

-¿controlar mentes?, me recuerda un poco a la habilidad de mukuro, ahora que lo pienso es un poco espeluznante.

Esa última palabra fue escuchada por las 2 chicas.

-¿espeluznante?, tsuna kun cree que mi habilidad, ¿es espeluznante?.

-tsuna san, ¿ve lo que ocasionó?.

-¿Eeh?, ¿y ahora que hice?.

-¿aun no te das cuenta?, ve y discúlpate, haz algo, puso a la reina triste.

-No, tiene razón, admito que mi habilidad es asquerosa, pero duele mucho que una persona importante para ti te lo diga.

Misaki comenzó a soltar unas lagrimas.

-misaki sama nunca se comportó así antes, ¿Qué le sucede?.

-¿eeeh?.

A los minutos después.

-eres cruel tsuna kun, muy cruel.

-por favor perdóname, no pensé nada cuando dije eso, en serio lo siento, aun teniendo esa habilidad eres una persona dulce y sincera, no me arrepiento de tenerte como amiga, solo deja de llorar por favor.

El vongola sentía una inmensa culpa, por lo menos su discurso llegó al corazón de la chica.

-eres cruel, pero también sabes alabar a una chica.

Dice misaki dando a entender que estaba perdonando al castaño.

Ya con todo arreglado, el grupo entra a las instalaciones escoltados por los hombres que controlaba la mental out.

-tengo un mal presentimiento de esto.

-no eres el único tsuna san.

Dice hokaze, los chicos estabas avanzando por un pasillo hasta llegar a unas puertas.

-detrás de esto, están los niños.

Dice misaki, esta manda a los hombres a abrir la entrada y lo que vieron los dejó sin habla.

Niños, en gran cantidad, encerrados en capsulas de un tipo de liquido.

-ya veo, así que esto era lo que buscaban.

-¿Por qué tienen a niños en esas cosas?.

Tsuna sonaba incrédulo, no podía procesar la imagen que ahora mismo pasaba por sus ojos.

-me lo temía, también lo vi en la mente de esos hombres pero quería comprobarlo por mi misma, están usando a estos niños encapsulados como catalizadores para que los niveles 0 puedan tener habilidades, los meten en maquinas que los skil outs puedan usar, pero eso acaba con la vitalidad del individuo, por eso tienes que ir cambiando la recarga constantemente.

Dice la rubia con la mirada baja.

-espera, si se acaba la munición, ¿Qué pasa con el niño?.

Misaki se tomó una pausa antes de continuar.

-son desechados.

Esas frías palabras helaron las espaldas de tsuna y de hokaze, el castaño apretaba su puño.

-maldición, por que, ¿Por qué esta ciudad hace este tipo de cosas?, no tienen respeto por el ser humano.

-solo les importa tener éxito con sus experimentos, nada más.

En eso, unos hombres avistan al grupo de estudiantes.

-intrusos.

-toquen la alarma.

El estruendo llena toda la instalación mientras que los skil out llegaban por montones.

-entonces, ¿Qué hacemos ahora?.

-¿no es obvio?, sacaremos a estos niños de aquí.

Los chicos se ven rodeados por los hombres.

Pero, el techo es destruido por una explosión aleatoria haciendo que el lugar tiemble.

-¿pero que?.

Pregunta el vongola, del agujero en el techo entró una figuraque aterriza entre el grupo y los skil out.

-¿otro más?, ¿Quién demonios es?.

-vaya, al fin llegué, espero que sea el lugar correcto.

El humo se dispersa dejándose ver a un chico, tenía una banda en su frente, una chaqueta blanca que usa en sus hombros junto con una camisa del sol naciente, el chico estaba con una sonrisa que denotaba emoción.

-bien ahora supongo que.

El chico corta sus palabras al ver mejor el escenario, los niños encapsulados, y algunos que ya fueron desechos, este bajó la mirada.

-si, desgraciadamente llegué al lugar correcto.

Dice el tipo para si mismo para levantar la mirada y observar al grupo de skil out.

-oigan ustedes.

La sonrisa en su rostro se borró.

-les faltan muchas agallas.

El muchacho dijo eso en un tono serio, sería una burla para esas pobres almas si el sonriera en esa situación.

-es solo un niño, atrápenlo.

Los skil out preparaban sus armas.

-esta bien, entonces.

Del chico comenzó a emanar una gran ráfaga de viento.

-Les enseñaré.

Cerrando su puño se pone en posición para lanzar un golpe.

-lo que son las verdaderas agallas.

El viento sopla aun mas fuerte.

-sugoi, PAANCHIII!.

Al momento de lanzar el golpe, una explosión azota al grupo de enemigos.

-¿eeeh?.

Pregunta tsuna, misaki y hokaze también estaban confundidas.

Al segundo que terminó la explosión, el grupo de skil out estaba en el suelo.

-los acabó de un golpe, impresionante.

Dice el vongola mientras que el chico colocaba su mirada en ellos.

-vaya, al parecer me faltaron otros 3.

-¿otros 3?, espera, nosotros vinimos a.

-no hay peros, ustedes también pagarán por sus malas acciones.

-por favor deténgase, no es lo que cree.

Hokaze intenta replicar.

-Sugoi, PUNCH.

La onda de choque sale disparada chocando a los estudiantes mientras levanta una cortina de humo, el chico se queda observando.

-¿eh?.

El muchacho se impresiona por lo que observó.

-cambio forma, modo difesa, capa di primo.

El castaño tenía una capa negra con la que al parecer, protegió a junko y misaki del impacto.

-gracias tsuna san.

Una llama aparece en la frente del vongola.

Llamen a anti skil y que aseguren a los niños.

-¿y que harás con él?.

Pregunta misaki.

-al parecer no entenderá si le hablamos, no tengo mas opción que luchar.

La capa di primo desaparece mientras que el vongola se pone en pose de pelea al mismo tiempo que sus guantes se prendían en llamas.

-entiendo, vamos hokaze.

-esta bien reina, suerte tsuna san.

Las 2 chicas se alejan un poco , ambos peleadores estaban de frente.

-Vaya, al parecer alguien tiene aunque sea un poco de agallas.

-antes de cualquier cosa, quiero hacerte una pregunta.

Esa afirmación sorprendió un poco al muchacho.

-adelante.

-¿no nos podrías escuchar?, te aseguro que no hicimos nada.

-no tienes como corroborármelo, no se si creerte, pero.

el chico comienza mirar de pies a cabezas al castaño para dar una sonrisa.

-si nuestras opiniones chocan.

-Entonces que nuestros puños hablen por nosotros.

El vongola ya entendía que tipo de persona era este chico, alguiem que siempre vive al limite, alguien que le gustan las peleas.

-me quistaste las palabras de la boca.

Ambos se colocan en pose de pelea.

-no puedo pelear con todo aquí, me obstruyen misaki y los niños, tengo que mover la pelea a otro lado.

El decimo vongola encorva una sonrisa.

-vaya pareces confiado.

-confiado no es la palabra que usaría, solo que pensé en algo.

-¿en serio?, ya veo, ¿y que esperas?.

-bueno, tú lo pediste.

-si si, adelante, re advierto que no te la dejaré fa.

El peli negro esquiva golpe por su costado, tsuna al ver eso se impresiona un poco pero igualmente completa con una patada que es bloqueada por el esper el cual sale disparado unos metros lejos.

-es rápido, no me di cuenta y en menos de un segundo se escabulló a mi lado.

-bien, es mi turno.

El peli negro da un salto en dirección al castaño.

-sugoi.

Una mano agarra la cara del chico tomándolo por sorpresa.

-Lo siento pero no puedo permitir que hagas eso aquí, ¿Qué tal si llevamos esto afuera?

Tsuna alza su brazo hacia atrás, de su palma sale una gran llama, para cuando el esper se dio cuenta, fue estrellado en una pared para consecuentemente ser arrastrado, el peli negro agarra la mano del castaño para seguido darle una patada en el torso haciendo que se separen.

El chico se levanta y observa su entorno, estaban en un terreno baldío en la parte trasera de las instalaciones.

-ya veo, así que ese era tu plan.

-aquí podremos pelear sin restricciones.

-je, buena idea, la verdad es que habría hecho lo mismo también.

Los 2 chicos se colocan en posición.

-por lo que veo tienes mas agallas de lo que pensé, dime, ¿Cómo te llamas.

El vongola le sorprendió un poco la pregunta.

-tsunayoshi sawada.

-entiendo, yo soy, gunja sogiita, espero que esto sea entretenido, sawada.

Al decir esas palabras, los 2 chicos se abalanzan al ataque.

Tsuna comienza lanzando un puñetazo el cual es bloqueado por el esper quien se gira para lanzar un codazo, tsuna lo esquiva y toma distancia.

-tiene una gran experiencia en peleas, puedo saberlo con solo verlo.

Piensa el vongola.

-oye, si no vas atacar, entonces comenzaré yo.

Gunja pega un salto y queda cara a cara con el castaño.

-sugoi, PUNCH.

Tsuna se cubre con sus brazos, la explosión fue tan fuerte que lo estrelló a una pared, el decimo vongola tenía los ojos bien abiertos, fue un inmenso ataque, al observar sus brazos estos estaban temblando.

-increíble, la potencia de sus golpes, es.

-no te distraigas.

Sogiita se aproxima a dar otro golpe, tsuna se impulsa con sus llamas esquivando.

-puedo ganar, solo debo evitar sus golpes y contra atacar, su estilo de pelea es muy rígido, le gano en velocidad y agilidad, si veo una apertura, debo atacar con todo.

Con eso en mente, tsuna se impulsa con sus guantes y da un golpe que es bloqueado por gunja quien contraataca con un puñetazo devastador, pero antes de eso, sawada empuja su mano por lo que sogiita utiliza la otra para atacar pero es esquivado por el vongola, el chico observa un punto para atacar.

-ahí.

El decimo da un golpe a quemarropa que impactó de lleno en el abdomen, tsuna creyó que tenía posibilidades de ganar, pero.

-ya veo, evitas mis golpes para contraatacar cuando baje la guardia, inteligente, te alabó por eso.

El esper da una sonrisa.

-pero mientras yo pueda percibir el ataque, mis agallas lo bloquearán.

El peli negro da un golpe directo a la cara del castaño quien sale volando unos metros atrás.

-¿resistió mi golpe como si nada?.

El decimo cae al suelo, confundido por el evento que acaba de ocurrir.

-uno de sus golpes puede destrozarme si no tengo cuidado, y es inmune a los ataques enemigos, ¿Cómo puedo vencer a este tipo?.

-¿Qué sucede?, ¿eso es todo lo que podías dar?.

Tsuna intenta atacar de nuevo pero su golpe es bloqueado por gunja quien ataca con una patada, tsuna se cubre con sus brazos pero aun así es dañado haciendo que baje su guardia, sogiita aprovecha y prepara su golpe.

-esto se tornó aburrido así que este será el golpe de gracia.

Gunja apretó su puño mientras lo movía hacía el castaño.

-¿Por qué no puedo derrotarlo?.

El vongola estaba desconcertado, en su vida se había encontrado gente fuerte, pero nunca alguien que pudiera soportar sus golpes de esa forma.

-yo.

-por favor salva a mis amigos.

-yo, quiero protegerlos.

De repente, tsuna observa al peli negro, mas bien su sonrisa.

-¿Por qué sonríe de esa forma?, ¿Qué le parece divertido?.

Pregunta el vongola.

-esto se tornó aburrido.

Las palabras de gunja retumbaron por su cabeza.

-aburrido.

Sus ojos se iluminan por un momento.

-ya veo.

Tsuna sawada llegó a una nueva resolución.

-Sugoi, PUNCH.

Antes de que el golpe llegara, un puñetazo impacta el estomago de gunja arrastrándolo unos metros atrás, pasaron los segundos, sogiita observaba al vongola quien estaba parado con la mirada baja.

-lo siento, sogiita san.

Esas palabras lo confundieron.

-¿eeh?.

-Perdón por mi falta de respeto hacia ti en esta pelea, tenía tantas cosas en mi cabeza, tantas preocupaciones que no pude centrarme en la pelea.

-¿de que estás hablando?.

-no tienes que comprenderlo, por que yo tampoco lo hago, ni planeo hacerlo, ahora lo único que quiero.

Tsuna da una sonrisa.

-es luchar con todo lo que tengo.

Sogiita observa al castaño, estaba actuando diferente a como antes, como si se hubiera sacado todo su peso de encima temporalmente.

-no acabé de entenderlo del todo.

El chico golpea sus manos para siguiente sonreír.

-pero te veo motivado, ven con todo lo que tengas, tsunayoshi sawada, por que también iré, con todo lo que tengo.

Ambos chicos arremeten dando una gran cantidad de golpes, ninguno tenía un plan, el primero en caer, perderá.

Gunja esquiva y le da un puñetazo a tsuna en la cara obligándolo a retroceder.

-Esto duele, obviamente duele, pero.

De la nada, un golpe es propiciado en la cara de sogiita agarrándolo por sorpresa.

-Aun así quiero continuar.

El decimo da una patada al estomago del peli negro para seguido asestar un codazo en el mismo punto.

-No creas que eres el único que puede atacar.

Sogiita comienza defenderse dandole un golpe a tsuna en su pecho.

-la adrenalina, puedo sentir como mi sangre hierve, por fin puedo comprenderte sogiita san.

El castaño se recompone.

-esta lucha no tiene un motivo pre modificado, no tiene algo profundo, no tiene que tenerlo, nuestros golpes hablan por si solos, ambos, queremos ganar.

Tsuna se impulsa con sus guantes colocándose por atrás del esper asestándole un golpe con la palma de su mano.

Ambos chicos comenzaron a intercambiar una gran cantidad de golpes, sus mentes estaban enfocadas en solo una cosa, la pelea, sus sonrisas denotaban la diversión que estaban pasando en el acto, el suelo era destruido y la zona, un completo caos.

Mientras tanto, misaki y hokaze ya habían llamado a anti skil quienes estaban asegurando a los niños y arrestando a los skil out.

-todo listo reina.

-bien, vayamos a buscar a tsuna san.

Hokaze asiente al pedido de su reina.

Un estruendo seguido de un temblor azota el lugar.

-¿Qué está pasando?

Pregunta la peli morada.

Misaki temía lo peor.

-tsuna kun.

La chica comienza a correr hacia la fuente del estruendo seguida de junko.

Mientras tanto.

Tsuna y gunja estaban tirados en el suelo boca arriba mirando el cielo, estaban sucios y con alguno moretones dignos de una gran pelea, las llamas desaparecen de la frente del vongola.

-Así que, ¿ustedes no tuvieron nada que ver con los secuestros?.

-Es lo que intenté decirte todo este tiempo.

-jaja, lo siento por eso, me dicen mucho que actúo sin pensar.

-deberías hacer caso cuando te dicen eso.

-bueno, me alegro de no haber hecho caso a eso.

-¿a que te refieres?.

Pregunta el vongola, sogiita gira su cabeza para verlo mientras daba una gran sonrisa.

-fue una buena pelea sawada.

El castaño lo observa para seguido mirar el cielo.

-tsuna.

-¿eh?.

-puedes llamarme tsuna.

El esper sonríe de manera mas honesta.

-ya veo, entonces llámame gunja, es un gusto, tsuna.

-je, igualmente, gunja san.

-tsunaa saan.

Grita hokaze quien estaba acompañada de misaki.

-Hola chicas.

-mírate, estas todo golpeado.

La rubia comienza a tocar la cara del decimo.

-no te preocupes, no es nada.

-y tu, ¿en que estabas pensando?.

Hokaze comenzó a regañar al otro chico.

-¿Cómo se te ocurre hacer eso?, mira como dejaste a tsuna san.

-jaja, lo siento mucho.

Dice sogiita rascándose la cabeza.

-por lo menos finge que lo sientes.

-Tranquila hokaze san, ya arreglamos las cosas con gunja san.

Ese nombre sorprendió a la mental out.

-¿gunja?, ¿te refieres a gunja sogiita?, ¿el esper nivel 5 numero 7 de ciudad academia?.

-¿dijiste numero 7?.

Tsuna gira su cabeza para mirar al peli negro.

-ah si, ¿no te lo conté?.

-no, no lo hiciste.

-no lo vi necesario, perdón.

Dice el nivel 5 para siguiente mirar a misaki.

-tu eres la numero 5 ¿no?.

-shukohou misaki para tu información, agradece que tsuna kun te perdonó por que si le hacías algo yo iría a tomar carta en el asunto.

-jeje, ya veo.

-misaki san, ¿como están los niños?.

-Anti skil los aseguró a todos.

-ya veo, eso me alivia un poco.

-a mi también.

Dice gunja haciendo que todos lo observaran.

Tsuna comienza a reír.

-¿Qué es tan gracioso?.

-no, nada, solo que todos buscábamos salvar a esos niños, y por alguna extraña razón terminamos peleando, y ahora estamos hablando como amigos, es bastante irónico si lo miras así.

-tienes razón.

Hokaze y misaki solo podían sonreír al igual que gunja.

Pasa el tiempo y ya todo de habría solucionado por lo que llegó el momento de la despedida.

-bueno, supongo que es el adiós.

Dice el castaño.

-espera.

Dice sogiita para meter sus manos en el bolsillo y sacar su teléfono para seguido mostrar su pantalla.

-¿Y eso es?.

-este es mi numero.

-¿puedo tenerlo?.

-por supuesto, me caíste bien.

Unas lagrimas comenzaron a caer de los ojos tsuna.

-nunca nadie antes me quiso dar su numero excepto gokudera y los demás.

-esto, tsuna, ¿estas bien?.

-si, lo estoy.

El vongola procede a anotar su numero en su celular.

-ustedes también denme sus números.

Dice el numero 7 refiriéndose a las chicas.

-ara ara sogiita san, ¿aprovechando las circunstancias para obtener el contacto de 2 lindas chicas?.

-no se a que te refieres, quisiera que tengan mi contacto para ayudarnos mutuamente en cualquier cosa.

-este chico es muy puro.

Piensa misaki mientras que ella y hokaze le dan sus números a gunja.

-bien, entonces, si necesitan ayuda, solo llamen y ahí estaré, ¿de acuerdo?.

-entiendo, gracias gunja san.

-Hasta luego.

Se despide el numero 7 pegando un salto saliendo del lugar.

-vaya chico mas problemático.

-Es un buen tipo.

Dice tsuna.

-Bueno, supongo que es hora de que nos vayamos, ¿quieres que te acompañemos a tu casa tsuna kun?.

-no, estoy bien chicas, gracias, me iré a cenar y después dormiré, puedo hacerlo solo así que no hay problema.

-entiendo, hasta luego tsuna san.

-hasta luego.

El castaño también se va del lugar.

Misaki espero a que se fuera mientras lo despedía con su mano.

tiempo después.

Gunja sogiita llega a su cuarto.

-que día mas genial, es la primera vez que empato con alguien en una pelea a mano limpia, tsunayoshi sawada, que tipo mas interesante.

Dice el numero 7 mientras encendía las luces.

Con misaki, esta ya habría llegado a su cuarto.

-que cansador, ya es bastante esfuerzo que una dama como yo haga tanto trabajo.

-muchas gracias, misaki san.

El recuerdo de un tsuna sonriente invade su cabeza.

-rayos, ¿Por qué siempre haces que me preocupe?.

Dice la rubia con un ligero sonrojo mientras encendía las luces, al mismo tiempo que gunja hacía lo mismo en su propio cuarto.

Al hacerlo, estos quedan confundidos por algo, mas bien una cosa que estaba en cima de cada cama, para der mas específicos una caja.

-¿y esto?.

Preguntan los 2 chicos, gunja estaba extrañado mientras que misaki desconfiaba, estos abren las cajas para notar un objeto en concreto.

-¿un anillo?.

Preguntan los chicos para ver un anillo con una gema amarilla y el otro con una gema azul.