—Van a venir llegar en unos minutos—Archie tenía la mirada lejana con una de sus visiones, a su lado su esposa Jessamine le cogía la mano—Peter y Charlotte no tardarán en llegar—

Royal frunció el ceño, no quería gente nueva pero era mejor que tener a esos dos molestos humanos retozando por allí.

—¿Supongo que le habréis dicho a vuestras mascotas que hoy no pueden venir aquí?—

Tanto Edythe como Edward lo miraron molestos, los gemelos sabían que al hombre no les gustaban sus compañeros pero era algo que tendría que aceptar eventualmente.

—No son mascotas Royal y deberías recordarlo y están en la casa con su padre no vendrán hoy les hemos avisado—le dijo Edythe.

—Deberías aceptarlos—

Royal solo se fue molesto de allí mientras Eleanor les daba una mirada de disculpa y se iba tras su esposo para calmarlo.

—Perdonadlo solo es que está molesto de las visitas y sabes como se siente con respecto a los humanos—dijo Jessamine sintiendo las emociones de Royal.

Carine apareció seguida de Earnest.

—Es la verdad pero tu hermano tendrá que aceptarlo, no puede seguir así peleado con todos—dijo la vampira mayor.

En ese momento llamaron a la puerta y Earnest fue a recibir a los recién llegados.

—¡Peter, Charlotte! Me alegra veros—dijo Earnest con su cálida y paternal sonrisa.

Los recién llegados asintieron al patriarca y entraron en la casa donde fueron saludados alegremente por la normalmente fría Jess.

La pareja saludó a toda la familia incluido Royal que ya se había calmado y ahora estaba con ellos charlando y poniéndose al día.

—Y por cierto Jess no adivinarás lo que le ocurrió a María y su ejército—dijo Peter en un tono más serio—Están muertos ella y todos—

Jessamine lo miraba incrédula al igual que los demás, el aquelarre en el pasado había conocido a Maria. Cuando jessamine junto a Peter y Charlotte escaparon de María y su ejército para poder vivir en paz pero Maria no tenía intenciones hostiles por ella a pesar de todo y la visitaba a ella y su familia de vez en cuando.

Edward y su gemela Edythe estaban sorprendidos María era de mente aguda, prudente e inteligente con un gran ejército que la respaldaba.

—¿Quiénes lo hicieron? ¿algún aquelarre enemigo?—

Charlotte negó con la cabeza.
—Más bien quien y lo que es más, un humano fue quien los mató a todos—

Los Cullen la miraron incrédulos.

—¿Estás bromeando no? Un humano no pudo hacer eso—Royal pensó que les estaban tomando el pelo pero por la mirada de los dos telépatas vio que no mentía—A lo mejor recibisteis información falsa—

—No lo creo varios vampiros murieron en el sur y dicen lo mismo un humano, no sé quién es pero si es verdad o no tened cuidado—

Carine asintió—Los humanos es mejor no subestimarlos pueden parecer frágiles pero si se lo proponen podrían ser peligrosos por eso los vulturi se empeñen tanto en mantener nuestra existencia oculta de ellos—

Jess miro a sus amigos preocupada—Si es así tened cuidado—

—No te preocupes nosotros apenas vamos al sur y estaremos en guardia—dijo Peter.

Así continuó la conversación con temas triviales.

Mientras lejos de allí.

Una persona estaba sentada en la parte de atrás de un camión mientras observaba un mapa.

—¿Forks, eh?—murmuró mientras rodeaba el lugar con un rotulador—¿Vampiros vegetarianos? Eso tengo que verlo por mí misma—

Antes de matarla esa vampira María le dijo quienes eran estos Cullen sus habilidades y su dieta. Ignoraba por que le contaba esto. Tal vez era una trampa u otro motivo pero Darcy estaba decidida a encontrarse con estos Cullen.